Otras publicaciones

9789877230178-frontcover

9789877230482-frontcover

Otras publicaciones

614_frontcover

9789877230956_frontcover1

4 Weblogs, consumo, postproducción y autorreferencialidad

Como parte del espacio biográfico, las narrativas yoicas se configuran en los blogs como expresión / producción de sensaciones, memoria, afectividad, conocimientos, opiniones e interpretaciones enunciadas desde la primera persona en el umbral entre lo personal-íntimo y lo público e insertas en el “modo dialógico de interacción que se produce en el ciberespacio” (Machado 2009, 205).

Estas narrativas, además, muestran algunos rasgos que consideramos específicos y que surgen en la intersección entre el soporte con sus peculiares características técnicas que, a la vez que abre posibilidades expresivas, las delimita; las diversas formas de las narraciones vivenciales y los géneros periodísticos que confluyen en los blogs, y los cambios socio-culturales contemporáneos que impactan tanto en las relaciones sociales como en la autocomprensión de los modos de ser y estar en el mundo, es decir, en las subjetividades.

Este enfoque abreva en los escritos pioneros de W. Benjamin quien, para sus tesis sobre la reproductibilidad técnica de la obra de arte, piensa las formas artísticas en el cruce de tres líneas de evolución: la técnica en sí, las formas artísticas tradicionales y las modificaciones sociales en curso. De este modo, la aparición de nuevas formas artísticas no se reduce al mero desarrollo de las técnicas de reproducción, sino que Benjamin las entiende en el marco de profunda modificaciones sociales “con frecuencia nada aparentes” (Benjamin 1989, 49, nota al pie 25), a la vez que las considera un factor crucial en modificaciones de índole perceptiva.

En este capítulo y en el siguiente analizaré cómo la confluencia de las narrativas del yo, del soporte Web y los dispositivos de publicación personal y de ciertas modificaciones socio-culturales resultan en unos rasgos que caracterizan a los weblogs como un formato mediático específico.

Estetización de la vida cotidiana y consumo

Siguiendo a Arlindo Machado, el soporte informático presenta, al menos, una característica que le es específica y que podríamos ver como novedad en relación con los medios de comunicación que lo precedieron: reunir en un único soporte al conjunto de los medios de comunicación y atraer en su recepción a muchos sentidos. Y esto “lo hace de manera integral, de manera que textos escritos y orales, imágenes fijas y en movimiento, sonidos o ruidos, gestualidad, texturas y toda suerte de respuestas corporales se combinan para constituir una modalidad discursiva única y holística” (Machado 2000, 31).

Como parte de los múltiples cambios acontecidos a lo largo del siglo XX, también debe incluirse una nueva configuración perceptual, que implicó la multiperspectiva ambiental y un sistema sincrónico de representación frente al ordenamiento espacio temporal propio de la época burguesa clásica (Lowe 1986), y que acompañó el avance de la proliferación y circulación de imágenes en la era del consumo.

En tanto soporte, Internet condensa tanto estos nuevos estándares perceptivos como la dinámica de circulación de imágenes propia de una vida cotidiana estetizada. Su lógica es la de las múltiples yuxtaposiciones. En el involuntario collage al que remiten las ventanas que se abren unas sobre otras, conviven e interactúan las distintas materias de la expresión aludidas por Machado. Las dimensiones espacio-temporales virtuales evocan un espacio sin límites aparentes (el hiperespacio) y un tiempo que es pura sincronicidad, actualización permanente.

Para Machado lo que se modifica aquí es el régimen óptico ya que, a diferencia del ojo visualizador del sistema óptico renacentista, localizado puntualmente en el cuadro de la escena, el navegante de la red se multiplica y distribuye en el ciberespacio, por lo que el ojo visualizador está al mismo tiempo en todos los lugares y en ninguno. Antes que un observador distante, el sujeto hoy está implicado en el mundo virtual en el que se halla inmerso: “allí su presencia es activa, en el sentido de que desencadena acontecimientos y también que está sometido a las fuerzas que allí actúan” (2009, 203).

Al mismo tiempo, la mediatización en la relación entre sujetos se acrecienta, por lo que “el modo dialógico de interacción” que se produce en el ciberespacio, aunque se aproxima a la comunicación lingüística por su inmediatez, también se aparta de ese modelo “porque el presente vivenciado no es propio de los sujetos que interactúan” sino que es un producto del dispositivo tecnológico y sus cálculos. Siguiendo a Couchot, Machado afirma que lo que adquiere el sujeto “interfaceado” es una suerte de “ubicuidad dialógica” (ibíd., 205).

En el contexto del ciberespacio, entonces, el sujeto vacila entre los estados de “sujetador” y de “sujetado”, es decir, entre las condiciones de “mirada” e “imagen”. De este modo, “en el ciberespacio nos vemos pero también somos vistos; somos agentes pero también somos pacientes de las fuerzas que se despliegan” (ibíd., 209).

Como soporte de flujo, circulación e interacción en red de múltiples materias expresivas, Internet se convierte, en este contexto, a la vez en expresión y en parte constitutiva de las socialidades contemporáneas que, como se desarrolló en el capítulo anterior, están signadas por la dinámica y la flexibilidad de las comunidades y de las identidades, que a la vez se constituyen en imagen dada a consumo.

El descentramiento del sujeto y la mirada y la centralidad de los flujos y las redes en la experiencia social contemporánea son comprendidos por José Luis Brea como un cambio fundamental en el propio sentido de cultura, energía simbólica que abandona su carácter rememorante para volverse productiva, relacional: “Nada hay auténtico frente a simulado: todo es producido en el curso de procesos de flujo, de operaciones secuenciales que van cristalizando desarrollos mutuamente conjugados” (Brea 2007, 21).

Las nuevas herramientas tecnológicas, con su capacidad de interconectar datos, con su arquitectura relacional, son, para el autor, un “factor desencadenante”[1] de la “cultura_RAM”, que implica una “memoria red” que:

se dispersa y clona en todas direcciones, se reproduce y distribuye vírica a toda su red de lugares, difundida como onda y eco, deslocalizada en una multiplicidad de no-lugares, hacia los que fluye (y desde los que refluye) activamente y en tiempo real (ibíd., 5).

El hacer del sujeto en la cultura_RAM es hacerse a sí mismo, dice Brea, producirse en el producir: “un dejarse advenir, caer, allí donde tiene lugar sus propias prácticas –intelectivas o afectivas, productoras de sentido o emotividad, conocimiento o pasión–” (ibíd., 103). Es así que la centralidad de las narrativas yoicas en el ciberespacio está signada por este hacerse a sí mismo de los sujetos descentrados. Lo puesto en circulación y, así, en producción en las redes de Internet, entonces, son subjetividades que se instituyen, individual o colectivamente, en el darse a consumo como imágenes, que en ese darse se confirman y modifican.

Como señalé en el Capítulo 2, la posibilidad de circulación tanto de sujetos como objetos a distancias cada vez más grandes y de manera cada vez más veloz delimita para Lash y Urry (1998) el paso del “capitalismo organizado” al “desorganizado”, caracterizado por un tipo de modernización reflexiva.

Desde esta circulación más rápida de objetos se teje, según los autores, el “capitalismo consumista”: “objetos y artefactos culturales, en un giro de recambio acelerado, se convierten en desechos y se vacían de sentido” (Lash y Urry 1998, 15). Pero la profusión y la velocidad acelerada con la que circulan los artefactos culturales no son consecuencia de un rechazo al modernismo, sino más bien el producto de la exageración de sus rasgos. La reflexividad es también un rasgo moderno intensificado en el presente.

Cada vez más se producen signos y no objetos materiales, signos que tienen un contenido sobre todo cognitivo, en tanto bienes posindustriales o informacionales, o que tienen ante todo un contenido estético. Lash y Urry ven el desarrollo de ese último tipo de signo en la proliferación de objetos:

… que poseen no sólo un sustancial componente estético (como la música pop, el cine, el ocio, las revistas, los videos, etc.), sino también un valor de signo o de imagen que pasa a constituir los objetos materiales o a encarnarse en ellos (ibíd., 16).

La estetización de los objetos materiales puede ocurrir tanto en la producción como en la circulación o el consumo de esos bienes y se expresa en una intensificación del diseño, que se vuelve un componente del valor de los bienes más grande que el resto del proceso de trabajo. Lo que los autores llaman una producción “diseño-intensiva” se concreta en el “componente expresivo” de bienes y servicios, “que aumenta su importancia en campos que van desde la industria cultural hasta la ‘cordialidad administrada’” (ibíd., 18 y 19).

En la vida cotidiana estetizada, las modalidades de consumo definen estilos de vida y, por lo tanto, se vuelven parte del proceso de construcción de las identidades flexibles. Para Bauman (2008), la caracterización de la sociedad contemporánea como “de consumidores” oscila, en las descripciones académicas, entre ver a los consumidores como “tarados culturales” o verlos como “héroes de la modernidad”: o son engatusados con promesas fraudulentas, manipulados y seducidos, o son portadores de una “sólida autonomía” y capacidad de decisión y autoafirmación. En ambas versiones, se sobreentiende una distancia y una diferencia definitoria entre los consumidores y los potenciales objetos de consumo: los unos, electores; los otros, elegibles.

Para el autor, sin embargo, lo que define a la sociedad de consumidores es que nadie puede convertirse en sujeto sin antes convertirse en producto. Los consumidores son también objetos consumibles y así se disuelven en el mar de productos experimentados como insustanciales (Bauman 2008, 26). De este modo, la subjetividad “está hecha de elecciones de consumo, elecciones tanto del sujeto como de potenciales compradores del sujeto en cuestión” (ibíd., 29).

El individuo se gesta, entonces, como producto: su identidad es al mismo tiempo “objeto de consumo mediante las mercancías que consume y que porta” (Dipaola 2011, 71).

Así como en este contexto de estetización de la vida cotidiana aparecen prácticas de consumo que tienen raíces en una expresividad estética, también se desarrolla un tipo de reflexividad estética y hermenéutica (Lash y Urry 1998).

Mike Featherstone describe tres sentidos en los que es posible hablar de una estetización de la vida cotidiana: en el sentido del borramiento que las vanguardias históricas intentaron de la frontera entre vida y arte; en el proyecto de hacer de la propia vida una obra de arte, que el autor rastrea en las contraculturas artísticas e intelectuales de fines del siglo XIX y que pone en relación con el desarrollo del consumo masivo en general, la búsqueda de nuevos gustos y sensaciones y la construcción de estilos de vida distintivos en la cultura de consumo; y en el sentido que remite “al rápido flujo de signos e imágenes que satura la trama diaria en la sociedades contemporánea” (Featherston 2000, 120).

Como observa Sibilia, el sentido contemporáneo de la estetización no es comparable ni con la idea de la vida como obra de arte, que se proponía cambiar el rumbo de la historia, ni con el dandismo que se constituía en modo de vida opuesto a las reglas de la época (2008, 308 y 309). En cambio, vincula la estetización en la vida cotidiana contemporánea con lo que define como una “tiranía de la visibilidad” (ibíd., 105).

Si en la modernidad “clásica” el ser del sí mismo se desprendía prioritariamente de definiciones provenientes de la interioridad, hoy, de forma creciente, son “las señales emanadas por la exterioridad del cuerpo y por su desempeño visible las que asumen la potencia de indicar quién se es” (ibíd., 128). Esas definiciones pueden (e, incluso, se diría que deben) cambiar: si alguien no está satisfecho con las elecciones efectuadas en ese “periplo existencial”, debería transformarse y “volverse otro”.

