Otras publicaciones:

remesas

Book cover

Otras publicaciones:

Book cover

12-2769t1

9 Materiales didácticos en el PENT

Materiales didácticos en el PENT

El Proyecto de Educación y Nuevas Tecnologías de Flacso Argentina se inició en el 2004 con una modalidad presencial y en el 2005 sumó la modalidad en línea que, a partir del año 2007, se constituyó en la única modalidad. A través de su oferta académica el proyecto brinda elementos de comprensión y análisis sobre los nuevos modelos de enseñanza utilizando las TIC en el contexto de la sociedad de la información y promueve capacidades para el diseño, desarrollo y evaluación de proyectos de formación que integren tecnología. Para llevar adelante estos objetivos durante el primer año el foco está puesto en los procesos de integración de TIC a la educación presencial y en el segundo año se aborda la complejidad de la Educación en Línea, también llamada Educación Virtual.

El PENT es, además, un gran laboratorio de experimentación en el campo de la utilización de herramientas tecnológicas para la educación, desarrollando dispositivos tecnopedagógicos para su comunidad de estudiantes y graduados. Muestra de ello son su portal de contenidos dinámicos; el desarrollo, en dos oportunidades, del Webinar –sobre modelos 1 a 1, en el año 2010, y sobre aprendizaje ubicuo, en el 2012– con la participación de reconocidos especialistas internacionales, y la creación de una red de graduados en línea donde los exalumnos exploran, discuten y generan conocimiento colectivo sobre los temas emergentes del campo.

En este capítulo se desarrollará, en el primer apartado, la descripción general del posgrado. Luego, en el segundo apartado se reconstruye la historia de los materiales didácticos dentro de la propuesta formativa a partir de la recuperación de las voces de sus coordinadores que, en esta narración, también reflexionan sobre los motivos y necesidades a partir de los cuales comenzaron a pensar en experimentar con nuevos formatos de materiales didácticos. Finalmente, en el último apartado se describen las unidades de observación de la investigación.

9.1 El PENT: descripción general

Cada uno de los dos años del posgrado se encuentra dividido en módulos conceptuales de entre cuatro y seis semanas de duración. En ellos se abordan los núcleos temáticos centrales que se van articulando entre sí, constituyendo un recorrido integrado de contenidos. Internamente, cada módulo se divide en sesiones semanales con la misma lógica modular descripta, es decir que van articulando contenidos entre sí, y con una fuerte relación con las actividades propuestas.

Cada una de las sesiones posee:

  • Presentación de sesión: donde se busca ordenar las tareas centrales que los estudiantes tienen por delante, así como recuperar algo del clima en el que se está trabajando en el campus en ese momento. 
  • Desarrollo: es el material didáctico propiamente dicho, donde se acerca a los estudiantes los núcleos problemáticos de la temática que se está trabajando en ese momento. 
  • Recursos: bibliografía, videos o podcast divididos en básicos y ampliatorios. 
  • Actividad: consigna de trabajo que puede ser de realización individual o grupal y que articula con los propósitos del módulo que se está cursando. 
  • Versión para descargar: responde a una versión en formato pdf que puede ser descargada o impresa. En muchos casos es una versión abreviada del desarrollo ya que no siempre éste puede traducirse al formato lineal (por ejemplo, en los materiales didácticos que tomamos como objeto de estudio).

El orden, tanto de módulos como de sesiones dentro de un módulo, puede sufrir variaciones en función de las necesidades de cada grupo en cada una de las cohortes. Estas modificaciones se deciden a medida que va transcurriendo la cursada y se adecúan los materiales, si fuera necesario, por el equipo docente y el equipo coordinador.

Estas decisiones son vehiculizadas a través del área de contenidos del proyecto, que es la que realiza el procesamiento didáctico de todos los materiales, no sólo de los contenidos, sino también de materiales para acceder a los contenidos –como ficheros o bases de datos– y materiales de soporte al proceso de construcción del conocimiento de los estudiantes, como grillas, mapas conceptuales que los alumnos deben completar, etcétera (Barberá y Badía, 2004:125). Esta área convoca a los especialistas que desarrollan los conceptos teóricos ofrecidos en cada módulo y luego realiza, junto con ellos, la estructuración, corrección y diseño para el campus virtual, así como la creación de las actividades que realizan los estudiantes en función de cada uno de los núcleos conceptuales.

Los materiales didácticos que constituyen las unidades de observación de este trabajo fueron diseñados para el primer año del posgrado, el Diploma Superior, y son los siguientes:

  • Sistema solar: es el material que integra el módulo “Bases y actualizaciones en tecnologías aplicadas”. Es el segundo módulo de la cursada y se presenta en la cuarta sesión del mismo. Esto ocurre luego de haber cursado ocho semanas en el campus virtual. 
  • Viaje a polifonía: integrante del módulo “Enseñar y aprender con tecnologías”. Este material se presenta en la tercera semana del módulo, que es el tercero del Diploma y al que los alumnos acceden en la onceava semana de cursada. 
  • Astrolabio: es el material didáctico que organiza todo el módulo de “Líneas de profundización”, en el que los estudiantes pueden elegir cursar las siguientes temáticas: Construcción de conocimiento en las redes sociales o Modelos 1 a 1 y aprendizaje ubicuo. Es el cuarto módulo del Diploma. 
  • Alicia cae al pozo: es la tercera sesión del quinto módulo, “Análisis de materiales digitales”.

