Otras publicaciones:

9789877230666-frontcover

9789877230222-frontcover

Otras publicaciones:

DT_Cassin_Sferco_13x20_OK-2

12-3882t

Introducción a la primera parte

Marcelo González

El estudio de la producción textual de Enrique Dussel entre 1964 y 1972 que se desarrollará a continuación está basado en un abanico de elecciones y recortes que le dan su tono y señalan sus límites. Dado que la justificación del intervalo temporal y la explicitación de las principales finalidades de la investigación ya han sido desplegadas en la introducción general por ser comunes a todo el libro, me concentro aquí en los hilos conductores que traman esta sección.

El primero de ellos es que se trata de una lectura complexiva de los textos dusselianos del período elegido. Esto es, de un abordaje que prioriza el tratamiento del conjunto de la producción textual, sea que ésta se refiera a la filosofía, a la historia o a la teología. Con esto, busco poner de relieve el perfil de Dussel como pensador cristiano latinoamericano que moviliza alternativa y muchas veces conjuntamente las disciplinas en las que se ha formado.

El segundo hilo conductor es el ensayo de una lectura intensiva cronológica de los textos. Se trata de seguir, hasta donde la disponibilidad de ediciones críticas lo permita, la secuencia histórica de la producción dusseliana, seleccionando los textos retenidos como más significativos de cada momento para estudiarlos de manera detallada. Esta elección-argumento, permitirá ver el “trabajo” intelectual puesto en juego por Dussel, la construcción laboriosa de su pensamiento, la “fábrica” de sus textos.

El tercer hilo es que las lecturas anteriores se inscriben en un estudio de la trayectoria del mendocino. Esto incluye diversas instancias: una investigación de las redes en las que Dussel se inscribe y crea, priorizando en su reconstrucción las “marcas” textuales presentes en el corpus elegido. Una atención a las dinámicas de cada período en su autonomía relativa, procurando un equilibro entre la evitación del apresuramiento por ubicar teleológicamente los textos en orientaciones que solo adquirirán su forma posteriormente y el señalamiento de vínculos entre desarrollos anteriores y posteriores. Este enfoque, pienso, hará emerger un Dussel en el que se cruzan líneas reflexivas de larga duración, eclosiones reflexivas a partir de determinados filones y transposiciones hacia nuevos horizontes.

El cuarto hilo, pensado como nudo de la trama, se relaciona con la focalización del trabajo a partir de la explosión liberacionista ubicada en el año 1971. De allí la secuencia metafórica masa crítica, explosión, primeras ondas expansivas. En otras palabras, lo estudiado en el último capítulo ha sido el disparador y el foco de las restantes investigaciones; de modo que los equilibrios pretendidos por el tercer hilo conductor tienen su piedra angular en la posibilidad de interpretar la explosión liberacionista de un modo en que toda la trayectoria anterior de Dussel se desplaza y relanza, pero para cuyo análisis el modelo continuidad-ruptura se ha mostrado inviable. Desde estas coordenadas, sostengo, el protagonismo del mendocino en los comienzos de la explosión filosófica liberacionista podrá interpretarse como una compleja interrelación con la trayectoria anterior y en estrecho vínculo con los giros contemporáneos en el campo de la historia y de la teología.

El tejido del trabajo a partir de dichos hilos conlleva también los límites de la propuesta. Por un lado, el peso del trabajo interpretativo ha estado en poner en evidencia la inteligibilidad y dinámica de la producción textual de Dussel respecto de sus propios objetivos y en relación con las interlocuciones efectivamente entabladas por el autor; dejando prácticamente de lado las críticas que sus lector@s e intérpretes le han dirigido. Se trata, por tanto, de un aporte acotado, con ayuda del cual los cuestionamientos podrán ser, espero, mejor ponderados. Por otro, el abrupto corte en 1972, asumido por razones de enfatización que ya se han explicado, deja al estudio necesitado de una continuación, particularmente en lo que hace al período 1973-1975. En este sentido está en agenda ponerlo en acción en otra publicación.

El trabajo está estructurado en cuatro capítulos. El primero aborda uno de los momentos de la producción dusseliana menos conocidos; de allí la minuciosidad en la presentación de los diversos textos. El segundo prioriza el abordaje de un texto poniendo de relieve su doble condición de convergencia y fontalidad en la trayectoria dusseliana. El tercero indaga en el cuatrienio 1967-1970 desde la perspectiva de la movilización de disciplinas y de la construcción de textualidades de amplio respiro. Por fin, el capítulo cuarto funge de convergencia y relectura de los anteriores, buscando dar cuenta de la amplitud y características del giro liberacionista de Dussel.



Deja un comentario