Así, el yo para Sibilia es una sustancia modelable que se estructura hoy a partir de la imagen visible de lo que cada uno es. Las pantallas expanden el campo de visibilidad, “ese espacio en donde cada uno se puede construir como una subjetividad alterdirigida[2]” (ibíd., 130).

Es por esto que la centralidad de las narrativas yoicas en Internet es descripta por la autora en términos de un “show del yo”. La exterioridad de las subjetividades en los tiempos contemporáneos es acicateada por “la lógica de la visibilidad y el mercado de las apariencias” (ibíd., 58) propias de la espectacularización de la intimidad cotidiana. De esta forma, dice Sibilia, la subjetividad “deberá estilizarse como un personaje de los medios masivos audiovisuales” (ibíd., 61). Las tendencias exhibicionistas y performáticas son entendidas por la autora como la consecuencia de la búsqueda del reconocimiento: el ser visto es un trofeo que se codicia, porque lo que queda fuera del campo de la visibilidad corre riesgo de dejar de existir en la sociedad del espectáculo.

Desde este enfoque, el actual predominio de los relatos sobre sí mismo en la red digital, y el caso de los blogs en estudio, sólo tendrían la dimensión de la fabricación de personajes como mercancía espectacularizada. Y como cada personaje es, a la vez, “cualquiera”, lo visibilizado en las pantallas es, finalmente, lo banal, la trivialidad cotidiana. En consecuencia, para Sibilia las formas de espectacularización de sí mismo confirman y festejan la mediocridad y la banalidad (ibíd., 310).

A su vez, la fascinación por las microhistorias, los minirelatos verídicos, pueden derivar de la extinción de los grandes relatos que daban sentido a la vida moderna:

Así, acompañando los desplazamientos de los ejes alrededor de los cuales se construían las subjetividades modernas, la multiplicación de los emisores posibilitada por los nuevos medios electrónicos permite que cualquiera sea visto, leído y oído por millones de personas. La paradoja es que esa multitud quizá no tenga nada que decir. Se expande, así, esta multiplicación de voces que no dicen nada ­–al menos, ‘nada’ en el sentido moderno del término– aunque no cesen de vociferar (ibíd., 310).

Pero si para pensar las narrativas del yo desplegadas en un conjunto de blogs es necesario complejizar la idea simple, pero repetida, de que en Internet se construyen identidades virtuales por oposición a las “reales” y que las subjetividades online no son otra cosa que la representación que de sí mismos hacen los sujetos gracias a, o a partir de, la posibilidad abierta por un dispositivo técnico, de la misma forma creo que es necesario entender estos relatos vivenciales como parte del proceso de construcción de las identidades que no se agota en la visibilidad como espectáculo.

Desde mi punto de vista, los flujos de circulación del yo “en construcción” no necesariamente coinciden con las lógicas de lo espectacular, como si la visibilidad fuera sinónimo del broadcast y sólo pudiera rastrearse en el yo como objeto de consumo el afán de formar parte del espectáculo. Desde el punto de vista que propongo, las narrativas yoicas en Internet pueden pensarse como parte de las prácticas en las que el yo se constituye como imagen para intercambio y consumo en las relaciones sociales, como parte de la constitución de identidades en el contexto de la vida estetizada.

Si bien es indudable que la espectacularización condujo al show mediático del yo en muy diversas formas, el ensanchamiento del espacio biográfico en el soporte digital no sólo implica espectáculo de un yo vaciado de sentido (sin “nada” que decir), sino que también se abre a la construcción de nuevos sentidos de lo social y lo comunitario, dentro de (y también en contra de) los límites y presiones que ejerce lo hegemónico.

En términos de Dipaola, “convivimos entre imágenes y nos hacemos con las imágenes” (2011, 70) y, por eso, es necesario proponerse la tarea de pensar lo “imaginal”[3] como confluencia de lo social y las imágenes, para abordar críticamente las nuevas experiencias de sentido de la vida presente.

En el contexto actual de esta proliferación de imágenes, publicidades y formas de consumo, “los estilos de vida mismos pasan a constituir a las individualidades como productos que en sus relaciones prácticas se intercambian, flexibilizando sus identidades y dinamizando sus espacios comunitarios” (Dipaola 2010, 26), por lo que las modalidades de consumo, las posiciones estéticas y los estilos de vida se han vuelto aspectos centrales de la construcción de las identidades y de las relaciones sociales.

De hecho, la producción de las relaciones sociales y la propia experiencia social “se evidencian como formas estéticas, justamente, porque las imágenes circulan y experimentan la vida social como una sensibilidad” (Dipaola 2011, 73).

Este conjunto de cambios que modifican las prácticas en las que se fundan las socialidades, caracterizadas ahora por la fugacidad y lo sensible, se expresa, entonces, en los sujetos vueltos productores del “sí mismo” como imagen que se ofrece como producto y que en la instancia práctica del darse a consumo se confirma.

En este sentido, la realidad se produce como imagen y:

…comprender los lazos de sociabilidad desde su producción imaginal se corresponde con entender a las imágenes no simplemente como signos, es decir, bajo un carácter indicial y referente, sino en su condición creativa: las imágenes no son lo real, sino su doble, esto es: crean lo real como imagen (Dipaola 2011, 75).

En este sentido, las imágenes son comprendidas como producción latente de los vínculos entre la subjetividad y el mundo.

Las narrativas yoicas en los blogs forman parte de la vida cotidiana estetizada, del proceso de autoconstrucción como imagen puesta a circular, en este caso, en los flujos que habilita el soporte digital, como identidad dada a consumo. De este modo, lo creado en los blogs, como en cualquier otra narrativa autorreferencial y autoexpresiva, antes que la representación que de sí hace el yo que narra, cobra el carácter creativo del hacerse a sí mismo en el narrarse.

Es en este contexto también que lo exterior que configura a lo interior puede conectarse con los consumos como definiciones identitarias. En el estudio de nuestro corpus, las definiciones identitarias incluyen los consumos en general pero, de manera particular, y en consonancia con la creciente reflexividad estética a la que hiciéramos referencia, se apoyan en los consumos culturales.

Citados, referenciados, comentados, criticados o simplemente mostrados, los consumos culturales aparecen como marcas de las identidades flexibles, como señales de estilo que individualizan y a la vez vinculan las subjetividades en las redes.

Los consumos culturales con mayor presencia en el corpus son música, cine, literatura, fotografía, artes audiovisuales, ciudades –viajes-, programas de televisión, artículos de la prensa, deportes y tecnología –principalmente, la propia web.

Muchos blogs agrupan los posts que reseñan, recomiendan, reproducen o muestran este tipo de consumos a partir de etiquetas o categorías. Así, encontramos como etiquetas repetidas: Arte, Música (con variantes, como Recitales, Letras, Canciones), Viajes, Cine, Televisión (con variantes, como Cine y TV, Películas, Documental), Fotografía, Video, Medios y Publicidad.

En algunos casos, aparecen etiquetas que identifican las áreas de especialidad del blogger, como en el de Axix Mundi, en el que Walterio incluye como categoría Arquitectura, donde agrupa entradas con fotos de edificios de distintas ciudades, sus respectivas descripciones y crónicas de viajes desde el punto de vista del arquitecto, que, nos enteramos a través del seguimiento del blog, es su profesión.

Otro ejemplo es el de Con Glamour, donde Elen incluye en su categoría Reviews no sólo reseñas de películas, obras teatrales o recitales, sino también de publicidades y productos (desde bebidas hasta maquillajes) ya que se dedica a la publicidad. En el caso del blog periodístico The Nikkei Log, aparece la categoría Japón, donde se agrupan tanto noticias como fotografías y crónicas sobre ese país, ya que Federico Aikawa, el autor, es nieto de inmigrantes japoneses.

En Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedebería, casi la totalidad de las etiquetas corresponden a este tipo de entradas, por lo que alcanzan una gran especificidad: así, en lugar de Música, encontramos El palacio del rock´n roll, Estúpidas canciones de amor, El tango te espera a los 40 y Maravillosas películas / maravillosas canciones.

En algunos casos, la relación entre los consumos culturales y la identidad que se construye se hace explícita. Por ejemplo, Mat16, autor del blog homónimo y miembro de la Asociación Tolkien, cuenta su ingreso al mundo de los juegos de rol y posa en numerosas fotos disfrazado de sus personajes, al tiempo que su look personal va cambiando y cada cambio se plasma como una afirmación novedosa de sí mismo. Cada momento de su vida se identifica con un personaje que construye y que se rodea de una música y una estética específica.

Por ejemplo, en el post que se llama significativamente Repasando mi año Emo y que se ilustra con dibujos y fotos, se lee:

[…] Ahí apareció el viejo hit de Simple Plan: Era para mí. Me identifiqué con la letra a pleno.

Do you ever feel like breaking down?

Do you ever feel out of place?

Like somehow you just don’t belong

And no one understands you

Do you ever wanna runaway?

Do you lock yourself in your room?

With the radio on turned up so loud

That no one hears you screaming

No you don’t know what it’s like

When nothing feels all right

You don’t know what it’s like

To be like me

To be hurt

To feel lost

To be left out in the dark

To be kicked when you’re down

To feel like you’ve been pushed around

To be on the edge of breaking down

And no one’s there to save you

No you don’t know what it’s like

Welcome to my life

[…]

(“Welcome to my life” -Simple Plan)

[…] Sentí que había vuelto a mis quince años. Supongo que no lo van a entender, no saben lo que es pasarse TRES años marginado por TODO EL COLEGIO, sin un sólo amigo y que ni siquiera tu familia te entienda—y te rechace–, aunque no hayas hecho absolutamente nada malo.

(Repasando mi año Emo, 11/03/2009, Mat16)

El tema de Simple Plan “aparece” y pone palabras una etapa de la vida. También, las películas cobran significación en la construcción de la identidad: ser “fan” de los personajes se traduce en juegos, actividades y relaciones sociales:

…No paraba de inventar historias y personajes. Uno era un explorador -see tenía un aire Indiana Jones-así que no sé de dónde logré me compraran un sombrero de esos típicos de exploradores africanos? Todavía lo tengo! Colgado en la pared. ^^ O cuando me volví fana mal de Freddy Kruegger, pero como no podía hacerme una garra con cuchillos me hacía una con jeringas -y cartón-y salía a andar por el barrio así JUÁAAA ya taba cagao ´el casco de chiquito, lo que hago estos años con las cucharas es lo mismo no? .

En el ´85 la peli Los Goonies -de Spielberg-fue una gran influencia, con mi hermano Benja y un amigo fundamos un grupo homónimo: Mamá nos hizo una bandera pirata, tomábamos pruebas de ingreso y todo. Había que saltar de árbol en árbol sin caer al piso, pasar por los túneles bajo la rosa mosqueta bancándose los pinchazos… Llegamos a tener una lista de treinta miembros!! (todos juntos, a lo sumo llegamos a 15 en las reuniones, que se celebraban los sábados…) (me acuerdo que alguna vez hasta puse el tema de Cyndi Lauper de fondo! (soy fanático de ella desde entonces ^^)). 

(Cuenta tu propia historia!, sin fecha, Mat16)

Así, la infancia o la adolescencia se explican por el tipo de consumos –sobre todo culturales– de los bloggers. Lalo, de eBlog, en ocasión de un Día del Niño, lista “recuerdos infantiles al azar” y esta lista incluye centralmente –además de algunos recuerdos y personajes familiares– personajes y programas de los medios masivos de comunicación, productos y marcas:

En mí día, algunos recuerdos Infantiles al azar:

El Gráfico, la quinta en Paso del Rey, el paquete de manón de 5 galletitas, Boca, mi abuelo Armando, las zapas Harlem, Pelito, el Vírgen del Valle. La bici cross. Sapag, Moria, Minguito, Tato y Señorita Maestra.

