Otras publicaciones:

12-2769t1

remesas

Otras publicaciones:

9789877230031_frontcover

9789871867332_frontcover2

Esta tesis se realizó en el marco de dos becas de formación doctoral otorgadas por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) durante los años 2006-2009 y 2009- 2011.

Agradezco en primer término a mi director Mario Pecheny y a mi codirectora, Susana Villavicencio por su generosidad para acompañar este proceso de formación, por haber compartido conmigo todos aquellos recursos que consideraron que podían servirme y por el respeto por los propios intereses. También por señalarme un modo de hacer ciencia social y de comprometerse con los espacios que se habitan. A Mario, por los intentos denodados por hacer inteligible esta tesis, su irritación ante lo difícil que puede decirse fácil y su defensa de la gramática castellana. Casi todo lo que se entienda en esta tesis, es gracias a él.

Otras becas y convenios permitieron que realizara tres estancias de estudio que fueron de gran aporte a mi formación. Gracias a una beca de la International Association for the Study of Sexuality (IASSCS) pude participar de su Capacitación post VI Conferencia bianual, desarrollada en Perú en 2007. El contacto con otros colegas y docentes latinoamericanos en pos de una perspectiva regional imprimieron al trabajo una “voluntad latinoamericanista” que espero haber podido traslucir.

El convenio entre la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y el Programa de Pós-Graduação em Saúde Coletiva de la Universidade do Estado do Río de Janeiro me permitió realizar una estancia académica en su Instituto de Medicina Social durante octubre y noviembre de 2009. En el Jardim Botânico y las bibliotecas del IMS y de otras unidades académicas comencé a conocer los aportes de la sociología y la antropología contemporáneas a los estudios sobre familia y parejas. Agradezco en particular a los profesores Sérgio Carrara, Malú Heilborn, Horacio Sívori, Anna Paula Uziel y Adriana Vianna por los consejos y aportes. Varios de ellos contribuyeron a delinear la perspectiva de la conyugalidad que orienta la tesis.

El Proyecto ECOS Diversidad cultural, democracia y ciudadanía en Argentina y en Francia: los desafíos de la integración y las figuras políticas, jurídicas y estéticas de la heterogeneidad en el marco del acuerdo entre el MinCyT (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Argentina) y el Programa ECOS-Sud (Francia) posibilitó el intercambio en la Universidad Paris VIII durante octubre de 2010. Allí comencé a sistematizar y analizar el acopio de información recabado durante el trabajo de campo que acababa de finalizar y del cual necesitaba tomar distancia. También gracias a la organización de Patrice Vermeren y Angélica Montes pude presentar en el espacio de los Dialogues Philosophiqueslas primeras conjeturas en torno a la disputa de la reforma de la Ley de Matrimonio. Agradezco los aportes de los profesores Jules Falquet y Bertrand Ogilveque comentaron mi trabajo.

El Instituto de Investigaciones Gino Germani brindó el marco institucional para que pudiera desarrollar mi tarea en estos años. El Área de Salud y Población fue el ámbito donde aprendí de profesores y colegas sobre el oficio de investigación, y sobre las articulaciones entre el mundo académico y las políticas públicas. En particular, agradezco a Ana Lía Kornblit por la invitación a participar del Mecanismo Coordinador País, una experiencia de conocimiento con dosis equivalentes de desazón y alegría. A su vez la Oficina 3 del Área de Salud y el Germani en su conjunto acogieron en los últimos meses la escritura de esta tesis, acompañando una cotidaneidad que de otro modo hubiese sido triste y solitaria.

Agradezco a mis compañeras del proyecto UBACyT Republicanismo, nación y diversidad.Dimensiones filosóficas, políticas y legales de la diversidad en Argentina, del Instituto de Investigaciones Gino Germani con quienes discutimos en estos años sobre la diversidad y la ciudadanía. También sobre nuestra disciplina, la ciencia política. Les agradezco unas y otras charlas, así como la apertura interesada hacia cuestiones vinculadas con la sexualidad. En particular, a las amigas y colegas Leticia Allega, Pamela Morales y Gabriela Rodríguez.

A mis compañeras y compañeros del GES (Grupo de Estudios sobre Sexualidades), también del Instituto Gino Germani. Si no hubiese participado de ese proyecto colectivo, espacio de interlocución, ámbito de catarsis y mitín político-académico, esta tesis sería completamente pobre.

El equipo UBACyT Voces polifónicas: sexualidades e identidades de género, dirigido por María Alicia Gutiérrez me recibió con los brazos abiertos. Les agradezco a todas sus integrantes los intercambios y la lectura de mis trabajos. El proyecto PIP Disputas en el espacio público argentino: Dirigencia política, instituciones religiosas y organizaciones sociales pro-derechos, frente a las políticas estatales en materia educativa y de regulación familiar y sexual, dirigido por Juan Esquivel y Juan Marco Vaggione fue el ámbito de diálogo sobre religión y política. También, el espacio de acercamiento con colegas cordobeses, en pos de una teoría social un poco más federal.

Me acerqué a los discursos de la Iglesia Católica y otras organizaciones del activismo religioso junto a Lucila Martinez. Lucila también fue quien desgrabó con paciencia y responsabilidad horas de entrevistas. En ella confié para resguardar la confidencialidad con mis entrevistados, perdí la vergüenza por mis preguntas mal formuladas y recibí no solo páginas de desgrabación, sino también sus comentarios.

Agradezco a Jose Glinski, que acogió esta tesis con valentía, confianza y amor. A las amigas y los amigos Trus Aragona, Sara Barrón López, Rafael Blanco, Clara Bressano, Alejandro Capriati, Carlos Figari, Clea Gerber, Daniel Jones, Carolina Justo von Lurzer, Natalia Kohen, Nacho Lamothe, Micaela Libson, Malú Moreno y Florencia Sgandurra. Las primeras formulaciones de las ideas plasmadas en esta tesis surgieron en conversaciones con alguno de ellos. También muchas veces solo gracias a su entusiasmo y escucha atenta llegaron a ser redactadas. En otros casos, fueron los asados, cenas y demás eventos culinarios los que permitieron que escribiera la tesis con el corazón (un poco más) contento. A Giancarlo Cornejo, por la sensibilidad y por haberme “in-traducido” a la obra de Eve Sedgwick.

Mis papás, mi hermano, mis tíos, mis “cuñados” y mi abuela son la familia que acompaña siempre, desde los actos escolares hasta los happenings de presentación de libros. A ellos, gracias.

A todos los que facilitaron el acceso al campo y a las y los entrevistadospor su tiempo y disposición para compartir conmigo sus experiencias y reflexiones. A Carolina Von Opiela por la alfabetización jurídica y a Andy Tow que me prestó su base de datos sin conocerme.



1 comentario

  1. Raúl Hector Johnson 02/12/2017 11:30 pm

    Muy buen trabajo! Excelente nivel. Felicitaciones!! Gracias

Deja un comentario