Otras publicaciones

9789877230123-frontcover

9789877230307-frontcover

Otras publicaciones

12-3052t

9789877230284-frontcover

Introducción

El tango es un género musical popular que se canta, se toca y se baila, nacido a fines del siglo XIX en las orillas del Río de la Plata.

Pero el tango es mucho más. Porque su origen y desarrollo fue marcando a lo largo del siglo XX, casi en forma paralela y perfecta, la evolución de la sociedad porteña; sus crisis, sus olvidos y sus hallazgos. Todos los elementos de la idiosincrasia de Buenos Aires –o rioplatense, si se quiere– aparecen retratados en el devenir del género: la picardía, la amistad, la melancolía, el machismo (más de palabra que de acción, pero machismo al fin), la camaradería, la intolerancia, la tragedia, el amor.

Es por ello que creemos que merece tener un espacio en la estructura educativa formal (en la informal ya lo tiene).

La música folclórica del interior cuenta con un aval un poco más generalizado a la hora de las representaciones escolares (la chacarera, el carnavalito, la zamba y el chamamé, principalmente). Quizá la ayude el hecho de que algunas de las coreografías pueden ser grupales, y que no hace falta tanto contacto físico entre los bailarines, tema siempre complicado a la hora de trabajar con niños y adolescentes. Las leyendas e historias tradicionales vinculadas al mundo gauchesco o colonial también colaboran con que el folclore tenga una mayor visibilidad en la formación educativa, tanto en nivel inicial como en primaria y secundaria.

Al tango, en cambio, todo parece jugarle en contra: la intimidad, sensualidad y complejidad de su baile, su origen “plebeyo”, la oscuridad de su poesía y la dificultad de su ejecución instrumental y vocal.

A esto se le suma que el mundo de la educación superior también parece tener olvidado al género. Son contadas las instituciones y académicos que sostienen líneas de investigación al respecto. En general, la presencia del tango en las universidades está vinculada al espacio de extensión, y aparece casi siempre como talleres de enseñanza de la danza y poco más. Como elemento de investigación, su presencia es casi nula, circunscripta a la voluntad de investigadores tesoneros y programas acotados.

Es por ello que juzgamos que el presente trabajo puede ser un aporte para lograr poner al género musical en el foco de atención de los educadores, investigadores y difusores institucionales.

El libro está organizado en dos secciones. La primera parte incluye materiales y actividades orientados al trabajo en el aula, los cuales están basados en la experiencia de docentes de todos los niveles, con la intención de hacer un abanico amplio de posibilidades que el género musical ofrece.

Hoy en día, el acceso a la información se ha facilitado y diversificado a través de internet y las redes sociales. Los niños, jóvenes y adultos acceden a un mayor caudal de saberes; esto supone nuevos desafíos para todos aquellos que estamos en el ámbito de la educación, la investigación y la difusión del conocimiento. Es por eso que el presente trabajo cuenta con capítulos orientadores de cómo y dónde buscar información vinculada al tango y sus múltiples posibilidades. Si información es lo que abunda, habrá que ayudar (“enseñar” es una palabra demasiado contundente) a estudiantes, docentes e investigadores a encontrar dónde conseguir fuentes fiables, cómo evaluarlas y, finalmente, de qué modo dicho material puede ayudar a construir la propia opinión y a mejorar las prácticas áulicas e investigativas.

Como cierre de la primera sección, se expone un anexo producto de una serie de encuestas realizadas durante los últimos dos años entre docentes del nivel primario y medio, tanto de la ciudad de Buenos Aires como de instituciones pertenecientes al conurbano. Una vez más, no con la idea de presentar estadísticas contundentes, sino con la de ayudar a problematizar la relación –o mejor dicho, la falta de relación– entre el mundo del educador y el tango.

La segunda sección del libro explora otras perspectivas y muestra el nivel de trascendencia que el género tiene más allá de su propio ámbito natural y el campo de la educación formal. En esta dirección, el primer capítulo expone la vinculación del tango con el cine. Conectados desde los tiempos del período silente, ambas formas de entretenimiento han mantenido un lazo constante a lo largo de las décadas, no sólo en la Argentina sino también en diversos países del mundo entero.

Un segundo capítulo reflexiona sobre la industria discográfica y el tango, la fuerte conexión entre la evolución de uno y otro, y cómo la irrupción de las nuevas tecnologías y formas de difusión produjeron una profunda transformación en la difusión y expansión del género musical.

El libro se cierra con la evolución de la jurisprudencia en la Argentina vinculada al tango, incluyendo censuras y prohibiciones, homenajes y reivindicaciones. Nos pareció que, a riesgo de perder el ritmo en la narración, resulta no obstante interesante tener condensado en un único lugar todo el material legal que aparece en relación al tango. Es otro modo de hacer visible la ambigüedad que persiste en la relación entre el género y su ciudad de origen.

Confiamos en que el material presentado sea de utilidad para el docente, el coordinador y/o el investigador inquieto, actores necesarios para que el género adquiera, de una vez y para siempre, el merecido espacio y reconocimiento dentro del mundo de las instituciones.



Deja un comentario