Otras publicaciones:

9789877230086-frontcover

Book cover

Otras publicaciones:

12-158t

9789871867332_frontcover2

Introducción

La formación de los profesores en Educación Física en la Argentina fue estudiada desde diferentes perspectivas conceptuales y enfoques metodológicos. En los diferentes trabajos se analizaron preponderantemente los lineamientos curriculares de la formación y las propuestas institucionales centrándose en las perspectivas de los profesores, directivos yfuncionarios (Ainsentein, 1995; Levoratti 2015, 2017, 2018, Schragrodsky, 2014). En ese terreno se advirtió, a partir de la realización de diferentes indagaciones, de la vacancia de investigaciones focalizadas en los estudiantes de la carrera y en particular, estudios que se centren en los perfiles socio-culturales como así también en sus concepciones sobre la carrera y la educación física[1].

En base a ello, en este libro busco promover una serie de reflexiones sobre un actor social particular como son los estudiantes de los profesorados en educación física que estudiaban en cuatro instituciones radicadas en el territorio de la provincia de Buenos Aires en el año 2014 a partir de un trabajo de producción y análisis de datos estadísticos sobre aquellos que en ese año iniciaron su carrera y los que se encontraban en el último año de la misma. Por lo tanto, procuramos primeramente posicionar la discusión en una cuestión que atraviesa a las producciones sobre la educación superior en diálogo con aquellos trabajos que analizan los perfiles sociales y culturales, explicitando las diferencias y similitudes reconocibles entre los estudiantes que asistían a instituciones de educación superior no universitario y las universitarias (Álvarez y Dávila, 2005; Kisilevsky, 2002). Dichos trabajos también expresan el proceso de jerarquización que se ha producido tanto de las instituciones como de las carreras en particular en base a su ubicación en el sistema de educación superior. La educación superior en la Argentina se encuentra regida por la Ley N° 24.521 que reconoce en su artículo 5 diferente tipo de instituciones “las de educación superior, sean de formación docente, humanística, social, técnico- profesional o artística y por instituciones de educación universitaria”. Debemos tener en cuenta que esta investigación se focalizó en la formación de los profesores en educación física en instituciones radicadas en la provincia de Buenos Aires. En dicho territorio advertimos diferentes agencias estatales encargadas de formar a profesores de la especialidad y desiguales inscripciones dentro del sistema de educación superior, lo cual propició la existencia de heterogéneas ofertas formativas y concepciones disciplinares, marcándose una distinción entre los establecimientos educativos. Pasando ello a números, encontramos en el 2014 un total de setenta y cinco propuestas de formación, cinco de ellas inscriptas en Universidades Nacionales, una en Universidad privada, cuarenta y cinco en Instituciones terciarias no universitarias de gestión privada y veinticuatro en Institutos Superiores de formación docente de gestión estatal. Asimismo, tenemos en cuenta que distintos analistas del ámbito de la educación superior consideran que son dispares los perfiles sociales y educativos entre aquellos estudiantes que acceden al sistema de educación universitario y de los no universitario (Álvarez y Dávila, 2005; Kisilevsky, 2002). En los estudios sobre formación en educación física se presenta esta distinción sustentada en la existencia de carriles diferentes de acuerdo a las inscripciones dentro del sistema de educación superior (Ainsentein, 1995; Villa, 2003)

Siguiendo las producciones académicas locales, debemos destacar el trabajo deSandra Carli (2012) quien realizó una historia-cultural de la experiencia de los estudiantes de las Facultades de Filosofía y Letras y de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires que transitaron sus estudios en las décadas del 90 y el 2000. Además, reconocemos las producciones que se han focalizado principalmente en indagar las condiciones de ingreso, permanencia y promoción de las diferentes instituciones universitarias (Gluz, 2011) o realizaron un relevamiento sobre los primordiales enfoques conceptuales y resultados de las investigaciones que en diferentes latitudes analizan los procesos de inclusión en materia de educación superior(Ezcurra, 2013). Nora Gluz (2011) indagó en los procesos de admisión a la universidad, en el marco de diversificación y segmentación del sistema terciario, que según la autora “mantiene los patrones tradicionales de segmentación en función de la estratificación social” (Gluz, 2011: 15). Por su parte, Mónica Marquina considera que la diversificación de la educación superior se presenta en base a su división entre instituciones universitarias y aquellas que pertenecen al sector no universitario, las cuales se dedican principalmente a la formación docente y a las carreras técnicas. También la autora advierte que “…se presenta en el imaginario social como opciones devaluadas frente a la posibilidad que brinda la universidad, gratuita y con laxas exigencias de admisión” (Marquina, 2011: 64).

