Otras publicaciones:

12-2022t

cover

Otras publicaciones:

9789871867714_frontcover

9789877230406-frontcover

5 Estado de conservación
de la colección de calcos

Luis Disalvo

Las piezas escultóricas que integran el patrimonio de la Facultad de Artes carecían del relevamiento formal relativo a su estado de conservación. En este punto, se presume que hubo algunos relevamientos que no fueron continuados con periodicidad. De hecho, la ficha estaba acotada a campos propios de obras planas y tridimensionales (medidas, título, autor y ubicación topográfica).

Persiguiendo los mismos fines antes referidos sobre la conservación de dibujos, pinturas, grabados y mosaicos −junto con el licenciado Eduardo Migo, profesor de la cátedra de Escultura−, se llevó adelante la tarea de documentar y registrar la cantidad de obras de la colección, la ubicación y el estado.

Para ello, se utilizaron fichas de relevamiento diseñadas específicamente para esta colección compuesta casi en su totalidad por calcos (tanto de yeso como de terracota) que son réplicas de obras del arte clásico griego y romano, del arte románico y gótico medieval y del arte renacentista europeo. De igual modo, existen piezas de yeso modernas de autores argentinos como Pedro Zonza Briano y César Sforza. Únicamente tres piezas escultóricas de la colección poseen otro tipo de materialidad: una talla en madera de Eduardo Rodríguez del Pino, un vaciado en bronce de Máximo Maldonado y una escultura en hierro y chapa de Ricardo Dalla Lasta.

La utilización sistemática de estas fichas realizadas por la licenciada Martina Bruno en el marco de la propuesta que hizo en su tesis de grado de la carrera de Historia de las Artes Visuales de la Facultad de Artes, ha representado una importante ayuda para concretar la investigación.

Valoración de las fichas

Las fichas confeccionadas para la valoración de los calcos habían sido pensadas y diseñadas en una etapa anterior, lo cual constituyó una ventaja. Para la elaboración de una ficha de estas características, una alternativa es tomar por modelo la de alguna otra institución para –permisos mediante− aplicarla a la propia. Pero el punto aquí fue que esta colección está conformada mayoritariamente por piezas de yeso y terracota, algo infrecuente en otras instituciones. Usualmente, las fichas de relevamiento de esculturas contienen campos destinados a características diferentes a las de los calcos[1], pues tienen referencias a técnicas y tratamientos de los que yesos y terracotas carecen (policromía, estofados, encarnados, dorados, incrustaciones), o tienen referencias a patologías propiamente escultóricas. En ese sentido, el abanico de patologías que contienen las fichas de Bruno son las que pueden aplicarse a esta colección de la Facultad de Artes de la UNLP.

La amplia lista de patologías ha sido inteligentemente diseñada para facilitar el trabajo de campo. La información ha sido distribuida en casilleros sucesivos. La parte de relevamiento in situ es de fácil y rápido llenado, pues el campo queda completo tan solo con una tilde. Adicionalmente, y para poder profundizar en la descripción de las piezas, se diseñó un campo anexo que plasma observaciones y aclaraciones.

En general, el diseño está realizado de manera que pueda ser impreso en una sola hoja de tamaño oficio. De modo que, destinando una hoja para cada pieza del relevamiento, en vez de manejar varias hojas sucesivas, se facilita el trabajo de campo.

Al momento del volcado de datos en la computadora (etapa posterior a la tarea de campo), se han podido evaluar la pertinencia y la conveniencia de la hoja: además de ser práctica y fácil de completar, posee la ventaja de contar con un espacio para insertar fotografías tomadas durante el relevamiento.

Mejores aún son las prestaciones del diseño cuando hay que consultar los datos ya volcados. Las planillas en formato Excel, a diferencia de las del Word, favorecen el acceso a la información. El formato Excel ofrece la posibilidad de crear un libro y acceder a las diferentes hojas a través de pestañas que se despliegan en la parte inferior de la pantalla. Las pestañas llevan un nombre que facilitan la identificación del contenido al que se desea acceder. En el caso de las fichas analizadas, se distinguen claramente las hojas de inventario de las de catalogación. A la vez, cada hoja tiene un título que reúne un conjunto congruente de campos con la información respectiva. De manera que es posible encontrar hojas con títulos como estos: registro de imágenes e información visual, conservación, intervención y catálogo razonado. Al acceder a cada una de estas hojas, es posible ver todos los campos en pantalla completa, evitando tener que mover el documento hacia arriba o abajo. El uso de este diseño de pestañas hace las veces de pequeña base de datos en la que se muestra la información de manera dinámica y concentrada.

