Otras publicaciones:

12-2555t

12-4227t

Otras publicaciones:

tapa5

Book cover

2 La conservación de la colección de la obra plana

Ana Elisa Cozzuol,[1] Marina Laura Gury[2]
y María Angélica Guerriere[3]

La conservación de obras de arte tiene como objeto la preservación, en el tiempo, de sus propiedades físicas, estéticas y culturales. La manera de hacerlo es mediante un conjunto de medidas preventivas cuyo objetivo esencial es prevenir o minimizar el deterioro por factores ambientales y humanos, actuando con estrategias indirectas sobre las obras.

Dos de las herramientas de conservación preventiva son el registro y la documentación de las obras que posee una institución. Su uso permite conocer la cantidad de obras que pertenecen a una colección, en qué lugar se encuentran y cuál es su estado de conservación. De esa manera, se pueden priorizar los problemas e implementar soluciones apropiadas y sostenibles en el tiempo.

El grupo de restauradoras del equipo de investigación se enfocó en el estudio de la colección de pinturas de caballete, dibujos y grabados pertenecientes a la Facultad de Artes de la UNLP. La tarea consistió en documentar el estado de conservación de las diecisiete obras que están ubicadas en distintos espacios del edificio central de la facultad.

El objetivo fundamental del trabajo fue relevar cada obra lo más detalladamente posible, para tratar de determinar y dar cuenta del estado de conservación en ese momento. Primero se indagó si existía algún tipo de documentación de registro realizada con anterioridad. El Área de Museo, Exposiciones y Conservación de la facultad contaba con unas fichas acotadas en las que figuraba una fotografía a modo ilustrativo, las medidas totales, el autor, el título y la ubicación topográfica dentro del edificio central.

Dado que el examen técnico es una herramienta fundamental para el seguimiento del estado de conservación de las obras y que aporta información valiosa a los efectos de decidir intervenciones, el equipo elaboró fichas técnicas donde se registraron los datos obtenidos. Esas fichas se emplean para la identificación, el control y el seguimiento del objeto. De estos documentos se puede extraer información acerca de la procedencia y de la historia de la obra dentro de la institución, además de mejorar el control y el manejo de la misma. Las fichas técnicas aportan, en efecto, datos certeros que sirven para planificar trabajos de restauración.

Se confeccionó un formato de ficha estándar para todas las obras, y se modificó de acuerdo al tipo de técnica utilizada por el o la artista en cada una, lo cual implicó el uso de materiales, soportes y montajes. Se buscó que las fichas fueran de fácil interpretación y que, acompañadas de registros fotográficos, permitieran una rápida identificación de las obras, como también de los deterioros, cambios, alteraciones o patologías que sufriere la obra con el paso del tiempo.

En el proceso de documentación, la fotografía ayuda a identificar y reconocer el objeto; incluso, en casos de extravío o pérdida, aporta conocimiento de las alteraciones materiales y estéticas como también de las intervenciones a lo largo de la historia, lo cual la transforma en una herramienta indispensable para el trabajo de restauración.

A partir de esas referencias, se elaboraron tres modelos de fichas basadas en la técnica artística relevada: uno para las obras de pintura de caballete, otro para los grabados y otro para los dibujos sobre papel. Por cada parte constitutiva de la obra, se incluyeron distintos campos. En el primer campo se ubicó la información general y suficiente para identificar el objeto: tipo de objeto, autor, título, número de inventario, ubicación topográfica, medidas, materiales y técnicas, descripción de lo representado y estado general de conservación (bueno, regular o malo).

El campo siguiente de la ficha se compuso así: soporte y soporte accesorio, los deterioros de cada parte, las causas que los originaron (si fue posible determinarlas), datos particulares e imágenes fotográficas del estado de conservación y de los detalles relevantes; por último, recomendaciones para una mejor preservación a futuro. El último campo fue denominado Seguimiento del estado de conservación, y servirá para rellenar en los controles periódicos e intervenciones posteriores al relevamiento efectuado.