La primera parte del trabajo de campo de la presente investigación está destinada a la descripción analítica de cada uno de estos materiales a través de una serie de instrumentos que contemplan las siguientes dimensiones: tipo de metáfora de interacción propuesta, sistemas de organización de la información en pantalla, tipo de estructura narrativa hipermedial, tipos de funciones que aporta al lector y funciones de los diferentes modos de representar la información.

En una segunda parte se realizan entrevistas a los tres coordinadores del posgrado involucrados en el diseño de, al menos, uno de estos materiales. Incluir en el trabajo de campo estas voces es importante para indagar sus concepciones de los materiales didácticos, el lugar que le asignan en el marco de su propuesta pedagógica y los propósitos para encarar el diseño de materiales en un formato diferente al que venían llevando adelante.

El primer entrevistado fue el coordinador general del proyecto, un hombre de 48 años, máster en Comunicación y Tecnología Educativa por el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) de México, graduado en Ciencias de la Educación por la UBA y docente de nivel primario. Realizó estudios de cine y televisión en la Universidad de Tel Aviv. Se especializa en el diseño, implementación y evaluación de entornos de aprendizaje basados en TIC, y en la capacitación para la reestructuración y gestión de las estrategias de aprendizaje en ambientes de comunicación mediada. Coordina el proyecto desde el año 2005 y es autor del material didáctico hipermedial Sistema solar e integrante del equipo de autores del Viaje a Polifonía y del Astrolabio.

En segundo lugar, se entrevistó a la coordinadora pedagógica, una mujer de 43 años, máster en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (UNED, España) y Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA). Trabaja como consultora en cuestiones vinculadas a TIC y educación en instituciones gubernamentales, ONG e instituciones educativas. También es docente universitaria desde 1999, específicamente en diversas propuestas de Educación en Línea de grado y posgrado. Trabaja en esta función en el PENT desde el año 2006 y bajo su coordinación se desarrollaron los cuatro materiales didácticos que tomamos como objeto de estudio.

En tercer lugar se tomó la entrevista a la coordinadora de Asesorías y Extensión del PENT, una mujer de 47 años, consultora en educación y nuevas tecnologías, que trabaja en la coordinación del PENT desde su fundación. Sus áreas de interés son el m-learning, la identidad digital y las redes sociales en educación, entre otros temas. Ha trabajado en proyectos financiados por el BID, la OEA, el PNUD y el Banco Mundial. Es asesora de diversas instituciones y organismos de países de América Latina. Integra el equipo que desarrolló Viaje a Polifonía y Astrolabio.

Finalmente, para concluir el trabajo de campo, era valioso incluir las voces de los estudiantes que los usaron. Estos estudiantes fueron seleccionados en función de su propio interés por participar de este trabajo, es decir, aquellos que respondieron a la invitación realizada. Todos ellos cursaron el Diploma Superior entre los años 2011 y 2013 integrando algunos de los grupos de las octava y novena cohortes. En total fueron once entrevistas a nueve mujeres y dos varones. El rango etáreo se ubica entre los 33 y 47 años, con excepción de una entrevistada de 25 años. Todos los estudiantes desempeñan tareas docentes en diferentes niveles del sistema educativo. Entre sus profesiones de base encontramos: tres docentes en comunicación; tres profesoras de inglés; una docente de informática; dos diseñadoras gráficas; una profesora de música y una bioquímica. En relación con su experiencia en estudios en línea sólo tres de ellos manifestaron haber realizado cursos cortos en dicha modalidad. Para el resto, el Diploma fue su primera experiencia.

9.2 La historia de los materiales didácticos en el PENT

Al momento de tomar una decisión acerca de la mejor forma para reconstruir el caso, en vistas de este informe, decidí comenzar sistematizando las impresiones de los diseñadores acerca de su concepción de material didáctico y las preocupaciones que los llevaron a experimentar con nuevos formatos para los mismos. Dicho recorrido resulta fundamental para comprender el devenir histórico del proceso educativo en el que están insertos.

Efectivamente, al hablar de materiales didácticos en un contexto dado es importante comprender de qué tipo de materiales hablamos y qué lugar ocupan en el marco general de la propuesta de formación.

Considerando que la pregunta central de la investigación refiere a las características de los materiales didácticos hipermediales en ese contexto, se hace necesario comprender cuáles son sus antecedentes respecto de la temática más general: ¿cómo eran los materiales didácticos de la propuesta antes de ser hipermediales?, ¿qué variables determinan esas características? Con esas preguntas se abre la rueda de entrevistas a los coordinadores del Diploma Superior que fueron también quienes participaron, en diferentes roles, como ya se dijo, en el diseño de los materiales que tomamos por objeto de estudio.

