Otras publicaciones:

9789871867103_frontcover

9789871867882-frontcover

Otras publicaciones:

9789871867929_frontcover

9789877230291_frontcover

Agradecimientos

Quiero agradecer, en primer lugar, al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas por subsidiar la investigación de la que es producto este libro. También agradezco a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires donde llevé a cabo mis estudios de licenciatura en Ciencias de la Comunicación y doctorado en Ciencias Sociales. Allí no sólo me formé en términos académicos sino, ante todo, humanos. En las aulas de la facultad y del Instituto de Investigaciones Gino Germani pero también en bares, bibliotecas y pasillos conocí una gran cantidad de personas que, cada una sin saberlo, ayudó a la materialización de este texto.

Muy especialmente agradezco a mis directores, Sergio Tonkonoff y Mercedes Calzado, quienes me han guiado y ayudado, incondicionalmente, con sus lecturas rigurosas y generosos aportes. La lista es extensa y debe proseguir por Ana Laura López, cuya ayuda y compromiso comprende y excede el campo académico. También agradezco a las juradas de la tesis: María Eugenia Contursi, Marina Medan y María Florencia Gentile, por su lectura atenta y sus valiosas sugerencias. A mis compañeras y compañeros del Grupo de estudios sobre Comunicación, Política y Seguridad del IIGG, a quienes aprecio profundamente. A Alcira Daroqui, a quien tuve la suerte de conocer el día en que decidí estudiar el tema de estudio. A María Graciela Rodríguez, con quien compartí espacios de trabajos sumamente valiosos. A Claudia López por su lectura y ayuda enorme. A Juan Pegoraro por darme la posibilidad de participar, allá por el 2010, en el PECOS.

A Rocío Baquero, mi gran amiga y confidente de tiempo completo, con quien he atravesado todas las vicisitudes del mundo académico y del otro mundo, el de las alegrías mayores, las desdichas más tristes y el ocio. A mis queridas Vane, Marisa, Brenda, Marti, Rosa y Julia, con quienes he compartido grupos de lectura, jornadas de investigación y elaboración de trabajos pero también momentos hermosos en el mundo de acá, el de la amistad, la confianza y el afecto. A mis queridísimas amigas María Luz, Jazmín, Marilén, Fernanda, y mis amigos Gerardo, Manuel, Ariel y Alejandro.

Infinitas gracias a mis entrevistados y entrevistadas. A los y las jóvenes que confiaron en mí para expresarse sobre la delicada situación que estaban atravesando; a los responsables del Centro de Referencia, quienes con suma amabilidad me abrieron las puertas de la institución y me recibieron, de manera diaria, durante mucho tiempo; y a los referentes territoriales, que me permitieron adentrar en cada espacio y conversar sobre el enorme trabajo que realizan, con suma predisposición y dedicación de tiempo.

A mis viejos, Adriana y Guillermo, que tanto me han apoyado, siempre, en todo, y particularmente en esto. A mi hermana, Julieta, y mis primos y primas, Lautaro, Lucila y María Luz; a mi tío Ale y mi tía Mari; mis abuelas y abuelo. Y, sobre todo, a mi amor, Juan Manuel, por apoyarme de lleno, aguantarme a diario y brindarme el cariño cotidiano que da sentido a todo esfuerzo; a mi hija Emilia y a mi hijo Julián, por enseñarme a ver con el corazón el mundo.



Deja un comentario