Aunque no encontramos producciones que se focalicen en los estudiantes del profesorado de educación física en la actualidad en la Argentina, nos interesa recuperar el trabajo deThérèse Perez-Roux (2009) quien analizó el trayecto formativo en Nantes (Francia), donde se genera un proceso de reajuste de las representaciones sobre la educación física y la identidad profesional en los futuros docentes. Durante la formación, afirma la autora, existen tensiones entre los discursos teóricos adquiridos en los primeros años de la formación de licenciado y las experiencias prácticas profesionales realizadas en las escuelas para acceder a la certificación. Para la autora “…el acceso a la profesión supone reajustes múltiples, relacionados notablemente con la realidad de los alumnos, con la colaboración de los equipos docentes de EF y con el lugar otorgada a la EF en la dinámica del centro escolar” (Perez-Roux, 2009: 78).

En base a ello, nos planteamos indagar inicialmente en los perfiles sociales y culturales de los estudiantes, las trayectorias laborales, educativas personales y familiares de alumnos de cuatro instituciones de formación, con el objeto de modelar algunos rasgos que hacen a los estudiantes de la carrera en cada institución que iniciaron su trayecto formativo en el año 2014. Esto nos posibilitará identificar las particularidades que hacen a su incorporación en cada institución de educación superior y, al mismo tiempo, analizar si se pueden reconocer rasgos comunes entre los estudiantes que contribuyen a su inscripción en la carrera.

En consecuencia, planteamos cuatro grandes propósitos. El primero de ellos es construir un conocimiento cuantitativo sobre quiénes, en cuanto a sus rasgos sociales, son los estudiantes de los profesorados de educación física en diferentes tipos de instituciones en el sistema de educación superior[2]; el segundo, presentar una caracterización de los estudiantes que se ubican en el último año de la carrera; el tercero es indagar en sus perspectivas sobre la educación física y sus percepciones sobre el ejercicio profesional de estos estudiantes; el cuarto es producir una comparación entre los estudiantes del primero y último año de la carrera y entre las diferentes casas formadoras, lo cual consideramos expresivo de los trayectos formativos que realizaron.

La muestra y el instrumento

El trabajo de campo se realizó en cuatro establecimientos: en el Instituto Superior de Formación Docente N°101 de Avellaneda, el Instituto Superior de Formación Docente N°47 de Olavarría, el Instituto San Pablo del partido de Avellaneda y la Universidad Nacional de La Plata, durante el año 2014. Su selección se fundamenta en que cada uno posee rasgos que los singularizan en su inscripción dentro del sistema de educación superior y en su “tradición” de formación disciplinar. La Universidad Nacional de La Plata, por ser una institución de nivel universitario y la primera en la provincia de Buenos Aires en ofrecer esta formación. Al considerar las instituciones de educación superior no universitarias se eligieron en su variante pública al actual ISFD N°47 de la ciudad de Olavarría, por constituir la primera institución de la jurisdicción provincial en dictar la carrera al mismo tiempo que se inscribe en un partido del interior de la provincia, el ISFD N°101 de Avellaneda por haber surgido como Instituto Nacional de Educación Física, siendo transferido a la órbita de la provincia durante lo década de 1990. Por último, en su variante privada se seleccionó el Instituto San Pablo de la localidad de Avellaneda, por haber dictado la carrera en el período estudiado, al mismo tiempo que presenta circulación de actores con el ISFD N°101.

También, consideramos que lo tres distritos donde se ubican las instituciones presentan particularidades en cuanto a su constitución social e inscripción en el territorio bonaerense. Avellaneda se encuentra lindero con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, integrando el conurbano bonaerense, La Plata es la capital de la provincia y se emplaza a 60 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Olavarría se inscribe dentro de los partidos del interior, ubicándose al suroeste de la región centro de la Provincia. De acuerdo a la proyección estimada de la Dirección de Estadística de la Provincia de Buenos Aires para el 2014 Avellaneda tenía 350.080 habitantes siendo en su totalidad población urbana, La Plata contaba con 681.831 habitantes emplazándose el 98,6% de modo urbano y Olavarría poseía 115.706 habitantes de los cuales 94,6 se ubicaban en zonas urbanas. Si atendemos a la escolaridad de los habitantes, vemos que la tasa de analfabetismo en los tres partidos circulaba próximo al 1%. Ahora bien, si consideramos la población que asistía al nivel superior de la educación en los distintos partidos en 2010 advertimos unas diferencias sustanciales entre los distritos, tanto en su cantidad como en la modalidad de instituciones de nivel superior. En Avellaneda del total de la residentes escolarizados el 16% asistía a instituciones de nivel superior, de las cuales 4.327 personas estudiada en instituciones de “Superior no Universitario”(4 %) y 11.398 en “Superior Universitario” (11,5%); en La Plata el 27,8% de la población escolarizada cursaba el nivel superior, de los cuales 8.438 lo hacía en el nivel “Superior no Universitario” (4%) y 51.809 en el “Superior Universitario” (23,9%) y por último en Olavarría el 11,8 % de la habitantes escolarizados transitaba el nivel superior de los cuales 1.776 habitantes asistía a la “Superior no Universitario”(5%) y 2.169 a “Superior Universitario” (11,84%). Estos datos nos muestran que los tres partidos son dispares en la modalidad de inscripción de su población en el territorio como así también en sus posibilidades de acceso al nivel superior de la educación, donde la dispersión geográfica y las ofertas del territorio constituye una variable a tener en cuenta para la interpretación de los datos. Evitando de ese modo reducir interpretación en base a una visión sesgada desde la capital.

