En la misma colecci贸n

9789871867974-frontcover

porquemal

En la misma colecci贸n

9789877230406-frontcover

Resumen

Este trabajo reconoce las profundas transformaciones en las formas de ser y estar en el mundo que manifiestan los sujetos preocupados y ocupados en la constituci贸n de un ser saludable. En este sentido, se presentan los resultados de una investigaci贸n cualitativa que tuvo como objetivo explorar la cultura light a partir de las representaciones sociales y las pautas de consumo que presentan quienes llevan estilos de vida light en el marco de la estetizaci贸n de la cotidianeidad. A prop贸sito, la estetizaci贸n de la vida cotidiana es un proceso paradigm谩tico de la modernidad tard铆a que se caracteriza por la creciente individualidad, expresi贸n personal y autoconciencia estil铆stica de los individuos. La unidad de an谩lisis es 鈥損recisamente鈥 un sujeto interesado por el estilo y la estetizaci贸n de su existencia, y en funci贸n de ello mantiene un profundo deseo por aprender y enriquecerse continuamente, por buscar nuevos valores y vocabularios: autoconstruye su cotidianeidad a partir del consumo de bienes y servicios simb贸licos, y cree adem谩s que la vida est茅tica es 茅ticamente buena (Bourdieu 2006; Featherstone 2000).

La estrategia metodol贸gica del trabajo de campo se dise帽贸 a partir de a) la conformaci贸n de grupos de discusi贸n que posibilitaron captar las im谩genes compartidas vinculadas con la cultura light; b) la aplicaci贸n de entrevistas a informantes clave que facilitaron indagar temas pertinentes y descubrir aspectos significativos; y c) la recopilaci贸n y sistematizaci贸n de material gr谩fico y audiovisual sumado a otras fuentes secundarias que permitieron triangular datos.

Tres nociones fundamentales sostienen te贸ricamente este trabajo. Primero. La expansi贸n de la cultura de la imagen reconoce que la profesionalizaci贸n y democratizaci贸n del arte 鈥揳ntes reservado a las elites鈥 es el momento clave a partir del cual la experiencia de los sujetos se estetiza y cierto ethos hedonista aflora invadiendo paulatinamente h谩bitos y patrones de consumo. Segundo. A diferencia de lo pensado, la posmodernidad no implica una liberaci贸n del control social sino que la manera de ejercerlo cambia: ahora la vigilancia se ejerce a trav茅s de la seducci贸n, de una oferta diversificada tanto de objetos como de im谩genes, hechos concretos o simulacros. Tercero. Los sujetos se constituyen a s铆 mismos a partir de las pr谩cticas sociales de su tiempo hist贸rico y de los discursos que circulan que asimismo colaboran a constituir. Sin embargo, aunque las pr谩cticas est谩n subordinadas a tecnolog铆as recientes y sofisticadas, los discursos son herencias de pr谩cticas ya permitidas o cuestionadas en el pasado. De modo que el choque entre las nuevas tecnolog铆as y los l茅xicos heredados producen cierta fragmentaci贸n en los procesos de constituci贸n e identificaci贸n subjetivos.



Deja un comentario