Otras publicaciones:

9789871867929_frontcover

silentchange

Otras publicaciones:

9789871867967-frontcover

frontcover_RIMISP

5 Las teorías de la Educación Física[1]

Semejanzas y diferencias: usos, préstamos y resignificaciones

Trayecto discursivo de la Educación Física.
Segunda parte

Introducción

Estas asignaturas resultan de dos materias pre-existentes, presentes en el Plan 84 aunque bajo otras denominaciones (Introducción a la EF y Teoría especial de la Gimnástica[2]. De este modo el profesor Carballo asumió la conducción de TEF 1 y 2, ubicándose el profesor Carlos Parenti en TEF 3 y Jorge Fridman en TEF 4. A lo largo del proceso algunos profesores fueron promovidos a cargos de Adjunto y ello dio lugar a que las materias TEF crecieran en su estructura a nivel de conducción.

Al menos dos docentes que integran estas materias tuvieron un rol protagónico y destacado en el proceso de organización y estructuración de las mismas como así también en la conformación de equipos y a la vez fueron parte de instancias, hechos y contextos políticos determinantes en la historia de formación de la EF de la Universidad Nacional de La Plata. Los Profesores Carlos Parenti y Jorge Fridman[3].

El caso del Profesor Fridman[4], refiriéndose a su etapa como estudiante y a su relación e incorporación a la carrera y con los docentes que marcaron su formación inicial, y a cómo esto incidió en su participación en las materia, primero Introducción a la EF y Teoría Especial de la Gimnástica y luego en Teoría de la Educación Física 4, señala:

a todos los que cursamos con Amavet nos llamó la atención que se podía pensar a la educación física de una manera distinta […] había una asignatura que se llamaba Filosofía de las Ciencias, cuyo Titular era Ricardo Gómez y tenía como Ayudante a Antonio Castorina, y con Parenti, que estudiábamos juntos éramos los únicos de la carrera que cursábamos esa materia. Lo teórico con Gómez y los prácticos con Castorina […] nos arrimamos a algo que hasta ese momento se planteaba como una idealización, como algo a lo cual había que llegar, epistemología, investigación, algo que declamaba Amavet […] vino la dictadura […] y en el ´84 ingresamos nuevamente a la Facultad, entré como Ayudante de Introducción a la Educación Física (2018: 1 y 2).

Carlos Parenti[5], sobre quien se ha hecho referencias previamente, situándose en el contexto y momento histórico de la recuperación democrática, en el cual tuvo una activa y principal participación institucional, sostuvo:

En el año 84 hubo que generar cambios con respecto a lo que era la tradición […] Antes la Educación Física estaba pensada solamente para la escuela, había que dar cuenta que la educación física es una disciplina de intervención con un amplio campo […] otro modo de tomar al cuerpo […] no se pensaba la educación física con una tradición social, académica, científica, de investigación o deformación en licenciatura (2018: 1 y 2).

Consultado Fridman sobre esta forma de pensar la EF, esta manera diferente de verla desde Amavet, dice:

El hecho de que haya estado Amavet nos hizo interesar en una cosa totalmente novedosa. Él hablaba de un cuerpo totalmente distinto […] el año que nosotros entramos a la Facultad fue el año del famoso mayo francés, que convulsionó todo […] Piaget hablando de constructivismo, por primera vez hablamos de construcción […] despertó en nosotros una mirada distinta (2018: 3 y 4).

Fridman también sostiene: “En ese en ese momento educación física era la hermana pobre de la Facultad […] hubo luchas y momentos muy importantes, la administración de Parenti fue consolidando…”. (2018: 2 y 3)

Dicho esto a modo de contextualización histórica y política pasamos a referir a las materias y contenidos en cuestión.

Teoría de la Educación Física 1

Según el Plan, esta asignatura abordará principalmente como temas, entre otros, los siguientes: La cultura y la sociedad, Conocimiento y conocimiento científico. La ciencia, los mitos, las creencias y la religión; el sentido común, Los paradigmas actuales en la ciencia, El cuerpo, el movimiento y las prácticas corporales. Constitución y significación educativa. Representaciones sociales del cuerpo (2000: 17)

Los programas 2000 (Carballo) y 2002 y 2005[6] (Carballo-Achucarro), en términos generales, refieren a los mismos temas y contenidos aunque con pequeñas variaciones en cuanto a bibliografía utilizada en cada uno de ellos.