Michael Jackson, Reutemann, Hugo Porta, el Diego en Nápoles, Dante Caputo, el gordo Porcel, Soldán, Gachi Ferrari, Carlitos Balá. El Vascolet. Menotti. Tubi 3 y Tubi 4. “Quédese en el trece para ver”, Mesa de Noticias, el horario de protección al menor (!), Finalísima. Badía y Compañía…

(Hoy es ayer, 8/08/2010, eBlog)

La lista de Nilda, en cambio, está hecha con “algunos viejos discos que me hicieron ser quien soy”. El post muestra las tapas de esos discos, sin más comentario que el título, e incluye, entre otros a Creedence, Baglieto, Tanguito, Sargeant Pepper’s (Beatles), Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, Woodstock, Joan Manuel Serrat, Vida (Sui Generis), Santana, Vinicius+Bethania+Toquinho, Artaud (Pescado Rabioso), Los Gatos, Almendra. En otro post, Nilda dice:

…Pero creo que si hubiera que conocerme bastaria con recopilar esas frases, los libros que cito, la musica que escucho para saber quien soy, o quiza quien quisiera ser…

(mis frases… , 9/05/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

También las películas le permiten a Nilda reflexionar sobre el paso (su propio paso) de una etapa a otra de la vida:

Parece que me gustan las películas que tratan del paso de la infancia (paraíso perdido) a la pubertad. En este, mi blog, hable de mi preferida, Stand by me, recuerdo especialmente Verano del 42, y entre otras tiene un lugar Esperame mucho…

(La mirada de la pubertad, 22/09/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedebería)

 

Es del 73, el año en que yo deje de ser una adolescente para tirarme a la pileta de ser, que se yo, otra cosa.

Fellini, esos relatos puzzle, un hermoso barco iluminado visto desde abajo, putas tetonas, imberbes pajeros, el Ducce con los ojos desorbitados, las comidas familiares, Amarcord, que en dialecto romano quiere decir, me recuerdo. Viendo el trailer de Fellini, yo tambien recuerdo.

(Queres ver algo hermoso???, 17/01/2010, Soy lo que ves aca o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia) Se acompaña con el tráiler de la película, tomado de YouTube y embebido en el blog.

En los blogs periodísticos, las reseñas de los productos culturales se entraman con la narrativa vivencial. Es, por ejemplo, el caso de la crónica de Paula Carri en su blog Aryentina el día después de la muerte de Sandro:

Tenía 5 o 6 años y el erotismo aún no estaba presente en mi vida. Y la música menos. Mi familia estaba volcada a la revolución y a otras cuestiones importantes como para ocuparse de esas “naderías”.

Por suerte, teníamos una mucama que se llamaba Margarita. Ella fue una suerte de guía en el tour hacia “el pueblo” que mi madre le encomendó. Así, además de ocuparse de la limpieza de la casa y de la cocina, un día nos llevó a mi hermana mayor y a mí, a la villa donde vivía su familia.

Recuerdo de la experiencia los caminos angostos de tierra mojada y los copitos de coco que (por el sabor a ídem) me resultaron horribles. Allí escuché por primera vez hablar de Sandro, en conversaciones entre Margarita y su madre, que era una *nena* de Sandro.

Luego -algunos días después-no sé si a pedido o a consentimiento de mi madre, Margarita nos llevó al Cine Atalaya, de Córdoba y Canning a ver creo que “Siempre te amaré” (porque miré en cinenacional y recordé el afiche) . Era la época en que cuando terminaba la película te podías quedar sin pagar a la siguiente función y mirar la película de nuevo. No recuerdo si lo hicimos, creo que no, porque teníamos que volver a casa con horario. Fuimos a ver otras de Sandro ­siempre los sábados a la tarde-durante los años que Margarita estuvo trabajando en mi casa.

Recuerdo el cine, las películas y el halo de misterio que -decía ella-rodeaba al astro. Tan lejos de los escándalos mediáticos que hoy tan bien saben constriur las sociedades…

Ese misterio del que se hablaba se llama para mí una vida dedicada al arte y a su público. Recuerdo, entonces, la letra de “Los bailes de la vida” que supo cantar Mercedes Sosa y fue compuesta por otro grande: Milton Nascimento (el video posteado es de ese tema) : “con la ropa enlodada y el alma repleta de amor, todo artista debe ir donde el pueblo está. Si fue así, así será. Cantando resucito y no me canso de vivir. Y de cantar” (Letra completa en castellano, aquí [enlace a la letra])

(Ser una nena, 5/01/2010, Aryentina)

La semblanza del cantante como cantante popular, dedicado al arte y a su público, se reconstruye a partir del lugar que ocupó como hito, como marca, en la propia historia de Carri y su primer contacto con “lo popular” guiada por la empleada doméstica familiar.

Así como marcan hitos o momentos del pasado que explican, en parte, la constitución temprana del ser, películas, canciones y programas de televisión expresan también un modo de ser o de sentir en el presente:

Si tu vida fuese una sitcom,¿ de qué se trataría?¿Qué personajes habría?

La mia se trataría sobre la nada misma, como Seinfeld. Estaría llena de situaciones sin la más mínima lógica y coherencia.

Y entre los personajes más destacables, además de mi persona totalmente vaciada de sentido, estaría mi amiga Barby, otra persona totalmente vaciada de sentido y el resto de la simpática fauna que me acompaña día a día.

(Vaciada de sentido., 28/06/2009, No arranca mi walkman)

 

Se me está haciendo hábito ver ‘The office’ a las 14.30 en I.sat. Por momentos, me cago de risa y en otros me parece demasiado duro. Me mata que no tenga una cortina de cierre y entonces a veces me quedo angustiado, mirando los títulos, en silencio, y vuelvo a pensar que esa serie es excelente.

(Oficinesco, 8/09/2009, Bien ahí)

 

Cuando uno viaja hay algo interno que se modifica para siempre. No es pasar unos días en un lugar, volver y seguir con la vida. Los viajes duran para siempre. Como decía Hemingway en ese libo eterno que es Paris era una fiesta: “Te perseguirá vayas donde vayas”. Los sitios en los que estuvimos nos siguen, reaparecen, vuelven, están ahí para reacomodar el mundo con una nueva perspectiva. Europa sigue ahí: Madrid, Barcelona, Roma, Paris, Londres, Cuba sigue ahí, cada minuto, no puedo hacer que se vayan, no quiero hacer que se vayan. Sus gentes, sus aromas, sus calles, su lenguaje, sus negocios, el aire que se respira, la comida, la forma de ser y de estar, permanecen inalterables. “El sentimiento fatal del paso monótono de los días es imposible”, dijo Kafka

sobre los viajes en sus diarios. Jack Kerouac escribió en el que tal vez sea el texto de viajes fundamental del siglo XX: “La carretera es la vida, tenemos que ponernos en movimiento”.

[Se ilustra con una foto tomada por la autora del Malecón de La Habana]

(Viajar, 19/06/2010, Notas Subjetivas)

Las dos modalidades de tematización de los consumos culturales presentes en el corpus, tanto en los blogs personales como en los periodísticos, son la reseña crítica y la recomendación a manera de “adelanto” o de guía (como señalamiento: esto está por venir; esto encontré, “mirá”).

En el caso de las reseñas críticas, aunque recurren a giros y estilos propios de la crítica periodística (como crítica de espectáculos), a menudo explicitan el modo en que lo reseñado habla del sí mismo: que sea significativo para el autor de la reseña es, además, razón suficiente para formar parte del temario del blog.

Toco con todos, como el de los Orozco.

Y toco a todos, desde El Rey LLoro, a Amor de Primavera, versionó a Pappo, a Miguel Abuelo (dijo que Muchacha no hubiera sido escrita si no hubiera escuchado Mariposas de Madera, de Miguel), canto Juanse, Mollo, Ceratti, Garcia (el mas aplaudido de los invitados) Hizo las impresionantes Post Crucificcion, A estos Hombres Tristes, toco las nuevas, las viejas, Alma de Diamante……..bellisimo tema, Desfilaron los socios del desierto jade invisible pescado y tambien el viejo y peludo Almedra,. Le puso los huevos que hay que ponerle a Me gusta ese tajo, como si el tipo no anduviera por los sesenta, el rock es asi, se te monta encima y barre el tiempo, y le dedico a su madre Julia Muchacha con Emilio, Edelmiro y Rodolfo en los coros y una guitarrita acustica, no se necesitaba nada mas, no habian pasado cuarenta años,era yo ayer, a los trece comprandome el primer disco de Almendra y buscando como en misa, la vieja ceremonia del rocanrroll que limpia el alma y te hace por un instante pura, con el alma de diamante.

(dale gracias por estar. La generosidad de Luis Alberto Spinetta/Ayer fui a misa., 5/12/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

Fui al cine a ver la pelicula de Darin. Me gustan las peliculas de Campanella. Hablan de un mundo que es el mio, a diferencia de esas peliculas de playas en invierno donde nadie dice palabra y siempre hay un incesto y adolescentes raros.Esas puedo verlas, incluso pueden gustarme. Pero puestos a elegir, dame una gran historia. […]

Me gusto muchisimo. Me parecio muy cercana, mia inclusive, la idea de que uno no puede cambiar de pasion. No se puede renunciar a las pasiones por mas toxicas que sean, los ejemplos de la pelicula son la adhesion a un determinado equipo de futbol, un vicio, una obsesion, un amor. Hay pasiones que no ceden. Ese es el ombligo de la pelicula […]

(El secreto de tus ojos, 20/08/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

Siempre me dio un poco de bronca que tanta gente relacionara a James Brown únicamente con ‘I feel good’, ‘Sex Machine’ o ‘Livin’ in America’. En parte, lo entiendo. Son mega hits, de esos que los escuchás toda la vida hasta que te llena los huevos. En lugar de empalagarme, esos temas me intrigaron, especialmente los dos primeros. Me despertaron el gusto por el funk y la curiosidad por la obra, larguísima, de James Brown. Creo que terminé escuchando a Fela Kuti porque empecé por James Brown. La primera vez que vino tocó en Obras y allá fuimos con mi amigo Dami, fana del funk. Primero entró la banda, con esos vientos que no paran nunca de bailar y esas coristas gordas con vestidos largos. Los movimientos que hacían con los brazos mientras cantaban eran hipnóticos. Dos temas después, uno de la banda presentó a James Brown, que entró con una capa con lentejuelas. Todos a sus pies. Ovación total y él meta bailar y agitar. Estaba grande y se notaba en su pasito clásico. Era más lento y menos arriesgado de lo que habíamos visto en los videos. No importaba, lo teníamos cerca y no defraudaba. Dos años después volvió y el show fue mucho peor. Ya no podía moverse, así que cada tres temas subía alguien más al escenario para distraer un poco la atención. En el peor momento del show, subió un mago que hizo varios trucos con aros e hizo desaparecer una paloma. De mientras, James Brown tocaba el teclado, al fondo del escenario

Hace una semana que no encuentro un disco suyo en mi casa, así que me puse a escucharlo por Internet. Este video arranca medio mordido pero la banda suena un avión

(Otro negro al que extraño, 7/08/2010, bien ahí) Se acompaña con un video de James Brown en vivo tomado de YouTube, embebido en el blog.

 

Me volví fana de la serie Mad Men, que cuenta la historia de Sterling Cooper, una agencia de publicidad norteamericana anclada en el corazón de New York, sobre la mítica avenida Madison (de ahí el nombre con doble sentido) en un momento clave en la historia moderna: a principios de la década del ´60, justo antes de la revolución social y cultural del rock, el hippismo, la liberación sexual, etc.

