Otras publicaciones:

9789871867523-frontcover

Book cover

Otras publicaciones:

9789871354894_frontcover-224x344

12-2842t

Prólogo

Marita Soto

Hace más de dos décadas que Mariano Zelcer se interroga por las nuevas demandas que las novedades tecnológicas abren en la producción y circulación discursivas: lo viene haciendo desde aquellos momentos en que emergían los diarios electrónicos que modificaban la lectura, la recepción y la producción digital y no digital, de manera que transformaban la historia de los medios.

En este trabajo, delimita un territorio de problemas abierto por las transformaciones de los procesos de construcción de las imágenes que nos rodean e interpelan, que nos seducen o nos inhiben, que nos llegan y que enviamos. En este sentido, a la manera de un prisma, sus diferentes caras exigen distintos enfoques: hacia uno de sus límites, se problematiza el emplazamiento en dispositivos diversos; hacia el otro, sus entramados discursivos. En este sentido, las decisiones del autor implicaron no solo la elección singular del punto de vista de la observación, sino también la de los instrumentos adecuados para su comprensión y análisis, ya que se trata de fenómenos complejos y dinámicos que solo pueden estudiarse en aproximaciones sucesivas. De hecho, los diferentes niveles de resultados dialogan entre sí y cada uno de ellos funciona como punto de partida y de referencia para la fase siguiente.

Es de destacar que en el diseño de la investigación convergen dos líneas de trabajo: por un lado, se trata de poner en juego una concepción sobre el dispositivo y sus discusiones y recuperaciones. Esta revisión se ha extendido a las formulaciones más sobresalientes y decisivas en el campo de reflexión sobre la construcción de las imágenes frente a la irrupción de nuevas modalidades técnicas y tecnológicas. Y, por otro lado, se han seleccionado instrumentos que provienen de la perspectiva socio-semiótica para desmontar la operatoria del corpus seleccionado, y se han incluido técnicas ad hoc aplicables en la instancia de reconocimiento.

Es interesante además observar en la construcción del corpus seleccionado la convivencia de técnicas diferentes de recolección atendiendo a la variabilidad intuida de los ejemplares a recolectar y considerando la densidad de los antecedentes en el campo de la investigación.

Paralelamente a los cambios tecnológicos contemporáneos, se han desarrollado tecnologías para estudiarlos: el importante desarrollo que la dinámica de los dispositivos junto a la conceptualización del término “dispositivo” ha tenido desde finales de los 80 nos persuade de su relevancia. Y lo que resulta más interesante aún es el giro en sus tratamientos: de concebirlo como conjunto de técnicas a tratarlo como un mecanismo regulatorio complejo para procesos mediáticos o mediatizados. Desde este modo de aproximación, la noción nos permite reflexionar tanto sobre el dispositivo del cuerpo en una performance, como en los dispositivos exhibitivos presentes en instituciones museísticas o los intervinientes en el universo digital. Para la obligación permanente de actualización, el capítulo referido al tema nos acerca una plataforma desde la cual podemos ubicar una nueva irrupción tecnológica o un nuevo tipo de construcción de mensajes.

Dentro de los aportes del trabajo, debemos destacar, por un lado, la apertura de la mirada hacia nuevas modalidades de la vida de las imágenes, mirada atenta al espacio cambiante que ocuparán las producciones en desarrollo. Los tipos de imágenes abordadas relanzan preguntas acerca de los “sueños de sustitución”, a la manera de sofisticados trompesl’œil transformados ahora en experiencias, por ejemplo, en la propuesta o promesa de la realidad virtual. Por otro lado, conduce a la puesta a punto de una discusión insoslayable en la conversación contemporánea.

Asumido el riesgo que toda investigación sobre fenómenos emergentes trae consigo, se trata no de aventar el fantasma de la rápida obsolescencia, sino de luchar contra su persecución. Y eso hace Zelcer.

 

Buenos Aires, noviembre de 2020



Deja un comentario