Estado de conservación de la colección

La mayor parte de la colección de esculturas se encuentra exhibida en el hall de entrada y en los pasillos de la sede central de la facultad.[2]

Otra parte importante de la colección se encuentra en otras estancias del mismo edificio. En el aula de la cátedra de Escultura hay relieves, capiteles y algunas esculturas de bulto. Tradicionalmente, esas piezas fueron utilizadas en ese taller como modelos a representar por los estudiantes. Por último, algunas piezas se encuentran en una pequeña reserva acomodada en la oficina del Área de Museo.

La patología más común que afecta a la colección es similar en todas las piezas, pues son las propias de la materialidad, como el caso de la retención de la suciedad en superficies porosas. Según el lugar de ubicación, algunas patologías se han visto intensificadas y otras atenuadas.

Las piezas dispuestas en los pasillos sufren especialmente la suciedad ambiental. El polvillo suspendido en el aire, la cantidad de gente circulando y la apertura constante de puertas y ventanas, exige irremediablemente limpieza periódica y programada de la superficie de las piezas.

El tránsito intenso de personas por esos espacios ha producido roces con la consecuente erosión de la materia. A ello deben añadirse roturas accidentales debido a golpes que la falta de delimitación del espacio circundante hace sufrir a la pieza.

En algunos casos se han detectado daños antropogénicos producto de la vandalización con pintura y calcomanías, o bien por usar la pieza para apoyar elementos, adherir carteles o intervenciones artísticas con cinta adhesiva.

En contrapartida, merman las acciones vandálicas sobre las piezas expuestas en el aula de Escultura. Allí, en efecto, la patología predominante es el depósito de polvillo en las superficies, además de algunas roturas y rajaduras propias del movimiento y la incorrecta manipulación que ocasiona caídas accidentales de las piezas.

También se han hallado manchas y derrame de pinturas, algo que a la vez se observa en algunas piezas de la pequeña reserva. Se presume que se produjeron, mayormente, en épocas en las que los calcos eran utilizados como modelos a representar en otros talleres.

El diagnóstico complementó el examen organoléptico con la ayuda que brinda el registro fotográfico de las piezas. Por ello, además de las patologías fue posible registrar marcas e inscripciones que contribuyeron con el proceso de identificación de las piezas.

Si bien el objetivo del trabajo era dar cuenta del estado de conservación de la colección, durante la realización de la tarea se descubrieron poco más de veinte piezas de yeso. De algunas de ellas se desconocía su existencia; de otras, halladas en depósitos y altillos de la institución, se supo que figuraban como faltantes. El descubrimiento amplió el corpus de obras que conforman la colección: se pudo dar con reproducciones de Antínoo (amante del emperador Adriano), cuyos originales se encuentran en el Museo Arqueológico de Nápoles, y con una del Ángel de Lude, del Castillo de Le Lude de Francia.

Referencias

AA.VV. (2009) Agentes de deterioro. Canadá: Canadian Conservation Institute. Centro Nacional de Conservación y Restauración. Recuperado de https://bit.ly/3EkjV3S

AA.VV. (2010) Los museos de la Universidad Nacional de La Plata y su red. Un catálogo de su patrimonio. Recuperado de https://bit.ly/3Fr2K27

González Varas, I. (1999) Conservación de bienes culturales. Teorías, historia, principios y normas. Madrid, España: Manuales de Arte Cátedra.

Franco Rufino, M. P. (2016) Historia sobre técnicas de esculturas vaciadas en yeso y su conservación y restauración. Estudios de caso: la colección de la escuela de arte y la colección de la Universidad de Sevilla. [Tesis doctoral] Universidad de Sevilla. Recuperado de https://bit.ly/3pp8bsD


  1. La misma problemática plantea Franco Rufino (2016) en su Tesis del año 2016, fecha en que paralelamente se estaba realizando el presente relevamiento.
  2. El Catálogo de la Red de Museos de la UNLP, publicado en el año 2010, menciona que “el espacio expositivo [de la Facultad de Artes] lo constituyen las galerías de la planta baja de la facultad, donde actualmente se puede apreciar el 50 % de la colección.” (AAVV, p. 49).


Deja un comentario