En el aire de la serie (que acaba de arrancar en USA su cuarta temporada) flota permanentemente la incomodidad de la calma chicha. Todo está a punto de explotar en mil pedazos por los aires. El creador y productor (Matthew Weiner, que también participó en algunas temporadas de The Sopranos), el director y los actores trasladan al espectador la mezcla justa de misterio, angustia, presión y asfixia que hace de Mad Men un vicio muy difícil de abandonar. […]

Al mismo tiempo la serie nos muestra magistralmente, entre otras cosas, el postergadísimo rol de la mujer en aquel entonces, el racismo imperante en tiempos de JFK y del “I have a dream de M. Luther King, la doble moral de la clase media acomodada norteamericana que viven a las afueras de las grandes ciudades (acaso los autores se inspiraron en los cuentos de John Cheever?), una estética muy cuidada (vestimentas, objetos, autos y escenografías) y el inicio del crecimiento de una cultura del consumo de pos guerra y la incipiente industria de la publicidad y el marketing que marcaría a fuego el fin de siglo pasado […]

(Algo sobre Mad Men, 29/07/2010, eBlog)

Así, en las dos reseñas que hace Nilda, la del recital de Luis Alberto Spinetta y la de El secreto de sus ojos, queda explicitada su imbricación emocional con lo que describe: “era yo ayer, a los trece comprandome el primer disco de Almendra y buscando como en misa, la vieja ceremonia del rocanrroll” y “Me parecio muy cercana, mia inclusive, la idea de que uno no puede cambiar de pasión”.

En el caso de la entrada sobre James Brown, el análisis del músico y su obra se estructura como una crónica de su propio encuentro con la música de Brown: “En lugar de empalagarme, esos temas me intrigaron, especialmente los dos primeros”. De manera similar, en el blog periodístico eBlog, la reseña de Mad Men se justifica sencillamente en la primera oración: “Me volví fana de la serie…”

En cuanto a las recomendaciones breves –que se limitan a dar algunas indicaciones y juicios de valor, a la manera de un “adelanto” periodístico– se sostienen también en lo significativo que resulta para quien escribe el consumo recomendado o en la crónica del encuentro personal con el producto que se recomienda:

El musical de Broadway de La Bella y la Bestia vuelve a Buenos Aires, y se estrena el 26 de marzo de 2010.

Con un elenco diferente a aquel de 1999 (no puedo creer que ya pasaron 11 años), pero igual de prometedor, esta obra de arte en el escenario es algo que no se tienen que perder si les gusta el género.

Quizás les resulte raro leerme a mí hablando de estas cosas. Esta obra tiene muchísima significación en mi vida, pero eso es algo de lo que quizás les cuente en otro momento. Ahora, solo quiero compartir mi entusiasmo y contarles un poco sobre la obra (así como lo hice entonces en una página perdida de Geocities allá por el siglo XX).

(La Bella y la Bestia en Buenos Aires, 6/03/2010, Vitamina Ce)

 

El otro día me fui a La Boca a visitar “Caminito”, que no conocía. Pero justo en un local vi tres películas que deseaba ver: “Un novio para mi mujer”, “Memoria del saqueo” y “CHE Guerrilla”.

Esta última es la segunda parte de la vida del guerrillero dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Beniciodel Toro.

A diferencia de la primera, esta segunda parte me pareció más lenta y más tirando a documental. Se basa mucho en el diario que escribió el Che en Bolivia. Para los que leyeron el libro sabrán que hay mucho de silencio y desesperación en un tipo que ve como lo que sucedió en Cuba se esfuma poco a poco en Bolivia.

Igualmente la recomiendo, sobre todo para los que vieron la primera parte. A continuación les dejo el trailer de esta segunda parte:

(Che Guerrilla (Parte II), 5/02/2009, 2Papiros) Incluye el tráiler embebido, tomado de YouTube

De esta forma, en el estudio del corpus se hace visible cómo la creciente importancia del consumo, y específicamente de los consumos culturales, en las definiciones identitarias va de la mano con una reflexividad de tipo estético-hermenéutica.

Si bien, como señalan Lash y Urry, las imágenes, sonidos y narraciones constituyen “la otra cara de nuestra economía de signos” (1998, 167) y como tales son parte de la propiedad intelectual mercantilizada de las industrias culturales y pertenecen al montaje del poder pos-industrial, por otro “abren espacios virtuales y reales para la popularización de la crítica estética de ese mismo complejo poder/conocimiento” (ibíd., 168).

Esta popularización de la crítica estética está presente en los blogs tanto en la forma de una crítica explícita y consciente de un determinado producto cultural, como en la apropiación de material circulante en la web para su reelaboración y uso, como analizaré más adelante.

Si bien buena parte de la selección de aquello que se reseña, así como los argumentos que se desarrollan, están claramente enmarcados en las formas y discursos dominantes dentro del mercado de las industrias culturales, también hay resquicios para aquello que permanece invisible para el discurso mediático hegemónico. Típicamente, las producciones propias o de amistades –que están por fuera de las producciones de la industria cultural– y contenidos que se mueven en los bordes por pertenecer a un pasado que hoy la industria no revisita o por tratarse de formas que se han vuelto “anticomerciales” como, por ejemplo, la poesía.

Por último, los blogs fomentan la circulación de contenidos que se producen en la propia web y que tanto son innovadores en las formas como proponen una mirada crítica sobre las nuevas tecnologías de las que se valen como soporte.

Este es el caso, por ejemplo, del post Corto: “panoptICONS” (12/09/2010, Sicrono), en el que se reproduce un video que es “una reflexión sobre la excesiva vigilancia que se da en los centros urbanos”. O, en el caso de la entrada Puro Detroit: Documental en progreso (6/04/2009, Mirá!), que muestra el “video en forma de cortometraje con fragmentos de un documental sobre la ciudad que se encuentra produciendo” del realizador Ivan George, quien lo publica en Internet.

En este último caso, la difusión del cortometraje en el blog habilita algunas reflexiones sobre las formas dominantes de lo audiovisual, tanto del autor del blog como de los comentaristas: “El resultado de ese mundo despoblado es hermoso y completamente distinto a lo que acostumbramos a ver”, dice Julián Gallo, el blogger. Y entre los comentarios se lee: “Estamos tan saturados con estimulos comerciales y cosas que quieren llamar nuestra atencion –publicidad, peliculas pochocleras made in Hollywood, programas que solo buscan el rating– que un corto supertranquilo y sin golpes bajos inmediatamente nos llama la atención”(Alejandro). O: “lo que trata de decirnos es que Detroit, Estados Unidos y Occidente han muerto” (Jorge).

En Axis Mundi, Walterio reproduce un fragmento de A lo largo del río en el festival Ching Ming, una pintura que:

…es un rollo horizontal de 35,6 x 1152,8 cm, realizada por los pintores de la corte de la dinastía Ching (1644-1911). En ella se representa la vida de la ciudad Ka Feng (dinastía Sung) durante el festival Ching Ming que de acuerdo al calendario chino, se celebra en fechas cercanas o coincidentes al 5 de abril ya que debe ser el centésimo cuarto día posterior al solsticio invernal.

(Paseo, 1/07/2009, Axis Mundi. La reproducción enlaza con un sitio chino que desarrolló un paseo virtual por la imagen, que permite con recorrerla con el mouse y detenerse en los detalles.).

Tardes grises, como sucede en la mayor parte de los blogs del corpus, difunde la obra de artistas amigos, desconocidos para la industria cultural:

A continuación les dejo un poco de muy buena música de mi gran amigo, Pablo Rodríguez. La primera canción es una joya que fue grabada una tarde de 2001, de improviso y en condiciones que merecerían una crónicaaparte. En la guitarra eléctrica, David, en la guitarra criolla y en la voz, Pablo. La segunda canción pertenece al último disco de Pablo, “El Bar de la Condena”. Y la tercera, la conocen todos, casi un himno nacional de Víctor Heredia.

(La crónica de una canción, 5/09/2009, Tardes grises. Incluye los audios embebidos en el blog y una foto del músico)

También, la reflexividad estética puede presentarse como crítica directa a los discursos mediáticos hegemónicos. En el corpus, este tipo de crítica se dirige especialmente al discurso publicitario y al mundo del espectáculo:

VH1, Much Music, MTV, CM, Pedorcha Musical y otros tantos canales de música no se darán cuenta de que resulta un poco cansador ver millones de videos de Michael Jackson una y otra vez, sólo porque se murió, y que ya sabemos que de acá a una semana, cuando la noticia de su desaparición física no esté tan fresquita, van a volver a rotar todos esos videos horribles a los que nos tienen acostumbrados, como si nada hubiera pasado?

Creerán que somos pelotudos?

Digo.

(Cadorcha Music TV, 1/07/2009, taquetepariocarajo!)

 

Hay algo que sucedió desde que se inventó la publicidad, supongo, pero que últimamente me llama la atención más que nunca. Y es que no puedo creer que a esta altura de los tiempos las publicidades todavía sean tan estereotípicas con el tema de géneros.

Las compras, los productos de limpieza, los electrodomésticos, y cualquier cosa que tenga que ver con las tareas hogareñas, todo protagonizado por mujeres. Y ya ni siquiera disimuladamente, muy estereotipado y mostrando a esas amas de casa que parece que no tienen nada más que hacer en sus vidas que lavar la ropa, cocinar, salir de shopping y alimentar a los hijos. Y eso solo, por supuesto, las hace tremendamente felices y las satisface plenamente. […]

Así que francamente me molesta que las agencias publicitarias y las marcas detrás de ellas sigan con esta cosa de siglos pasados, que sigan ubicando a hombres y mujeres en roles estereotipados. Al fin y al cabo, y quiérase o no, contribuyen a lo que es el imaginario social.

Y si el imaginario social espera que dentro de un par de años yo sea la que lave, limpie, cocine, haga las compras, cuide a los hijos y además trabaje, mientras mi pareja solo trabaja y a lo sumo mira el partido… vamos a tener un problema.

Me indigné.

(De publicidades y géneros, 9/05/2010, Vitamina Ce)

 

Esta bien que tooodaaasss las propagandas mienten un poco, para que compres felicidad, salud o vida eterna en envase tetrabrick. Pero aca se trata de que la serenisima, pionera en la industrializacion de la leche cree que todas las mujeres, madres (danonino), menopausicas (serecol) o secas de vientre (activia) son pelotudas.

Vendeme, pero no me subestimes.

Inclusive partiendo de la premisa de que los productos son buenos no puedo entender como alguien hace un aviso donde a una cincuentona le cambia la vida por haber cagado.

Las cincuentonas somos especialmente sensibles a la descalificacion. Yo me pongo contenta cuando alguien me dice que bien te queda ese escote, no cuando muevo el intestino, como dicen las viejas.

¡transito lento!!!!…para transito lento a mi Ud. deme, el cuento de cortazar AUTOPISTA DEL SUR.. (que linkie para las tiernas criaturas que no lo han leido nunca) Insulta mi inteligencia que un marido le diga a su mujer que invierta en activia por que la familia la quiere ver contenta. Si queres verla contenta, llevala a comer afuera, pelandrun. Comprale una colonia de la franco inglesa, llevala a ver a yako monti, cualquier cosa, pero no la arregles con yogurt. […]

Quiero dejar establecido que no tengo transito lento, si se me permite la indiscrecion, pero el dia que me sienta feliz por haber vencido el estreñimiento, yo ya no sere yo. Y si ud. piensa que con el actimel esta a cubierto de las maldades de este mundo, le firmo con sello y todo que lo engañaron ya lo sabe, y si no lo sabe tambien.

