Otras publicaciones:

12-3882t

12-3048t

Otras publicaciones:

9789871867714_frontcover

9789871867905_frontcover

Introducción

Gabriel Noel y Natalia Gavazzo

Historia natural de un programa de investigación

Como han señalado los demógrafos con insistencia desde hace ya más de treinta años, las aglomeraciones de tamaño mediano y pequeño de la Argentina registraron en las últimas cuatro décadas un incremento poblacional sostenido, muchas veces a expensas de los conglomerados urbanos de mayor tamaño (Vapñarsky y Gorojovsky, 1990; Sassone, 1992; Vapñarsky, 1995; Leveau, 2009). Asimismo, este incremento –al menos allí donde registra mayor volumen o un ritmo más acentuado– tiene como componente central el aporte migratorio, en particular el correspondiente a migraciones tanto inter- o intra-provinciales como internacionales con origen y destino urbano (Cerrutti y Bertoncello, 2006), en un proceso de urbanización de las migraciones en el cual la mayor parte de las poblaciones en movimiento se dirigen a las ciudades (ONU Hábitat, 2005, citado en Gavazzo y Nejamkis, 2014). Este proceso se da tanto en el caso de las migraciones internas desde las áreas rurales como en el de las migraciones internacionales impulsadas por las posibilidades de trabajo, educación y salud –entre otros atractivos– que los centros urbanos presentan a aquellos que se ven forzados a emigrar desde zonas empobrecidas del mundo (ONU Hábitat, 2005). Específicamente en América Latina, en lo que respecta al vínculo entre estudios urbanos y migración ya desde la década de 1980 se produjeron importantes trabajos sobre las migraciones internas, ligados con los procesos de urbanización y reestructuración agraria (Herrera y Sorensen, 2017). En relación con las migraciones internacionales, en los últimos veinte años una serie de trabajos se han centrado en analizar la migración sur-norte, otros han estudiado la llegada de cada vez más migrantes de otras regiones de América Latina y del sur global a las ciudades de nuestra región, incluso a aquellas sin tradición migratoria internacional como las ciudades andinas (Herrera y Sorensen, 2017). Esto es especialmente relevante porque, contrariamente a la creencia de que los desplazamientos se dan hacia los países del norte global, la mayor parte de ellos en América Latina son al interior de la región.

Sobre esta base, el mencionado crecimiento cuantitativo de las localidades de esta clase ha implicado a su vez un incremento de la heterogeneidad social, una complejización de la trama urbana y en una gran cantidad de casos la aparición o acentuación de procesos de fragmentación social en localidades donde la misma era baja o al menos poco visible (Gravano, 2005; Kessler, 2009; Noel y de Abrantes, 2014; Noel, 2020a) así como la emergencia de una serie de fenómenos habitualmente asociados a los grandes conglomerados urbanos, como la aparición de enclaves o “barrios étnicos” (Kaminker 2016). Aún así, a pesar de la creciente importancia de los estudios realizados en diversas aglomeraciones urbanas, algunas ciudades y regiones del mundo tienden a atraer mucha atención, mientras que otras son ignoradas en la investigación comparativa (Martiniello, 2013).

Ahora bien: al tiempo que estos procesos han sido abundantemente documentados, las ciencias sociales en Argentina han mostrado un relativo retraso a la hora de ocuparse de esta clase de escenarios, prefiriendo por regla general abordar los grandes conglomerados urbanos, en particular los correspondientes a la Región Metropolitana de Buenos Aires y a las ciudades de mayor porte, como el Gran Córdoba o el Gran Rosario (Noel, 2017). Habitualmente este abordaje moviliza una doble maniobra que implica por un lado un trabajo de gran escala utilizando datos estadísticos, y por otro un trabajo cualitativo más minucioso que implica una operación de “insularización”: recortar de o en la ciudad un barrio, una institución, una clase de actores o un escenario cuidadosamente delimitado– como diversas clases de “espacios públicos” –que por su escala puedan ser abordados etnográficamente. Esta operación deviene posible porque se cuenta para los grandes conglomerados urbanos con una serie de recursos que proveen datos cuantitativos continuos en abundancia y calidad –de manera eminente, la Encuesta Permanente de Hogares (EPH)[1]– y por otro porque la operación de insularización requerida por los abordajes cualitativos no resulta difícil de imaginar en una trama urbana que muchas veces se piensa como más fragmentada de lo que efectivamente es. Para las aglomeraciones medianas y pequeñas, por el contrario, no solemos contar con demasiada información estadística[2] –a excepción de los censos, cuya frecuencia decenal dificulta captar procesos acelerados como los que han venido afectando a estas localidades y cuyo procesamiento se realiza a un nivel de agregación demasiado grande como para permitir responder preguntas interesantes[3]– mientras que tanto su tamaño como su estructura hacen difícil pensar tanto en un tratamiento etnográfico “clásico” (esto es, tratarlas como “grandes aldeas”) como en operaciones verosímiles de insularización.

Asimismo, en el caso particular de la Argentina, debemos agregar a estas consideraciones metodológicas el sesgo “porteñocéntrico” surgido de la centralidad no sólo estructural, cultural y económica sino también epistemológica del Área Metropolitana de Buenos Aires, que sigue atrayendo las miradas de investigaciones y proyectos con tanta fuerza como lo hacía con los ensayistas en la época de Martínez Estrada. Como incluso la más somera de las revisiones bibliográficas puede mostrar, una gran parte de la profusa y rigurosa producción antropológica y sociológica de las últimas décadas está concentrada temáticamente en el AMBA, el cual pese a su centralidad, extensión y peso específico no deja de ser un caso enormemente singular que no puede ser generalizado al resto de la Argentina (y probablemente ni siquiera al de los otros grandes conglomerados urbanos del país como Rosario, Córdoba, La Plata o Mar del Plata). A este fenómeno ciertamente contribuye que una gran parte de determinados recursos cruciales –comenzando por las instituciones de producción de conocimiento y en el extremo los propios investigadores– estén concentrados en torno de la metrópoli, y que resulta muchas veces considerablemente oneroso (en términos de tiempo, esfuerzos, recursos económicos, etc.) desplazarse a realizar investigación lejos del lugar donde se reside[4], así como el hecho de que en numerosas ocasiones los trabajos desarrollados en localidades urbanas del “interior” del país son poco conocidos fuera de sus contextos de origen.

Algo similar ocurre en el ámbito de los estudios migratorios, particularmente en la Argentina, donde la emergencia y el desarrollo en el campo académico de una preocupación por la distribución espacial de la población extranjera en sus metrópolis y la existencia de procesos de concentración se encontraron fuertemente atravesados por la historia migratoria y los proyectos nacionales de país en el último siglo (Mera, 2009). La relación entre ciudad e inmigración tanto en los repertorios constituidos en torno a Buenos Aires como en la historiografía y el análisis social, se han encontrado profundamente atravesados por la operación simbólica del “crisol de razas” (Caggiano, 2005; Garguin, 2009) propuesta que exalta una mezcla presentada como muy heterogénea a la vez que fuertemente “integrada”. En este sentido, con frecuencia se ha mirado a la ciudad de Buenos Aires como receptora “privilegiada” desde el siglo XIX de población de origen europeo. Un referente fundamental de esta propuesta ha sido Gino Germani (1967) quien entendía a la ciudad como un gran mecanismo integrador, a partir de cuya obra pionera, los primeros estudios sobre ciudad e inmigración se encontraron atravesados por esta matriz de la “sociedad integrada” y la “modernización” (Baile 1985). Posteriormente e intentando superar esta línea de análisis se empieza a dar cuenta de la concentración étnica en los patrones de residencia de los migrantes, a partir de una serie de enfoques darán cuenta del lugar de los papeles étnicos y culturales en las pautas de asentamiento de los migrantes (Sassone y Mera, 2006; Mera, 2009; Canelo, 2011; Gavazzo, 2012). A partir de estos trabajos se utilizará el concepto de concentración espacial, que marca una diferencia con el de segregación espacial, dominante en el campo europeo. Así, se resalta la existencia de “barrios étnicos” o “barrios de inmigrantes” en los que la presencia de la población “extranjera” (en el sentido de “no nativa”) se hace más visible. A pesar de estos avances en el estudio de las migraciones urbanas, aún son incipientes los estudios que se enfocan en los movimientos de personas hacia las aglomeraciones medianas y pequeñas como destino (Balán, 1982; Rivero, 2006; Quirós, 2014 y 2019; Noel, 2020a, entre otros) y son aún escasos los que vinculan migraciones internas con las migraciones internacionales (Canevaro, 2014); en lo que hace a estudios comparados entre distintas aglomeraciones fuera del AMBA la vacancia es casi total (Bruno, 2008).

Fue a partir de este panorama que quienes compilamos el presente volumen presentamos en el año 2015 el proyecto “Migraciones y Transformaciones Sociales en Aglomeraciones Medianas y Pequeñas de la Argentina en Perspectiva Comparada” a la convocatoria de PICT (Proyectos de Investigación en Ciencia y Tecnología) de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación de la Nación, y que nos fuera adjudicado en el año 2017 (PICT-2016-0102). Asimismo, en ese mismo año presentamos y obtuvimos un PRI (Proyecto de Reconocimiento Institucional) homónimo en la Universidad Nacional de San Martín y utilizando la convergencia entre ambos proyectos como plataforma creamos a comienzos del año siguiente (2018) el Programa “Migraciones y Transformaciones Sociales en Aglomeraciones Medianas y Pequeñas” (IDAES-UNSAM). Todas esas iniciativas surgieron con un mismo propósito: abordar, en clave comparada, los procesos de crecimiento, transformación y fragmentación de una serie de aglomeraciones medianas y pequeñas pertenecientes a distintas regiones del país y en especial a partir de los impactos migratorios. El objetivo fundamental de estas iniciativas implicaba (y aún implica, en una agenda que continúa abierta) estudiar el proceso de crecimiento de estas aglomeraciones, poniendo en relación para cada una de ellas el impacto del aporte migratorio y sus características específicas –origen, volumen, intensidad, velocidad, dinámica, así como los patrones de inserción urbana de diversos grupos de migrantes y su lugar en los repertorios identitarios y morales– tienen en ese crecimiento; con las consecuencias visibles de ese proceso– incluyendo de modo no taxativo la complejización, la heterogeneización y la fragmentación social y urbana. Al mismo tiempo, nos proponíamos introducir una discusión teórico-metodológica sobre el abordaje del fenómeno migratorio y sus impactos en estas aglomeraciones allí donde, como ya mencionamos, la información estadística es escasa, fragmentaria o de corta profundidad histórica y donde las condiciones dificultan los abordajes etnográficos clásicos (Noel, 2017).

