En la misma colección

9789877230079-frontcover

frontcover_RIMISP

En la misma colección

9789871867530-frontcover

9789877230130-frontcover

Introducción

Sebastián Benítez Larghi y Marina Moguillansky

En los últimos años, la mayoría de los gobiernos latinoamericanos han realizado esfuerzos destinados a mejorar la inclusión digital en sus países, desarrollando diversas políticas aplicadas en el ámbito educativo. Estas políticas han sido y continúan siendo profusamente evaluadas a través de estudios e investigaciones, en algunos casos por encargos de los propios Estados y en otros casos por organismos internacionales, con distintos enfoques, entre los cuales predomina claramente la perspectiva de medir el impacto que dichas políticas tienen sobre la calidad educativa. En este contexto, resulta pertinente y necesaria una reflexión crítica acerca de las formas en que se evalúan estas políticas, puesto que las evaluaciones no son neutrales y tienen, lógicamente, consecuencias en la continuidad, reformulación o abandono de los programas.

Entre las diversas evaluaciones a los programas de inclusión o alfabetización digital disponibles, escogimos concentrarnos en la reflexión crítica de aquellas basadas en el modelo Uno a Uno no solo por su alcance masivo y generalizado sino también por la fuerte expectativa (explícita o implícita) de que llevar la computadora a la casa produjera sinergias en el hogar en cuanto a la alfabetización digital de los adultos mayores, el acceso al e-gobierno y el estímulo a distintos emprendimientos productivos, sociales o culturales en la familia o en la comunidad. En consecuencia, el estudio se focalizó en recuperar cómo en dichas evaluaciones se hacen presentes los padres, familias, adultos o comunidades, y en indagar los modos en que las familias y sus vínculos con la tecnología son recortados y conceptualizados por las evaluaciones.

El presente libro es producto del proyecto de investigación “Reflexiones críticas acerca de las estrategias de evaluación de modelos de inclusión y alfabetización digital Uno a Uno en familias de sectores populares en la región. Los casos de Argentina, México y Uruguay” inscripto dentro del Programa Hacia un Consenso del Sur financiado por la Subsecretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación Argentina.[1] Dentro del contexto arriba descripto, el proyecto se propone apuntalar la formación de una Red Latinoamericana para la elaboración de propuestas teóricas, que promuevan una perspectiva comparativa de las distintas experiencias sobre políticas públicas de inclusión digital basadas en modelos Uno a Uno en la región. El objetivo central de la investigación radicó en determinar cómo influyeron los enfoques teóricos y metodológicos utilizados hasta el momento, de forma explícita o implícita, en los diseños de las evaluaciones y el análisis de los resultados. Aunque se planteen objetivos similares y compartan el mismo universo de estudio, distintas evaluaciones pueden arrojar resultados diferentes de acuerdo con los supuestos teóricos y con los enfoques metodológicos que asuman para dar cuenta de la realidad estudiada. Ello a su vez se refleja de manera directa en las recomendaciones hacia los gobiernos e instancias decisorias de la política pública, en la valoración de la situación en un sentido o en otro, y no siempre permite comprender la experiencia de los sujetos concretos involucrados en dichas políticas. En el caso de modelos Uno a Uno, este problema se vuelve particularmente significativo debido a las altas expectativas que depositaron los gobiernos respecto al alcance de la inclusión social y educativa, en contraste con ciertas evaluaciones que resultan bastantes críticas en relación con los “resultados” relevados.

En cuanto a las evaluaciones de estas políticas, es importante señalar que muchas de ellas –casi todas– se han implementado con financiamiento provisto por agencias y organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial. Estas instituciones por lo general fijan lineamientos para la evaluación de las políticas que financian, con modelos y metodologías pre-establecidos, que tienden a favorecer enfoques cuantitativos y de tipo experimental o cuasi-experimental, inspirados en las prácticas de las ciencias duras y difícilmente replicables por las ciencias sociales en el ámbito de la educación y las tecnologías. Más allá de esas evaluaciones, por otra parte, se han desarrollado numerosos trabajos académicos. Aquí nos enfocaremos en las evaluaciones encargadas por los propios organismos nacionales que implementan las políticas de inclusión digital aunque se tomarán como antecedentes las evaluaciones realizadas por las agencias y organismos internacionales.