(odio las publicidades de la serenisima, 24/08/2009, Soy lo que ves aca o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

El comportamiento de los medios es bstante común, pero no por eso menos cínico y perverso: promueven a cualquier persona a una fama rápida para después ocuparse de analizar “el fenómeno” que produce en “la gente”. Hablarán de lo rápido que escaló esa persona, de cómo la gente lo idolatra, se saca fotos, le pide autógrafos y hasta le grita por la calle, etc. El círculo es, más o menos, ese. Un gran juego de complicidades donde todos nos hacemos los giles: los medios, el famoso, la gente, los otros famosos, las empresas, etc.

No importa si esa persona hizo méritos suficientes (quién mide los méritos?) o si está preparada para soportar el lado oscuro de la fama. De última, como mucho, el new famoso no aguantará y se drogará sin freno, se pegará un tiro o se dará un palo con el auto. Como Rodrigo. Si alguna de esas cosas pasa, mejor! El negocio es lo único que interesa. Si el personaje “vende”. Esa es la palabra que usarán los editores de revistas para defender su tapa o los productores de radio o TV para sentarlo en un living o en la mesa de la señora. Hay que vender.

Pero, como indica el abc del capitalismo, para vender primero hay que comprar. El caso de Ricardo Fort es similar a la de cualquier otro new famoso: Jacobo, Samanta, Zulma Lobato, Nazarena, Guido y Silvia Suller, etc. Pero con una salvedad no menor: él mismo generó su propia fama alquilando a los medios con la fortuna heredada. Y todos se sorprenden y preguntan indignados cómo es posible. ¿Pero acaso los medios no están siempre en alquiler? ¿No es esa una de sus características principales? Para una pauta publicitaria, para sentar y preguntarle a un político, para limpiar a un empresario, para los pastores de la trasnoche o para el gato de turno. Fort tiene plata y decidió comprarse su fama, al darse cuenta de lo barato que le salía el atajo hacia las tapas y los programas de TV. […]

[Se ilustra con las tapas de revista Noticias y Gente donde se habla del “fenómeno” Fort.]

(Se alquila Argentina, 24/12/2009, eBlog)

La crítica a los medios masivos de comunicación es tema central en los blogs periodísticos, que tematizan la construcción de las noticias, como veremos en el Capítulo 6, y las relaciones entre medios, mercado y poder. A diferencia del discurso periodístico tradicional, que construye el lugar del periodista como transparente, lo autorreferencial es constitutivo del periodismo blogger.

Postproducción

Como señalé más arriba, además de en la crítica explícita a los productos culturales de consumo, la reflexividad se expresa en los blogs en el uso y la reinterpretación de ese tipo de productos. Así como la “vida de consumo” (Bauman 2008) exige la coincidencia entre consumir y ser consumible, la producción de contenidos en la vida estetizada está signada por el consumo.

Del estudio de los blogs del corpus surge que el recurso para la producción de contenidos hipermediales de los blogs es la postproducción. Así como Bourriad observa en la esfera artística que lo que se elabora no tiene como punto de partida una “materia prima”, sino que se trabaja con objetos que ya están circulando en el mercado cultural (2007, 8), la mayor parte de lo que se publica en los blogs es reelaboración de algo ya existente y circulante.

Más allá de que en todo texto habla una multiplicidad de voces (Arfuch 2010) y de que todo texto es también hipertexto porque siempre una obra depende, de modos diversos, de una obra anterior (Genette 1989), me refiero aquí con postproducción al modo en que las narraciones del yo en Internet se componen de recortes del material circulante en la web (muchos de ellos, a su vez, “recortados” de otros soportes).

Estos recortes se utilizan, combinan y reinterpretan a la luz de la experiencia personal: la cita, la reproducción, el reenvío de textos, imágenes y sonidos en el contexto de la narrativa personal, son las operaciones más frecuentes.

Pensando el trabajo artístico, Bourriad señala que:

…un número cada vez mayor de artistas interpretan, reproducen, reexponen o utilizan obras realizadas por otros o productos culturales disponibles. […] Podríamos decir que tales artistas que insertan su propio trabajo en el de otros contribuyen a abolir la distinción tradicional entre producción y consumo, creación y copia, ready-made y obra original (2007, 7).

El recurso de la postproducción se aproxima a un estilo de época del que da cuenta, por su parte, O. Steimberg (2003) cuando analiza la enunciación transpositiva actual. Steimberg observa una serie de cambios entre los que se destacan la primacía de la interpretación a partir de la pérdida de autoridad del tema, el uso del transgénero y la consolidación de una lectoescritura retórica, lúdica, descriptiva. En definitiva, dice, “…se ha producido la sustitución de una cierta figura de enunciador que se mostraba convocando temas legitimados por otra, la del que sólo se muestra articulando y modulando un discurso” (2003, párrafo 17).

Esta observación me resulta de interés ya que el autor la vincula con el paso del espectador de la era de la reproductibilidad técnica, un erudito distraído[4], a la del bricoleur que “tiene que actualizar y operativizar su saber en cada bricolaje” (ibíd., párrafo 19).

Este hacer implicado en el bricolaje puede trasladarse del estilo transpositivo al estilo de producción como postproducción: consiste, en el caso de los blogs, en la reelaboración de materiales ya elaborados y circulantes.

Apropiarse de lo producido dentro y fuera de la Web y disponer de ello para la propia producción es parte constitutiva del estar en Internet y de sus movimientos colaborativos, a favor del software libre o del copyleft, por ejemplo, en los cuales muchos bloggers toman parte activa.

La pérdida del rastro del original (propio o ajeno) no aparece como preocupación en los blogs estudiados, aunque algunos advierten sobre la cita de la fuente para la utilización de los contenidos publicados.

En el corpus, los “objetos” ya en circulación reutilizados son, principalmente, textos literarios, letras de canciones y notas periodísticas, producciones audiovisuales y radiales, fotografías, infografías y gráficos. Todos ellos se reinterpretan a la luz de la primera persona que guía su selección, recorte, compilación, reproducción, contextualización y, en menor medida, su análisis o comentario directo.

Un caso que aparece reiteradamente en el corpus de blogs periodísticos es el de producir una interpretación por comparación de las tapas de medios gráficos[5]. EBlog, al día siguiente de la muerte del expresidente Néstor Kirchner[6], publica el post “Néstor Kirchner en los diarios”. Luego de una introducción de una línea (“Las tapas de los principales diarios nacionales”), reproduce la portada del 28 de octubre de 2010 de Clarín, La Razón, La Nación, Página 12, Olé, Crónica, Diario Popular, El Cronista y Tiempo Argentino.

Sin ningún subrayado, ni observación, el bricouler, sin embargo, pone en juego su saber en esta postproducción y habilita la comparación entre líneas editoriales. En este caso, el post recibe 27 comentarios. Los lectores de eBlog sí explicitan la comparación, valorando las distintas tapas.

(Nicolás) Excelente la tapa de Página. Muy buena la foto de Crónica. Lamentable, aunque previsible, lo de El Cronista.

(Marshmalou) Jaja, q hijos de puta los de Clarin: “Marcó una época”, pero nada de “despedida”, ni “conmoción”, ni nada. Estan brindando con champagne!

(Luciano) Me gustaría que expliques si cronica tuvo dos tapas o que pasó, por que yo vi otra tapa que hablaba mas del censo que de la muerte del ex presidente?

(Alejandra) Luciano, te dejo el link de una nota que publico Minuto Uno en donde explican bien el tema de la tapa de Cronica. No se si sera cierto o no pero citan una fuente y explican que la tapa del diario fue otra. Es el diario de Chiche, que se yo, igual la nota esta buena. http://www.minutouno.com.ar/minutouno/nota/137243-todos-los-diarios-con­kirchner-en-tapa-menos-cronica/

Vemos en estos ejemplos de comentarios que los lectores valoran las tapas, las analizan y comparten (y discuten) opiniones. Además, proveen información, como en el caso de la consulta por la doble tapa de Crónica, reenviando a otros medios. Las tapas, además, se pueden bajar y guardar en las máquinas particulares, con lo cual quedan disponibles para su reutilización en otros espacios.

Este mismo recurso es utilizado por eBlog en todos los casos de noticias disruptivas[7] y pone en evidencia el proceso de construcción de la noticia, que es materia de análisis no sólo de los expertos (los periodistas-blogueros) sino de los “legos” (los lectores que comentan), como mostraré más detenidamente en el Capítulo 6.

También otros blogs utilizan el recurso de las tapas compiladas, como en el caso de La Propaladora que, para un 24 de marzo, recopila las portadas de los principales diarios nacionales, de las revistas Gente y 7 Días y del Boletín Oficial del 24 de marzo de 1976 (Los medios durante el 24 de Marzo de 1976, 24/03/2009, La Propaladora).

En El armario, tras la muerte de Raúl Alfonsín, Mario Carusso compone una imagen con las tapas de los diarios Tiempo Argentino, La Nación, Clarín, Crónica y La Prensa, correspondientes al cierre de campaña y al triunfo electoral del radicalismo en 1983 (Un lugar en la historia, 31/03/2009, El armario).

El caso que más se repite de reutilización de “objetos” ya circulantes, en relación con la noticia de la muerte de Néstor Kirchner, es el de la reproducción de notas publicadas en otros medios. Estas se reproducen sin mayor comentario o con introducciones que las contextualizan (quién la escribió, qué posición tiene frente al kirchnerismo, etc.) o que –aunque en menor medida– implican una toma de posición frente al debate que propone la nota reproducida.

En el corpus se observa la selección de notas vinculadas con dos grandes temáticas: la vida y trayectoria de Néstor Kirchner, por un lado, y el escenario político futuro a partir de su muerte, por el otro. Las notas reutilizadas provienen tanto de medios nacionales como extranjeros y los soportes son variados: aunque prevalecen las tomadas de la prensa gráfica, también se encuentran audios radiales e informes televisivos. Además, hay casos de periodistas que trabajan en medios tradicionales que republican sus propias notas en el contexto más personal del blog, donde aparece en primer plano la autoría, desdibujada –o, incluso, inexistente-en la publicación original.

Pero la forma más específica de la postproducción en las narrativas periodísticas de los blogs es la que combina la propia crónica o nota de análisis[8] con los objetos ya producidos en otros medios y/o para otros soportes. Así, la voz personal se apoya para su argumentación o análisis en el material ya circulante en la Web.

En el post Volver al sur (29/10/2010, Tardes grises) Maximiliano Misael Saavedra publica su crónica de la salida del féretro de Casa Rosada hacia su entierro en Santa Cruz. El artículo abre con una foto de Néstor y Cristina Kirchner en Calafate. Como sucede en casi todos los posts sobre la muerte del ex presidente ilustrados con fotos, no se acredita la fuente ni la autoría de la fotografía, ni se la referencia por medio de un enlace a la publicación de origen, por lo que se asume que esta foto está circulando en Internet[9]110.

Luego, el periodista hace su relato de la salida del féretro y cierra con la transmisión de ese evento de Visión 7, el noticiero de La Televisión Pública, tomado de YouTube. Aunque el informe audiovisual está embebido en la página, enlaza con el canal que La Televisión Pública usa en YouTube para subir sus informes.

En Cristina está, (28/10/2010, Aryentina) Paula Carri analiza la gestión de Néstor Kirchner y llama a apoyar a la presidenta. También recurre a una fotografía en circulación, que no acredita, y enlaza su propio texto hacia la nota “La despedida”, crónica del velatorio en Plaza de Mayo publicada por la versión en línea de Página 12. Además, enlaza desde el texto con un post sobre Cristina Fernández publicado por ella misma en 2007, que amplía su posición actual.