Las dinámicas migratorias, a su vez, fueron teorizadas desde la antropología mediante una epistemología particular propia de la disciplina y que generó un conjunto específico de preguntas (Brettel, 2008:113) cuyo valor sin dudas merece ser retomado para realizar análisis concretos de casos actuales. Por ejemplo, la sensibilidad histórica de esta disciplina respecto del lugar y de lo local al tiempo que adopta una perspectiva comparativa, nos invita a analizar simultáneamente el lugar de origen de los migrantes y el de destino (Glick Schiller, Basch y Szanton-Blanc, 1999). Asimismo, el interés por los sentidos de los propios actores y su lugar en los procesos sociales permite enmarcar y analizar los sentidos de los comportamientos en grupos particulares, como también estudiar las relaciones sociales, los procesos de adaptación y los cambios en aquellas formas de organización social que son características tanto del proceso migratorio como de las comunidades de inmigrantes –como las cuestiones de identidad y etnicidad (Gavazzo, 2012)–.

A partir del marco general arriba señalado, nuestra perspectiva parte de dos hipótesis de trabajo, surgidas de la investigación acumulada de los participantes del equipo. La primera, es que en el marco de un incremento poblacional generalizado de las aglomeraciones medianas y pequeñas, muchas veces dramático, suscitado por diversos procesos de transformación estructural y producido por aporte migratorio, estas localidades han sufrido en un plazo relativamente corto procesos de heterogeneización, complejización y fragmentación social que han tenido un impacto profundo no sólo a nivel estructural sino también en la sociabilidad, en los modos en que sus habitantes se apropian de la ciudad y sus espacios y en los modos en que se representan esta heterogeneidad a la vez novedosa y creciente (Noel, 2020a, 2021). La segunda tiene que ver con cuestiones de escala e implica pensar que la misma introduce regularidades comparables en lo que hace a estos procesos que, aunque puedan pensarse como análogos de los atravesados por conglomerados urbanos mayores, registrarían una especificidad asociada a la envergadura y las propiedades de estos otros espacios, en particular como consecuencia del volumen relativo del aporte migratorio en su crecimiento. Siguiendo estas dos hipótesis, las autoras cuyos trabajos reúne el presente volumen desplegaron sus agendas de investigación con la intención de poner en perspectiva histórica los procesos de crecimiento y transformación social de diversas aglomeraciones de tamaño mediano y pequeño situadas en distintas provincias de diferentes regiones del país, a los fines de producir una mirada que trascendiera lo meramente demográfico para reponer estos procesos en un cuadro complejo en el cual las representaciones y los repertorios culturales e identitarios, los recursos materiales y morales, las interacciones más o menos conflictivas entre diversas clases de actores y la complejidad de las trayectorias biográficas se despliegan en el marco de las transformaciones estructurales de las últimas cuatro décadas (Noel, 2013c)[5]. Asimismo, como ya tuvimos ocasión de adelantar, cada uno de los trabajos implicó una serie de reflexiones específicas acerca de los desafíos teóricos y metodológicos particulares a la hora de trabajar fenómenos migratorios y urbanos en esta escala, máxime cuando varias de las estrategias habituales de la sociología y la antropología urbanas no son inmediatamente aplicables, y en diálogo con herramientas provistas por disciplinas vecinas como el urbanismo, la demografía o la geografía humana.

La creciente problematización de las aglomeraciones medianas y pequeñas en las agendas públicas y académicas

A nivel global hace tiempo que diversos especialistas plantean que la ecúmene está atravesando un proceso de “urbanización generalizada”, en el cual las pequeñas y medianas ciudades periféricas han pasado a ser espacios dinámicos y de una creciente importancia económica, cultural, social e innovadora (Capel, 2009). Se calcula que a partir de 2010 más de la mitad de la población mundial vive en ciudades (ONU Habitat 2012) y en algunos continentes el crecimiento poblacional de estas cobra especial dramatismo porque no está correlacionado con una demanda laboral adecuada o, peor aún, con un mejoramiento en las condiciones de recepción de esas personas: un gran porcentaje de estos nuevos habitantes urbanos se ubican en asentamientos informales o en espacios de la ciudad en los cuales no hay un acceso adecuado a servicios y bienes públicos básicos, como agua, electricidad, salud y educación (Davis, 2007), en un proceso en el que esta misma inserción marginal alienta los repertorios que impugnan la legitimidad de su acceso a la ciudad, a sus derechos y a sus beneficios.

En este contexto, el lugar de las aglomeraciones de tamaño mediano y pequeño viene tomando cada vez mayor centralidad a nivel global, ya sea por el crecimiento de muchas de ellas, ligado al éxodo rural (como es el caso de buena parte de Asia y África), por una creciente suburbanización y periurbanización vinculada a dificultades de acceso a la vivienda (en áreas más tradicionales como en Europa y América del Norte), o por procesos de migración interna e internacional entre ciudades o de conurbación en varios espacios de América Latina. En particular, en esta última región, se encuentra en un proceso dinámico de transformación cuyas principales características parecerían ser que “la tradicional primacía urbana ha disminuido en casi todas partes, dando paso a un rápido crecimiento de centros secundarios y a un sistema urbano más complejo” (Portes y Roberts, 2005: 66). El proceso latinoamericano no sólo ha derivado en que sea la región mundial con la tasa de urbanización más alta del mundo, de alrededor del 80%[6], a la vez que una de las que ha aumentado de forma más acelerada (ONU Habitat, 2012), sino también en una expansión urbana de ciudades que exceden sus límites administrativos y centros secundarios que han sufrido procesos vertiginosos de transformación demográfica y física. En este contexto, el peso de estos últimos ha sido cada vez mayor. Lejos de esas imágenes habituales de países en los cuales la población está concentrada tan sólo en una o dos ciudades, más de la mitad de la población urbana de la región se concentra en urbes de menos de 500 mil habitantes. Es importante comprender que esto no responde a una descentralización repentina de la población, sino a procesos diversos, desde el crecimiento de verdaderas áreas metropolitanas en las cuales quedaron absorbidas ciudades más pequeñas, a dinámicas de urbanización de pueblos rurales o ciudades de menor tamaño por los cuales la cantidad de ciudades de la región “se ha multiplicado por seis en los últimos cincuenta años” (ONU Hábitat, 2012: 17).

Como señaláramos al inicio de la presente Introducción, la evidencia disponible para la Argentina señala que las ciudades medianas y pequeñas han venido registrando un incremento poblacional sostenido y a un ritmo creciente, muchas veces a expensas de los grandes conglomerados urbanos, cuya tasa de crecimiento se desacelera, al tiempo que se modifica su peso en las tramas nacionales, regionales y regionales (Vapñarsky y Gorojovsky, 1990; Sassone, 1992; Torres, 1993; Vapñarsky, 1995; Lindenboim y Kennedy, 2004; Usach y Garrido Yserte, 2008; Leveau, 2009). En algunas regiones del país –como la provincia de Buenos Aires en general, y su litoral atlántico en particular– las tasas de crecimiento intercensal para estas ciudades en los últimos cuarenta años alcanzan rutinariamente el 30%, con picos ocasionales que llegan al 50% (PNUD, 2003; Noel, 2020a)[7], en procesos resultantes de un aporte migratorio continuo y de gran volumen. Al mismo tiempo, este crecimiento cuantitativo ha implicado un marcado incremento de la heterogeneidad social, una complejización de la trama urbana y en una gran cantidad de casos la aparición o acentuación de procesos de fragmentación social en localidades donde la misma era escasa o al menos poco visible. La investigación realizada por varias de las autoras compiladas en el presente volumen así como una gran cantidad de fuentes analizadas por las mismas muestran que aparece como preocupación notoria en muchos de los habitantes de estas localidades la aparición de “bolsones” o “cordones periféricos” análogos –o que al menos se ven cómo análogos– de las tres coronas del Conurbano Bonaerense[8], al igual que la emergencia de una serie de fenómenos habitualmente asociados a los grandes conglomerados urbanos (aparición de enclaves o “barrios étnicos” y fenómenos de ghettificación o discriminación a ellos asociados, déficits de acceso a derechos básicos como vivienda, salud, educación o trabajo, problemas sanitarios o asociados a la provisión de determinados servicios públicos, inseguridad, violencia social y delictiva, cuestiones de salubridad y deposición de residuos, etc.) de los cuáles estas localidades y sus habitantes durante mucho tiempo se pensaron como preservados (Kessler, 2009; Noel, 2011, 2014 y 2020a; cf. también Gravano, 2005).

Sin embargo, al mismo tiempo que se verificaban estos procesos, abundantemente documentados en su dimensión cuantitativa general, frecuentemente mencionados en fuentes periodísticas y fuertemente presentes en las representaciones que sus propios pobladores se hacen de estas ciudades, las ciencias sociales han demorado en demostrar un interés comparable. Aún cuando existen tanto en sociología (Lynd y Lynd, 1957, 1965; Warner, 1963) como en antropología (Wilson, 1942; Redfield, 1944; Miner, 1953; Southall, 1961; cf. Hannerz, 1986; Vidich y Bensman, 2000; Evens y Handelman, 2006) antecedentes notorios y emblemáticos del estudio de este tipo de aglomeraciones y de procesos acelerados de transformación estructural y cultural de las mismas, lo cierto es que la antropología urbana local ha preferido por regla general hasta hace relativamente poco tiempo ocuparse de los grandes conglomerados urbanos (Noel y Segura, 2016), en la tradición iniciada por la Escuela de Chicago (Park y Burgess, 1952; Park, 1925; Wirth, 1964) y en un abordaje cuya estrategia metodológica implica esa suerte de maniobra de pinzas que caracterizáramos en los párrafos anteriores. Ésta implica, por un lado, un trabajo de gran escala que, utilizando datos estadísticos, busca capturar dimensiones más abstractas y estructurales de los procesos bajo análisis; y por otro un trabajo cualitativo más minucioso que involucra esa operación que hemos denominado “insularización”[9], y que implica recortar de o en la ciudad un barrio, una institución, una clase de actores o un escenario cuidadosamente delimitado que en virtud de su escala reducida pueda ser abordado etnográficamente (cf. Magnani, 1996; De la Pradelle, 2000; Lacarrieu, 2007; Noel, 2017).