En este libro se vuelcan los resultados de un intenso trabajo de análisis de las principales evaluaciones realizadas sobre los modelos Uno a Uno en Latinoamérica, que ofrece un panorama de la situación del continente apuntando a construir herramientas para lograr consensos académicos acerca de las relaciones entre políticas de inclusión digital, evaluaciones y enfoques metodológicos. Hemos prestando especial atención a los casos del Plan Ceibal de Uruguay y al Programa Conectar Igualdad de Argentina, dado que se trató de las políticas más extensas y ambiciosas que se desarrollaron hasta el momento y que concitaron mayores estudios evaluativos.

El proyecto de investigación se desarrolló en tres fases durante los años 2014 y 2015. La primera fase estuvo abocada a la contextualización y mapeo de los modelos Uno a Uno y sus evaluaciones en Latinoamérica. Para ello se rastrearon sus antecedentes inscriptos en otras políticas de inclusión digital y de incorporación de tecnologías en la educación y descripción y caracterización de las evaluaciones disponibles en Latinoamérica. Luego, durante la segunda fase se procedió a la selección y análisis crítico de un corpus de evaluaciones recortado a los casos pioneros y masivos de Uruguay y Argentina. En paralelo, se realizó un seminario en México donde se intercambiaron reflexiones sobre las experiencias de evaluación de modelos Uno a Uno tomando a investigadores radicados en dicho país en tanto allí se estaba recién implementando una política de estas características. Finalmente, una tercera fase consistió en la formulación de una propuesta de un marco epistémico-teórico-metodológico de evaluación alternativo al dominante.

El libro refleja los hallazgos de dicha investigación y se estructura de la siguiente manera. En la sección primera se vuelcan los resultados del análisis crítico de las evaluaciones de los modelos Uno a Uno en Latinoamérica. El capítulo 1, a cargo de Marina Moguillansky, Magdalena Lemus y Ariel Fontecoba, está dedicado a recuperar los antecedentes de las políticas de inclusión digital, rastrear los modelos evaluativos y principales conclusiones de los estudios encargados por agencias y organismos internacionales y mapear los modelos Uno a Uno implementados en la región, y caracterizar el universo de evaluaciones disponibles. El capítulo 2, de Sebastián Benítez Larghi, y el capítulo 3, a cargo de Jimena Ponce de León y Nicolás Welschinger Lascano, profundizan la reflexión crítica mediante el recorte de un corpus de análisis concentrado en un conjunto significativo de evaluaciones de dos casos paradigmáticos, como la pionera experiencia del Plan Ceibal de Uruguay y el de mayor alcance y masividad como el Programa Conectar Igualdad de la Argentina. La sección segunda consta de dos capítulos escritos por Inés Dussel y Judith Kalman respectivamente. Dichos capítulos son el resultado del seminario de intercambio realizado en México y recuperan el diálogo e intercambio que se produjo en dicho encuentro entre los avances de la investigación que llevaba el equipo en Buenos Aires, y los trabajos de investigación de dichas autoras sobre la temática en México. En su capítulo, Inés Dussel pone a discusión algunos de los supuestos sobre los que se basaron los modelos Uno a Uno en Latinoamérica y, basándose especialmente en las experiencias de Argentina y Uruguay, sugiere que las evaluaciones deben pensarlos en un nuevo escenario tecnológico, político e institucional con nuevas complejidades. En el capítulo de Judith Kalman se examinan algunos de los parámetros de evaluación actuales de los proyectos de inclusión tecnológica en entornos educativos tomando como foco de reflexión la experiencia aún incipiente de México. Finalmente, en las conclusiones, Rosalía Winocur sintetiza un conjunto de propuestas de orden epistemológico y teórico metodológico para el diseño del trabajo de campo y la elaboración de los instrumentos de indagación en la evaluación de políticas públicas de inclusión digital.


  1. El proyecto cuenta con la participación del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales perteneciente a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) como institución sede; Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana de México (UAM) y la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC) de la Universidad de la República de Uruguay (UDELAR) como instituciones colaboradoras.


Deja un comentario