El programa 2007[7] (Carballo-Achucarro) ajustándose de manera más lograda a los contenidos establecidos en el Plan, focaliza en el tratamiento de tres ejes temáticos: conocimiento científico, cuerpo y movimiento. En continuidad con esta propuesta, los programas 2009 y 2010[8] (Achucarro) proponen el tratamiento de “El conocimiento científico” y “El cuerpo, el movimiento y las prácticas corporales 1 y 2”, refiriendo en 1 a cuestiones como “El cuerpo en occidente a parir de la modernidad. El cuerpo como realidad social construida. Cuerpo y organismo” y en 2 “contenidos” especificados con relación a las prácticas centrándose en “El proceso de medicalización y deportivización. Género y prácticas corporales. El cuerpo como objeto de consumo”. (2009: 4 y 5)

Consultado Achucarro[9] con relación al proceso de elaboración y definición de los programas en la etapa inicial, y refiriendo desde la etapa de su desempeño en la función de Jefe de Trabajos Prácticos hasta la actualidad, en el marco de un intercambio se sensaciones y apreciaciones entre el entrevistador y el entrevistado se puede decir: “si no recuerdo mal en el año […] Carlos nos propone dividir la cátedra […] porque durante mucho tiempo fuimos el mismo cuerpo docente que trabajamos en Teoría 1 y 2, nos dividimos y quedó como Adjunto de Teoría 1”. (2018: 4)

Resaltando esta idea de trabajo conjunto y de la implementación de dos nuevas materias, a partir de una inicial sostiene que en un inicio los programas de TEF 1 y TEF 2 fueron parecidos pero después van tomando desarrollos distintos.

La bibliografía incluye entre otros textos de David Le Breton[10], Michel Bernard[11], Benilde Vázquez Gómez[12] y Paula Sibilia[13]. Los materiales permiten abordar y problematizan al cuerpo en perspectiva social, entendido como objeto de consumo y en relación con diversidad de prácticas sociales.

Achucarro recuerda el proceso como parte de un trabajo conjunto basado en acuerdos y posiciones reflexivas que hacían anclaje en la significación que los temas tenían para el grupo de docentes, resalta que los recorridos profesionales de profesores y las profesoras de estas materias llevaron a una organización que luego fue dando lugar a aspectos e intereses diferentes:

en programas anteriores no estaba presente la cuestión de géneros y las identidades, temas relativamente nuevos […] nos preguntamos cómo se investiga la construcción social del cuerpo de la belleza o la construcción social de los discursos de los géneros o de las nuevas identidades o de la salud […] intentamos poner en tensión estas ideas con las cuales vienen y esas ideas que tienen ellos cuál le sirve para seguir […] pensar el marco teórico sobre su propio cuerpo y desde ahí cómo sería la construcción de los futuros cuerpos de sus alumnos (2018: 5).

Como particularidad, en el programa los temas son abordados principalmente situados en la modernidad y el mundo contemporáneo. En ellos el cuerpo es tensionado en las relaciones y construcciones, centralmente objeto de consumo y en términos de representación. Esos cuerpos son los que aquí dan el presente. ¿Qué otras dimensiones implican al cuerpo? ¿Qué tensiona al cuerpo en la actualidad? ¿Cuál es el cuerpo que la teoría observa? ¿Es posible debatir en torno al cuerpo sin considerar a la sociedad actual, sin observarlo en perspectiva de consumo? ¿Qué cuerpo supone la belleza?

Por otra parte, en el relato de las prácticas se hace referencia a las transformaciones sociales y de comunicación que han tenido lugar en nuestra sociedad, a las nuevas y variadas formas de comunicación y de relación con el mundo, con los otros y con uno mismo que ubican al profesor de educación física en un lugar diferente con respecto al que asumía y construía en prácticas en las que los modos de circulación de la información y la comunicación respondía a usos y costumbres no intermediados o intermediados en menor medida por la tecnología.

