Otras publicaciones:

12-3048t

Book cover

Otras publicaciones:

Book cover

12-3301t

5 Conclusiones

Trabajadores y trabajadoras con m谩s y con menos derechos

En el inicio de este trabajo nos hemos planteado el interrogante sobre cu谩les son los factores fundamentales que inciden en la alta tasa de informalidad en la actividad de confecci贸n en el contexto del neoliberalismo tard铆o y c贸mo se organizaron los/las trabajadores/as frente a ello. A lo largo la tesis describimos algunos de los principales aspectos en torno al problema del trabajo informal en el sector espec铆fico de la confecci贸n de indumentaria. Como hemos visto, es una actividad que se ha desarrollado tempranamente y tiene una larga historia que pas贸 por diversas etapas entre las cuales nos resulta de inter茅s evaluar su situaci贸n actual. En las p谩ginas precedentes, hemos intentado echar luz a esta situaci贸n vincul谩ndola con la persistencia de un problema que se ha vuelto estructural en el mercado de trabajo en Argentina.

Para comprender la magnitud de la informalidad laboral concentrada en un sector de actividad espec铆fico como la confecci贸n de indumentaria, es preciso tener en cuenta las particularidades que posee dicha actividad. Algunas de sus caracter铆sticas intr铆nsecas hacen propicio el empleo del trabajo no registrado como forma de reducir costos y aumentar las ganancias. Las bajas barreras de ingreso como la instalaci贸n de un taller y la facilidad para aprender el oficio, y por sobre todo la factibilidad de fragmentaci贸n del proceso productivo que facilita la tercerizaci贸n, allanan el camino hacia la informalidad laboral. Por otra parte, el sistema de enganche es una forma de organizaci贸n que determina toda la actividad. De ella se desprende que la relaci贸n laboral se vea condicionada por la presencia de una fuerte inmigraci贸n, de la cual se sirven las marcas, intermediarios y talleristas para mantener trabajadores/as que acepten condiciones precarias de trabajo y salarios m谩s bajos. Si bien se establece una relaci贸n de dependencia, porque la Ley de Contrato de Trabajo de Argentina as铆 lo determina por el Principio de Realidad, la misma es informal y con frecuencia, clandestina. Por su parte, la elevada presencia de mujeres en el sector de confecci贸n explica en parte los bajos salarios y la precariedad, ya que en la mayor铆a de los pa铆ses capitalistas se aprovecha la desigualdad de g茅nero para reducir los costos laborales.

En el estudio de las relaciones del trabajo podemos encontrar al menos dos realidades: las formas institucionalizadas y las 鈥渙tras formas鈥 de relaciones laborales.

En nuestro pa铆s, el sistema de relaciones laborales institucionalizadas establece la intervenci贸n del Estado para determinar qui茅nes son los actores v谩lidos para negociar colectivamente los intereses de sus representados, ya sean trabajadores o empresas. Al mismo tiempo, es el Estado quien debe homologar las negociaciones colectivas que resulten de los acuerdos entre sindicatos, federaciones y c谩maras. En la confecci贸n de indumentaria, una de las ramas de la actividad del Vestido, la negociaci贸n colectiva ha seguido la tendencia de la negociaci贸n a nivel general en cada uno de los periodos. Sin embargo, en una actividad donde la mayor铆a de sus trabajadores/as se encuentra bajo un tipo de contrato informal, el resultado de la negociaci贸n colectiva apenas act煤a como referencia. Efectivamente, en el caso de estudio ni el sindicato ni la negociaci贸n colectiva tienen injerencia en la regulaci贸n de las relaciones de trabajo. De todas formas, no podemos dejar de tener en cuenta las nuevas formas de organizaci贸n de los trabajadores en los polos productivos organizados por el MTE y la CTEP. Es decir que dentro del 鈥渙tro movimiento obrero鈥 la colectivizaci贸n constituye un factor relevante a la hora de determinar sus condiciones de trabajo.

Si bien el foco de la tesis se ha centrado en el periodo 2015-2019, hemos esbozado algunas cuestiones hist贸ricas y otras de periodos recientes. Particularmente en torno a las pol铆ticas laborales, durante el periodo del Kirchnerismo (2003-2015) las mismas han sido favorables para el mercado de trabajo por la reducci贸n del desempleo y la creaci贸n del empleo registrado. A pesar de haber implementado pol铆ticas orientadas a la reducci贸n de la informalidad, controles estatales -como el aumento de los inspectores laborales del ministerio-, y promovido nuevas normas legales como la ley de trabajo dom茅stico, estas reformas no han sido suficientes para reducir la proporci贸n de trabajadores no registrados en la seguridad social m谩s all谩 de cierto umbral, con lo que tiende a prevalecer la idea del car谩cter estructural de la informalidad laboral en el pa铆s. El tipo de cambio ha favorecido la reducci贸n de las importaciones de productos elaborados, as铆 como tambi茅n de algunos insumos. Esto permiti贸 el aumento de la fabricaci贸n nacional para abastecer el mercado local.

