Otras publicaciones:

Book cover

12-2985t

Otras publicaciones:

12-4430t

9789871867653_frontcover

1 Los gobiernos locales y la gestión del uso de fitosanitarios

El aumento de la superficie destinada a la agricultura, basada en un modelo tecnológico de alta demanda de insumos, trajo aparejado un incremento en el uso de fitosanitarios ‑herbicidas, insecticidas y fungicidas, entre otros-. Al mismo tiempo, se desarrolló, tanto a nivel local como mundial, un crecimiento de la conciencia poblacional por la revalorización y defensa del ambiente. Paralelamente, comenzaron a surgir manifestaciones y denuncias sobre los posibles efectos de estos productos en la salud humana y el ambiente, promovidas por vecinos u organizaciones sociales. Algunas de estas denuncias han llegado a la justicia dando lugar, tanto a restricción de las aplicaciones en los espacios periurbanos, como a condenas de productores agropecuarios y prestadores de servicios aplicadores-.

En la provincia de Santa Fe, la Ley 11.273 -1995- regula la elaboración, formulación, transporte, almacenamiento, distribución, fraccionamiento, expendio, aplicación y destrucción de envases de productos fitosanitarios. En sus artículos 33 y 34 prohíbe la aplicación de las clases más tóxicas de pesticidas en el espacio próximo a los centros poblados y a través de su Decreto Reglamentario 552 -1997-, insta a las comunas y municipios a delimitar su zona urbana mediante una ordenanza que, entre otros puntos, establezca la línea agronómica a partir del cual se aplica -rige- la ley provincial.

Las denuncias y manifestaciones de los vecinos, algunas altamente mediatizadas, generan tensiones y conflictos en pueblos y ciudades insertas en el espacio rural. En el territorio santafesino, esta situación ha llevado a que muchas localidades realizaran o rediseñaran sus ordenanzas en relación al uso de fitosanitarios, a centrar la discusión sobre la cantidad de metros que sería adecuado establecer entre la zona urbana y la línea agronómica y a pensar o exigir una zona de amortiguamiento alrededor de las áreas a proteger.

En 2015, un grupo de docentes-investigadores comienza a abordar esta problemática a partir de una demanda de la CODETEA[1], identificando los siguientes factores causales: a- la inexistencia y/o deficiencias en los sistemas actuales de gestión del uso de fitosanitarios -responsabilidad de los Estados locales y del Estado provincial-; b- el desconocimiento de los riesgos y peligros de las prácticas agropecuarias realizadas, tanto por los productores como por los ciudadanos, y c- las dificultades de los ingenieros agrónomos y los productores agropecuarios para realizar actividades de menor impacto ambiental.

En relación a la primera causa identificada, se plantea la necesidad de generar herramientas para colaborar con la gestión de los gobiernos locales. De este modo, y a partir de una estrategia de investigación acción participativa[2] con comunas y municipios de la provincia de Santa Fe y Entre Ríos, se elabora y valida un algoritmo para la gestión de fitosanitarios al que se denomina ALGEFIT –2018-.

Cuando su desarrollo estaba próximo a finalizar, la Secretaría de Agricultura del Ministerio de la Producción de Santa Fe diseña su Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias -BPA-SF-, y toma este algoritmo como base para el ordenamiento de la gestión de fitosanitarios en municipios y comunas, junto con otras herramientas ad hoc. Durante el primer año de ejecución del programa[3] se visitaron 265 localidades –sobre un total de 365-, se realizaron 200 entrevistas -cuestionario- y se entregaron 180 diagnósticos técnicos y recomendaciones de reordenamiento de la gestión.

El presente manual se estructura de la siguiente manera: en primer lugar, se describe la herramienta y se explican sus fundamentos; en segundo lugar, se hacen recomendaciones para su uso y, en tercer lugar, se muestra su utilización en un caso real. En los anexos se presentan y desarrollan instrumentos complementarios necesarios para la implementación del ALGEFIT: un cuestionario para el relevamiento de los datos, una guía para el reordenamiento de la gestión local, un detalle de las funciones del verificador, un modelo de acta de verificación de aplicaciones y un modelo de ordenanza. La planilla de cálculo para el diagnóstico de las prioridades a gestionar en un caso dado, puede descargarse del siguiente sitio web: https://www.fca.unl.edu.ar/vinculacion/algefit/.

Es necesario destacar que ALGEFIT fue especialmente diseñado para localidades en cuyo espacio periurbano se desarrollan actividades agropecuarias de tipo extensivo, teniendo limitaciones para territorios donde la actividad predominante es la horticultura.

En este manual se incorporan modificaciones a la herramienta registrada en 2018, a partir de los aportes derivados de la experiencia práctica de los implementadores del Programa BPA-SF.


  1. La Comisión para el Desarrollo Tecnológico del Departamento Las Colonias es un espacio interinstitucional integrado por organizaciones, cooperativas, empresas e instituciones públicas vinculadas al sector agropecuario. Funciona de manera ininterrumpida desde el año 1983.
  2. La misma contó con los siguientes financiamientos: Convenio INTA AUDEAS CONADEV 2015 -CIAC 940152-, el CAID+O 2014 y el CAID 2016 financiado por la Universidad Nacional del Litoral -UNL. En el primero participaron investigadores de las FCA de la UNL, UNR y UNNER, y las EEA INTA de Rafaela, Oliveros y Paraná.
  3. De octubre 2018 a noviembre 2019.


Deja un comentario