Múltiples dimensiones de abordaje del cuerpo, diversas perspectivas de cuerpo inicialmente pensadas desde el consumo, la belleza y las identidades, y luego la propia identidad de los y las docentes se integra inevitablemente en sus decisiones y desarrollos.

Teoría de la Educación Física 2

El programa 2008[14] (Carballo) se encuentra organizado en tres unidades. La primera “Educación Física, educación y enseñanza”. La segunda “Los contenidos de la Educación Física”. La tercera “Epistemología y saber disciplinar de la Educación Física”. El programa 2010[15] (Carballo-Chiani) reordena el tratamiento de los temas y contenidos organizándolos desde dos unidades. La primera “Juego, Deporte y Gimnasia” y la segunda nominada “Epistemología e identidad disciplinar de la Educación Física”. El programa 2014[16] (Carballo-Chiani) se organiza desde tres unidades, destinando la primera -denominada Unidad 0- a “Repaso de los contenidos de Teoría de la Educación Física 1. El programa 2016[17] (Carballo-Chiani) mantiene la misma estructura y formulación que la dada en el anterior, incorporando textos en las distintas unidades producidos desde otros campos y del propio, entre otros de: Aurelia Di Berardino[18], Raúl Gómez[19], Juan Piovani[20], Sergio Centurión e Ivana Rivero[21], Víctor Pavía[22], María Graciela Rodríguez[23], Osvaldo Ron[24], María Lucía Gayol[25] y Ana García Munitis[26]. Estas referencias reflejan la presencia de una comunidad diversa y extensa aportando a la definición y caracterización de los conceptos que se plantean.

He aquí un cuerpo historizado en términos de prácticas como el juego, la gimnasia y el deporte.

En la mirada de Hernández[27] centrada principalmente en los trabajos prácticos, puede visualizarse distintas formas y estrategias para abordar los temas. Por una parte, una perspectiva transversal propia de las clases teóricas y, por otra, la instancia puntual de profundización desde algunos autores en particular:

en los trabajos prácticos abordamos solamente las dos unidades del programa, que serían 1 y 2 […] en los teóricos dan un enfoque transversal […] lo que se abordó se amplía desde alguna teoría en particular […] aparecen algunas definiciones de cuerpo, es decir qué pasa con el cuerpo desde esta perspectiva, cómo se construye, ahí sí hay una preocupación muestra por pensar más que encerrar algunos temas. Ahí sí la teoría sirve para interrogar […] las mujeres no hacen flexo-extensiones de brazos trabajando en apoyo facial libre sino que tiene que ver con alguna cuestión de género (2018: 3 y 4).

Con respecto a los tratamientos transversales Hernández sostiene:

el tema que atraviesa es educación física […] hago referencia a mi propia experiencia personal acerca de cómo funciona trabajar en artes marciales […] cómo funciona eso de trabajar en la facultad, trabajar con adultos mayores, cómo funciona en la escuela, cómo opera, qué cuerpo se construye […] en el caso de los adultos mayores, la primera cosa que me hizo pensar que ahí había un cuerpo surgió porque una vez leí un mural […] “a mí en la menopausia me hizo un clic, cerró la fábrica y abrió el parque de diversiones” […] la señora lo había percibido ahí, eso a mí me cambió la perspectiva, yo iba pensando en la fuerza, en la movilidad articular (2018: 5, 6 y 7).

Evidentemente la perspectiva de los docentes de la asignatura evidencia diferentes formas de pensar y abordar los problemas que se enuncian, miradas más enriquecedoras y distantes de modelos tradicionales y esquemáticos.

Nociones de cuerpo variadas, heterogéneas y próximas a los y las estudiantes, posibles de ser visualizadas y problematizadas, como parte central de la perspectiva que aquí se plantea y sostiene.

Teoría de la Educación Física 3

Para esta asignatura el propone dos grandes bloques de temas: aportes de la biología, la psicología, la sociología, la antropología, la pedagogía, la lingüística, etc., al estudio del individuo, la sociedad y la cultura y sus consecuencias para la teoría y la práctica de la EF y la problemática corporal en las sociedades actuales.

