Otras publicaciones:

12-3052t

12-2555t

Otras publicaciones:

frontcover_RIMISP

12-3864t

El nombre y el número

(le nom et le nombre)

No todo en el lenguaje depende de una decisión, por eso esta página es la marca de una ambigüedad. En cambio, la decisión está en respetar dos fundamentales equívocos.

El nombre. En cuanto al uso de los caracteres genéricos, es esperable que no se trate aquí de una práctica transparente. Hasta consistente. ¿Es posible decidir cuándo se emplea la letra a para trastocar un término históricamente usado en masculino y mostrar así el carácter artificioso de toda pretensión universalizadora? ¿Es posible elegir entre equis, arrobas o asteriscos para mostrar, en cambio, la falla, la herida en el lenguaje que implica el nombrar? Probablemente. ¿Es posible para mí en estas páginas? No. En el momento de corregir, en el momento de buscar y reemplazar, dí con la imposibilidad de normalizar ese registro de la escritura, y la necesidad de dejar la huella, a través de esas marcas incongruentes, de lo que una época se pregunta cuando escribe.

El número. ¿Cuántas escriben cuando una escribe? El segundo equívoco que notarán en el texto es la oscilación entre la primera persona del singular y la primera del plural. Decir yo o decir nosotros. O decir nosotras. De nuevo, dejé que el problema persistiera. Porque a veces la escritura toma la forma del nosotras, quizás conjurando o intentando conjurar “el horror de esta conciencia, de este pequeño yo sobreagrandado que no deja lugar para la paz”, como quería Hugo Gola (2004:130). Y porque otras veces entre las voces desparramadas la escritura se afirma y dice «yo». Y digo «yo», singularizando una pluralidad que está sin ser dicha. Y creo que esa contingencia habla de la subjetividad y de las alianzas, que es también el tema de esta tesis.



Deja un comentario