Estas alternativas buscaron atender a la heterogeneidad de propuestas formativas en la disciplina, graficando la complejidad posible dadas sus inscripciones en las agencias estatales, actores sociales que participan en ellas, tradiciones institucionales que influyeron en las mismas y diferentes imaginarios que poseían los estudiantes ( Terigi, 2006).

Se administró la encuesta, de elaboración propia, a los estudiantes que se encontraban cursando el primer año de la carrera, en el caso de los Institutos Terciarios No Universitarios. En la Universidad Nacional de La Plata la misma se gestionó durante el “Curso Obligatorio para todxs lxs ingresantes a la carrera de Educación Física”. Además, se aplicó a los estudiantes del último año de la carrera en las diferentes instituciones. La encuesta implementada fue de carácter auto-administrada y los estudiantes contaban con la asistencia del investigador ante cualquier consulta al momento de responder. El formulario contó con 9 secciones y un total de 68 ítems. Las preguntas referían sobre: datos institucionales, información personal (general), información sobre la formación y ocupación de los padres, relación familiar con la educación física, situación y experiencia laboral, educación previa al ingreso a la carrera del estudiante, cursos vinculados a la educación física realizados o con intención de efectuar, la participación en prácticas corporales, motivaciones de la inscripción al profesorado. Para la confección de las variables y su codificación se implementaron diferentes procedimientos. Para aquellas que componen el cuadro de información general personal y de los padres se recuperaron los criterios de clasificación empleados en la encuesta permanente de hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censo INDEC. Además, se efectuaron entrevistas en profundidad a estudiantes y se recuperó la bibliografía donde presentaban análisis similares sobre los estudiantes del nivel superior. Esto llevó a la construcción de un instrumento que, por cierto, contemplaba posibles análisis futuros y ponderaba cuestiones que consideramos relevantes para nuestro problema en particular y concepciones sobre el fenómeno, donde las diversificaciones de los perfiles institucionales en la disciplina era un carácter altamente relevante.

La modalidad de implementación del instrumento hacia los estudiantes de primer año tuvo carácter censal, se procedió un día determinado en cada institución a encuestar a los alumnos de todas las comisiones y turnos que asistieron a clase. La administración entre los estudiantes del último año se efectuó a partir de la selección de una asignatura del último año que, de acuerdo con el sistema de correlatividades del plan de estudio, permitía enfocar estudiantes que estaban finalizando su carrera. Del total de los formularios se procedieron a analizar 1277 a raíz que en algunos casos los mismos se encontraban incompletos en más de un 25%.

Estructura del libro

El libro se organiza en base a tres capítulos centrales y una conclusión. En el primero de los capítulos se profundizará en el conocimiento de los estudiantes que ingresan a los profesorados de educación física, procurando identificar los perfiles socio-culturales que los identifican como colectivo y los singularizan hacia dentro de las diferentes instituciones. El segundo capítulo busca presentar a los estudiantes que accedieron al último año de la carrera, identificando condiciones sociales que incidieron para llegar a esta instancia. Por último, en el tercer capítulo, trabajaremos sobre las concepciones sobre la educación física, las causas de la elección de la carrera y la institución. También estudiaremos los imaginarios sobre el ejercicio profesional futuro. En base a todo ello, en las conclusiones produciremos una serie de reflexiones e interrogantes que surgen a partir del recorrido del trabajo.

Antes de cerrar esta introducción me interesa manifestar que, con este libro, se buscará presentar una serie de datos producidos en el contexto de la investigación e interpretaciones, procurando con el mismo abrir una agenda de discusión futura sobre la población estudiantil, las políticas de ingreso y permanencia en el nivel superior, las concepciones que tienen los estudiantes sobre la disciplina y la carrera en cada una de las instituciones. Es decir, no se pretende dar resultados concluyentes con respecto a la temática, muy por el contrario, se quiere poner a consideración de los colegas interesados estos resultados y en base a ello profundizar a futuro en instancias de reflexión.


  1. En aquellos casos en que resulte excesiva la nominación diferencial se utilizará el masculino genérico clásico –los estudiantes- en el entendido en que incluye siempre mujeres y hombres.
  2. El lector podrá reconocer que no se han consultado instituciones privadas universitarias. Es propio comentar que se realizaron sistemáticas gestiones en la Universidad Católica de La Plata, quienes accedieron a la misma, pero alterando la modalidad de administración, no realizando la devolución de los formularios completos. Por lo tanto, no se pudieron producir los datos sobre este tipo de instituciones.


Deja un comentario