Otras publicaciones

12-2210t

614_frontcover

Otras publicaciones

9789877231076_frontcover

9789877230079-frontcover

Introducción

Garantizar el derecho a la educación superior es el compromiso ético, político y pedagógico que asumimos quienes integramos el Programa “Articulación entre universidad y escuelas secundarias” y que convocamos al coloquio cuyas presentaciones compartimos en esta publicación.

Este compromiso institucional es no sólo de las tres universidades que integran el Programa: la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y la universidad Nacional de Quilmes (UNQ), sino del conjunto de universidades públicas y particularmente las del conurbano bonaerense que están siendo sistemáticamente amenazadas por políticas que promueven el “achicamiento” del sistema universitario público.

Después de casi quince años de esfuerzos en diferentes países de la región para garantizar el derecho a la educación superior sabemos que, tal como señaló Eduardo Rinesi en una nota en el diario Página/12 del año 2015, “la educación sólo es de calidad si es una educación para todos”. En esa misma nota el ex rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento planteaba “(…) con la misma fuerza quiero sostener que una universidad no es de verdad una universidad para todos si no es, para todos, de la más alta calidad”.

En el marco del Programa “Articulación entre universidad y escuelas secundarias desarrollamos una investigación asociada, lo que implica que cada universidad propuso y desarrolla líneas de trabajo internas, en función de las necesidades y objetivos institucionales propios, pero que además construimos una línea de investigación compartida que sostiene un ámbito de debate y producción colaborativa de conocimiento. La investigación se focalizó en una primera etapa en la problemática de la articulación entre la universidad y las escuelas secundarias para luego, y a partir de los resultados obtenidos, centrar nuestra mirada en los procesos institucionales y pedagógicos que en las universidades se constituyen en posibilidad u obstáculo para la continuidad de los estudios.

Algunos de los acuerdos conceptuales a los que hemos arribado en estos años es que consideramos como la etapa de “ingreso” al trayecto educativo de los estudiantes comprendido entre la finalización de los estudios secundarios ─que entendemos no son siempre inmediatos al inicio a los estudios universitarios─, y los primeros años de estudios en la universidad.

Esta definición del “ingreso” impone desafíos para el aprendizaje de los estudiantes, pero fundamentalmente para la enseñanza universitaria, que ameritan una reflexión y análisis multidimensional –pedagógico, didáctico, epistemológico y político– en función de la complejidad del problema.

Otra noción que se ve interpelada por esta redefinición de “ingreso” es la de “articulación”, en referencia al vínculo entre la universidad y la escuela secundaria, ya que este vínculo deja de ser visto en una relación jerárquica entre las instituciones para concebirse como parte de un proceso integral en el que las prácticas de ambos niveles deben ser revisadas y puestas en diálogo.

Es así que con el propósito de definir políticas que retomen estos desafíos y su complejidad se impulsó y se sostiene una propuesta interinstitucional donde la reflexión y la práctica forman parte de un mismo desarrollo.

Culminando el segundo año de trabajo compartido convocamos a un coloquio en el que participamos las tres universidades integrantes del programa no sólo con la participación de nuestro grupo de trabajo sino también con otros equipos que en las mismas universidades vienen problematizando e investigando sobre estos temas. Invitamos también a colegas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y de la Universidad Nacional Arturo Jaureche (UNAJ).

La elección de estos invitados no fue azarosa, las universidades que integran el Programa con poco más de 25 años de existencia comparten el estar instaladas y consolidadas en sus territorios. Invitamos a la UNAJ, creada en diciembre del año 2009 por la Ley 26.576 del Congreso de la Nación Argentina con sede en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, y que inició sus clases en 2012, una de las instituciones más jóvenes del sistema universitario nacional, y a la UNC, fundada en 1613, la más antigua del país. El encuentro evidencia la preocupación y las acciones que el conjunto del sistema universitario público intenta desarrollar en pos de garantizar las mejores posibilidades para que todos puedan estudiar.

El coloquio se constituyó en un interesante espacio para compartir el análisis de las políticas y estrategias implementadas por las universidades para vincularse con las escuelas secundarias de su área de influencia, así como de las políticas y estrategias desarrolladas al interior de las universidades en relación con sus ingresantes en el marco de políticas más amplias promovidas por el Estado Nacional que hoy se encuentran amenazadas por el recorte presupuestario.

Asimismo compartimos el análisis de las representaciones que tienen alumnos y docentes de la escuela secundaria y de la universidad acerca de la universidad, la escuela secundaria y las propuestas de colaboración entre ambas instituciones, con el fin de analizarlas y sistematizar aciertos y desaciertos en los intentos de mejorar el pasaje entre ambos niveles y la continuidad de los estudios de quienes logran acceder.