Lo mismo puede verse en el caso de los blogs personales del corpus. En Nube de agua, Flor reúne la letra de una canción con una foto y así compone su post “Pájaro que da cuerda al mundo” (4/01/2009). O a una fotografía propia la comenta con una letra de canción de otro e incluye el tema, que puede escucharse mientras se lee el texto, como en “Luna de cosecha” (9/10/2010).

En taquetepariocarajo!, el blog de Nene, las fotos de otros ilustran poemas propios o son motivo o disparadores, o funcionan como una apostilla a sus reflexiones. Mientras que en el primer caso cada material es usado citando a sus autores, en el segundo no hay referencia alguna a la autoría de las imágenes y los textos utilizados, lo que vuelve ambigua la cuestión de qué parte de los materiales es de producción propia.

Como vemos en estos ejemplos, a los que podrían sumarse muchos otros, la primera persona enunciadora en los blogs se construye a partir de insumos producidos por otros autores en otros medios o en la propia web, y recortados y reelaborados a partir de su visión personal.

Estos “bricolajes” se insertan, además, en la estructura fragmentaria de los blogs (que analizaremos en el próximo capítulo), que está siempre reenviando al complejo flujo del relato en circulación, del cual se sirve para producir expansiones.

Autorreferencialidad

La postproducción implica un hacer que necesariamente vuelve su mirada sobre Internet y sus medios –las fuentes de los materiales a reutilizar– por lo que la Web tiene como uno de sus grandes temas a la misma Web. Similarmente, en los blogs estudiados, el discurso autorreferencial, ya no respecto del sí mismo, sino de los blogs como formato mediático, es un rasgo característico.

En el corpus, esta autorreferencialidad se da respecto del escribir en un blog, su significado y sus implicancias, las posibilidades y límites del soporte; respecto de los lectores y comentaristas, quiénes son y las relaciones que con ellos se establecen, y respecto de otros blogueros o de la blogósfera.

En el conjunto de las entradas que tiene al propio bloguear y a los blogs como tema encontramos una tensión entre lo autocelebratorio, en el sentido de subrayar el propio hacer y los propios logros como bloguero, y la interrogación reflexiva sobre las potencialidades y límites del blogging.

Hay, en primer lugar, una reflexión sobre la función que cumple el blog para el sí mismo. El escribir ante otros, el “abrirse”, el dejarse ver, sirve para sí (para conocerse, para “darse cuente”, como “terapia”, para animarse a escribir o a mostrar lo que se escribe y para conocer a otros) al mismo tiempo que la exposición presenta algunas aristas riesgosas:

Tengo mucho que agradecerle a este blog. Jamás pretendí nada con él. Ni hacerme famosa, ni llegar a escribir la novela de mi vida. Nunca tuve pretenciones.

Nubedeagua es un blog personal. Habla de mí. Nació en un momento en que los blogs no eran para nada comunes. Gracias a él conocí gente que de otro modo jamás hubiera conocido. Me abrió fronteras, perspectivas, fue mi nave con la cual navegué durante todos estos años. Escribí de todo, cualquier cosa, todo mezclado, me derramé en miles de pedacitos. Conté mis momentos más felices y también cuando me quería abrir las venas. Acá está todo y quedará si blogger sobrevive. Tengo mucho que agradecerle a este blog. A la escritura de este blog. Además de conocer gente me llevó a conocerme mejor a mí misma. Muchas de estas páginas contienen un derrotero personal que luego de una terapia de casi dos años creo comprender. Me alegra haber creado Nubedeagua. No porque crea que es un blog fabuloso. A mí me gusta y con eso bastó durante todos estos años. Me alegra haber creado Nubedeagua porque lo siento genuino. Como un cuerpo que va cambiando, adquiriendo su forma, creciendo, dilatándose y contrayéndose.

Es cierto. Nubedeagua tiene mucho de genuino pero todos sabemos que sinceridad mata artificio. Y yo creo que quiero empezar a escribir ficción otra vez. Aunque no sepamos muy bien lo que la ficción es.

Y qué casualidad.

Hoy llueve.

(Este blog, 7/10/2010, Nube de Agua)

 

Alguien me dice que me expongo demasiado en este blog.

Que escribo

demasiado abiertamente sobre mí,

que despliego

mis razones más profundas.

Se hace un silencio.

Escucho el silencio que invade la cocina. Otros miden nuestras palabras.

Bueno.

Hay quienes se exponen en líneas de fuego

y hay quienes lo hacen en las artes liberales.

Yo por ahora

sólo tengo

este blog.

(Desiderata, 20/03/2010, Nube de Agua)

 

Siempre me quejo de que no tengo tiempo de nada, ya seeee…..

Pero si hay algo que me apasiona es escribir, siempre encuentro veinte minutitos para “sentarme” a la compu y escribir algo…. […]

Cuando abrí este blog, una de las cosas que siempre tuve en claro es que contar lo del accidente, lo que me pasó y pasa, puede servir de algo…

A mí me sirve para darme cuenta que tengo que estar agradecida de haber quedado viva a pesar de estar en mi wheelchair/silla de ruedas, porque puedo disfrutar a mi no tan Retoño Damián, a mi sobrino retoñito Bruno, a mis hermanos, a mi papá, a mis amigos…

(Por si fuera poco, 11/01/2009, La Ivys on wheels)

 

[…] Pero no se preocupen, que no voy a abandonar el blog. El blog es parte de mí. Y en estos días he descubierto que si bien puedo estar sin publicar, necesito la adrenalina que siento cuando me pongo frente a la compu y pienso que contar cada día….

Porque parte de mi nueva vida es mi blog […]

(Volviendo al ruedo… [Cuack! Jaja!], 27/05/2009, La Ivys on wheels)

 

hace unos meses que tengo este blog, que cuido con cariño de primeriza. Pero no siempre fui asi, es mas, hasta hace un año solo escribia monografias del laburo, algun texto de psicoanalisis o de salud publica, a las perdidas.

Pero un dia empece a escribir cuentos.El primero fue la joya del atlantico,(clikear para leerlo) me llevo semanas, no sabia como seguir.De ahi vino el blog, y los amigos del blog, como Grace, Mario, Maia, que se yo… Ahora estoy como desquisiada, he escrito como 20 cuentos, algunos buenos, mas los post, mas la novela. Pero, no se si es por esto de “hacerlo por primera vez” me gusta mucho este primer cuento. Lo presente en un par de concursos y no salio ni ahi.

Es maravilloso sentir que uno no tiene que atravesar el mar siniestro que precede a la publicacion de un libro, para que sus cuentos sean leidos. Me parece que el blog es no solo algo “no estupido” sino es una forma de democratizar el acceso a la cultura.

En un pase de manos, yo me volvi escritora, si ud. lee mi cuento, yo soy una escritora. Asi que vuelvo a repostear (repostear?) mi primer cuento, disparador de una posibilidad que me hace, por que no decirlo, un tanto feliz. […]”

(de como empece a escribir cuentos., 16/01/2010, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

[…] Ya casi no actualizo, no por falta de cariño, amo a este blog más que a ningún otro. No creo que exista un sitio donde haya escrito más desde el corazón que éste. Capitana es mi mundo, mi alter ego, el único lugar donde pude abrirme durante mucho tiempo […]

(3 largos años, 30/11/2010, Capitana del espacio)

Si el blog permite “escribir desde el corazón”, abrir ante otros la interioridad, el riesgo evidente es que esa frágil zona de sí quede expuesta a críticas de todo tipo. De hecho, es frecuente que haya comentarios incluso agresivos hacia los autores de los blogs.

Algunas veces, los bloggers intervienen en los comentarios para discutir con sus propios lectores, aunque no es esto lo más frecuente. En otros casos, dedican entradas a los modos de intervención de su público en el espacio de los comentarios, sobre todo a las críticas que consideran ataques y a aquellas que provienen de comentaristas anónimos:

Sale post catártico, porque estoy harta, harta, muy harta de los comentarios mala leche que critican la forma en la que escribo yo (o cualquiera de mis amigos y colegas). Así que voy a poner algunas cosas en claro:

Escribo sobre tecnología. Eso hace que una gran parte de las palabras que leo estén en inglés y su traducción al español sean neologismos. Si yo te digo “textear” en un post de celulares, o “postear” en un artículo sobre blogs, se entiende perfectamente lo que digo. Y en un contexto donde la mayor parte de las noticias se sabe que vienen de países anglosajones, no debería ofender a nadie.

Soy humana. A veces me falla la gramática o la ortografía, y no porque sea una ignorante descuidada, sino porque no soy perfecta. Más que eso, a veces tengo typos (sí, te lo pongo en inglés, porque soy bilingüe y me gusta más la palabra typo). No me ataques personalmente por errores que cometemos todos.

No soy soberbia, y agradezco muchísimo que se me corrija, porque es la posibilidad de seguir aprendiendo y mejorando. Ahora bien, agradezco muchísimo que se me corrija de una forma respetuosa y con ánimo de ayudar, no desde los comentarios pedantes que suelen dejar, como si fuesen los amos y señores de la lengua española, y que en realidad se trasluce que no buscan ayudarte a mejorar tu escritura, sino a humillarte (y si tenés necesidad de hacer quedar mal a otros, o hacerles pasar un mal rato solo para sentirte mejor o más importante, avisame, te paso el número de un psicoterapeuta buenísimo) […]”

(De comentarios, amargos y criticones, 13/06/2009, Vitamina Ce)

 

[…] No comparto el anonimato en el que se escudan las personas ni siquiera para hacer una broma.

No comparto el anonimato en el que se escudan las personas para insultar o decir que algo no te gusta. Si no te gusta, ¡pero mi ‘jit@! ¡Usted tiene la manera de hacer click con el mouse y cerrar la página que esta leyendo!

Si tenés que decir algo, decilo y hacete cargo, si no, ¡no lo digas!

Ya sé que es divertido, gracioso y hasta para algunos les da satisfacción escribir escudándose tras un anónimo, pero cuando se llega a la bajeza de tratar temas delicados, y que denigra tanto al anónimo por llegar a ese nivel, como el que es víctima de ese anónimo, ya no es gracioso […]

(“Uno ve cara pero no corazón” (Viene largo ¡Aclaro!), 13/01/2009, La Ivys on wheels!)

Los lectores del blog son un tema recurrente. Mostrarlos (cuántos son, de qué lugares exóticos llegan) forma parte de la exhibición de los logros de la publicación. Miden, en un sentido cuantitativo, el “éxito” del producto. También “enriquecen” el mundo del bloguero: conocer a otros, establecer relaciones con afines más allá de las fronteras geográficas a cualquier escala, puede no ser la finalidad inicial del blog (que en general se explicita en términos de poder expresarse, más allá de ser leído) pero se vuelve un componente importante de la autorreferencialidad.

Al mismo tiempo, surge la pregunta por lo que implica realmente conocer a otro, los límites del conocer en la virtualidad, el paso a lo fáctico (el verse, encontrarse, hablarse) como instancia necesaria de las relaciones humanas.

Esto es real: Yo me llamo Ivana Carina y estoy en silla de ruedas.

Esto es virtual: Tengo un blog y conozco gente por lo que escribe en mi blog cuando deja sus comentarios, y hasta donde sé, son personas sinceras, acá en mi blog, en esta parte virtual.

¡Pero! Con algunos hablo por teléfono, por MSN, por el Facebook, nos mandamos mail´s, nos “conocemos” un poco más, y ahí eso ya dejó de ser tan virtual…

(“Uno ve cara pero no corazón” (Viene largo ¡Aclaro!, 13/01/2009, La Ivys on wheels!)

 

Uno escribe

O va al trabajo

O tiene una familia

O participa en el mundo circular de los blogs

o todas esas cosas juntas.