El análisis llevado a cabo por el equipo se complementó con el uso de lupas, luz rasante o tangencial[4] para poder observar irregularidades y/o deformaciones de la obra y luz transmitida[5] para poder observar partes que se encuentran perdidas (lagunas), grietas y densidad de la capa pictórica.

Las obras se encontraban distribuidas por diferentes ámbitos de la Facultad: Secretaría de Extensión, Biblioteca, Área Económico Financiera, Secretaría de Planificación, Infraestructura y Finanzas, etc. Esa situación condujo a hacer el relevamiento por áreas.

Una vez identificadas todas las obras se comenzó con el análisis de cada una. Algunas de ellas fueron examinadas in situ, otras se trasladaron a un aula acondicionada para su estudio.

Mediante el examen técnico, el equipo pudo determinar causas generales y particulares que explican deterioros en las obras. Las causas generales se relacionan con condiciones medioambientales no controladas, ausencia de lugares de exposición o guarda específica y con disociación de la información. Las causas particulares se vinculan a cuestiones intrínsecas de la propia obra (uso de materiales incompatibles, técnicas inapropiadas que ocasionaron craquelados, ampollas y desprendimiento de capas pictóricas, alteraciones cromáticas, etc.) y también extrínsecas (restauraciones inadecuadas).

Conociendo la información de las causas de deterioro, se establecieron recomendaciones generales para el almacenaje, la exhibición, el seguimiento periódico y el uso de materiales y criterios de conservación en futuras intervenciones.

Las fichas utilizadas son abiertas, lo cual significa que se pueden seguir completando en los controles de la colección y en las eventuales tareas de restauración. Los resultados de este relevamiento aportan información al Catálogo Razonado. A partir del trabajo realizado por este equipo de especialistas en conservación y restauración en el marco del proyecto, la documentación registrada forma parte de la historia de la colección de obra plana de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de La Plata.

Anexo: ficha de conservación (ejemplo)

FACULTAD DE ARTES – ÁREA MUSEO, EXPOSICIONES Y CONSERVACIÓN

FICHA TÉCNICA FICHA PINTURA DE CABALLETE

OBJETO
INVENTARIO
FECHA RELEVAMIENTO
UBICACIÓN TOPOGRÁFICA
AUTORTÍTULO
FIRMAFECHA
TÉCNICAMEDIDAS
MARCOTÍTULO POPULAR/ADJUDICADO:
DESCRIPCIÓN1
ESTADO DE CONSERVACIÓN

1 NOTA: se considera lateral derecho o izquierdo al correspondiente del observador que mira de frente a la obra, ya sea el anverso o el reverso y en todos los casos.

SOPORTE ACCESORIO

MATERIAL
FORMATO
COMPONENTES
UNIONES
ESTADO DE CONSERVACIÓN
OBSERVACIONES
SOPORTE
TIPO
LIGAMENTO
COMPONENTES
ESTADO DE CONSERVACIÓN
OBSERVACIONES

IMPRIMACIÓN

TIPO
ESPESOR
COLOR
ESTADO DE CONSERVACIÓN
OBSERVACIONES

CAPA PICTÓRICA

ESPESOR
TEXTURA
APLICACIÓN
COLOR
ESTADO DE CONSERVACIÓN
OBSERVACIONES

RECUBRIMIENTO PROTECTOR

ACABADO
ESTADO DE CONSERVACION
OBSERVACIONES
MONTAJE
TEXTIL AL BASTIDOR
BASTIDOR AL MARCO
OBSERVACIONES
RECOMENDACIONES

FOTOS DE DETALLE

RESPONSABLES
FOTOS


  1. Museo de Física, Facultad de Ciencias Exactas, Universidad Nacional de La Plata. anacozzuol@gmail.com.
  2. Facultad de Artes, Universidad Nacional de La Plata. marinagury@hotmail.com.
  3. Museo de Física, Facultad de Ciencias Exactas, Universidad Nacional de La Plata. guerrierestauro@gmail.com.
  4. Haz de luz blanca que incide en un ángulo débil sobre la superficie de la obra.
  5. Haz de luz que se ubica desde el reverso.


Deja un comentario