Los programas de la asignatura respetan esta orientación. Tanto el programa 2002[28] (Parenti) como los programas 2006, 2009 y 2014[29] (Parenti-Scharagrodsky) mantuvieron estos temas y contenidos. Observando las característica del programa cobra sentido la explicación que brinda el Prof. Parenti[30] sobre la estructura de organización por áreas, pensada como parte de un proceso de organización de la materia que permitió poner en discusión conceptos o términos de uso, naturalizados en la educación física; vinculaciones con otras disciplinas; resignificaciones en torno al cuerpo:

El “área biológica” siempre estuvo sustentada en el determinismo, la dotación genética, determinadas estructuras, las medidas antropométricas a tener en cuenta en los deportistas, en donde si medís tanto debe ser tanto. En ese sentido estaba todo señalado, todo determinado. Ponerlo en evidencia era de algún modo decirles miren lo que está pasando, miren lo que fue y fíjense que esto hay que cambiarlo. El “área sociológica”, no es un deber ser pero sí es sobre los modos de mirar la educación física, necesariamente para no quedar entrampado en la mirada biológica (2018: 7).

Los programas posteriores dieron lugar a una reorientación temática y definición de perspectivas de particular interés para la materia conservando los determinantes del Plan para la misma pero agudizando las perspectivas de abordaje.

Se incluyen las nociones de ciencia, teoría, sentido común y pensamiento científico luego de lo cual se abordan paradigmas y relaciones disciplinares como también las correspondencias de estas relaciones con el pensamiento y los desarrollos producidos con respecto al campo de la educación y principalmente con respecto a la noción de cuerpo. Hay aquí una recuperación efectiva de la construcción histórica del concepto y de los atravesamientos que este sufre a partir de saberes pedagógicos, biológicos y fisiológicos y políticos. El programa evidencia un momento clave en la construcción de una noción de cuerpo que dirá presente con claridad en las propuestas y ejercitaciones física de fines de S. XIX y S XX. Interesantísima propuesta bibliográfica acompaña este tratamiento con ilustres desconocidos en los programas de otras asignaturas que refieren a estos problemas. Este punto es un aporte significativo en lo relativo a pensar las concepciones de cuerpo desde perspectivas menos homogéneas en términos discursivos. A la vez , se aborda entre otros temas el discurso pedagógico moderno, se analizan sus dispositivos: infancia, currículum y lugar del docente, el cuerpo infantil como objeto y blanco de poder, el currículum como dispositivo regulador del saber y de la subjetividad y el lugar del cuerpo en el currículum. Se observa un enfoque temático preciso y definido. Se abandona las formulaciones de orden general para posarse en el tratamiento del cuerpo en la modernidad, y más precisamente sobre el discurso pedagógico moderno y el lugar del cuerpo en ese discurso. El tratamiento emerge despojado de tensiones binarias y clásicas para referir a otro conjunto de elementos, variables y dimensiones que lo piensan y educan como la pedagogización, la subjetividad, los dispositivos de saber y la formación en educación física aunque centrado en la infancia. Los autores considerados para estos temas refuerzan y consolidan la mirada construida, por cierto diversa, plural, regional, de proximidad: Ángela Aisenstein y Pablo Scharagrodsky[31], Stephen Ball[32], Pablo Alabarces[33], Luc Boltanski[34] y Bryan Turner[35], entre otros. Diversidad conceptual y temporal para acompañar una construcción conceptual que integra saberes y recupera condiciones y situaciones históricas y políticas al pensar el cuerpo y la educación.

Otro tema puntual y significativo en la materia es la perspectiva de género y como categoría para analizar las prácticas. Sin duda temas y problemas ineludibles. Allí la base está en producciones de diferentes campos y disciplinas: la lingüística, la filosofía, la sociología, las ciencias políticas, la antropología y la educación física principalmente, con autores como Elisabeth Badinter[36], Marta Lamas[37] y Benilde Vázquez[38], entre otros. Nuevamente, diversidad conceptual, diversidad de cuerpos.

