Homo Adulescens

Elementos para una Teoría antropológica de la educación

José María Barrio Maestre

book-cover
LEER
DESCARGAR

Comentarios recientes

  1. juliodurand 08/09/2016 9:42 pm

    Muchas gracias María de los Ángeles

  2. María de los Ángeles Mainardi 07/09/2016 2:30 pm

    Gracias. Ya he encontrado el índice

  3. María de los Ángeles Mainardi 07/09/2016 2:28 pm

    Muy bueno. Me gustaría saber el enunciado de los capítulos y el total de las páginas. Para poder distribuir el tiempo de la lectura

  4. María de los Ángeles Mainardi 07/09/2016 2:20 pm

    Tan sólo he leído el prólogo y ya lo comparto y lo comienzo a paladear. Gracias por el envío


Sinopsis

Las reflexiones contenidas en este libro no están orientadas a resolver problemas. En todo caso llevarán más bien a crearlos, o, al menos, a nutrir la conciencia de que para desarrollar bien la faena de educar hay que «meter la cabeza» no sólo en la forma típica del discurso instrumental. La calidad de nuestro quehacer no es, ni de lejos, cuestión de contar con buenos instrumentos o con más medios. No digo que disponer de mejores herramientas y de más dineros suponga una dificultad para desarrollar nuestra tarea; lo que quiero decir –y digo– es que apenas tienen que ver con la verdadera talla cualitativa de lo que como educadores aspiramos lograr, que es el crecimiento de lo más humano del ser humano. Aunque esta afirmación pueda parecer un «brindis al sol», es infinitamente más ingenua la pretensión de mejorar la educación a base de aumentar los llamados gastos sociales.

Hay indicios muy consistentes de que la calidad de la educación depende mucho más de la formación de los maestros y educadores, y de la conciencia que puedan alcanzar de la envergadura humana y humanística de su trabajo. Sin negar la importancia de una capacitación técnica adecuada, no podemos olvidar que la educación es, en palabras de Kant, la «humanización del hombre». En términos más claros, al ser humano, eso de comportarse como lo que es –humanamente– no le sale solo; hay que «hacérselo salir». No, propiamente, inculcarlo, sino educirlo, educarlo. 

 



Cómo citar esta publicación:

José María Barrio Maestre (2016) Homo Adulescens, Pilar, Buenos Aires. URL:
https://www.teseopress.com/adulescens

Acerca del autor

José María Barrio Maestre es Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, donde ejerce como Profesor Titular. Antes enseñó Filosofía y Ética en Institutos de Bachillerato de Madrid. Amplió estudios postdoctorales en Alemania y Austria. Ha publicado 15 libros, más de 50 en colaboración, y más de un centenar de artículos en revistas de Filosofía y Educación. Ha traducido al castellano más de 50 trabajos de profesores alemanes, y 3 libros de Robert Spaemann.