Al mismo tiempo, a la hora de explicar esta postergación relativa de las aglomeraciones medianas y pequeñas en las agendas de investigación deberemos introducir consideraciones de otra índole, particularmente cuando la misma no sólo afecta a las ciencias sociales locales. En efecto, la escasez relativa de trabajos sociológicos o antropológicos sobre aglomeraciones en esta escala es en general un fenómeno que han comprobado una y otra vez investigadores de diversas latitudes (UNESCO-UIA, 1999; Bellet Sanfeliú y Llop Torné, 2004; Bell y Jayne, 2006; Cebrián Abellán y Panadero Moya, 2013; Greene, 2014, 2014b y 2015). Sabemos de sobra que, pese a nuestras pretensiones de vigilancia epistemológica, los científicos sociales estamos con frecuencia sometidos a la tentación de ceñir nuestro abordaje a objetos preconstruidos, sobre todo si son prestigiosos. En este sentido, creemos que la fascinación moderna por la gran ciudad (Berman, 1988) recogida por los ya mencionados pioneros de Chicago –así como por algunos de sus predecesores y contemporáneos como Simmel (2005) o Halbwachs (2008)– no ha dejado de ejercer efecto sobre la producción de conocimiento –tal como puede verse en su prolongación contemporánea en el estudio de las “ciudades globales” o las grandes metrópolis instrumentalizadas por las tecnologías de la información (Sassen, 1999; Castells, 1999; Veltz, 1999)– al punto de una marginación relativa de otras escalas en el abordaje de los fenómenos urbanos[10]. Ciertamente, esto no implica que las aglomeraciones de este porte no hayan sido abordadas en absoluto, pero incluso cuando han sido tematizadas, el interés específico parece estar casi siempre en los obstáculos, posibilidades, desafíos y ventajas para su desarrollo económico[11] o cultural (Randle, 1992; Bell y Jayne, 2006; Michelini y Davies, 2009; Cebrián Abellán y Panadero Moya, 2013), en su papel correlativo como potenciales agentes del desarrollo (UNESCO-UIA, 1999) o en un abordaje cuantitativo estrecho de sus transformaciones demográficas[12]. Todo ocurre como si las aglomeraciones de esta clase debieran ante todo ser pensadas como un problema económico y social, o como una serie de mapas o datos estadísticos, y rara vez como un campo sociológico o antropológico por derecho propio.

La situación, sin embargo, ha comenzado a cambiar en las últimas décadas, donde como consecuencia de un proceso dinámico de transformación a nivel regional cuyas principales características incluyen la disminución de la tradicional primacía urbana, el crecimiento relativamente rápido de centros secundarios y la emergencia de un sistema urbano más complejo (Vapñarsky y Gorojovsky, 1990; Sassone, 1992; Vapñarsky, 1995; Portes y Roberts, 2005:66; Canales Cerón y Canales Cerón, 2012; Greene, 2014 y 2015), la atención de numerosos investigadores en su mayoría provenientes del campo de lo urbano[13] se ha ido deslizando en dirección a aglomeraciones de menor tamaño y en muchos casos relativamente alejadas de las correspondientes metrópolis. Así, y para mencionar tan sólo algunos ejemplos prominentes, en Argentina los trabajos del equipo de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires dirigidos por Ariel Gravano (Gravano, 2005 y 2006; Boggi y Silva, 2007 y 2011; Boggi y Galván, 2008; Endere y Prado, 2009; Silva, 2009, 2011, 2012 y 2013; Gravano, Silva y Boggi, 2016) se han concentrado en el estudio de un grupo de cuatro aglomeraciones de la región central de la mencionada provincia[14], a la vez que otros autores y equipos se han ocupado por su parte de ciudades medianas o pequeñas de la región pampeana o patagónica (Gaggiotti, 2000; Gorenstein et al, 2012; Linares, 2012; Bachiller, 2015; Kaminker, 2016; Ares, 2019). A su vez, en Chile, Ricardo Greene y sus colaboradores de la Universidad Católica del Maule han acuñado el sugestivo concepto de “lo urbano no metropolitano” (Greene, 2014 y 2015; Greene y de Abrantes, 2018) a los efectos de dar impulso una agenda de investigación que se aboque a los fenómenos urbanos de estas características. Asimismo, aún cuando gran parte de este esfuerzo esté concentrado en lo que suele denominarse “ciudades intermedias”[15], comienzan a proliferar también los estudios que toman por objeto localidades de menor tamaño (como Prado, 1988; Blanc, 2015, 2016a y 2016b; Mamani, 2016 y Koury y Borges Barboza, 2017 para el caso brasileño, Greene, 2014 y 2015 para el caso chileno o Ratier, 2009; Cloquell, 2013; de Abrantes y Felice, 2015 y Noel, 2020a para el caso argentino)[16].

A su vez, el ámbito de la investigación social ha manifestado casi desde sus inicios un especial interés por el fenómeno migratorio, en tanto este constituye un escenario donde se ponen en juego un conjunto heterogéneo de factores: decisiones individuales y familiares y procesos sociales, culturales, económicos y políticos que conciernen tanto a los países de origen como a los de destino (Balán, 1982a). Asimismo, en los últimos años, los estudios sobre las migraciones han cobrado un renovado impulso en todo el mundo de la mano de una visibilización creciente de la problemática en los medios masivos de comunicación y en el debate público en general (Sayad, 1984; Massey et al, 1993). A la par de las profundas transformaciones que los Estados nacionales experimentaron en el marco de lo que suele denominarse “globalización”, nuevos problemas y nuevos enfoques resignifican este campo de estudio (Portes, 2005): en un contexto histórico donde las fronteras nacionales adquieren nuevas dinámicas vinculadas a las trasformaciones en la economía mundial, los cambios culturales y tecnológicos, el surgimiento de redes asociativas transnacionales y la emergencia de marcos políticos supranacionales, el tópico de la migración vuelve a instalarse con fuerza en el centro de la escena política e intelectual. Correlativamente, en América Latina (Martínez Pizarro y Vila, 2001) y especialmente en Argentina (Maguid, 1997; Devoto, 2003; Grimson y Jelin, 2006 y Cerrutti, 2009, entre muchos otros) el creciente número de investigaciones en torno a las migraciones han contribuido a fortalecer el conocimiento sobre este campo de estudio y dejar sentada la importancia de esta problemática en la construcción de conocimiento y en la sociedad civil. Sin dudas, las migraciones se han convertido en una de las temáticas de mayor importancia, actualidad y futuro tanto en la agenda de los gobiernos y medios de comunicación como en el ámbito de las ciencias sociales y humanas, en gran parte debido a que atraviesan todo el arco político, social, económico y cultural de la especie humana (Gavazzo y Nejamkis, 2014). Es por esta razón que, para una completa comprensión del fenómeno migratorio actual, resulta fundamental aportar una visión integral, donde se exprese la convergencia de sus aspectos teóricos y empíricos y desde una perspectiva interdisciplinaria cuyas herramientas conceptuales y metodológicas nos permitan comparar nuestras diversas indagaciones en sus diversas escalas y alcances. La visión que proponemos, en síntesis, recupera de la perspectiva antropológica el foco en la dimensión humana de los procesos de desplazamiento a nivel global y en la experiencia de “ser un migrante” (Gavazzo, 2012).

Sobre la base de estos antecedentes, el presente volumen pretende contribuir a ampliar la mirada de las ciencias sociales sobre las aglomeraciones medianas y pequeñas y sus procesos de crecimiento y transformación en un doble sentido: en primer lugar, en lo que hace a su alcance y en segundo en lo que hace a la modalidad de construcción de su objeto analítico. Compartiendo con los antecedentes mencionados (tanto a nivel nacional como internacional) el énfasis acerca de la necesidad de tematizar las aglomeraciones medianas y pequeñas como objeto de conocimiento, haciendo particular hincapié en las especificidades teóricas y metodológicas asociadas al trabajo en esta escala (Reboratti, 2000 y 2001; Gutiérrez Puebla, 2001), las autoras responsables por los capítulos han pretendido trabajar en una perspectiva explícitamente comparativa y de alcance nacional, y que al mismo tiempo se propuso articular dimensiones sociológicas (demográficas y estructurales) con sus contrapartes culturales e identitarias (Grimson, 2011) en una perspectiva dinámica y procesual.

Acerca de las contribuciones del presente volumen

Los capítulos recogidos en la presente obra representan, como ya se ha adelantado, la labor de investigadoras reunidas en torno de los proyectos y el programa presentados en la sección inicial de esta Introducción, y se proponen tematizar en escenarios diversos y con abordajes específicos una o más de las discusiones y debates de los que nos hemos estado ocupando en los párrafos precedentes.

La contribución de Melina Fischer, en primer lugar, recupera el impulso de la observación ya señalada respecto del “porteñocentrismo” de muchas de las investigaciones de ciencias sociales en Argentina para aplicarlo de manera específica a los estudios sobre industrias, ofertas y consumos culturales a partir de una investigación cualitativa en dos ciudades medianas de la provincia de Buenos Aires: Villa Gesell y Tandil. A partir de una objetivación analítica y crítica de estos sentidos comunes metropolitanos, su trabajo pone el foco en estas dos localidades turísticas y en el modo en que son atravesadas de diversas maneras por una intensa vida cultural, y en las que ésta constituye, en distinta medida, un nudo central de la autopercepción que sus habitantes construyen acerca de ellas. Recordándonos al mismo tiempo que los espacios no metropolitanos no son idénticos u homogéneos, su argumento muestra a partir de una comparación por contraste (Da Matta 1997) los diversos factores que son recuperados por los actores principales del campo en su caracterización de esta actividad cultural y de sus principales rasgos singulares y específicos, irreductibles a esas narrativas indebidamente “nacionalizadas” con foco en las grandes metrópolis.