En el periodo 2015-2019, las pol铆ticas econ贸micas han tendido a la destrucci贸n de la industria en general, lo que afect贸 a la confecci贸n de indumentaria en particular, por su car谩cter proc铆clico; por eso, en el per铆odo cerraron numerosas empresas textiles. En relaci贸n con el mercado de trabajo en general, el desempleo ha vuelto a superar los dos d铆gitos y el trabajo no registrado ha ascendido a un 35%, el valor m谩s alto en los 煤ltimos 15 a帽os. Las pol铆ticas laborales han apuntado a estigmatizar a los y las trabajadores y a romper todo tipo de lazo colectivo. En este contexto de mayor desempleo y crisis econ贸mica y social, el trabajo informal se ha convertido en un refugio para la poblaci贸n m谩s vulnerable. Por otra parte, los intentos de reforma laboral han estado centrados en torno a la responsabilidad solidaria. Como ocurri贸 en la d茅cada de los `90, la solidaridad empresaria es un reclamo de los/las empresarios/as ya que habilita la subcontrataci贸n de forma tal que desliga a la empresa principal de lo que suceda en la cadena aguas abajo en la cadena productiva. De esta manera, se ha generado un contexto propicio para el aumento de la informalidad y la precarizaci贸n de los trabajadores y trabajadoras tercerizados/as. La diferencia entre las pol铆ticas socio laborales entre estos periodos es de suma relevancia para la comprensi贸n de la situaci贸n actual en la actividad del vestido, por lo que ser谩 retomada en investigaciones futuras.

A partir de la investigaci贸n realizada, hemos detectado la necesidad de enfocarnos en la cuesti贸n de la cadena de valor. Como hemos podido reconstruirla, las relaciones de trabajo que se establecen en la cadena de valor textil鈥搃ndumentaria se ven altamente condicionadas por el car谩cter de exclusividad, vinculado estrechamente con los procesos de tercerizaci贸n. La forma de organizaci贸n de la producci贸n de indumentaria se basa en la tercerizaci贸n. Independientemente del tama帽o de la empresa, la tercerizaci贸n es la principal estrategia que se utiliza para reducir los costos y fragmentar y atomizar a煤n m谩s a los trabajadores y trabajadoras, debilitando su poder de organizaci贸n. Esto puede deberse a la subcontrataci贸n de intermediarios, talleres clandestinos o trabajadores/as a domicilio directamente. En casi todos los casos, se trata de unidades productivas peque帽as con un poder de negociaci贸n menor, lo que lleva a que utilice la evasi贸n de impuestos para subsistir u obtener mayores beneficios. Hemos podido observar distintos tipos de tercerizaci贸n, desde cadenas simples de subcontrataci贸n directa a m谩s complejas, donde intervienen numerosos actores. Cuanto m谩s complejas y largas se hacen las cadenas, existen mayores probabilidades de encontrar trabajo informal. La cadena de producci贸n y comercializaci贸n se encuentran estrechamente entrelazadas. Las grandes marcas de moda lejos est谩n de asociarse a la fase productiva, por lo que tercerizan todo el proceso de fabricaci贸n; muchas veces sin conocer a quienes se les encarga el trabajo. A su vez, las grandes marcas obtienen beneficios de la comercializaci贸n de la indumentaria, por su posicionamiento en el mercado gracias a la gran brecha existente entre el costo y el valor de venta. Lo que se vende no es solo una prenda, sino tambi茅n una marca, un estatus, una exclusividad. A partir de la descripci贸n de este tipo de v铆nculos de subcontrataci贸n, hemos abonado una vez m谩s la tesis que sostiene que lo formal y lo informal se entrelazan y necesitan uno a otro, a pesar de que esta vinculaci贸n promueve formas de trabajo ilegal, clandestino e, incluso, de reducci贸n a la servidumbre de trabajadores/as De esta manera la violaci贸n derechos humanos fundamentales se entrelaza con una super explotaci贸n laboral.