Nos preguntamos: ¿cómo se construyen las dificultades/posibilidades académicas de los ingresantes? ¿Qué hace que una estrategia institucional y/o pedagógica en el período del ingreso sea más eficaz o se convierta en un esfuerzo que no aporta resultados diferentes? ¿Cómo perciben los docentes esta etapa? ¿Cuál es el papel de la enseñanza y de ciertos dispositivos institucionales en el apoyo para la superación de las dificultades? ¿Quiénes son hoy los docentes, qué formación tienen quienes tienen a su cargo las materias iniciales en las carreras universitarias? ¿Cuál es el aporte o la barrera que genera la inclusión de las nuevas tecnologías?

Del coloquio participaron, además de los expositores, invitados/as especiales que aportaron al intercambio.

En el primer acápite presentamos el trabajo “Políticas institucionales para favorecer la retención en los primeros años de la vida universitaria”, presentado por la Dra. Ana Donini de Cambours, del Centro de Estudios Interdisciplinarios en Educación Cultura y Sociedad (CEIECS) de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). El artículo comparte los hallazgos y las reflexiones que surgen de una línea de investigación sobre políticas inclusivas en la universidad iniciada en el año 2010 en el Centro, y que se desplegó en diversas iniciativas y proyectos.

En una primera parte, comparte los resultados y nudos problemáticos surgidos de un proyecto de investigación científica y tecnológica orientado (PICTO): “Estrategias institucionales y pedagógicas para aumentar la retención de los alumnos en las universidades del conurbano bonaerense”, que exploró y analizó las estrategias institucionales y pedagógicas desarrolladas por cuatro universidades del conurbano bonaerense (UNSAM, UNLa, UNGS y UNTREF) dirigidas a los ingresantes y su relación con el abandono o la permanencia en la universidad (Cambours de Donini y Gorostiaga., 2016). En una segunda parte, se presentan avances de dos líneas de investigación que continuaron, a partir del primer estudio, en el proyecto acreditado de incentivos (PAI), trienal, 2017-2019: “Políticas institucionales que favorecen la democratización de la universidad”. Este proyecto se propone identificar y analizar las políticas institucionales para favorecer la inclusión y permanencia de los estudiantes en los primeros años de la vida universitaria en algunas áreas específicas, tales como Pedagogía Universitaria y Becas y Bienestar Estudiantil.

El segundo capítulo presenta hallazgos y avances de la investigación conjunta desarrollada en el marco del programa por el equipo interinstitucional UNGS, UNSAM, UNQ: “Propuestas de articulación entre secundaria y universidad. Logros y dificultades”. La pregunta que orienta la tarea de investigación indaga acerca de cómo se construyen las dificultades/posibilidades académicas de los ingresantes, cuál es el papel de la enseñanza y de ciertos dispositivos institucionales, entre los que se encuentran las actividades de articulación, en el apoyo para la superación de las dificultades.

En el artículo “Repensando los dispositivos y estrategias de articulación para acompañar el inicio de la educación superior” se presentan dos ejes que se han trabajado en la investigación: las estrategias de vinculación entre la universidad y la escuela secundaria; sentidos e imaginarios y las prácticas de enseñanza en los primeros años en la educación superior; estrategias y percepciones docentes.

El tercero, presentado por Javier Araujo. comparte resultados del proyecto de investigación “Sujetos, saberes y horizontes. Políticas públicas y Educación Superior en transición”, desarrollado durante los años 2015-2017 en el marco de las convocatorias a proyectos de investigación y desarrollo de la Universidad Nacional de Quilmes. En éste se abordó una serie de interrogantes articulados en torno a la noción de educación superior pública de calidad –entendida desde una perspectiva integral– que se compromete a una mayor inclusión contemplando y conjugando igualdad y respeto a las diversidades. El punto de partida de la investigación reconoce como supuesto teórico que la democratización y la inclusión social como objetivos de política pública conllevan procesos inacabados y en constante redefinición en la medida en que expresan conflicto por su interpretación y por su despliegue, dadas unas condiciones sociales e históricas concretas. Durante la investigación se desarrollaron dos líneas de indagación: a) acciones que desarrollan las universidades para organizar e implementar los proyectos orientados a la inclusión de las que son destinatarios, y b) representaciones sociales que sobre la población objeto de estas políticas construyen los docentes universitarios, a las que se incluyeron las representaciones que sobre los estudiantes del nivel secundario próximos a graduarse construyen los docentes de los últimos dos años del nivel. En este marco, esta comunicación comparte lo actuado respecto de la segunda línea.