El capítulo de Lucía de Abrantes, por su parte, surgido de una investigación etnográfica de larga duración en Villa Gesell, intenta mostrar el modo en que esta ciudad, frecuentemente calificada por discursos tanto locales como foráneos como “paraíso de la juventud” y como un espacio de “libertad” y “espontaneidad” que guardaría una afinidad electiva con una putativa condición juvenil, es efectivamente vivida por sus jóvenes. Luego de reconstruir la genealogía de estos repertorios extendidos y omnipresentes, la autora muestra la complejidad subyacente por detrás de una supuesta condición juvenil indebidamente generalizada y los conflictos que surgen de una heterogeneidad realmente existente que se pliega mal a las versiones romantizadas e idealizadas de lo que muchos geselinos querrían que fueran “sus” jóvenes. Asimismo –y más importante aún– recoge la voz de los jóvenes locales para mostrar que, lejos de compartir estas representaciones optimistas de sus mayores acerca del ethos de la ciudad o de su afinidad electiva con la “libertad”, la perciben (excepción hecha de las ambigüedades que se siguen de una estacionalidad ligada a la modalidad estival de su oferta turística) como un entorno monótono, tedioso y opresivo, atravesado por un control social despiadado y omnipresente y por tanto poco propicio para el despliegue de las actividades inherentes a su condición juvenil. Los interlocutores de de Abrantes por tanto, anhelan y fantasean permanentemente con dejar su ciudad atrás, al punto que ésta termina efectivamente por expulsar a aquellos que están en condiciones efectivas de abandonarla y por someter a un padecimiento existencial, personal y profesional a quienes no pueden hacerlo, generando una desigualdad social y cultural que se amplía a medida que las generaciones se suceden.

Gavazzo y Gerbaudo Suárez abrevan en el ya reseñado debate que coloca a las ciudades de mediano porte como foco de indagación académica para desplegar su mirada en la localidad fronteriza de Eldorado (Misiones). Combinando el método biográfico con un análisis de trayectorias, las autoras realizan un exhaustivo trabajo sobre migrantes paraguayos a los efectos de mostrar de qué manera “migración” y “ciudad” se co-construyen y co-determinan en un proceso recíproco en el cual sus interlocutores articulan narrativas de pertenencia e identidad, en tensión con representaciones alternativas de la localidad, su identidad y su historia forjadas a partir de otras presencias migrantes preexistentes, más consolidadas e integradas en narrativas y repertorios locales. Las autoras realizan un análisis prolijo y riguroso del proceso de construcción intergeneracional de “lo paraguayo” en Eldorado –y del rol fundamental que este recurso juega en los modos de integración de las familias migrantes a esa ciudad– a la vez que de las posibilidades y limitaciones que la movilidad representa a la hora de concretar sus proyectos educativos y laborales. Resulta en este sentido de particular interés el modo en que su argumento hace un balance de las “ganancias” y “pérdidas” inherentes al proceso de migrar e instalarse en una ciudad media a partir de los conceptos de “capital locacional” (Abramo, 2003) y “geografía de oportunidades” (de Abrantes y Felice, 2015) en el marco de una pregunta más amplia: aquella que se interroga sobre el lugar de las movilidades en las distintas generaciones en la comprensión de las diversas formas de habitar la nacionalidad que desarrollan a partir de su tránsito entre ciudades.

El texto de Ferro despliega los resultados de una investigación en clave comparativa sobre el fenómeno de “desmetropolización” –esto es la desconcentración demográfica desde las metrópolis hacia otras localidades de menor porte– en relación con la denominada “crisis global del cuidado” (Durán, 2011). A partir de la aplicación y el procesamiento de un cuestionario a mujeres que abandonaron la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en la última década con destino a localidades medianas o pequeñas de la provincia de Buenos Aires y cuyos resultados iniciales pone en diálogo con información estadística construida tanto por organismos multilaterales internacionales como por los de nivel nacional y metropolitano, la autora nos muestra el modo en que procesos reportados a escala latinoamericana se manifiestan a nivel local. En este argumento, Ferro hace particular hincapié en el carácter “feminizado” del proceso de desmetropolización para a partir de esta constatación reflexionar acerca del modo en que éste arroja luz sobre el lugar central que las prácticas de cuidado –que recaen, como bien se sabe, de forma desproporcionada sobre las mujeres– y las configuraciones, posibilidades y disponibilidades de recursos ligados a ellas tienen a la hora de configurar decisiones acerca del lugar de residencia y de sus potenciales ventajas para las personas que deciden dar este paso en beneficio de quienes los roles de género hegemónicos colocan a cargo de ellas.

También el aporte de Guizardi coloca en un lugar central la relación entre la movilidad y las prácticas de cuidado y las responsabilidades reproductivas asignadas desigualmente a las mujeres, pero en esta ocasión en relación con las movilidades transfronterizas entre las tres aglomeraciones de la triple frontera del Paraná (Puerto Iguazú, Foz do Iguaçu y Ciudad del Este). Haciendo hincapié en el modo en que las asimetrías estatales entre los tres países colindantes (Argentina, Brasil y Paraguay) generan diferencias de acceso a derechos básicos –particularmente, a la atención sanitaria– la autora realiza una síntesis de las principales experiencias y problemáticas que afectan a las mujeres en estos territorios. Seguidamente, a partir de un análisis de interacciones en profundidad con tres interlocutoras, Guizardi reconstruye un modelo nativo –que denomina “cuidadómetro”– basado en las caracterizaciones que éstas realizan de sus experiencias de movilidad transfronterizas, y de sus interacciones con las administraciones nacionales, estaduales y locales, y que a partir de la adjudicación y la cuantificación de las potencialidades del cuidado recibido y entregado en cada lado de estas fronteras nacionales, configuran una serie de “cadenas transfronterizas del cuidado” que estas mujeres ensamblan estratégica y tácticamente en sus prácticas y experiencias.

Finalmente, Nejamkis y Piñeyrúa presentan una caracterización de los procesos tematizados en este volumen colectivo vistos desde el otro extremo, esto es desde las grandes periferias metropolitanas que reciben a personas que migran desde localidades de escala mediana o pequeña. A partir de una propuesta analítica situada en la intersección entre los estudios de género y la investigación-acción participativa, las autoras tematizan una migración que, aún cuando haya dejado de ocupar el lugar prominente que los estudios sobre modernización, transición urbana y desarrollo les reservaran en las décadas del 50’ y del 60’ del siglo pasado –eclipsada, como suele suceder en la construcción de agendas de investigación por procesos más novedosos, inusuales o imprevistos aunque minoritarios– está lejos de haberse detenido. Volviendo una vez más sobre la feminización de la migración y los imperativos de las prácticas de cuidado problematizadas en los dos capítulos precedentes, las autoras agregan una tematización explícita de la dimensión ambiental desde una perspectiva de género a partir de la singularidad del escenario de su análisis: el Área Reconquista en el Gran Buenos Aires. De esta manera, y a partir de la recuperación de la experiencia de la construcción y administración de una encuesta multipropósito que pone en el foco del análisis en la intersección entre género, migración y ambiente, el texto propone pensar algunas maneras en que se pueden hacer aportes desde las metodologías feministas y participativas a la transformación de realidades como las que afectan a sus interlocutoras.

Confiamos que la presentación de estas investigaciones –y a través de ellas de los proyectos y el programa que le sirvieron de marco de interlocución, debate y análisis– funcione a manera de invitación para todas aquellas personas que estén interesadas en sumarse a estas áreas y temáticas de vacancia relativa, para con ello seguir contribuyendo a la ampliación de un área tan promisoria como fecunda para la reevaluación, profundización y reactualización de algunas de las más productivas agendas de las ciencias sociales: las de los estudios sobre migraciones y las de la sociología y la antropología urbanas, especialmente en un escenario en el cual cuestiones como la crisis climática global, o la pandemia de COVID-19 y sus derivaciones llevan a muchos actores, tanto dentro como fuera del mundo académico a reconsiderar la concentración urbana en las grandes metrópolis.

Bibliografía

Abramo, P. (Org.) (2003). A cidade da informalidade. O desafio das ciudades latinoamericanas, Río de Janeiro: Sette Letras- FAPERJ.

Ares, S. E. (2019) “El poblamiento de localidades menores en el sudeste bonaerense. Comprender los procesos desde el sujeto habitante” en Cardinalis. Revista del Departamento de Geografía de la FFyH-UNLP, 7(12): 132-157

Bachiller, S. (Ed.) (2015) Toma de Tierras y Dificultades de Acceso al Suelo Urbano en la Patagonia Central,

Balán, J. (1982a) Poblaciones en movimiento, Bruselas: UNESCO.

Balán, J. (1982b) Why People Move: Comparative Perspectives on the Dynamics of Internal Migration, Paris: UNESCO.

Bell, D. and M. Jayne (2006) Small Cities. Urban Experience Beyond the Metropolis, London: Routledge.

Bellet Sanfeliú, C. y J. M. Llop Torné (2004) “Miradas a Otros Espacios Urbanos: las Ciudades Intermedias” en Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales, VIII, 165: Mayo de 2004.

Bellet Sanfeliú, C. y J. M. Llop Torné (2002) “Las líneas de trabajo del programa UIA-CIMES: ciudades intermedias y urbanización mundial” en Revista de la CEPAL. Serie Medio ambiente y Desarrollo, 48:33-48.

Bellet Sanfeliú, C. (2000) “Ciudades intermedias. Urbanización y globalización”, trabajo presentado en el Seminario Red de ciudades intermedias para el valle del Cauca, Cali (Colombia), 12 de Octubre de 2000.

Berman, M. (1988) Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad, Buenos Aires, Siglo XXI.