A la vez, la perspectiva histórica también es distintiva y no sólo porque se recupera la historia de la educación física escolar, o la historia del cuerpo en la escuela, se evidencia el sentido de proceso y de historización de las prácticas, de cuerpos historizados:

nos costaba desmontar ciertas creencias, por ejemplo, trabajar sobre nociones previamente vistas de cuerpo establecidos -el cuerpo como objeto de consumo por ejemplo podría ser-, referían a una cierta bibliografía […] les decía “ustedes están en tercer año ustedes pueden hablar de educación física, tienen que problematizar educación física […] ustedes tienen un saber (2018: 9).

Parafraseando a Carlos Parenti, todos fueron pasos, todo fue planteado en un marco de proceso y de progreso.

Teoría de la Educación Física 4

Antes de avanzar sobre los programas es necesario recuperar una apreciación puntual hecha por Fridman en la entrevista[39] “La formación de la Universidad Nacional de La Plata nace distinta” (2018: 5). Particularidad distintiva que prevalece hasta hoy, y que tanto él como Carlos Parenti, al igual que muchos docentes comparten y defienden. Esta referencia se visibiliza en la estructura del Plan, las formas de organización de los trayectos que lo determinan, y también los distintos registros presentes en el análisis de los programas. Por otra parte, y consultado sobre el momento de organizar la materia Teoría de la Educación Física 4, y su programa, señala “…era una asignatura que estaba planteando problemas de tipo epistemológico para continuar con la mirada que había hecho un poco carne en mí…” (2018: 5), luego de lo cual hace referencia a que esa mirada epistemológica tiene como consecuencia que el programa fuera armado desde unidades planteadas como problemas: “El conocimiento como problema”; “El sujeto como problema”, “El cuerpo como problema” y “La Educación Corporal como problema”, presentes en programa 2002[40] (Fridman): El programa 2007[41] (Fridman) se apoya en la misma traza de organización aunque incorpora una unidad a la que nomina “La Teoría y la Práctica como problema”. Respecto a la razón de organizar los temas como problemas:

no existen como afirmaciones certeras. Es decir si uno se plantea algún tipo de mirada epistemológica eso implica hacerse problemas. El mundo de la ciencia, de la epistemología, las ciencias sean las que sean, formulan problemas […] Por ejemplo, decir unidad 3 el cuerpo es una cosa decir el cuerpo como problema es otra cosa […] Pensar al cuerpo como problema implica confrontar, en el marco del programa obviamente, distintas miradas acerca del cuerpo, acerca del conocimiento, acerca del sujeto, o acerca de las ciencias, e intentar entenderla en su contexto histórico […] es desafiarse a una búsqueda (2018: 6).

Los programas son acompañados de una extensa presentación de bibliografía, en palabras de Fridman “si vos planteas algo como problema tenes que dar los elementos como para que puedan realizar las búsquedas que le permitan pensarlo en distintas perspectivas”. (2018: 6 y 7).

El programa 2015[42] (Rodríguez) conserva lo enunciado e incorpora en la discusión otras perspectivas teóricas recientes, resultado de investigaciones que desarrolla constructos teóricos que se conceptualizan en lo que denomina la Educación Corporal.

Como textos utilizados en los programas de la materia se observan producciones de:

Patrick Baert[43], Marshall Berman[44], Jacques Derrida[45], Jean Lyotard[46] y Susan Sontang[47], Roger Chartier[48], Alex Branco Fraga[49], Jorge Fridman[50] y Adriana Marrero[51], entre otros.

En cuanto a temas singulares se destaca la inclusión de la tecnología como problema: “La relación histórica entre naturaleza y cultura. El problema en los nuevos escenarios: biotecnologías, nanotecnologías, informática, etc. La Educación Física frente a esos nuevos escenarios” (2009: 7). Fridman señala:

en textos de investigación científica cómo se veía el mundo y qué era lo que se venía […] las nuevas tecnologías son parte de esas cosas. Uno podía decir las nuevas tecnologías iban a cambiarnos la vida? Pensemos en el celular por ejemplo […] relacionado con las nuevas tecnologías en la constitución de las nuevas subjetividades […] las nuevas tecnologías están constituyendo nuevas subjetividades (2018: 8-9).

