Otras publicaciones

9789877230147-frontcover1

estudiarpolicia

Otras publicaciones

9789871354894_frontcover-224x344

9789877230215-frontcover

Introducción

La actualidad de la clínica psicoanalítica, ante los nuevos modos de presentación que resisten la instalación de la transferencia analítica, nos interroga. Frente a las adversidades del medio social, la violencia que atraviesa la época, las posibilidades de subjetivización difieren en el caso por caso. Empero, para Freud la incidencia de factores externos no es lo determinante. El umbral de tolerancia depende de factores internos. El mayor patrimonio del hombre ha de buscarse en las singularidades, pues la capacidad de resistencia y recursos psíquicos difieren, aún, frente a situaciones adversas semejantes. Entre las nuevas presentaciones, cuentan en demasía los efectos psicosomáticos que recusan notablemente los efectos subjetivos que definen la clínica analítica.

El Siglo XIX, signado por el dualismo psicofísico, representa para Freud un desafío. Destellos de ese desafío, alumbran desde 1900 cuando una representación auxiliar de “el otro escenario” tomada de Fechner (1889) es trascendida por una negación que se avizora como el envés del trabajo del inconsciente y sus leyes. Los anhelos de contigüidades conducen al maestro, sin saberlo, a un dualismo inédito. La inflexión de la pulsión de muerte marca el horizonte por donde el cuerpo hallará su lugar debido. Cuerpo y alma; vida y muerte no son dos, sino que uno no es sin el otro. La paradoja de un bregar pulsional, a expensas de lo racional, decide las vicisitudes de la morada real que dignifique una existencia. Su legado es a la función del Uno que alumbra en los bordes de un cuerpo gozante, cuando su función se solidariza a un saber en fracaso que traza el horizonte que va de la represión primaria a la castración.

Lacan retorna a los fundamentos de la construcción freudiana y allí encuentra las bases para interrogar al sujeto en su estructura más radical. Así, desde el Un existe que delata el rodeo freudiano por la masa (1921) avanza del rasgo unario al significante amo que recusa al amo clásico hegeliano. Desde allí reflexiona acerca de la función del Uno en la subjetivación.

Este escrito, con el marco teórico señalado, apunta especialmente a indagar, a partir de la función del Uno, las posibilidades de subjetivación en sujetos con infarto. Nuestra argumentación gira alrededor del “Haiuno [Yad´lun]” (Lacan, 1971-1972: 125), cuestión que rige la aseveración lacaniana: “es con este aparato del rasgo unario como se constituyeron como sujetos” (Lacan, 1962-1963: 31).

En los programas y proyectos sobre enfermedades vasculares, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. Como principal causa de defunción en el mundo, afectan en mucha mayor medida a los países de ingresos bajos y medianos: más del 80% de las defunciones por esta causa se producen en esos países (OMS, 2017). Actualmente, definen el infarto agudo de miocardio (IAM) como “la necrosis de las células del miocardio como consecuencia de una isquemia prolongada producida por la reducción súbita de la irrigación sanguínea coronaria, que compromete una o más zonas del miocardio” (Coll Muñoz, Valladarez Carabajal y González Rodríguez, 2016: 171). Además, la OMS recomienda que se utilice “la definición universal de IM” del Grupo de Trabajo conjunto de la ESC/ACCF/AHA/WHF[1] (Thygesen, et al., 2013), donde en la octava conclusión de la Tercera definición de IM indica que “es necesario conocer y anticipar las implicancias sobre el estado psicológico y social de los pacientes en quienes se realiza diagnóstico de IM, así como de sus familias” (Bazzino, 2013: 410).

Inferimos a partir de allí que, a pesar de la eficacia del saber y del acto médico, algo no funciona. Esto adquiere mayor importancia cuando lo que se pone en juego es el valor de la vida. Por ello, en otra dimensión, reflexionar sobre el valor de la vida en tanto vida psíquica nos conduce a la concepción de la muerte con sus paradojas y singularidades. La inflexión de la pulsión de muerte obliga a estudiar el lugar que le toca al cuerpo y decide las vicisitudes del acceso a un saber de otro orden que afecte, implique a un sujeto.