Blanc, M. (2015) “Efeito ‘pequena cidade’: ensaio por uma sociologia da vida cotidiana”, trabajo presentado en la XIª Reunión de Antropología del Mercosur, 3 de Diciembre de 2015

Blanc, M. (2016a) “Dossiê Pessoalidade e Modos de Vida. Apresentação”, Revista Brasileira de Sociologia da Emoção, 15(45):7-12.

Blanc, M. (2016b) “‘Para Além das Suas Fronteiras’: Pessoalidade, Conduta Pública e Trajetórias Pequeno-urbanas”, Revista Brasileira de Sociologia da Emoção, 15(45):78-88.

Boggi, S. y N. Galván (2008). “Ni chicha ni limonada. Apuntes reflexivos acerca de las nociones de ciudad media y ciudad intermedia”, ponencia presentada en el IXº Congreso Argentino de Antropología Social, Misiones, 5 al 8 de agosto.

Boggi, S. y A. Silva (2007). “Imaginarios urbanos entre el ser y el devenir. Los casos de la ‘Galera’ en Olavarría y la Piedra Movediza en Tandil”, ponencia presentada a las XIª Jornadas Nacionales de Investigadores en Comunicación, Mendoza, 4 al 6 de octubre.

Boggi, S. y A. Silva (2011) “El estudio de imaginarios urbanos en ciudades intermedias: reco­rridos, interrogantes y perspectivas”, ponencia presentada a la IXª Reunión de Antropología del Mercosur, Curitiba, 10 al 13 de julio.

Brettell, C. (2008) “Theorizing Migration in Anthropology. The Social Construction of Networks, Identities, Communities, and Globalscapes” en: Brettell, Caroline y J. Hollifield (Eds.) Migration Theory. Talking across Disciplines, NY: Routledge.

Brunet, R. (2000) “Des villes comme Lleida. Place et perspectives des villes moyennes en Europe” en Bellet Sanfeliú, C. y J. M. Llop Torné (Eds.) Ciudades Intermedias. Urbanización y sostenibilidad, Lleida: Milenio.

Bruno, S. (2008) “Proceso migratorio paraguayo hacia áreas urbanas en Argentina: Gran Buenos Aires, Gran Posadas y Formosa. Trayectorias territoriales y laborales”, trabajo presentado en el Taller Paraguay como objeto de estudio de las ciencias sociales, Posadas, Misiones en el Marco del Grupo de Estudios Población, Migración y Desarrollo, Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales.

Caggiano, S. (2005) Lo que no entra en el crisol: inmigración boliviana, comunicación intercultural y procesos identitarios. Buenos Aires: Prometeo.

Calvento, M. y M. Ochoteco (2009) “Una aproximación a la construcción de la marca-ciudad como estrategia de inserción nacional e internacional” en Economía, Sociedad y Territorio, 29:59-87.

Canales Cerón, M. y A. I. Canales Cerón (2012) “La nueva provincia: (re)poblamiento de los territorios agrarios. Chile 1982-2002” en Anales de la Universidad de Chile, VII, 3(2012): 157-173.

Canelo, B. (2011) “Migración, Estado y Espacio Urbano. Dirigentes Migrantes Bolivianos y Agentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante Disputas por Usos de Espacios Públicos”, Tesis de Doctorado presentada en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Canevaro, S. (2014) “Migración, afectos y fronteras en el trabajo doméstico: paraguayas, peruanas y argentinas en el servicio doméstico en Buenos Aires”, trabajo presentado en el Seminario sobre Trabajo Doméstico e Inmigración en el Departamento de Sociología y política social, Murcia, España.

Cantor Apolinar, X. P., (2014) La Ciudad Internedia. Consideraciones y Propuestas sobre la Competitividad de Centros Urbanos Intermedios en la Red Global de Ciudades, Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana.

Capel, H. (2009), “Las pequeñas ciudades en la urbanización generalizada y ante la crisis global” en Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía (70): 7-32.

Castells, M. (1999) La Era de la Información, México: Siglo XXI.

Castronovo, R. y S. Valenzuela (2010). “La urbanización de una ciudad intermedia argentina: Tandil. Problemas ambientales y planificación” en Ulberich, Ana (Coord.) Estudios ambientales II. Tandil y área de influencia, Tandil: UNICEN-FCH.

Cebrián Abellán, F. y M. Panadero Moya (2013) Ciudades Medias. Formas de Expansión Urbana, Madrid: Biblioteca Nueva.

Cerrutti, M. (2009) Diagnóstico de las poblaciones de Inmigrantes en la Argentina. Serie de Documentos de la Dirección Nacional de Población (Ministerio del Interior) Nº 2, marzo 2009, Buenos Aires.

Cerrutti, M. y R. Bertoncello (2006) “Urbanization and Internal Migration Patterns in Latin America” in Tienda, M., S. Findley, E. Preston-Whyte y S. Tollman (eds.) Africa on the Move:African Migration and Urbanization in Comparative Perspective; Johannesburg: Witwatersrand University Press.

Cloquell, S. (Coord) (2013) Pueblos Rurales. Territorio, Sociedad y Ambiente en la Nueva Agricultura, Buenos Aires: Ciccus.

Concha, C., T. Errázuriz, F. Letelier, S. Micheletti, A. Rasse y R. Salcedo (2013) “¿Urbano o Rural? Repensando territorios, discursos y prácticas al margen de la metrópolis. Debate o discusión en teoría social” trabajo presentado en el XXIX Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología.

Crovetto, M. M. (2009) “Vinculaciones entre la movilidad espacial y los mercados de trabajo agrarios y urbanos. El caso del Valle Inferior del Río Chubut”, trabajo presentado en el 9º Congreso Nacional de Estudios del Trabajo, Buenos Aires, Argentina.

Crovetto, M. M. (2011a) “Movilidad Espacial, Ocupación y Empleo en el Valle Inferior del Río Chubut” en Trabajo y Sociedad, 17(XV): 363-380.

Crovetto, M. M. (2011b) “Movilidad Cotidiana: El Tiempo y el Espacio en el Valle Inferior del Río Chubut” en Transporte y Territorio, 5: 137-163.

Crovetto, M. M. (2013) “Un enfoque territorial flexible: aportes a la crítica de la sociología rural a la lectura dual de los espacios sociales. El caso del Valle Inferior del Río Chubut (Argentina)”, trabajo presentado en el XXIXº Congreso ALAS, Santiago, Chile.

Crovetto, M. M. (2015) “Dinámicas cotidianas rural-urbanas comparadas en la Patagonia Argentina: el Valle Inferior del Río Chubut, la Meseta Central chubutense y el Valle Medio del Río Negro”, trabajo presentado en el XXXº Congreso ALAS, San José de Costa Rica, Costa Rica.

Da Matta, R. (1997). Carnavais, malandros e heróis: Para uma sociologia do dilema brasileiro, Rio de Janeiro: Rocco.

Da Orden, M. L. y E. Pastoriza (1991). “La formación de una ciudad moderna. Grupos sociales y ámbitos culturales” en Álvarez, Adriana, Mariana Canedo et. al. Mar del Plata. Una historia urbana, Buenos Aires: Fundación Banco de Boston.

Da Silva Catela, L. (2007) “Poder Local y Violencia: Memorias de la Represión en el Noroeste Argentino” en Isla, A. (Comp.) En Los Márgenes de la Ley. Inseguridad y Violencia en el Cono Sur, Buenos Aires: Paidós.

Dadon, J., G. Chiappini y M. C. Rodríguez (2002) “Impactos ambientales del turismo costero en la Provincia de Buenos Aires” en Gerencia Ambiental, 9:552-560.

Davis, M. (2007) Planet of Slums, London: Verso.

de Abrantes, L. y M. Felice (2015) “¿Ciudad sin jóvenes o jóvenes sin ciudad? Reflexiones sobre el derecho a la ciudad en jóvenes que habitan en ciudades intermedias” en Cuaderno Urbano. Espacio, Cultura, Sociedad, 19 (19), pp. 115-136.

De la Pradelle, M. (2007) [2000] “La Ciudad de los Antropólogos” en CulturaUrbana.cl, nº4, disponible en https://bit.ly/3mSnXvt (link caído).

Devoto, F. (2003) Historia de la Inmigración en la Argentina, Buenos Aires: Sudamericana

Durán, M. A. (2011) “El trabajo del cuidado en el marco macroeconómico” en Durán, María Ángeles (Dir.) El trabajo de cuidado en América Latina y España, Madrid: Fundación Carolina-CeALCI.

Endere, M. L. y J. L. Prado (Eds.) (2009) Patrimonio, ciencia y comunidad. Su abordaje en los partidos de Azul, Olavarría y Tandil, Olavarría: UNICEN-FCS-Municipalidad de Olavarría.

Evens, T. M. S. y D. Handelman (Eds.) (2006) The Manchester School. Practice and Ethnographic Praxis in Anthropology, NY: Berghahn Books.

Faccio, Y. y G. D. Noel (2018) “Nostalgia is a Weapon”. Utopías Metropolitanas y Ruralidad Hiperreal en Quid 16: Revista del Área de Estudios Urbanos, 109-136

Feldman-Bianco, B (Org.) (2009) Antropologia das Sociedades Contemporâneas. Métodos, São Paulo: UNESP.

Fernández, G. y A. Ramos (2010) “Turismo de sol y playa y turismo cultural: una oportunidad para la sustentabilidad en el sudeste bonaerense” en Ulberich, A. (Coord.) Estudios ambientales II. Tandil y área de influencia, Tandil: UNICEN-FCH.

Gaggiotti, H. (2000) “El Espacio Urbano como Mediador de Identidades” en Provansall, Danielle (Coord.) Espacio y Territorio: Miradas Antropológicas, Barcelona: Publicacions de la Universitat de Barcelona.

Garguin, E. (2009) “Los argentinos descendemos de los barcos. Articulación racial de la identidad de clase media en Argentina” en Visacovsky, S. y E. Garguin (Comps.) Moralidades, economías e identidades de clase media: estudios históricos y etnográficos, Buenos Aires: Antropofagia.

Gavazzo, N. (2002) La Diablada de Oruro en Buenos Aires. Cultura, identidad e integración en la inmigración boliviana, Tesis de Licenciatura en Ciencias Antropológicas, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.