Tanta palabra efectivamente emitida y sin embargo oscuramente se intuye que a menudo no supera lo que ha sido en llamar la función fática del lenguaje, hablar para no decir nada, hablar simplemente para tener poder constatar solamente que hay abierto un canal con el interlocutor, con otro sujeto, que ese canal funciona, como cuando uno abre el microfono y se pregunta desde un escenario se escucha?? o en el ascensor Ud. le dice al vecino: “qué humedad hay en buenos aires”.

Se puede pasar la vida, uno, en las familias, amigos, parejas, interlocutores en este registro de la comunicación intersubjetiva: mire ud. el precio de los ajies esta por las nubes)

Y si bien no es para minimizar, dado que es posible mas pobreza en cuestiones entre la gente, uno no estaria aqui autorizado a decir de otro yo te conozco.

(que trata acerca de la funcion fatica del lenguaje y la escritura de blogs., 2/12/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

Con tantos proyectos nuevos, me encuentro pensando en “ellos” todo el tiempo. ¿Quiénes son “ellos”? Yo tampoco lo sé.

Puede ser mi prima, o un hombre de 46 que vive con su perro, una madre de 6 hijos, un niño de 8 años, una adolescente de 17. “Ellos” son los que están del otro lado de la pantalla, como vos que me estás leyendo, como yo cuando cierro esta ventana y me pongo a leer a otros.

Pienso en ellos, si les va a gustar lo que escribo, el diseño de la página, las fotos que elija, las palabras que use. Ellos son abstractos y muy reales al mismo tiempo. Son los 1600 de Acceso Directo, los 10 mil de PuntoGeek, los 20 mil de Bitelia. Son los casi 300 registrados en CNX. Y son todos los que vendrán. A ellos dedico gran parte de mis pensamientos.

Es extraño como una presencia tan abstracta se puede volver tan real. Y es lindo. Muy lindo.

(Ellos, 15/04/2009, Vitamina Ce)

 

Me visitan de España ¿quien, Elena, la de Remedios de Escalada, el pelito largo y rubito que zarpo un dia para madris y vuelve y aqui la espera un pais que cambia y cambia sin cesar..?

De Estados Unidos ¿quien, la linda amiga que se ha parido en Atenas, Georgia un bebe luminoso y argento, latino y a la vez norteamericano? De Italia ¿quien, digo yo, quien, la Lidia de San Pedro que enseña tango a los tanos y se hizo de otra patria ? Me visitan de Bolivia de Venezuela, de Suecia, de la Puna, ¿quienes son? Quienes los que pasan miran y se van, quienes amigos del aire que se han puesto como seguidores (ya se que estan Malena y Juli, sangre de mi sangre, mi melliza de punta Alta, la Grace, que es gemela univitelina o asi nos gusta cargarnos, pero nacio 4 años antes,o mi gran amiga, la Reyna Perra) pero es raro que un hilo de tanza hecho de palabras y no de nylon te rejunte con gente, que lo que escribis reverbere y que supongas que alguien que nunca te lo ha dicho te lee pensando en sus cosas, pensando en que puede ser amigo tuyo de alguna rara forma..

Va un haiku, por los invitados, por los visitantes, por aquel que lee y no me dice nada.. Es un genero raro el aicu, un genero yocoono,un genero mariakodama, pero es como agarrar un panadero que va por el viento. Lo agarras, lo soplas y ya esta.

SOMOS ESPEJOS

REFLEJAMOS EN SUEÑO

EL RIO QUE FLUYE

(de donde viene esta gente???, 5/08/2009, Soy lo que ves aca o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

Así como los lectores y visitantes del blog son un misterio, por lo poco que se sabe de ellos, porque algunos no dejan rastro, porque, aún intercambiando con ellos, es imposible conocerlos, los bloggers se empeñan en develar algo de ese misterio.

Lo cuantitativo (¿cuántos son?), como dijimos, adquiere importancia, además, para la valoración del blog. Independientemente de las pretensiones de algunos blogueros de lograr algún tipo de notoriedad para volver el blog un medio de vida (sobre todo en el caso de los periodísticos), todos, en algún momento, muestran cuántos lectores han pasado por el blog[10]111 y de qué lugares remotos llegan:

 

¡Kuala Lumpur existe!

3 comentarios:

mato dijo…

viste? no es raro encontrarte con estas visitas de lugares como éste y preguntarte ¿cómo llegaron a mi blog? ¿entenderán algo?

ah! el milagro de la web… 

(Hey!, 11/12/2009, Nube de Agua)

 

667 lectores en el feed de Acceso Directo :)” [Con captura de imagen del feed]

(Más que el Diablo, 24/02/2010, Vitamina Ce)

 

Más de 100.000 visitas a mi blog! Qué tul?? En 24 días cumplo 2 años desde que empecé con mi blog y ya pasé los 100.000… ¡¡No lo puedo creer!!

Ok, sin contar que algunas son mis propias visitas, ta’ bien que esté “sentada” todo el día ¡pero sola no llegaba a ese número! ¡Aajajaja! Y eso que puse el contador desde cero, ¿¿eh??, no como otros que le ponen algunos numeritos a favor… Y si, ¡hay de todo gente! ¡Jaja!”

(No pasé Agosto todavía, ¡¡pero pasé los 100.000!!, 22/08/2009, La Ivys on wheels!)

También las relaciones sociales establecidas a través del blog pueden consolidarse, tanto como relaciones interpersonales duraderas, como en comunidades. Lo que se observa en el corpus es que estas relaciones sociales que se extienden en el tiempo o se consolidan como espacios comunitarios tienden a darse entre bloggers, ya que la primera afinidad sobre la que se asientan estas relaciones es la de compartir el blogging como actividad:

Existe eso de los amigos de internet? Si, existe, con Grace nos hicimos amigas hace un monton de tiempo, como dos años, cuando yo le mande un texto llamado las mujeres de mi generacion, donde por poco, decian que las que ahora somos matronas eramos bellas como las mujeres de girondo. Que volabamos. Esa era la idea, nos pusimos el blog juntas y nos posteamos comentarios por que la gente que nos visita desde la concha de la lora (ella tiene post desde vietnam o cosas asi y yo tengo asiduos visitantes españoles y de cundinamarca???????? que nos visitan pero no nos dejan comentarios. Y nosotras nos hacemos el aguante, nos dejamos comentarios y celebramos las diferencias y similitudes.

Ella posteo hoy (wwwalapipeta.blogspot.com) recuerdos del primer grado y con su padre en mallita. Yo, simetricamente desde aca, pondre mi foto en mallita, en Cordoba, recuperada de unas diapositivas del tiempo de ñaupa. Los amigos de internet nos hacen el aguante y recuperamos el sutil y bello arte de escribir cartas. Esta es para vos, gracias Graciela y todos mis amigos de internet.

(grace y yo. Los amigos de internet, 19/11/2009, Soy lo que ves acá o el blog antes conocido como elnosoyloquedeberia)

 

[…] Desde que empecé esto de “bloguear” o whatever se diga, puedo decir que encontré a mis amigas/hermanas del alma con las cuales pasé los mejores primeros meses como “blogger girl”, al principio solo en nuestros blogs, pero con el tiempo, pasamos a “conocernos” las caras por fotos más que nada, porque ellas viven del otro lado del Atlántico, en la Madre Patria… España. ¡Ole!

Encontré a tres MUJERES excepcionales que me hicieron reír y llorar, pero más que nada: me hicieron muy feliz por brindarme su amistad…. […]

(Para mi amiga del alma, 24/03/2009, La Ivys on wheels!)

Los blogs se entregan premios entre sí (“Blog de oro”, “Mirá lo que encontré!”, “Apa! Josha!”, etc.), que no son otra cosa que menciones que se hacen entre sí. El “premio” es ser reconocido y que ese reconocimiento de los pares se haga público en otros blogs. Funciona como otra modo de recomendarse entre sí, complementando el blogroll, la lista de enlaces hacia otros blogs “amigos” o recomendados.

La mayor parte de los blogs periodísticos, además, publican novedades de otros blogs, como parte de su seguimiento de las novedades mediáticas. En el corpus (tanto de blogs personales como de blogs periodísticos) se repiten algunas etiquetas que reúnen informaciones, reflexiones y novedades tanto sobre el propio blog, como sobre otros y, de manera más amplia, sobre los medios digitales y el periodismo en estos nuevos medios. Estas son: “Autobombo”, “Blog”, “Blogs”, “Blogósfera”, “Ciberactivismo”, “Medios digitales”, “Mundo Bloggers” “Periodismo digital”, “Periodismo ciudadano”, “Periodismo multimedia” y “Social Media”.

En general, los posts dentro de estas etiquetas informan sobre las apariciones de nuevos blogs, recomiendan blogs para leer o se hacen eco de las listas que publican diversos sitios en Internet sobre “los mejores blogs…”. También dan cuenta de “casos exitosos” de transposición, como los pasajes de las blogonovelas al papel, o de las publicaciones de bloggers en otros medios de comunicación, como periodistas o columnistas, y registran el reconocimiento de los blogs como fuentes por parte de los medios tradicionales.

A la inversa, también relevan los casos en que periodistas o famosos en otros espacios mediáticos arriban al formato blog. Por último, reseñan o muestran las novedades tecnológicas sobre las aplicaciones para publicar.

Casi todo lo que pasa en los buenos blogs siempre es noticia para los medios tradicionales. El sábado, en la tapa del suplemento Espectáculos de La Nación, fue el turno de los blogs de ficción. “Crece la tendencia de transformar material de Internet en la materia para productos destinados al espectáculos”, escribió el periodista Ricardo Marín. Con la tira Ciega a Citas como disparador, se mencionaron otros casos locales como Más respeto que soy tu madre de Casciari y La Loca de mierda (a MTV), pero también de afuera: Julie & Julia (del blog de Julia Powell, llevada al cine por Amy Adams y Meryl Streep) y Diario de una prostituta, que nació en la web y terminó en la TV por cable, protagonizada por Billie Pipper.

(De los blogs a la escena, 2/11/2009, eBlog)

 

Todos o casi todos mis compañeros y jefes del trabajo tienen blogs. Obviamente me parece muy bueno que así sea. Porque en cada blog uno puede conocer un poco más de esa persona, saber qué piensa más allá de lo que diga en la redacción o simplemente enterarse de lo que le sucedió hace unos días.

A continuación les paso las direcciones, por si alguno quiere ojearlos.

(Los blogs en Perfil.com, 23/03/2009, 2Papiros)

En algunas ocasiones, las relaciones entre blogueros pasan del plano virtual al plano fáctico a partir de eventos y reuniones, en algunos casos autoconvocados, en otros organizados por empresas, la prensa o universidades. La autorreferencia a estos espacios de encuentro incluye tanto la autopromoción como la discusión sobre qué significa ser blogger y qué hace valioso a un blog:

Ayer, como había comentado, estuve en Mundo Bloggers. La verdad es que el evento estuvo bueno, aunque más allá de las charlas, encontrarme con los sospechosos de siempre (y conocer a algunos que no había tenido el placer), siempre es lo más divertido.

La cosa es que cuando volví de almorzar, me senté en la mesa donde estaban Marce, Nico, Miltony Nico (x2), y ahí le estaban haciendo un mini-reportaje al niño maravilla. Y divino, agarra y le dice a la periodista que yo sé más del tema, así que de rebote ligué un par de preguntas que me valieron la mención en el diario (aunque hubiera estado groso que nombren a Acceso Directo, pero Punto Geek es mi segundo hogar, así que yo, chocha). Igual, todos lo sabemos y lo admito con todas las letras: que me hayan preguntado cosas a mi, estando Milton y Nico Piccoli en la mesa, fue un robo a mano armada.