Sin dudas formas y significaciones diferentes, cuerpos diferentes. En algún sentido todos ellos posibles de ser configurados desde distintas tensiones y relaciones. Cuerpo biológico, cuerpo representado, cuerpo fragmentado, cuerpo subjetivo, cuerpo político, cuerpo de la práctica, cuerpo de la teoría, cuerpo de la epistemología, cuerpo de la educación física, cuerpo de la educación corporal, cuerpo de la educación físico- deportiva, cuerpo de la modernidad, cuerpo de las prácticas corporales, cuerpo de la educación, cuerpo de las prácticas corporales educativas, cuerpo de la ciencia, cuerpo de la razón, cuerpo ideal, cuerpo del deporte, cuerpo de la belleza, cuerpo de la estética, cuerpo del consumo, cuerpo de los machos, cuerpo feminista…

Palabras finales a modo de primeras conclusiones

“Barajar y dar de nuevo”. La organización de las asignaturas TEF implicó un proceso que se extendió por un período de entre tres y seis años, luego de lo cual se logró un despegue diferenciador en cuanto a temas y textos o materiales utilizados. TEF 1 sostuvo su estructura y modificó, en parte, los materiales propuestos, y centralmente direccionó el tratamiento de los problemas relativos al cuerpo y la educación del cuerpo a temas y problemas de índole cultural contemporáneo, direccionando en buena medida los análisis y críticas a nociones de cuerpo como objeto de consumo. TEF 3 evidencia la incorporación de temas vinculados a perspectivas sociales y educativas -emparentada con las acciones de movimientos sociales en favor de la mujer, la inclusión y el respeto por la diversidad- TEF 4 suma referencias de la tecnología y algunos debates sobre campo de conocimiento. En estas asignaturas, las nociones posibles de cuerpo educado son diversas y variadas. El Plan señala que es aquí donde el cuerpo es objeto de consideración, tratamiento y estudio.

“Posiciones bien diferentes”. TEF 1 atiende con especial interés las nociones de cuerpo objeto, cuerpo del consumo basándose en el proceso de medicalización y deportivización o género, intentando revalorizar los procesos de identidad y construcción de sentidos recuperados desde la propia historia de vida y la propia identidad. TEF 3 muestra progresivamente una perspectiva panorámica abordando analítica y críticamente categorías como cuerpo natural-cuerpo construido, cuerpo mecánico-cuerpo significado e instala el debate sobre el concepto movimiento. Se plantean debates en torno a un cuerpo de “los opuestos” y se habilita un cuerpo situado en las prácticas, al cuerpo de la diversidad vinculado a prácticas cercanas a la Educación Física. TEF 4 piensa al cuerpo en términos de configuración a partir de otras nociones como la de sujeto, orden simbólico, modernidad y tecnologías, entre otros. Este cuerpo, en apariencia diverso, se direcciona desde la bibliográfica hacia una idea de cuerpo en construcción aunque desde formulaciones abstractas. Cuerpo que se sostiene, organiza y piensa en términos abstractos.

Las TEF evidencian cuerpo biológico, cuerpo representado, cuerpo fragmentado, cuerpo subjetivo, cuerpo político, cuerpo de la práctica, cuerpo de la teoría, cuerpo mecánico, cuerpo de la epistemología, cuerpo de la educación física, cuerpo de la educación físico-deportiva, cuerpo de la modernidad, cuerpo de las prácticas corporales, cuerpo de la educación, cuerpo de las prácticas corporales educativas, cuerpo de la ciencia, cuerpo de la razón, cuerpo ideal, cuerpo de la educación corporal, cuerpo inteligente, cuerpo deportivo, cuerpo bello, cuerpo de la estética, cuerpo del consumo, cuerpo de los machos, cuerpo feminista, cuerpo normal, cuerpo anormal, cuerpo instrumento, cuerpo geométrico, cuerpos…

“Cuerpo investigado”. Se generan discursos desde investigaciones referidas a las prácticas y desde una perspectiva histórica. Puede verse en los materiales de TEF 2 una correspondencia con la primera forma y en TEF 3 una relación de proximidad con la segunda. En ambos casos emergen nociones que, desde fuentes diferentes. Se descifran o bosquejan nociones y así emergen formas plurales, múltiples, variadas, heterogéneas, diferenciadas, desiguales, dispares y a la vez se muestran regularidades y continuidades, convergencias, similitudes, paridades, semejanzas.