Gavazzo, N. (2006) Immigrants in the Imagination of the Nation. Latin Americans in Argentina in the early 21st Century,. Dissertation submitted for the MA Degree in Area Studies (Latin America), University of London, School of Advanced Studies, Institute for the Study of the Americas.

Gavazzo, N. (2012) Hijos de bolivianos y paraguayos en el área metropolitana de Buenos Aires. Identificaciones y participación, entre la discriminación y el reconocimiento, Tesis de Doctorado en Ciencias Antropológicas, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.

Gavazzo, N. y L. Nejamkis (2014) “Una visión socioantropológica de las migraciones en América Latina”, Etnografías Contemporáneas, 3(5).

Germani, G. (1967) “La ciudad como mecanismo integrador” en Revista Mexicana de Sociología, XXIX (3). 387-406.

Glick Schiller, N., L. Basch y C. Szanton-Blanc (1999) “From immigrant to transmigrant: theorizing transnational migration” en Pries, Ludger (Ed.) Migration and Transnational Social Spaces, Aldershot: Ashgate.

Gorenstein, S., G. Landriscini y J. L. Hernández (Comps.) (2012) Economía Urbana y Ciudades Intermedias. Trayectorias Pampeanas y Norpatagónicas, Buenos Aires: Ciccus.

Gravano, A. (Comp.) (2005) Imaginarios sociales de la ciudad media. Emblemas, fragmentaciones y otredades urbanas. Estudios de Antropología Urbana, Tandil: REUN.

Gravano, A. (2006) “Imaginarios regionales y circularidad en la planificación: el caso del TOAR”, en Intersecciones, (7): 305-323-

Gravano, A. A. Silva y S. Boggi (Eds.) (2016) Ciudades Vividas. Sistemas e Imaginarios de Ciudades Medias Bonaerenses, Buenos Aires: Café de las Ciudades.

Greene, R. (Ed.) (2014) Ciudad Fritanga, Santiago de Chile: Bifurcaciones.

Greene, R. (2014b) “Introducción. Ciudad Fritanga: entre lo Urbano y lo Rural” en Ciudad Fritanga, Santiago de Chile: Bifurcaciones.

Greene, R. (2015) Urbano No Metropolitano. Acta de Congreso, Santiago de Chile: Bifurcaciones.

Greene, R. y L. de Abrantes (2018) “El Modo de Vida en Ciudades No-metropolitanas. Disolviendo el Binarismo Urbano/Rural” en Conocer la Ciudad. Imaginarios, Métodos, Cartografías, Sentidos, Santiago de Chile: Bifurcaciones.

Grimson, A. (2011) Los Límites de la Cultura. Crítica de las Teorías de la Identidad, Buenos Aires: Siglo XXI.

Grimson, A. y E. Jelin (Comps.) (2006) Migraciones Regionales hacia la Argentina. Diferencia, Desigualdad y Derechos, Buenos Aires: Prometeo.

Gutiérrez Puebla, J. (2001) “Escalas Espaciales, Escalas Temporales” en Estudios Geográficos, LXII:242, pps. 89-104.

Halbwachs, M. (2008) Estudios de Morfología Social de la Ciudad. Madrid: CIS.

Hannerz, U. (1986). Exploración de la Ciudad. México: FCE.

Herrera, G. y N. Nyberg Sørensen (2017) “Migraciones internacionales en América Latina: miradas críticas a la producción de un campo de conocimientos”, Íconos. Revista de Ciencias Sociales, 58: 11-36

Kaczan, G. y L. Sánchez (2013) “Notas de investigación Patrimonio y turismo en dos ciudades intermedias de la provincia de Buenos Aires, Argentina: construcciones históricas ancladas en la naturaleza” en Pasos. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural, (11) 2: 471-481.

Kaminker, S. (2016) Segregación Residencial en Puerto Madryn, Chubut (1991-2010). Formas y efectos de una urbanización acelerada en una ciudad intermedia de la Patagonia Central, Tesis de Doctorado en Sociología, IDAES-UNSAM.

Kessler, G. (2009) El Sentimiento de Inseguridad. Sociología del Temor al Delito, Buenos Aires: Siglo XXI.

Koury, M. G. e R. Borges Barbosa (2017) “O papel da fofoca nas sociabilidades urbanas de pequena escala: cultura emotiva e moralidade no pequeno urbano”, trabajo presentado en la XIIª Reunión de Antropología del Mercosur, Posadas, 4 al 7 de diciembre de 2017

Lacarrieu, M. (2007) “Una antropología de las ciudades y la ciudad de los antropólogos”, en Nueva Antropología, XX (67):13-39.

Leveau, C. (2009) “¿Contraurbanización en Argentina? Una aproximación a varias escalas con bases de datos censales del período 1991-2001”, Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía, (69): 85-95.

Linares, S. (2012) “Aportes de la Ecología Urbana y Modelos Neoclásicos para Analizar la Diferenciación Socioespacial en Ciudades Medias Bonaerenses: Pergamino, Olavarría y Tandil”, texto inédito.

Lindenboim, J. y D. Kennedy (2004) “Dinámica urbana argentina. 1960 – 2001. Reconstrucción y análisis de la información necesaria”, Documentos de Trabajo N° 3, CEPED– IIE – FCE – UBA.

Llop, J. M., B. M. Iglesias, R. Vargas y F. Blanc (2019) “Las Ciudades Intermedias. Concepto y Dimensiones”, Ciudades: Revista del Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid, 22, pps. 23-43.

Lynd, R. S. and H. M. Lynd (1957) [1929] Middletown. A Study in Modern American Culture, NY: Harcourt Brace Jovanovich.

Lynd, R. S. and H. M. Lynd (1965) [1927] Middletown in Transition. A Study in Cultural Conflicts, NY: Harcourt Brace.

Magnani, J. G. C. (1996) “Quando o campo é a cidade”, en Magnani, José Guilherme C. e Lilian L. Torres (Orgs.) Na metrópole. Textos de Antropologia Urbana, São Paulo: EDUSP.

Mamani, H. (2016) “Do ‘Atraso’ e do ‘Desenvolvimento’ como Elementos do Dilema da ‘Sociabilidade Fechada’ de Campos dos Goytacazes (RJ)”, Revista Brasileira de Sociologia da Emoção, 15(45):40-50.

Manzanal, M. (2006) “Descentralización y Municipios en Argentina. Contrastes y Contradicciones”, en Crítica en Desarrollo. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, I, 2006:37-60.

Mantero, J. C. (2001) “Regionalización de la gestión turística en Provincia de Buenos Aires. Aportes” en Aportes y Transferencias, 1: 67-94.

Mantero, J. C., B. Barbini et al (2010).Turismo y territorio. Del diagnóstico a la proposición de desarrollo turístico. A propósito de la Provincia de Buenos Aires, Mar del Plata: UNMDP-FCES.

Martinez Pizarro, J. y M. Villa (2001) “Tendencias y patrones de la migración internacional en América Latina y Caribe” en Notas de población, 73, CEPAL, Santiago de Chile.

Martínez Pizarro, J. y M. F. Stang (2006) “El tratamiento migratorio en los espacios de integración subregional sudamericana” en Papeles de Población, 48.

Martiniello, M. (2013) “Comparisons in Migration Studies”, Journal of Comparative Migration Studies; 1(1):7-22.

Massey, D. (2004) “Las teorías de la migración: una síntesis” trabajo presentadio en el Taller sobre Migraciones en el Cono Sur, Ilegalidad y Ciudadanía: Perspectivas Regionales, Instituto de Desarrollo Económico y Social, Buenos Aires.

Massey, D. S., J. Arango, H. Graeme, A. Kouaouci, A. Pellegrino and J. E. Taylor (1993) “Theories of International Migration: A Review and Appraisal, en Population and Development Review, 19, No. 3 (Sep., 1993), pp. 431-466

Matteucci, S., J. Morello, G. D. Buzai, C. Baxendale, M. Silva, N. Mendoza, W. Pengue y A.Rodríguez (2006) Crecimiento Urbano y sus Consecuencias sobre el Entorno Rural. El Caso de la Ecorregión Pampeana, Buenos Aires: Orientación Gráfica Editora.

Mera, G. (2009) “De problema estatal a problema sociológico. Políticas migratorias y discursos científicos en torno a la distribución espacial de los inmigrantes en las ciudades” en Bologna, E. (Org.) Temáticas migratorias actuales en América Latina: remesas, políticas y emigración, Serie Investigaciones Nº 7, Río de Janeiro-Montevideo: ALAP

Michelini, J. J. y C. Davies (2009) “Ciudades Intermedias y Desarrollo Territorial: un Análisis Exploratorio del Caso Argentino”, en Documentos de Trabajo del GEDeUr, Madrid: Grupo de Estudios sobre Desarrollo Urbano.

Miner, H. (1953) The Primitive City of Timbuktu, NJ: Princeton University Press.

Noel, G. D. (2011a) “Cuestiones disputadas. Repertorios morales y procesos de delimitación de una comunidad imaginada en la costa atlántica bonaerense” en Publicar en Antropología y Ciencias Sociales XI, 99-126.

Noel, G. D. (2011b) “Guardianes del Paraíso. Génesis y Genealogía de una Identidad Colectiva en Mar de las Pampas, Provincia de Buenos Aires” en Revista del Museo de Antropología, IV: 211-226

Noel, G. D. (2012) “Historias de Pioneros. Configuración y Surgimiento de un Repertorio Histórico-Identitario en la Costa Atlántica Bonaerense”, en Atek Na, 2:165-205.

Noel, G. D. (2013a) “De la Ciudad Slow al ‘Vivir sin Prisa’: Algunos Encuentros, Desencuentros y Disputas en torno del Movimiento Slow en una Localidad Balnearia de la Costa Atlántica Argentina”, en Revista Contenido, 3 (1):18-42

Noel, G. D. (2013b) “La Adjudicación de Centros y Periferias en una Ciudad Balnearia de la Costa Atlántica Bonaerense”, trabajo presentado en la Xª Reunión de Antropología del Mercosur, Córdoba, Julio de 2013.