El estado actual del conocimiento sobre la problemática lleva a concluir la pertinencia de interrogar la actualidad de la enseñanza freudiana como así también de aportes de la transmisión lacaniana destinada a recrear la invención y el legado de Freud. Si bien este sentó las bases para reflexionar sobre el proceso de subjetivación a partir de la noción de realidad psíquica y su anudamiento al complejo de Edipo, Lacan agrega cuestiones esclarecedoras, en particular cuando se interroga sobre la estructura más radical del sujeto. Articula, así, identificación y significante, nuevos aportes disciplinares entre los cuales cuentan la Lingüística y la Antropología, que enriquecen su reflexión. Inspirado, especialmente, en Más allá (Freud, 1920) y Psicología de las masas (Freud, 1921), retoma las vicisitudes de una traza negativa que, como envés del inconsciente, justifica al mito del Padre muerto que atraviesa toda la obra freudiana. Por este camino conduce a un anudamiento que ilumina la diferenciación entre realidad y real en tanto fundamento último del deseo y su lugar en la subjetivación.

La argumentación se orienta por el supuesto de que los sujetos que han atravesado infarto permiten inferir a través de sus modalidades discursivas que no han subjetivado el infarto por falla de la función del Uno[2]. Se supone que, a diferencia de la afectación, implicancia y consecuente posibilidad de inscripción del suceso vivido, en estos sujetos la capacidad de interrogación subjetiva está perturbada. Giramos alrededor de diversos interrogantes: ¿En qué medida el SCI ha podido subjetivar el episodio? ¿De qué manera se verifica la función del Uno en la subjetivación del infarto?

Concibiendo que no existe aceptación automática de la supuesta realidad de lo vivido y que hablar no equivale a decir, se infieren a partir de los relatos los efectos particulares en la subjetividad y la posibilidad de subjetivación del episodio. En virtud de la función del Uno, buscamos comprender y caracterizar los efectos post-infarto y los modos de solución subjetiva.

La argumentación se desarrolla realizando tres movimientos vinculados a la subjetivación con el fin de arrojar luz sobre la particularidad de estos procesos. Un primer movimiento gira alrededor de un núcleo conceptual que ordena en la trama freudiana aquellas cuestiones que nos permitan reflexionar sobre el proceso de subjetivación. El segundo movimiento gira en torno a la aseveración “Haiuno [Yad´lun]” (Lacan, 1971-1972: 125). Alrededor de tal enunciado asertivo se exploran distintas cuestiones que arrojen luz sobre la función del Uno en el proceso de subjetivación. En un tercer movimiento se encara el análisis y conceptualización de las viñetas seleccionadas por su alto valor ilustrativo del universo en su conjunto.

Hoy contamos con variadas investigaciones sobre el tema, muchas de las cuales resaltan el lugar central del estrés en los SCI. En igual sentido este fenómeno se ha verificado casi con carácter invariable en una investigación conducida por la autora: Trauma actual: la función de la palabra y el lugar del cuerpo en sujetos con desórdenes cardiovasculares, específicamente infartos (Zanelli, 2014). No pretendemos penetrar en los distintos enfoques teóricos, sino cernirnos a la mirada psicoanalítica de Freud y Lacan. Para ello, este trabajo avanza sobre los factores psíquicos que subyacen al fenómeno citado, indagando la situación previa y posterior al efecto cardíaco, a partir del análisis de una serie de comunicaciones personales de sujetos con infarto. A su vez, el desarrollo se despliega en cinco capítulos.

El capítulo primero, a partir de la clínica inicial, traza el eje de la argumentación freudiana que distingue la retroacción de la desviación directa, y avanza del trauma al fantasma fundamental y su función en la subjetivación. El segundo capítulo indaga, a partir de la teoría del reencuentro, el modo inédito de concebir lo subjetivo en tanto trasciende la oposición con lo objetivo. Se aborda la realidad que, en tanto fantasmática, complica este simple contrapunto. Allí, repetición y reencuentro se ubican como campo princeps de la subjetivación.