Presentes la robótica, la religión, las creencias, las sexualidades son recuperadas nociones de cuerpo desde las experiencias de las y los estudiantes.


  1. Esta expresión es la que utilizan los actores del Departamento y de la institución -tanto profesores y estudiantes como personal no docente- para referir a la materia Teoría de la Educación Física.
  2. Estas materias se enfrentan a tres problemas: son pensadas como un espacio de valor sustantivo en el que dirimen las tensiones conceptuales y las producciones formales de la disciplina; se las plantea distanciadas de las prácticas, restándole su sentido práctico; y mayoritariamente reflejan una tensión no explicitada con los discursos aun cuando lo que presentan son discursos.
  3. Ambos, junto a la Profesora María Lucía Gayol, discípulos del Profesor Alejandro Amavet, creador de la carrera, y batallador incansable en los debates y las gestiones necesarias para lograr su inserción en la Universidad como disciplina de formación.
  4. Entrevista al Profesor Jorge Fridman, Prof. Titular de TEF4 hasta el año 2015, realizada el 27 de agosto de 2018.
  5. Entrevista al Prof. Carlos A. Parenti, titular de TEF 3, realizada el 22 de agosto de 2018.
  6. Programas de TEF 1 correspondientes a los años 2000, 2002 y 2005, aprobados por el CA en los años respectivos.
  7. Programa de TEF 1 correspondiente al año 2007, aprobado por el CD en el año respectivo.
  8. Programas de TEF 1 correspondientes a los años 2009 y 2010, aprobados por el CD en los años respectivos.
  9. Entrevista al Profesor Santiago Achucarro, Titular de Teoría de la Educación Física 1, realizada el 27 de agosto de 2018. Su voz es considerada en extenso pues aporta referencias significativas que ayudan a reinterpretar problemas y relaciones conceptuales.
  10. Le Breton, D. (1995) Antropología del cuerpo y de la modernidad. Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires.
  11. Bernard, M. (1970) El cuerpo. Paidós, Buenos Aires.
  12. Vázquez Gómez, B. (1989) La educación física en la educación básica. Gymnos, Madrid.
  13. Sibilia, P. (2006) “Cirujanos plásticos. De la belleza como don divino a los imperativos faústicos” en Revista Sociedad Nº25, Facultad de Ciencias Sociales-UBA.
  14. Programa de TEF 2 correspondiente al año 2008, aprobado por el CD en el año respectivo.
  15. Programa de TEF 2 correspondiente al año 2010, aprobado por el CD en el año respectivo.
  16. Programa de TEF 2 correspondiente al año 2014, aprobado por el CD en el año respectivo.
  17. Programa de TEF 2 correspondiente al año 2016, aprobado por el CD en el año respectivo.
  18. Di Berardino, A. (2015) Entrada: “Saber” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  19. Gómez, R. (2015) Entrada: “Movimiento, Motricidad” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  20. Piovani, J. (2015a) Entrada: “Epistemología, Metodología” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Piovani, J. (2015b) Entrada: “Teoría” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  21. Centurión S. e I. Rivero (2015) Entrada: “Juego, jugar, juegos motores” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  22. Pavía, V. (2006) Jugar de un modo lúdico. Novedades Educativas, Buenos Aires.
  23. Rodríguez, M. (1996) “Minuto, juez. Deporte, sociedad y escuela” en CD Books en la Educación Física y el Deporte nº octubre. Buenos Aires.