Noel, G. D. (2013c) “De los Códigos a los Repertorios: Algunos Atavismos Persistentes Acerca de la Cultura y una Propuesta de Reformulación” en Revista Latinoamericana de Metodología de las Ciencias Sociales, (3)2.

Noel, G. D. (2014a) “La Autoctonía como Garantía Moral de la Política: Retóricas de la Legitimidad en una Ciudad Intermedia de la Provincia de Buenos Aires (Argentina)” en Papeles de Trabajo 14, Mayo de 2014.

Noel, G. D. (2014b) “La Horda Dorada: Tensiones y Ambigüedades en Torno de Recursos y Repertorios Ligados al Hippismo, la Bohemia y los Movimientos Contraculturales de los 60’ y los 70’ en la Ciudad de Villa Gesell (Argentina)” trabajo presentado en el XIº Congreso Argentino de Antropología Social, Rosario, Julio de 2014.

Noel, G. D. (2016a) “Los Llamados y los Elegidos. Los Cambiantes Sentidos Morales de la Categoría” Pionero” en una Ciudad de la Costa Atlántica Bonaerense” en Revista de Estudos e Investigações Antropológicas, 3(1): 93-118.

Noel, G. D. (2016b) “La Prosperidad y la Codicia. Transformaciones en los Repertorios Morales y Políticos en una Ciudad Intermedia de la Costa Atlántica Bonaerense”, en Territorios 35: 101-125.

Noel, G. D. (2016c) “Las ciudades invisibles. Algunas lecciones teóricas y metodológicas surgidas del abordaje de aglomeraciones medianas y pequeñas en el límite de un hinterland metropolitano” en Revista Brasileira de Sociologia da Emoção, Vol.15, N. 45, pp.66-77.

Noel, G. D. (2017) “Ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario. Las Limitaciones del Dualismo Rural-Urbano en el Abordaje de la Región Costera del Río de la Plata y Algunas Propuestas de Reconceptualización en Tessituras. Revista de Antropologia e Arqueologia, 5 (1): 129-170

Noel, G. D. (2018a) “Morfología Urbana, Trayectorias Sociales y Repertorios Morales. Sociogénesis de la Desigualdad en una Ciudad Intermedia de la Costa Atlántica Bonaerense” en di Virgilio, Mercedes y Mariano Pereman (Comps.) Disputas en Torno al Espacio Urbano. Desigualdades persistentes y territorialidades emergentes. Buenos Aires: Biblos.

Noel, G. D. (2018b) “¿Cuánto vale vivir en el “paraíso”? Valuaciones monetarias y morales en un mercado inmobiliario de la costa atlántica argentina” en Wilkis, Ariel (Ed.) El Poder de (E)Valuar. La Producción Monetaria de Jerarquías Sociales, Morales y Estéticas en la Sociedad Contemporánea, Bogotá: Universidad del Rosario-UNSAM Edita.

Noel, G. D. (2020a) A la Sombra de los Bárbaros. Transformaciones Sociales y Procesos de Delimitación Moral en una Ciudad de la Costa Atlántica Bonaerense (Villa Gesell 2007 – 2014), Buenos Aires: Teseo.

Noel, G. D. (2020b) “La Horda Dorada: Tensiones y Ambigüedades en Torno del Hippismo, la Bohemia y la Contracultura de los 60’ y los 70’ en la Ciudad de Villa Gesell (Argentina)” en Sociabilidades Urbanas. Revista de Antropologia e Sociologia, 4 (10), 43-60.

Noel, G. D. (2020c) “La Clase Media como Lenguaje y los Lenguajes de las Clases Medias en Tres Ciudades del Interior Bonaerense” en Visacovsky, Sergio y Enrique Garguin (Comps.) Argentina y sus clases medias. Panoramas de la Investigación Empírica en Ciencias Sociales, Buenos Aires: Biblos.

Noel, G. D. (2020d) “La Comunidad (Im) posible. Consenso, Conflicto e Identidad Colectiva en las Conmemoraciones Públicas de la Región Costera Bonaerense del Río de la Plata” en Perspectivas Revista de Ciencias Sociales, 96-120.

Noel, G. D. (2021) “Los pueblos y la vida moral. “Pueblo”, “ciudad” y “campo” como categorías de la práctica en las localidades del partido de Punta Indio (Buenos Aires, Argentina)” en Revista del Museo de Antropología 14 (1), 173-188

Noel, G. D. y L. de Abrantes (2014) “La Gran División. Crecimiento y Diferenciación Social en una Ciudad de la Costa Atlántica Bonaerense” en Argumentos 16.

Noel, G. D. y L. de Abrantes (2020) “La larga sombra del Conurbano. Conflictos y disputas en torno de la “conurbanizacion” en dos ciudades del interior de la Provincia de Buenos Aires” en Ponto Urbe. Revista do Núcleo de Antropologia Urbana da USP, 26, 1-20.

Noel, G. D. y R. Segura “Introducción: La Etnografía de lo Urbano y lo Urbano en la Etnografía” en Etnografías Contemporáneas, 2(3): 12-24.

ONU Hábitat (2005) International migrants and the city, Venezia: United Nations Human Settlement Program/Universitat IUAV.

ONU Hábitat (2012) Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe 2012. Rumbo a una nueva transición urbana, Brasilia: Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos.

Otero, H. (2004) El Mosaico Argentino. Modelos y Representaciones del Espacio y de la Población, siglos XIX-XX, Buenos Aires: Siglo XXI.

Park, R. (1952) Human Communities. Glencoe: Free Press.

Park, R. y E. Burgess (Eds.) (1925) The City. Chicago: UCP.

Perrén, J. (2011) “Segregación Residencial Socioeconómica en una Ciudad de la Patagonia: Una Aproximación al Caso de Neuquén (1991)” en Estudios Socioterritoriales. Revista de Geografía, X:65-101.

Pérez Winter, C. (2019) “La diversificación y promoción turística en tiempos de “nuevas ruralidades”: de la costa atlántica al campo pampeano” en Revista de Ocio y Turismo (ROTUR), 13(2): 68-85.

Pérez Winter, C. y M. Guastavino (2020) “Ruralidades turísticas del campo pampeano bonaerense [Argentina]”, en Rosa dos Ventos – Turismo e Hospitalidade, 12(4): 789-810.

Piovani, J. y A. Salvia (2018) La Argentina en el siglo XXI. Cómo Somos, Vivimos y Convivimos en una Sociedad Desigual, Buenos Aires: Siglo XXI.

PNUD (2003) Informe sobre Desarrollo Humano en la Provincia de Buenos Aires. El Interior Bonaerense: Arraigo y Pertenencia, Buenos Aires: Fundación Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Portes, A. (Ed.) (1997) The Economic Sociology of Immigration. Essays on Networks, Ethnicity and Entrepreneurship. New York: Russell Sage Foundation.

Portes, A. (2005) “Convergencias teóricas y evidencias empíricas en el estudio del trasnacionalismo de los inmigrantes” en Revista Migración y Desarrollo, Primer semestre 2005.

Portes, A. y B. Roberts (2005) “Introducción. La ciudad bajo el libre mercado” en Portes, A., B. Roberts y A. Grimson (eds.), Ciudades latinoamericanas. Un análisis comparativo en el umbral del nuevo siglo, Buenos Aires: Prometeo.

Prado, R. M. (1988) “Cidade Pequena: paraíso e inferno da pessoalidade” en Cadernos de Antropologia e Imagem, Rio de Janeiro, (4): 31-5.

Pulido, N. (2004) “Globalización y Surgimiento de Ciudades ‘Intermedias’ en América Latina y Venezuela”, Revista Geográfica Venezolana, 45(1):91-121.

Quirós, J. (2014) “Neoaluvión zoológico. Avatares políticos de una migración de clase” en Cuadernos de Antropología Social, 39: 9-38.

Quirós, J. (2019) “Nacidos, criados, llegados: relaciones de clase y geometrías socioespaciales en la migración neorrural de la Argentina contemporánea”. Cuadernos de Geografía. Revista Colombiana de Geografía, 28 (2): 271-287.

Randle, P. (Dir.) (1992) Ciudades Intermedias. Su Reactivación en la Región Pampeana, Buenos Aires: Fundación Banco de Boston.

Rausch, G. A., I. Martínez, M. L. Nardelli, E. Szupiany (2019) Concentración/dispersión en Santa Fe, Argentina: problemáticas e interrogantes sobre los procesos urbanos contemporáneos en una ciudad media de América Latina ” en Cuadernos de Geografía: Revista Colombiana de Geografía, XXVIII(1):66-88.

Ratier, H. (2009) Poblados Bonaerenses. Vida y Milagros, Buenos Aires: La Colmena.

Reboratti, C. (2000) “Las escalas y las medidas” en Ambiente y Sociedad. Conceptos y Relaciones, Buenos Aires: Ariel.

Reboratti, C. (2001) “Una cuestión de escala: sociedad, ambiente, tiempo y territorio” en Sociologías, (3)5, UFRGS.

Redfield, R. (1944) Yucatán. Una Cultura de Transición, México: FCE.

Rivero Sierra, F. (2006) “Procesos identitarios y reproducción cultural en los migrantes bolivianos del departamento de Lules-Tucumán”, Tesis doctoral de la Universidad Nacional de Tucumán.

Sánchez, D. (1989) “El papel de las metrópolis intermedias en el sistema urbano nacional frente a la coyuntura del sistema económico global” en Análisis Geográfico. Revista de Geografía Empírica, (1), 1:35-64.

Sassen, S. (1999) La Ciudad Global: Nueva York, Londres, Tokio, Buenos Aires: Eudeba.

Sassone, S. (1992) “Subsistemas urbanos policéntricos en los sistemas nacionales de ciudades. Un caso en la Argentina”, en Revista Geográfica, 116: 85-111.

Sassone, S. (2000) “Reestructuración territorial y ciudades intermedias en Argentina” en Ciudad y Territorio. Estudios Territoriales, (XXXII), 123:57-92.

Sassone, S. y C. Mera (2006) “Barrios de migrantes en Buenos Aires: Identidad, cultura y cohesión socio territorial” en https://bit.ly/3sQArEL (link caído).