El cuarto capítulo: “La formación de las y los docentes universitarios/as en torno a los saberes pedagógicos y didácticos. La construcción de instituciones educativas inclusivas”, fue presentado por Viviana Cerasani y Gustavo Mórtola de la Universidad Nacional Arturo Jaureche (UNAJ). Plantea la particularidad de que el ingreso a la docencia universitaria no requiere acreditaciones pedagógicas, tal como acontece en el resto de los niveles educativos que cuentan con titulaciones y formaciones profesorales, y que además la identidad profesional docente en el nivel superior se centra en aspectos vinculados con el ámbito científico-profesional; particularmente con el saber disciplinar especializado y los conocimientos profesionales específicos de cada profesión que forma la universidad. Señalan que la posesión de un vasto y actualizado conocimiento especializado por parte de la docencia universitaria es una condición necesaria pero no suficiente para garantizar su transmisión educativa. En este sentido, y en consonancia con el debate internacional de las últimas décadas, la tendencia de las universidades en nuestro país es la de jerarquizar la práctica docente considerando la enseñanza como el dispositivo fundamental de inclusión. Destacan también que la actividad y la formación de las/os profesoras/es en los distintos niveles de la educación básica y en el nivel superior no universitario tienen como núcleo de la tarea profesional la enseñanza en un espacio social como es el aula. En el trabajo se preguntan: ¿es así en la universidad? Las/os docentes universitarias/os enseñan pero, paralelamente, hacen otras tareas, las cuales en muchos casos son consideradas de mayor jerarquía en las valoraciones y aspiraciones del profesorado de nivel superior. Su desarrollo profesional requiere también de actividades de investigación, vinculación con la comunidad y, en no pocas oportunidades, asumen puestos de gestión. Sin embargo, en todos los casos el profesorado universitario debe enseñar. En su trabajo de investigación se preguntaron entonces: ¿dónde aprenden a enseñar? ¿Cuáles son los dispositivos de formación a través de los cuales adquieren conocimiento, habilidades y pautas relacionadas con la enseñanza de sus disciplinas y saberes profesionales?

El quinto capítulo: “Los extranjeros en territorios discursivos: condiciones posibles para los encuentros”, de Mariela Prado, de la Universidad Nacional de Córdoba, comparte algunas de las estrategias destinadas a los ingresantes de la carrera de Ciencias de la Educación para favorecer los procesos de inclusión estudiantil. Articula los resultados de investigación del proyecto “Modos de ingreso al campo discursivo de las Ciencias de la Educación: prácticas de lectura y experiencias de los ingresantes”, desarrollado en el marco de la convocatoria de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UNC durante los años 2014 y 2015, con las experiencias realizadas en el ámbito de la docencia universitaria de grado.

La investigación analizó las prácticas de lectura de los estudiantes en su acercamiento al discurso del campo de las Ciencias de la Educación tomando como objeto las prácticas de lectura de los ingresantes propuestas por los docentes de las cátedras del primer año, como así también de los circuitos de lectura generados por los mismos estudiantes por fuera de las aulas.

La investigación da cuenta de los diferentes modos de leer de los estudiantes y recupera la dimensión experiencial de la lectura. Se establece una relación con el recorrido formativo previo. Interesa fundamentalmente explicitar el enfoque de alfabetización académica en el que se sostienen las estrategias institucionales y compartir algunas reflexiones y posibilidades de intervención a futuro.

Finalmente, el sexto acápite presenta el trabajo de Susana R. López, de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ): “Las tecnologías en la enseñanza universitaria. Estrategias de formación docente y para el acompañamiento de los estudiantes en sus recorridos académicos”, en el que se presentan las estrategias de formación docente como resultado de las problemáticas identificadas en la articulación de modalidades y acompañamiento a los estudiantes en la enseñanza mediada por tecnologías, particularmente para los primeros años de sus recorridos universitarios, teniendo en cuenta que en la Universidad Nacional de Quilmes las tecnologías resultan transversales en todos los niveles y modalidades de estudio. Los estudiantes que ingresan a la UNQ se encuentran con asignaturas que cuentan con aulas virtuales que complementan la enseñanza presencial, también cursadas con alternancia de clases virtuales y asistencia a la sede de la universidad. A su vez, los planes de estudio de distintas carreras permiten el ingreso de estudiantes desde el inicio de la formación universitaria, admitiendo así la cursada de la carrera de grado en modalidad completamente virtual. En este marco se articulan distintas instancias de formación para los docentes, de modo que éstos puedan acompañar adecuadamente a los estudiantes en sus trayectorias académicas.

En esta publicación compartimos los seis artículos que fueron base para las conversaciones con la intención de continuar ampliando el debate y reafirmando que la educación superior es un derecho y no un privilegio.



Deja un comentario