  24. Ron, O. (2015) Entrada: “Deporte, deportes”, en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  25. Gayol, M. (2015) Entrada: “Didáctica, didáctica de la educación física” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Gayol, M. (2015) Entrada: “Enseñanza, enseñanza de la educación física” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  26. García Munitis, A. (2015) Entrada: “Aprendizaje” en Carballo, C. (Coordinador) Diccionario Crítico de la Educación Física Académica: rastreo y análisis de los debates y tensiones del campo académico de la educación física en Argentina. Prometeo Libros, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  27. El Prof. Néstor Hernández, docente de TEF1 y TEF2, desde sus experiencias y recorridos establece relaciones y significaciones sustantivas para este estudio.
  28. Programa de TEF 3 correspondiente al año 2002, aprobado por el CA en el año respectivo.
  29. Programas de TEF 3 correspondientes a los años 2006, 2009 y 2014, aprobados en los años respectivos, por el CA los dos primero y por CD el último.
  30. Entrevista realizada al Prof. Carlos A. Parenti, Titular de TEF 3, el 22 de agosto de 2018.
  31. Aisenstein, A. y Scharagrodsky, P. (2006) Tras las huellas de la Educación Física escolar argentina. Cuerpo, género y pedagogía. 1880-1950. Editorial Prometeo, Bs. As.
  32. Ball, S., (comp.) (1993) Foucault y la educación. Disciplinas y saber, Morata, Madrid.
  33. Parenti, C. (2013) Título: “La Educación Física en Argentina. ¿Diferencias y similitudes en Enrique Romero Brest y Alejandro Joaquín Amavet?”. Ponencia 10° Congreso Argentino y 5to Latinoamericano de Educación Física y Ciencias. FaCHE. UNLP.
  34. Boltanski, L. (1975) Los usos sociales del cuerpo, ed. Periferia, Bs. As.
  35. Turner, B. (1984) El cuerpo y la sociedad. Ed. F.C.E., México.
  36. Badinter, E. (1993) XY La identidad masculina, ed. Alianza, Madrid.
  37. Lamas, M. (comp.) (1996) Usos, dificultades y posibilidades de la categoría “género”, en El género: la construcción cultural de la diferencia sexual, ed. Porrúa, México, pp. 327-366.
  38. Vázquez, B. (1990) Guía para una Educación Física no sexista, Secretaria de Estado de Educación. Ministerio de Educación y Ciencia. Dirección General de Renovación Pedagógica, Madrid.
  39. Entrevista realizada al Prof. Jorge Fridman, Titular de TEF 4, realizada el 27 de agosto de 2018.
  40. Programa de TEF 4 correspondiente al año 2002, aprobado por el CA en el año respectivo.
  41. Programa de TEF 4 correspondiente al año 2007, aprobado por el CD en el año respectivo.
  42. Programa de TEF 4 correspondiente al año 2015 aprobado por el CD en el año respectivo.
  43. Baert, P. (2001) La teoría social en el siglo XX. Capítulos 1 y 3. Editorial Alianza, Madrid.
  44. Berman, Marshall. (1995) “Las señales de la calle (Respuesta e Perry Anderson)” en Habermas, Lyotard y otros El debate Modernidad Posmodernidad. Ediciones El cielo por asalto, Buenos Aires.
  45. Derrida, J. (2002) El “mundo” de las luces por venir: excepción, cálculo y soberanía. Edición digital de Derrida en Castellano. Traducción de Cristina de Peretti.
  46. Lyotard, J. (1995) “Qué era la posmodernidad” en Habermas, Lyotard y otros El debate Modernidad-Posmodernidad. Ediciones El cielo por asalto, Buenos Aires.
  47. Sontang, S. (1984) Contra la interpretación. Editorial Seix Barral, Barcelona.
  48. Chartier, R, (1996) Escribir las prácticas. Foucault, de Certeau, Marin, Manantial, Buenos Aires.
  49. Fraga, A. (2008) “Estilo de vida activo: un nuevo orden físico-sanitario” en Scharagrodsky, P. (2008) (compilador), Gobernar es ejercitar. Fragmentos históricos de la Educación Física en Iberoamérica. Prometeo Libros, Buenos Aires.
  50. Fridman, J. (2010) “La Educación Física en el contexto académico” en Investigaciones en la Educación Física que viene siendo, 1er. Libro del Departamento de Educación Física del Departamento de Educación Física de la Facultad de Ciencias Humanas, Río Cuarto, Córdoba.
  51. Marrero, A. (2004). La crisis de la educación física y el auge del deporte espectáculo: dos manifestaciones de la modernidad tardía. Actas del Congreso de la FES.


Deja un comentario