En la misma colecci贸n

12-3861t

Book cover

En la misma colecci贸n

12-3876t

9789877230383-frontcover

Resumen

Esta investigaci贸n explora la relaci贸n que los j贸venes mantienen con la cultura escrita 鈥損r谩cticas y representaciones vinculadas con el libro y la lectura鈥 mediante la cual otorgan sentido a su existencia a partir de necesidades sociales, reconociendo la correspondencia entre la materialidad del texto y el modo de apropiaci贸n. En el marco de la Revoluci贸n cibern茅tica, la convergencia entre las industrias culturales y las redes digitales impacta en la relaci贸n que los sujetos tienen con la palabra escrita resignificando las pr谩cticas culturales. En los 煤ltimos tiempos, aparecen nuevas formas de acceder al conocimiento y entretenimiento y surgen diversas maneras de administrar el ocio. Precisamente, dado que el tiempo libre es un recurso limitado, su utilizaci贸n es un indicador clave de intereses, valoraciones y expectativas. Por otro lado, considerando que la lectura es b谩sicamente una pr谩ctica escolar y reconociendo su estrecha relaci贸n con el rendimiento acad茅mico, y porque los j贸venes lideran este proceso de transformaci贸n profunda del acto de leer, se toma al universitario como unidad de observaci贸n. El hecho de que contin煤e estudios superiores despu茅s de la escuela media presupone un sujeto ilustrado con aspiraciones profesionales, con competencias intelectuales para analizar situaciones y comprender los textos que lee, aunque las pruebas internacionales de rendimiento y la experiencia docente indiquen lo contrario. En este contexto y con este perfil en mente, preguntarse si la lectura tiene lugar durante sus momentos de ocio, qu茅 disfruta leer y de qu茅 modo lo hace, cu谩les son sus percepciones respecto de su condici贸n de lector y sobre los modos digitales de leer, adquiere relevancia.

Esta tesis ofrece la descripci贸n y an谩lisis de un problema emp铆rico mediante a) la aplicaci贸n de una encuesta dise帽ada ad hoc, cuyo cuestionario fue administrado a una muestra no probabil铆stica conformada por trescientos sesenta universitarios; b) la recopilaci贸n y sistematizaci贸n de material estad铆stico y de fuentes secundarias que permiten triangular datos; y c) entrevistas a informantes calificados que posibilitaron indagar temas pertinentes y descubrir aspectos significativos. As铆 pues, la estrategia metodol贸gica supuso constatar, comparar y marcar tendencias dentro de los l铆mites estad铆sticos de una muestra intencional. Como puntapi茅 inicial se tom贸 como supuestos te贸ricos que a) la lectura es una producci贸n de sentido socialmente determinada y una pr谩ctica hist贸ricamente variable determinada por los mismos aspectos socioecon贸micos que el resto de los consumos culturales; b) la apropiaci贸n que hacen los lectores de los textos var铆a en funci贸n del sexo, la edad y los capitales escolar y cultural; y c) el rendimiento escolar est谩 asociado con la intensidad de lectura.

Alguno de los resultados de esta investigaci贸n sugiere que la imagen y el sonido prevalecen por encima de lo escrito: dentro de los consumos culturales, Internet, m煤sica y televisi贸n se imponen. Si bien los j贸venes invierten parte de su tiempo en intercambios virtuales entre pares, para los momentos libres prefieren las actividades de recreaci贸n y esparcimiento tradicionales. Entonces, despu茅s de para comunicarse, se apropian de Internet para informarse, evidenciado en la importante incidencia de lectura de diarios y consultas espec铆ficas en sitios de inter茅s. No obstante, los j贸venes manifiestan una resistencia generalizada hacia la lectura en soportes digitales, mediante temores y presunciones que dar铆an cuenta de cierto desconocimiento o carencia del dominio del lenguaje digital. En rigor, para los universitarios la funci贸n predominante de la lectura es posibilitar el acopio de saberes, por ello perciben al libro como un objeto que vehiculiza el conocimiento, desvincul谩ndolo del placer. Sin embargo, se evidencia la necesidad generalizada de ficci贸n que una minor铆a cubre con una cuota ocasional de literatura. A prop贸sito, sus preferencias literarias son gobernadas por un gusto de 茅poca compartido con otros j贸venes en el mundo, fen贸meno que se enmarca en la internacionalizaci贸n del mercado del entretenimiento. Adem谩s se pudo constatar que, contrariando el sentido com煤n, no hay una correlaci贸n negativa entre la lectura y otras pr谩cticas culturales; y que el ejercicio de leer conlleva a otros consumos asociados, como concurrir a la Feria del Libro y comprar libros para obsequiarlos.

Esta investigaci贸n se encuadra en un proceso complejo de modernidad tard铆a y reconoce las profundas transformaciones en las formas de procesar los contenidos textuales, de imagen y sonido. No obstante, hay tres ideas que sobrevuelan esta tesis. Primero. Si bien el cambio de paradigma cognositivo que supone la irrupci贸n de lo digital no tiene precedentes, el modo en que los usuarios se apropian de Internet y las representaciones que despiertan ciertas novedades virtuales tienen raigambres profundas en el pasado; y en este sentido, revisar la Historia del Libro y la Lectura contribuye a atemperar algunas prenociones. Segundo. Resulta insuficiente analizar los roles escritor-editor-lector con las anacr贸nicas categor铆as conceptuales, en virtud de que las injerencias de cada cual en una obra est谩n trastocadas: por ejemplo, los usuarios son receptores y, al mismo tiempo, productores de contenidos. Tercero. Se percibe en los j贸venes una continuidad con respecto a los intereses, gustos y h谩bitos de los adolescentes, aunque la legitimidad y los ideales y temores vinculados con la lectura los emparenten con las generaciones precedentes.

Finalmente, esta tesis deja un espacio para profundizar en el an谩lisis de la apropiaci贸n de la palabra escrita y sus efectos sobre la transmisi贸n educativa, y en este sentido, reflexionar no s贸lo en las condiciones sociales en las que los universitarios leen, sino en las condiciones sociales de producci贸n de esos lectores, y con ello, la responsabilidad y desempe帽o que compete en dicha tarea al Estado y el resto de las instituciones que acompa帽an su desarrollo y formaci贸n.



Deja un comentario