Otras publicaciones:

porquemal

9789871867950_frontcover

Otras publicaciones:

12-1891t

12-4174t

Agradecimientos

Este proyecto no podría haberse llevado a cabo sin el sustento institucional de CONICET a través de una Beca Interna Doctoral. Quizás, para este caso puntual, en lugar de agradecimiento o reconocimiento, aplicaría mejor la rúbrica de condición necesaria. Soy deudor de una contribución similar por parte del programa ARTES de la Universität zu Köln, co-financiado por el DAAD y el Bundesministerium für Bildung und Forschung. Gracias a él pude completar una estancia de investigación en la ciudad de Colonia y dar con la redacción final de la tesis. Hasta aquí, la mención a las personas por ficción que me apoyaron. Espero no haber invocado en vano sus nombres y oficiar, con mi trabajo, de digno representante.

En cuanto a las personas naturales, sí cuento con un listado de gratitudes. Por supuesto, a mi director, quien me acompaña en el “negocio” –como le gusta decir– desde los inicios de mi tesis de licenciatura. En mi labor profesional y, sobre todo, en relación a los rigores propios de la tarea de investigación, he intentado cumplir con las pautas del modelo ‘von Bilderling’. Aunque es improbable que haya estado a la altura de sus estándares, agradezco a Beatriz por enseñarme cómo se debe trabajar en filosofía. Más mediata, pero no menos importante, ha sido la influencia de Jorge Dotti, origen y motivo de mi incursión en la filosofía política. No me avergüenza decir que dedicarse a esta disciplina implica, en buena medida, tratar de ser como Dotti, copiarlo. Por su enorme generosidad y por sus agudísimos comentarios, también la profesora Christine Chwaszcza ha sido partícipe fundamental en la compleción de mi proyecto.

La tesis ocupó unos cuantos años de mi vida. Agradezco a quienes durante ese tiempo estuvieron cerca (aun cuando estaba lejos) y me ayudaron a no desistir. Es decir, a mi familia: mis viejos, Bruno, Dai, la abuela y mis amigos. Con Dai me disculpo especialmente por las distancias que, aun cuando estaba cerca, tuvo que bancar.



Deja un comentario