Otras publicaciones:

DT_Descola_Tola_lomo_3.5mm

9789877230550-frontcover

Otras publicaciones:

9789877230260-frontcover

Book cover

Prólogo

Guillermo Banzato[1]

Para quienes estudiamos y enseñamos temas y problemas en torno a las políticas públicas en el nivel local y provincial, los trabajos de Rodolfo Richard Jorba y su equipo siempre son cita obligada. Y también es ineludible cualquier invitación de ese grupo entusiasta de historiadoras/es cuando nos convocan a trabajar con ellos, por su cálida hospitalidad, por su generosidad, por ese afán de conseguir el mejor resultado posible de una investigación. Así que cuando Patricia Barrio y Florencia Rodríguez Vázquez me invitaron a comentar los primeros borradores del libro, acepté con gusto pues confiaba en que lograríamos construir una obra colectiva que hiciera un aporte sustantivo al campo académico, y lo confirmo ahora, que también acepté escribir unas palabras para animar a los lectores a leerla.

Fueron intensos días de trabajo, que incluyeron paradas para probar lo mejor de la gastronomía y las bodegas mendocinas, como nos tienen acostumbrados nuestros anfitriones. Nos preocupamos por los diálogos con la historiografía nacional, pensando acerca de en qué debates intervenía esta obra, tanto como por integrar el rompecabezas estableciendo conexiones entre los capítulos para que llegaran a conformar un conjunto coherente. Como siempre pasa cada vez que voy a Mendoza, el balance para mí fue todo ganancias, pues aprendí mucho más de lo que seguramente recibieron de mis sugerencias. Cabe, entonces, un agradecimiento a las organizadoras por hacer mis días tan felices y a los colegas por confiarme sus escritos y defenderlos a capa y espada.

El resultado de esas sesiones y del trabajo del equipo coordinado por Patricia y Florencia es este libro que, como bien dicen sus compiladoras, y se aprecia en cada capítulo, se nutre de los temas y las metodologías de esa escuela interdisciplinaria que llevó adelante Rodolfo. El territorio, la economía, la política y la sociedad mendocina son analizados minuciosamente, partiendo siempre de una cuidadosa selección de fuentes. A la vez, como parte de ese legado richardiano, las nuevas generaciones siguen manteniendo un diálogo fecundo con otras historiografías, incorporando nuevos conceptos y enfoques.

En ese sentido, la guía metodológica que diseñó la dupla Bohoslavsky-Soprano para indagar y entender las múltiples facetas del estado tiene en este conjunto de trabajos una nueva aplicación. Y quienes también la utilizamos encontramos nuevas evidencias para cotejar similitudes o apreciar características locales en la administración de la cosa pública en los niveles provinciales. Así, en diversos capítulos se analizan las políticas reguladoras de la producción agrícola, la administración de la naciente producción de hidrocarburos, la gestión de la red caminera, del riego y de la educación.

Las otras dimensiones de la mirada interdisciplinaria mendocina también están presentes en estudios de la sociedad “desde abajo”, el movimiento obrero, y “desde arriba”, las asociaciones de empresarios; en un análisis de la política provincial desde la biografía de un dirigente; en la economía desde las estrategias de los industriales frutícolas de entreguerras.

Los trabajos se leen como partes de un conjunto que conforma la historia económica, política y social del período, atendiendo a las múltiples relaciones de escala local, provincial y nacional en la toma de decisiones sobre políticas públicas y en los particulares modos en que la política partidaria argentina logra obturar las acciones del adversario sin conseguir llevar adelante las propias. Si bien, a pesar de esos encontronazos estériles, el libro muestra cómo se fue perfilando una burocracia con capacidad de gestión local.

Sin duda, este es un significativo aporte de una historiografía que ha logrado trascender la escala provincial para intervenir en el campo académico de la historia de las políticas públicas estudiando el caso de Mendoza. Se trata de un notable trabajo para poder pensar cuánto de ese pasado pervive como tendencia de largo plazo en las políticas públicas, en las estrategias de los actores, en el impacto del mercado, en la propiedad de la tierra, en las burocracias provinciales y nacionales. En suma, es una herramienta intelectual que estudia la gestión pública y la sociedad civil y, a la vez, aporta elementos para transformarlas.


  1. Universidad Nacional de La Plata, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.


Deja un comentario