En relaci贸n con el significado del trabajo esclavo, hemos visto que la OIT omite la definici贸n de 鈥渆sclavitud鈥 鈥損osiblemente porque evita involucrarse con las consecuencias que tendr铆a para las viejas potencias coloniales, en t茅rminos de reparaciones jur铆dicas y econ贸micas, sobre todo, un reconocimiento de esa 铆ndole- y considera la persistencia de relaciones de trabajo en las que prevalecen coacciones extraecon贸micas como 鈥渢rabajo forzoso鈥. Dicha definici贸n no da cuenta en su totalidad lo que sucede en el sector de las confecciones de indumentaria en Argentina, ya que los/las trabajadores/as manifiestan que aun cuando se encuentran sometidos a condiciones extremas de explotaci贸n no consideran esto como 鈥渆sclavitud鈥 sino que consideran su situaci贸n como aceptada voluntariamente, dictada por la necesidad y siguiendo una forma de 鈥渆nganche tradicional鈥 como medio de obtener un financiamiento para la migraci贸n desde su pa铆s de origen. Esta inmigraci贸n da cuenta del dinamismo de la econom铆a local, aunque no sea deseable, es una inserci贸n laboral para les migrantes, en el marco de un sistema de relaciones laborales muy desarrollado.

Desde nuestra perspectiva, en el sector de la confecci贸n de indumentaria se constituye un tipo de contrato que excede lo laboral y es previo al contrato de trabajo. En este contrato impl铆cito, se establece un lazo de sujeci贸n personal atravesado por cuestiones 茅tnicas, de g茅nero, culturales y familiares, estrechamente vinculadas a la gran presencia de inmigrantes, que condiciona la relaci贸n laboral desde su comienzo, ya que se inicia con una deuda, que permite al empleador/a ejercer coacci贸n econ贸mica y extraecon贸mica sobre el trabajador/a.

En esa relaci贸n de sujeci贸n personal, los/las trabajadores/as costureros/as no se identifican como sujetos pasivos o 鈥渆sclavos鈥, no asocian la imposibilidad de elegir libremente el intercambio econ贸mico de su fuerza de trabajo por un salario con una condici贸n de esclavitud. Si bien hay posturas diferenciadas al respecto, podemos vislumbrar un enfoque com煤n sobre la posibilidad que tienen para modificar su situaci贸n por ellos/as mismos/as. Por una parte, encontramos representaciones asociadas a la idea de autoexploraci贸n. Es decir, que son ellos/ellas mismos/mismas quienes aumentan el ritmo de trabajo de forma intensiva para obtener mayores ingresos. Sin embargo, esto como ya ha sido desarrollado por Marx, genera un descenso del valor de la mercanc铆a y por lo tanto de sus ingresos. Por otro lado, est谩n quienes consideran que la explotaci贸n es consecuencia de la estructura productiva y por lo tanto es necesario organizarse de manera alternativa al sistema de producci贸n capitalista, en cooperativas de trabajo en el marco de la econom铆a popular. Esto ha tenido un crecimiento en los 煤ltimos a帽os, impulsado por la institucionalizaci贸n de la CTEP.

Sin embargo, esta conciencia de su situaci贸n no lleva a que se organicen colectivamente de forma generalizada, debido a que se enfrentan a diversos obst谩culos. Por un lado, la tercerizaci贸n y la fragmentaci贸n sindical demuestran que el sindicalismo en el sector se ha adaptado a una l贸gica mercantilista de las relaciones de trabajo. La representaci贸n de los trabajadores y trabajadoras en el sector posee una baja cobertura, tanto por la baja presencia sindical como por la alta informalidad. Por otro lado, se puede mencionar tambi茅n la escasa tradici贸n hacia la unidad sindical y un aspecto fundamental como la aspiraci贸n de ascenso social manifestada en 鈥la ilusi贸n de convertirse en tallerista鈥, una de las representaciones recurrentes entre los costureros y las costureras. Las 煤nicas organizaciones que han intentado desarrollar estrategias para la conjunci贸n de intereses y defensa de los derechos de este colectivo de trabajadores han sido las cooperativas de trabajo organizadas en polos textiles que abogan por un tipo de producci贸n diferente, contrario al sistema desarticulado y fragmentado que se ha generalizado en el sector. A trav茅s de organizaciones sociales que comenzaron a pugnar por la institucionalizaci贸n y gestionar una herramienta gremial, se ha puesto de manifiesto la exclusi贸n de estos trabajadores del sistema capitalista, encubierto bajo formas de sujeci贸n indirecta materializadas por ejemplo en el monotributo social. Pretendemos con esta tesis, poner en la superficie algunos de los temas que no han sido visibilizados durante los 煤ltimos a帽os. La desigualdad de g茅nero en el sector estudiado, sumada a la inmigraci贸n, a la falta de representatividad sindical, y la reciente organizaci贸n de los y las trabajadores en la econom铆a popular son temas claves. Lo que se pone de manifiesto entonces, es la diferencia entre trabajadores con m谩s derechos y con menos derechos, por lo que cabe preguntarse si las instituciones vigentes pueden dar respuesta a esto o es necesaria una nueva institucionalidad, para cuyo esclarecimiento a煤n nos queda camino por recorrer.



Deja un comentario