El capítulo tercero estudia los avances y aportes que realiza Lacan a partir del Un existe extraído del rodeo freudiano por la masa y su articulación con la identificación conectada a la hegemonía del significante. El capítulo cuarto, a partir de la relación lógica alienación-separación, reflexiona sobre la articulación entre el tiempo de la angustia, el deseo y la función del Uno. Así también, indaga sobre la subjetivación y la relación del saber con el goce en el triple anudamiento de las categorías lacanianas, real, simbólico e imaginario.

En el capítulo quinto se presenta el análisis de casos y se exponen los resultados del trabajo. Resulta crucial aquí el análisis de las comunicaciones personales consignadas en las entrevistas efectuadas. Desde allí y, apuntando a la localización del sujeto y su estructura, Lacan plantea categorías diferenciales que es fundamental explorar: palabra verdadera y palabra vacía; enunciado y enunciación; la palabra que comunica diferenciada de la noción de discurso, dimensión de la pregunta, de la negación. El análisis referido se ordena en tres ejes según nuestro interés de estudiar la manera en que aquellos que han atravesado infartos articulan dicha experiencia en la trama de su subjetividad. Finalmente, se expone una breve síntesis del trabajo, se fundamenta el supuesto y se extraen conclusiones según los objetivos planteados del tema que se analiza. Asimismo, se enuncian algunas sugerencias derivadas del análisis citado.

El diseño metodológico se enmarca en el horizonte de la investigación cualitativa. Con un enfoque interpretativo de tipo hermenéutico que responde a un diseño longitudinal retrospectivo, se analizan fragmentos discursivos tomados de fuentes secundarias directas de sujetos que han atravesado infartos. El trabajo apunta a la interpretación del discurso manifiesto de los sujetos a partir de categorías psicoanalíticas que operan como un sistema semiológico segundo. En este orden de ideas, resulta de vital importancia señalar que no hay aspiraciones clínicas propiamente dichas, sino un servirse de los conceptos psicoanalíticos para plantear algunas conjeturas en torno al fenómeno estudiado en pro de la construcción de conocimiento. No se trata de meras descripciones de los hechos, ni de establecer las determinaciones causales, sino que se apunta a la interpretación o comprensión del objeto que nos ocupa. Respecto al tratamiento de la temporalidad, este estudio responde a un diseño longitudinal retrospectivo ya que se analizan los modos de respuesta subjetiva post infarto, es decir, una vez acontecido el hecho.

Asimismo, se utiliza el resultado de entrevistas a personas que, habiendo sufrido infartos, daban cuenta, retroactivamente, de diversos aspectos y sentidos relativos al acontecimiento, procurando la espontaneidad en las respuestas dadas ante la administración de una entrevista[3]. Se apostó así por una ética que reconoce la incertidumbre cuando se trata de la investigación de la subjetividad (Gómez, 2012). Nuestra argumentación, enmarcada en conceptos psicoanalíticos, resalta, entre otras, la receptividad del investigador frente a los datos recolectados [la palabra], pues como lo plasma cuando referencia a Lacan frente a lo dicho por Picasso, “Yo no busco, encuentro” (Ramírez, 2004).


  1. ESC (European Society of Cardiology), AHA (American Heart Association), ACCF (American College of Cardiology Foundation) y la Federación Mundial del Corazón WHF (World Heart Federation).
  2. Este trabajo se construye a partir de la acción conjugada de dos factores. Por un lado, se desarrolla la temática cernida en la tesis de Maestría en Psicoanálisis Función del Uno y Subjetivación UNLAM, 2017; jurado: Clara Azaretto (UBA), Mabel Fuentes (UNLAM-AEAPG), Gloria Perello (UNLAM). Por otro, se vuelca la experiencia de la autora como psicoanalista tanto en el ámbito institucional (Facultad de Medicina, UBA 1980-1985) y privado (actualidad).
  3. El material ha sido extraído de una entrevista semiestructurada utilizada en el marco de una investigación que he dirigido en la Universidad Abierta Interamericana: Trauma actual: la función de la palabra y el lugar del cuerpo en sujetos con desórdenes cardiovasculares, específicamente infartos (Zanelli, 2014).


Deja un comentario