Otras publicaciones:

12-4430t

9789877230307-frontcover

Otras publicaciones:

Book cover

Book cover

Prólogo

Martín Piñeiro, Cassio Luiselli, Álvaro Ramos y Eduardo Trigo

El año 2021 será el año en el cual el Sistema Alimentario Mundial podrá tener una entidad propia y reconocida no solo en ámbitos técnicos, sino en la sociedad civil y en las acciones de los gobiernos. Las Naciones Unidas han convocado a una conferencia internacional para analizar, evaluar y proponer nuevas direcciones para el desarrollo del sistema alimentario mundial, incluyendo nuevas formas para su gobernanza mundial. Esto redundará en una alta visibilidad de los sistemas alimentarios nacionales que hacen parte de él y muy probablemente en acuerdos o convenciones internacionales que en el futuro cercano afecten su desempeño.

¿Por qué esta convocatoria? ¿Cuál es la preocupación que mueve a las Naciones Unidas a convocar a los gobiernos del mundo y a la sociedad civil, en sus múltiples manifestaciones, a dialogar sobre un tema que hasta ahora estaba, en cierta forma, oculto detrás de la agricultura?

Por un lado, la evidencia de que el sistema alimentario global se ha convertido en un intrincado y complejo conjunto de actividades económicas y productivas, tanto agrícolas como no agrícolas, a través de las cuales se producen alimentos para el mundo. Este sistema alimentario involucra, además de la agricultura, actividades de transporte, logística, procesos industriales y de distribución y venta, lo cual incluye restaurantes y ventas directas de alimentos procesados. Asimismo, involucra mecanismos financieros nacionales e internacionales de diversa índole y dimensión, así como la dinámica y el comportamiento de los flujos de inversión. Un conjunto amplio de actividades, de las cuales depende económicamente para su subsistencia alrededor del 40 % de la población mundial.

Por otro lado, se han hecho evidentes las interrelaciones que existen entre la producción de alimentos y otras dimensiones importantes como la sustentabilidad ambiental, la salud humana y el bienestar de importantes sectores de la sociedad, cuestión que varias voces de la sociedad civil y de la comunidad científica ya vienen señalando. Estas interrelaciones y la existencia de trade-offs entre ellas hacen necesario que sean consideradas y evaluadas en forma conjunta.

Estas nuevas percepciones y visiones también han puesto en evidencia que no existe un sistema institucional global a través del cual los países puedan considerar, evaluar y consensuar tanto las políticas nacionales como las acciones necesarias a nivel global para guiar el desarrollo del sistema alimentario global en una dirección adecuada.

Este libro intenta ser una contribución al diálogo que se inicia. Contribuir a entender y a difundir el funcionamiento de los sistemas alimentarios nacionales y el sistema alimentario global y el conjunto de políticas, instrumentos, regulaciones e incentivos económicos que son necesarios para lograr un sistema alimentario global equilibrado y eficiente, que asegure la adecuada seguridad alimentaria de todos los habitantes del planeta en forma sustentable, tanto ambientalmente como desde el punto de vista de la salud humana y la sostenibilidad social y económica.

El libro presenta una visión desde América Latina. Es decir, analiza al sistema alimentario desde la realidad de la región y propone una conceptualización, describe sus formas de funcionamiento y proyecta aspiraciones y necesidades desde una perspectiva regional. Es el fruto de un esfuerzo colaborativo de cuatro amigos que han compartido, a lo largo de la vida, muchas aventuras académicas e institucionales. ¡¡¡Seguramente esta no será la última!!!

Los autores agradecen la colaboración muy especial de Sabine Papendieck, autora de dos secciones específicas, y a Mario Trucco, por su apoyo técnico en la preparación del libro.

Un agradecimiento especial al Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (cari), al Grupo de Países Productores del Sur (gps) y a la Universidad Autónoma de México (unam), instituciones a las cuales los autores están vinculados. Sin embargo, las opiniones y propuestas son responsabilidad de los autores y no comprometen a las instituciones mencionadas.

Finalmente, un agradecimiento especial a Karina Romero y a Marcelo Iglesias por su colaboración en la preparación y edición del manuscrito.



Deja un comentario