Otras publicaciones:

relaciones-flacso

escritores

Otras publicaciones:

12-3727t

9789877230673-tapa

Conclusiones

El tratamiento de la cuestión social de la infancia se efectuó desde un modelo de referencia conceptual y teórico que se tradujo en las formas interventivas a través de los dispositivos que se implementaron para tal fin. Decisiones económicas, políticas, culturales y sociales en un contexto determinado, el cual puede ser cambiante, construye y es construido a su vez por formas sociales institucionales que tienen grados de permanencia en tiempo y que operan como condicionantes de un conjunto de relaciones.

A grandes rasgos, autores y autoras que se abocan al estudio de la niñez coinciden en que con la sanción de la ley 10.903 en el año 1919 se introducen nuevos criterios sobre la patria potestad avanzando en la definición y conceptualización del paradigma de Situación Irregular. Esto permitió problematizar a cierta niñez y adolescencia desde lo jurídico y así afianzar prácticas interventivas. El recorrido que se hizo en esta tesis nos permitió interpelar lo antes mencionado y encontrar un componente sociocultural, económico y políticoy no solo jurídicopara la construcción de la intervención.

No se puede obviar que la ley nacional 10.903 fue relevante y contribuyó a la construcción de un determinado modelo de intervención pero los dispositivos que nacieron, incluso con anterioridad a la sanción de esta ley y que perduraron y se afianzaron posteriores a ella; no respondieron solo a una decisión jurídica de quita de la patria potestad.

Lo concluido se basa en el análisis que se hizo sobre dos instituciones que fueron las que se abocaron a la niñez y a la adolescencia y que ya eran reconocidas en importancia con anterioridad a la sanción de la ley 10.903. Ellas fueron la Sociedad de Beneficencia y el Patronato de la Infancia. Incluso se podría decir, si asociáramos la ley con el espacio asilar y de encierro para intervenir, ellas ya habían creado ese dispositivo de intervención. Esto significa que la ley no hizo más que legalizar algo ya construido con anterioridad y que respondía a los cambios que se daban en la Argentina desde sus conformaciones vinculadas con las corrientes migratorias y las ideas de la época.

Se pudo ver también, antes estos cambios que fueron planteados en el capítulo 1 que el niño, niña o adolescente no fue considerado un objeto de tutela, sino un sujeto de la misma. Se identificó porque era necesario controlar su formación y adaptación y esto no se hizo solo desde un espacio asilar sino coexistieron otras formas de intervenciones tan relevantes como ella.

Estos dispositivos de intervención pudieron ser hallados cuando se visibiliza al Patronato de la Infancia y se lo estudia en profundidad. El visualizarlo permitió también tener una mirada diferente sobre la Sociedad de Beneficencia y lo más relevante de esta tesis fue sacar del anonimato al Patronato de la Infancia; organización que a la actualidad tiene existencia.

¿Por qué quedó invisibilizado el PADELAI? Este interrogante que podría dar origen a una fututa investigación permite a priori esgrimir, cómo ya se dijo en el trabajo, que al estar más ligada la Sociedad de Beneficencia a Eva Perón y a su disolución por parte del gobierno del Gral. Juan Domingo Perón, la mística del por qué se disuelve conlleva a hacer foco solo en ella y no en otras.¿No es oportuno entonces plantearse por qué solo se toma a la Sociedad de Beneficencia para generalizar sobre la intervención en los comienzos de nuestra modernidad cuando ello no fue así? Esta pregunta nos conduce a otro interrogante sobre la intervención social en la actualidad ¿es posible que se invisibilicenotras prácticas interventivas que no responden a la construcción y el fortalecimiento del lazo social, al Otro, desde una perspectiva de derechos; sino que actúan sobre la colonización de los cuerpos fragmentados? El cambio y las transformaciones de las concepciones sobre la infancia y la adolescencia, sus necesidades y problemas y las formas de abordarlos que se vinculan con las realidades políticas y económicas no necesariamente son acompañadas por cuestionamientos de quienes son los responsables de aplicarlas en base a las reformas jurídicas que se establecen o a las políticas que se planifican. Es por ello que se hace necesario ampliar la mirada sobre la intervención con la niñez y ver si los discursos interventivos reflejados en legislaciones o decisiones políticas se traducen en prácticas interventivas.Como se dejó plasmado en la tesis, tanto la Sociedad de Beneficencia como el Patronato de la Infancia fueron los artífices de sus dispositivos de intervención y de las interpretaciones que hacían sobre las legislaciones vigentes; incluso se manejaron estratégicamente las mujeres de ellas para ganar espacios que legalmente les eran vedados.La Sociedad de Beneficencia fue disuelta en el año 1947 y aún perdura en el imaginario social que su disolución se dio por no aceptar que Eva Duarte de Perón fuera su presidenta como lo expone Dona Guy. Pero esta disolución no fue acompañada con el cambio de los nombres que llevaban los institutos que estaban bajo su órbita de influencia y aún en la actualidad perduran los mismos de sus legadores y preservan, algunos, las mismas funciones. El Patronato de la Infancia, como lo explica en su libro 100 años de Amor, sorteó los obstáculos de la política en materia de niñez establecidos por el gobierno de Juan Domingo Perón y según opinión de esta organización, fue el período más conflictivo que atravesó desde su creación. Esta organización perdura en la actualidad y algunos de sus institutos están ubicados en los mismos espacios físicos y con los mismos nombres de sus legadores. Lo analizado a lo largo de la presente tesis de maestría resulta útil para permitirse pensar en nuevos interrogantes a través de recorrer la historia de la intervención en la niñez ya que las intervenciones presentes continúan aún siendo descontextualizadas al asociarlas solo con cambios legislativos y no se discute su anclaje en un mundo social, político y económico que las transversaliza.



Deja un comentario