Satyro Maia, D., W. Ribeiro da Silva, A. Magon Whitacker (2017) Centro e Centralidade em Cidades Medias, São Paulo: Cultura Académica.

Sayad, A. (1984) “Estado, nación e inmigración. El orden nacional ante el desafío de la inmigración” en Revista Electrónica Apuntes de Investigación del CECYP, 13, Septiembre 2008.

Silva, A. (2009) “Vitrinas de papel. Procesos de mediatización, publicidad de lo privado y hegemonías locales en dos ciudades de rango intermedio del Centro de la Provincia de Buenos Aires”, Tesis doctoral inédita.

Silva, A. (2011) “Interfaces digitales y ‘virtualización’ de las instituciones en una ciudad intermedia”, ponencia presentada al Xº Congreso Argentino de Antropología Social, Buenos Aires, noviembre.

Silva, A. (2012) “Sentidos y Valores del “Trabajo” en la Configuración de Identidades Urbanas y Legitimación de Demandas al Estado” en Kula. Antropólogos del Sur, 7: 38-52.

Silva, A. (2013) “De “puentes” y “barreras” Interfaces digitales en la gestión pública” en La Trama de la Comunicación, (17): 239-253.

Simmel, G. (2005) [1903] “La Metrópolis y la Vida Mental”, Bifurcaciones, 4 :1-10.

Southall, A. (1961) Social Change in Modern Africa, Oxford: OUP.

Svampa, M. (2005) La Sociedad Excluyente. La Argentina bajo el Signo del Neoliberalismo, Buenos Aires: Taurus.

Torres, H. (1993). La aglomeración de Buenos Aires, centralidad y suburbanización (1940-1990), Estudios Geográficos, LIV (220):301-322.

UNESCO-UIA (1999) Ciudades Intermedias y Urbanización Mundial, Lleida: Artis.

Usach, N. y R. G. Yserte (2008) “Globalización y ciudades en América Latina ¿Es el turno de las ciudades intermedias en América Latina?”, Serie Documentos de Trabajo 10/2008, Universidad de Alcalá: Instituto Universitario de Análisis Económico y Social.

Vapñarsky, C. y N. Gorojovsky (1990) El Crecimiento Urbano en la Argentina, Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano.

Vapñarsky, C. (1995) “Primacía y Macrocefalia en la Argentina. La Transformación del Sistema de Asentamientos Urbanos desde 1950” en Desarrollo Económico XXXV, Nº 138 (Julio-Septiembre de 1995):227-254.

Veltz, P. (1999) Mundialización, ciudades y territorios, Barcelona: Ariel.

Vidich, A. y J. Bensman (2000) [1958] Small Town in Mass Society. Class, Power and Religion in a Rural Community, Urbana: University of Illinois Press.

Warner, W. L. (1963) Yankee City (One Volume, Abridged Edition), New Haven: Yale University Press.

Wilson, G. (1942) An essay on the economics of detribalization in Northern Rhodesia, Part I. Rhodes-Livingstone Papers, 5, Livingstone: Rhodes Livingstone Institute.

Wirth, L. (1964) On Cities and Social Life. Chicago: UCP.


  1. La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) es un relevamiento continuo de propósitos múltiples llevado adelante por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) cuyos datos son publicados con frecuencia trimestral. Los aglomerados sobre la base de los cuales se construye la muestra incluyen los principales conglomerados metropolitanos de la Argentina, capitales de provincia y grandes centros urbanos con proyección regional que agrupan más de dos tercios de la población urbana en Argentina.
  2. Cabe señalar que en los últimos años esta situación ha comenzado a revertirse y comenzamos a disponer de información de esta naturaleza: en primer lugar en el marco de un proceso de expansión progresiva de la EPH (cf. Nota 1, supra) y en segundo lugar por la información de gran alcance y calidad producida en el marco del PISAC (Programa de Investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea) (Piovani y Salvia, 2018).
  3. Cabe agregar que el Censo que estaba planificado para 2020 y que podría proveer claves de los procesos ocurridos en la última década se vio postergado por la pandemia de COVID19 para el año 2022.
  4. Nunca se insistirá demasiado respecto de las dificultades implicadas en realizar trabajo de campo lejos de los lugares de residencia, incluso por cortos periodos, en un contexto en que los siempre exiguos presupuestos que proyectos y programas –construidos sobre patrones de las ciencias experimentales– destinan a viáticos han sufrido devaluaciones brutales en los últimos años, que superan los dos tercios del monto original presupuestado.
  5. Cabe destacar que este recorte temporal –que corresponde a lo que podríamos denominar la “inflexión neoliberal” (Svampa, 2005; Manzanal, 2006) y en el seno del cual tuvieron lugar muchas de las transformaciones estructurales que produjeron las consecuencias arriba citadas en las ciudades medianas y pequeñas– no es más que una hipótesis gruesa de trabajo. Las periodizaciones locales y los modos específicos en que las periodizaciones hegemónicas se refractan en el marco de procesos locales (Da Silva Catela, 2007) fueron establecidas empíricamente en el transcurso del propio proyecto (Noel, 2020c).
  6. Para el caso específico de la Argentina, esta tasa se ubica, al momento de la redacción de este texto, en la vecindad del 90%, haciendo del país uno de los más urbanizados del orbe.
  7. Cabe señalar que esto no sólo ocurre en el extremo inferior de la escala urbana – donde un incremento significativo de la población en términos absolutos implica un alto impacto en términos porcentuales – sino incluso en aglomeraciones de tamaño considerable.
  8. La categoría de “Conurbano” es utilizada desde hace varias décadas en la Argentina para identificar una compleja realidad urbana y social que no posee un claro estatuto jurisdiccional, político ni administrativo. Lo que habitualmente se designa como Conurbano (y que incluye los 24 municipios de la Provincia de Buenos Aires que rodean a la Capital Federal) comenzó a poblarse hacia principios del siglo XX bajo un proceso de expansión de las periferias de la Ciudad de Buenos Aires y a partir de la década del 40 comenzó a ser concebido como un espacio singular y distinguible de ésta. Desde entonces, los sentidos a él asociados en discursos periodísticos y literarios han ido condensando una serie de sentidos que lo presentan como paradigmático de la degradación urbana en todas sus dimensiones (Noel y de Abrantes, 2020).
  9. Denominamos “insularización” al proceso mediante el cual diversos investigadores –en particular los antropólogos– intentan delimitar sus objetos empíricos (instituciones, clases sociales, barrios, grupos cualesquiera) mediante una operación que busca reducirlos a unidades análogas a las islas del Pacífico o las reservaciones indígenas en las cuáles su arsenal teórico y metodológico fue forjado y puesto a prueba. Con bastante frecuencia, este proceso implica mutilar los objetos analíticos de manera ingenua y heurísticamente estéril.
  10. En este sentido, a fines del siglo pasado la “Declaración de Lleida sobre las Ciudades Intermedias y la Urbanización Mundial”, presentada en el XXº Congreso de la UIA en Beijing señalaba con preocupación la inexistencia de trabajos o estudios que pudieran desentrañar el carácter complejo de las ciudades intermedias y el rol que éstas desempeñan a escala mundial, haciendo hincapié en la marginación que las ciudades intermedias sufren en ámbitos académicos y organizaciones internacionales, a la vez que en la importancia que estos espacios sociales tienen tanto a nivel funcional como territorial, cultural y social (UNESCO-UIA 1999).
  11. Para muchas localidades de esta clase en la Argentina, existe una extensa bibliografía ligada al análisis de su potencial para el desarrollo turístico, en particular en contextos de depresión económica (Da Orden y Pastoriza, 1991, Mantero, 2001, Dadon, Chiappini y Rodríguez, 2002, Calvento y Ochoteco, 2009, Endere y Prado, 2009, Castronovo y Valenzuela, 2010, Fernández y Ramos, 2010, Mantero et al, 2010, Kaczan y Sánchez, 2013, Pérez Winter, 2019, Pérez Winter y Guastavino, 2020).
  12. Una excelente crítica de los orígenes y las limitaciones de estos abordajes fundados en una “obsesión por el número”, así como una serie de aproximaciones alternativas, puede encontrarse en Otero (2004).
  13. Aunque no faltan ejemplos de sus contrapartes “rurales” (Matteucci et al, 2006; Canales Cerón y Canales Cerón, 2012; Cloquell, 2013; Crovetto, 2009, 2011a, 2011b, 2013, 2015).
  14. Lo que denominan el TOAR, por las iniciales de las localidades respectivas: Tandil, Olavarría, Azul y Rauch.
  15. La variación en los rangos de población para las definiciones cuantitativas de las ciudades intermedias es considerable: así, para el caso europeo por ejemplo se caracterizan como ciudades intermedias aquellas que poseen entre 20.000 y 500.000 habitantes; mientras que en Latinoamérica –debido a la magnitud de la primacía y la habitual macrocefalia– el rango suele situarse entre 50.000 y 1.000.000 de habitantes. La bibliografía de otras latitudes muestra rangos igualmente variables, como en el caso de Asia, donde la bibliografía consigna como ciudades intermedias aquellas con una población entre los 25.000 y los 100.000 habitantes (cf. Brunet, 2000). A partir de esta dificultad para caracterizar cuantitativamente a las ciudades intermedias– la cual ha sido señalada con frecuencia como uno de los principales obstáculos para su tematización como objeto de conocimiento (UNESCO-UIA, 1999)– los trabajos más recientes optan por una definición funcional (Bellet Sanfeliú y Llop Torné, 2002; Michelini y Davies, 2009; Llop et al, 2019). La caracterización de “urbano no metropolitano” sugerida por Greene (2015) y mencionada en los párrafos precedentes se propone como un intento de salir de esta discusión.
  16. A los trabajos citados pueden agregarse los de Cantor Apolinar (2014), Castronovo y Valenzuela (2010,, Kaczan y Sánchez (2013), Michelini y Davies (2009), Perren (2011), Pulido (2004), Rausch et al (2019), Randle (1992), Sánchez (1989), Sassone (2000) y Satyro Maia et al (2019).


Deja un comentario