Otras publicaciones

9789877230383-frontcover

9789871867653_frontcover

Otras publicaciones

9789877230482-frontcover

Book cover

Presentación

Graciela Zaldúa

El texto sobre infancias que completa la trilogía de dispositivos instituyentes acerca de géneros y violencias y salud mental da cuenta de una producción crítica e implicada del colectivo de investigación del proyecto UBACyT (2014-2017) “Exigibilidad del derecho a la salud y dispositivos instituyentes en la zona sur de la CABA”.

Los diferentes capítulos exponen un entramado epistémico, metodológico y práxico de un campo de problemas de la niñez y la adolescencia en dimensiones sociohistóricas, asumiendo un posicionamiento ético-político en tiempos de injusticias y exclusiones de la globalización capitalista neoliberal.

María Malena Lenta aporta desde la perspectiva crítica la multiplicidad disciplinar que interviene en el campo de las infancias a través de los discursos jurídico, médico, antropológico, educativo, psicológico y las prácticas que sostienen la legitimidad de esas discursividades.

Interrogaciones para resignificar las trayectorias de la infancia desde perspectivas psicoanalíticas (Janin, Calzetta, Rodulfo) habilitan otros sentidos: ¿cómo afecta el mundo adulto? ¿Cómo deviene en la trama familiar? ¿Cómo se constituyen los sostenes, las identificaciones y la pulsión de vida en el encuentro con el otro y en la transmisión de ideales y una ética de la vida? Asimismo, el enfoque de la psicología social comunitaria incorpora a la producción de subjetividades las mediaciones de las condiciones sociohistóricas contingentes. Por lo tanto, se revela como sustancial interpelar la cotidianidad de las infancias en el entramado de las relaciones sociales y los discursos que condicionan modos de ser, estar y proyectarse en el momento vital tomando como referencia los trabajos de Érica Burman.

Este primer capítulo cierra con el ejercicio y valor de la palabra de los niños/as, sujetos/as hablados por otros/as, que adquiere una forma de protesta: “no soy una cosa”, primer enunciado de acción política. Y ese lugar de la palabra se intenta realizar en la última experiencia de los dispositivos alternativos del Arca, con los Consejos de Niños a la manera de Tonucci.

En el segundo capítulo, María Malena Lenta expone un proceso investigativo desde la IAP en la promoción de derechos de niños, niñas y adolescentes. Dimensiones de construcción colectiva de problemas por los protagonistas, lectura crítica de necesidades y derechos, reelaboración de las propias historias singulares y colectivas en la apropiación de los saberes propios y proyecto al porvenir son claves para organizar un estudio de casos típicos de vulneración de derechos. Con la modalidad de bricoleur ensambla contextos, técnicas, métodos, voces, interpretaciones y la reflexividad de la investigadora. Imponen su centralidad las voces de adolescentes (16 chicos de 13 a 18 años) que asisten a programas de restitución de derechos y que reconstruyen sus biografías, y resignifican las violencias y estigmatizaciones. Las devaluaciones de los territorios de pertenencia y las violencias estructurales se combinan con las crisis de las instituciones familiares, las fallas de los sostenes intergeneracionales, las violencias y abusos, en un entramado propiciatorio de la fragilización de las existencias y de procesos desubjetivantes. Esto plantea a la autora el desafío de dar lugar a la palabra de los/as niños/as; identificar programas y dispositivos alternativos o sustitutivos a la lógica tutelar; promover procesos colaborativos de reconocimiento y exigibilidad de derechos.

En el tercer capítulo, elaborado por María Pía Pawlowicz, Brenda Riveros, María Malena Lenta e Iván Felipe Muñoz, se interroga por los colectivos de trabajadores/as, actores/as sociales de la implementación de políticas públicas que operan mediatizando el impacto de las situaciones de vulneración de derechos. La interpelación sobre las afectaciones subjetivas que atraviesan los/as trabajadores/as que desarrollan sus prácticas con infancias y adolescencias con derechos vulnerados se centran en ¿cómo se configuran las condiciones de trabajo en estos escenarios? ¿Cómo se estructura el tiempo y espacio en los procesos de trabajo? ¿Cuáles son los obstáculos y posibilidades para prácticas de restitución de derechos? El universo de estudio fueron 32 trabajadres/as, la mayoría mujeres de diversas profesiones (trabajadores/as sociales, psicólogos/as, abogados/as, militantes sociales) y de 26 a 52 años. Las líneas de análisis resultaron ser: la identificación del piso básico de derechos; las afectaciones producto de la deslocalización de tiempo y espacio en el trabajo, y el devenir entre la precarización serializante y el reconocimiento subjetivante. Son relevantes las conclusiones que expresan que la precarización de las condiciones de trabajo se observa en diferentes niveles y dimensiones, como salariales y contractuales (flexibilización, bajos salarios, excesiva carga laboral por implicación y responsabilidades ante situaciones complejas). Apuestan al lazo social tierno que posibilita la producción de cuidados al alojar en la singularidad, así como también apuntala la identidad profesional en el reconocimiento recíproco. Cuidado como producto del trabajo inmaterial constituye un territorio a interrogar y producir en los encuentros y acompañamientos.

Se cierra la presentación con un trabajo de sistematización realizado por Brenda Riveros y María Pía Pawlowicz sobre cuatro propuestas alternativas comunitarias que habilitan otras miradas y otras prácticas implicadas potenciadas para la restitución de derechos de niñas, niños y adolescentes desde el arte, el juego, la imaginación, la escucha, la palabra y los lazos comunitarios.

En el “Desafío y la carga del tiempo histórico”, István Mészaros nos plantea actos que potencien la creación y consolidación de las necesidades, capaces de garantizar no solamente la supervivencia de la humanidad sino también su desarrollo positivo en el futuro. El tiempo de urgencia de la infancia en situación de vulnerabilidad es un desafío a la adversidad catastrófica, y este colectivo de la universidad pública no está ajeno a la potencia del apuntalamiento de otros porvenires posibles.



Deja un comentario