Los bloggers que leyeron la nota no están muy contentos con la inclusión de Cumbio y la posible confusión entre flogger/ blogger que puede crearse. La verdad es que como bloggers, la charla-reportaje a Agustina no nos sirvió mucho, pero a nivel personal me encantó escucharla. De hecho, tengo que admitir públicamente que la chica me cayó súper bien, y que para tener la edad y difusión que tiene, es re sensata y centrada. Es mucho más toda la locura que se generó alrededor de ella, que ella en sí.

(Mundo blogger, La Nación y otras yerbas, 21/03/2009, Vitamina Ce)

Coincidiendo con el momento de auge del blogging en la Argentina, que podría situarse entre los años 2005 y 2010, la comunidad blogger de mayor visibilidad, aquella conformada por el grupo de “pioneros” dentro del blogging e incluida en el post “Mundo blogger” de Vitamina Ce, es vista por agencias de medios y empresas como un canal más para acciones de marketing. Es en estos usos del blog donde aparece más claramente la coincidencia entre visibilidad y espectacularización: los bloggers se transforman en personajes funcionales para el mercadeo de productos.

Si ven a la derecha de este post, verán el banner de Chevrolet con cuatro videos protagonizados por distintos bloggers: Capitán Intriga (al fin devela su rostro!), Conz, Fabio, JP Sueiro, Milton y quien esto escribe. La idea -llevada a cabo por TercerClick-fue trabajar sobre la campaña del auto Aveo (creada por Webar) con la participación activa de los bloggers. Entonces se nos ocurrió primero ubicar una banda de adhesión a un olor en los ángulos superiores de cada blog. Después pensamos: por qué no que ellos mismos protagonicen los avisos? hacer los spots tomando la misma idea de los comerciales originales, donde dos hombres discutían por sus preferencias: olor a vida u olor a nuevo. Chevrolet dio el ok y ahí están ellos, como caras de una campaña hecha por una marca importante. No es poco para el mundo blog. Es la primera vez que esto pasa, al menos a nivel local.

El Backstage durante la filmación: (incluye video del backstage)

(Bloggers protagonizan campaña publicitaria, 16/04/2009, eBlog)

En cualquier caso, las publicaciones que tienen a los blogs y al bloguear como tema delimitan los debates acerca del blog como medio de comunicación, su presente, su futuro y su función social, una vez más en relación con sus potencialidades y límites.

En un reportaje que me hicieron para el sitio ABC.es de España hace unos días, conté algo curioso: la cantidad de los comentarios en eBlog fueron bajando durante los últimos meses (no las visitas, que por el contrario, fueron subiendo). Pero lo llamativo es que cuando subo algunos post en mi perfil de Facebook, se acumulan allí muchos más comentarios que en el post original publicado en eBlog. Por eso titularon la nota (“La gente ahora discute en Facebook, no en los blogs”) de un modo tajante.

¿Por qué se produce esto? No lo sé, pero supongo que deben influir varios motivos. Uno es el problema del anonimato que Facebook logró resolver. Comentar en la red social implica dar la cara, nuestro nombre y apellido, exponer nuestros perfiles frente a nuestros amigos y desconocidos (cualquiera de los que comentan se enteran de nosotros si comentamos el mismo post). Incluso pueden saber más cosas sobre nosotros, como fotos, links, contactarnos, etc.

(La diferencia entre Facebook y los blogs, 30/04/2010, eBlog)

 

Hace unas semanas el blog Tremendamente Motivados hizo un post acerca de una empresa española que vendía remeras del Diego aspirando líneas de cal y otra fumando un porrete. Me contacté con el dueño del blog y luego de constatar que Futbolis.com (la empresa gallega de las remeras) se refería efectivamente a Maradona saqué la nota en Perfil.com, la cual repercutió en casi todos los medios nacionales.

Esta mañana, tipo 8.30 me pongo a chusmear el blog de Lucho Dolber y encuentro lo que hasta ese momento no muchos sabían y ahora está en todos lados. Hablo delpapelón de Olé y la tapa de la bandera. Con ese dato comenzamos a chequear toda esa info para terminar de cerrar el círculo y darnos cuenta de que la bandera era efectivamente editada por Facundo, un usuario de un foro con el cual hablé por teléfono.

Photoshop. Arriba, la bandera original, debajo la editada.

Si quieren ver la nota de las remeras del Diego en Perfil.com entren a “Venden remeras con polémicas caricaturas de Maradona”.

Acá también les dejo el link de la nota acerca de la tapa de Olé: “Un hincha hizo un fotomontaje de una bandera contra los dirigentes de River y engañó a los medios” Pero lo más importante de este posteo no es mostrar estas notas, sino volver a repetir (y lo haré hasta el cansancio) la importancia que tienen los blogs en el trabajo diario para un periodista. A mí, por lo menos, me sirvió para armar dos notas muy interesantes.

(Un blog te da LA nota, 2/05/2009, 2Papiros)

De esta manera, a partir del estudio y análisis del corpus presentado hasta aquí, puede proponerse una primera caracterización de las narrativas yoicas en los blogs, entendidos estos como parte de las de múltiples formas de la narrativa vivencial que confluyen en el espacio biográfico. Como rasgo característico, las narrativas vivenciales vehiculizadas en los blogs forman parte de la construcción del yo que enuncia en el umbral de lo público, lo que se expresa en la aparición, dentro de la misma narración y en el mismo espacio mediático, de las tres modalidades del relato del sí mismo descriptas: la exploración de la interioridad, la crónica de lo cotidiano y la testificación crítica de los grandes acontecimientos.

En consonancia con la estetización de la vida cotidiana y la correlativa importancia de un tipo de reflexividad estético – hermenéutica propia de la sociedad capitalista contemporánea, los rasgos identitarios del yo que narra aparecen dados, de manera privilegiada, por sus consumos culturales, que son prioritariamente tematizados en los blogs tanto personales como periodísticos del corpus.

En cuanto a la forma que asumen las narraciones bloggers, que combinan múltiples materiales de la expresión, aún con la preponderancia de la escritura, el recurso dominante es el de la postproducción, que implica la reutilización de objetos culturales que ya se encuentran en circulación, tanto en la web como en otros soportes mediáticos.

La importancia de los consumos culturales en las narrativas vivenciales de los blogs, así como el recurso de la postproducción para la producción de los propios contenidos llevan a que la mayor parte de las bitácoras tiendan a volverse autorreferenciales.

Así, las autonarrativas presentes en Internet pueden pensarse como parte de los procesos de construcción de identidades y socialidades en el presente, en su dimensión imaginal (Dipaola, 2011), en el contexto de la estetización de la vida cotidiana, donde el ocio, las modas o el turismo se constituyen en experiencias culturales capaces de dar significado a los vínculos entre personas y producir estilos de vida.

De esta forma, se modifican las vivencias y expresiones de la subjetividad que se erige, junto con sus relaciones, como una novedosa composición de los social mediante imágenes. En este sentido, encuentro a las narrativas del yo que se desarrollan en los blogs como uno de los modos expresivos en que esta subjetividades se construyen como imagen en circulación en el marco de la sociedad de consumo.

Quedan por discutir las relaciones mutuas entre estas subjetividades y socialidades circulantes y las características tecnológicas del soporte, con sus potencialidades y límites, para tener una comprensión de estas narrativas como expresión del punto de intersección entre unas técnicas, unas formas y una configuración específica de la vida social, antes que como el resultado del propio devenir de la esfera tecnológica.


  1. Aunque, aclara Brea, “resultaría muy difícil decidir si ha hecho falta que primero […] se produjera ese cambio antropológico profundo del significado de nuestra idea de cultura (que ha hecho posible el emerger de dispositivos de ‘co-producción’ colectiva del conocimiento como Wikipedia, la blogosfera o la constelación de herramientas que articulan hoy la e-ciencia) para qué –sólo luego– pudiéramos darnos cuenta de que el verdadero potencial del ordenador no era tanto ‘almacenar más en menos’, sino algo mucho más decisivo: interconectar y distribuir […] los conocimientos existentes…” (Brea 2007, 6)
  2. La noción de personalidad alterdirigida está tomada de David Riesman (1981), quien describe tres tipos de carácter social correspondientes a la sociedad tradicional, la sociedad moderna y la sociedad contemporánea (de la segunda mitad del siglo XX), respectivamente. Al primer tipo de sociedad le corresponde un tipo de carácter dirigido por la tradición; a la segunda, un tipo de carácter de dirección interna y a la tercera, un tipo de carácter social dirigido por los otros. Este último tipo de carácter se desarrolla en un contexto en el que, cada vez más, las relaciones con el mundo exterior y con uno mismo se producen por el flujo de la comunicación masiva. En ese contexto, el grupo de pares se hace más importante que la familia en las etapas iniciales de la educación, y el sentimiento de culpa no se produce por la violación de normas internas o que se han internalizado en la infancia, sino por la incapacidad para alcanzar popularidad o manejar las relaciones con los otros niños. Así, en este tipo de carácter, los contemporáneos constituyen la fuente de dirección para el individuo, sean estos contemporáneos relaciones directas o indirectas, a través amigos o de los medios masivos de comunicación. Para Riesman, las metas hacia las que tiende la persona dirigida por los otros varían según la orientación que reciba, pero lo que permanece inalterable es el proceso de prestar profunda atención a las señales procedentes de los otros (1981, 34 y siguientes).
  3. Dipaola definen lo imaginal como “la confluencia de los social y las imágenes o, mejor dicho: lo social convertido en imágenes”, no en el sentido de que la sociedad es una imagen sino en la idea de que los social se produce entre imágenes (2011, p. 78).
  4. Steimberg alude al ensayo La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica de W. Benjamin. El modo de recepción táctil que promueve la reproductibilidad ténica, en especial el cine por su “efecto de choque”, se corresponde, según Benjamin, con una recepción en la dispersión. Pero también en el espectador de cine coinciden la actitud crítica y la fruitiva. Por eso, el cine “no sólo reprime el valor cultual porque pone al público en situación de experto, sino además porque dicha actitud no incluye en las salas de proyección atención alguna. El público es un examinador, pero un examinador que se dispersa” (1989, p. 55)
  5. Un antecedente de esta práctica se encuentra en la lectura radial de las tapas de los diarios del día, que luego pasó a la televisión. La principal diferencia es que las tapas comparadas en los blogs quedan a su vez a disposición para ser reutilizadas por otros, en otros contextos interpretativos.
  6. Un estudio específico sobre la cobertura de la muerte de Néstor Kirchner en el corpus de blogs periodísticos fue publicado como: Transmediación y periodismo: el relato de la muerte de Néstor Kirchner en blogs periodísticos argentinos. En Periodismo Transmedia, actas del 1er. Congreso Internacional de Periodismo Digital SEAP Chile [CD Rom]. Editorial Universidad Católica de la Santísima Concepción, 2013.
  7. Durante el período en análisis, también utilizó el recurso tras la muerte de Alfonsín (Alfonsín en tapa, 1/04/2009, eBlog) y tras el asesinato de Mariano Ferreyra, en este caso con el texto “Así titularon los principales diarios el asesinato del militante Mariano Ferreyra” (La patota sindical, 21/10/2010, eBlog).
  8. Como veremos en capítulo 6, estas crónicas y notas de análisis cobran una forma peculiar al ser enunciadas desde la primera persona del singular.
  9. Una rápida búsqueda en Google nos muestra que esa misma fotografía fue utilizada por el diario Crónica del NOA, El Siglo Web (Tucumán), la revista Contexto y el blog Oestezonadura.
  10. La mayoría de los blogs tiene la herramienta “contador de visitas”, o alguna otra aplicación de tipo estadística publicada de manera permanente en alguna de sus barras de navegación.


Deja un comentario