Materiales didácticos como portadores de contenido

En primer lugar, los entrevistados definen los materiales didácticos del posgrado como portadores de contenido. Es decir que en ellos se deposita el desarrollo de las temáticas que se transitan en cada módulo. Ocupan, además, un lugar central en la propuesta, pero están muy fuertemente vinculados con la actividad que el estudiante realiza para apropiarse de esos contenidos. En ese sentido manifiestan una ruptura con la concepción tradicional de Educación a Distancia, donde los materiales didácticos son la propuesta pedagógica. Agregan, también, que estos materiales están diseñados pensando en un rol docente como componente central de la propuesta:

“El material didáctico, bueno, yo lo entiendo como una de las patas del triángulo o del cuadrado que forman el diseño, que nosotros entendemos en el proceso de Educación en Línea. El material didáctico, digamos, es uno, el otro sería el docente, los padres y los alumnos, la actividad” (Coordinador 1).

Esta mirada es significativa, en tanto existen, dentro de la propuesta, otros elementos que contienen información relevante para los estudiantes, pero no son considerados materiales didácticos. Por ejemplo, las presentaciones de sesión o las consignas de actividad.

Materiales didácticos basados en la escritura lineal

Los entrevistados describen los materiales didácticos del inicio del Diploma como fundamentalmente lineales y textuales. Las características de estos materiales estaba determinada, como se observa en sus testimonios, por tres elementos: la baja disponibilidad tecnológica, una herencia de la presencialidad basada en el docente de cátedra y la insipiencia del campo de la Educación en Línea:

“Las primeras versiones eran absolutamente lineales y textuales, con algún agregado de alguna imagen. Y eso tenía que ver, primero, con que es lo que se solía hacer en ese momento; sobre todo entendiendo que la disponibilidad tecnológica del ancho de banda en ese momento era una limitante y no se podía hacer nada porque había gente que se conectaba todavía con módem del ruidito. Por otro lado, porque todavía estábamos en el diseño, estábamos muy pegados a la idea de una clase armada por un profesor, entonces el profesor, figura, estrella invitada o lo que fuera, lo que podía producir era un texto” (Coordinador 1).

Materiales de autor

Los primeros materiales estaban desarrollados por especialistas bajo la lógica de cátedra habitual en las modalidades presenciales de la educación superior:

“Inicialmente venía más de los expertos que eran los que de alguna manera decían de qué manera querían, no solamente qué es lo que querían decir, sino cómo lo querían comunicar” (Coordinadora 3).

Asimismo, otra de las coordinadoras menciona:

“El material era… Estaban los docentes, que de arrastre de la primera etapa del primer coordinador del posgrado eran académicos como con más reconocimiento en el campo, había una cosa muy de la academia, del estilo de Flacso” (Coordinadora 2).

En este testimonio queda en evidencia que había una diferenciación entre los especialistas autores del material didáctico y los diseñadores de la propuesta pedagógica.

Linealidad, texto escrito, autor-experto y una incipiente preocupación por las imágenes son los elementos centrales que caracterizaron a estos primeros materiales. Pero son, también, los ejes sobre los que se construirán los sucesivos quiebres que darán lugar a la preocupación por la construcción de nuevos materiales didácticos.

Los entrevistados reconocen como punto de inflexión para pensar en producir otro tipo de materiales, por un lado, la consolidación del equipo de trabajo y la acumulación de experiencia en el campo. Por otro lado, la disposición tecnológica para pensar en nuevos formatos y, por último, la formación de miembros del equipo en instancias de posgrado.

En síntesis, el lugar de estos primeros materiales en el marco de la propuesta, sus características, los elementos que las determinaron y los puntos de inflexión sobre los que se comienzan a construir los nuevos modelos pueden reflejarse en el siguiente esquema:

Cuadro 2: Los primeros materiales didácticos en el PENT

Estos materiales didácticos, que en el marco del Diploma Superior se denominan desarrollos de sesión, poseen una macroestructura que se mantiene, desde los inicios, en todos los módulos: presentan una introducción, el desarrollo propiamente dicho, una sección de perspectivas y, finalmente, las referencias. Esta estructura general está montada en lenguaje html y es navegada a través de solapas o de un botón “siguiente” al final de cada una de estas partes del material. En la próxima imagen puede observarse activada la solapa “introducción”, que aparece resaltada en un color naranja y, en tonos grises a su lado, el resto de las solapas. También en gris claro, sobre el margen inferior derecho, el botón de “siguiente”.

Imagen 1: Estructura general de los MD del PENT-Flacso

Los materiales didácticos, aún dentro de la linealidad del texto escrito, poseen diferentes estructuras dentro de la solapa desarrollo.

En un trabajo realizado por el propio equipo de diseño del posgrado, se tipifican dos tipos de materiales didácticos en esta etapa inicial. El primero de estos tipos es el que considera el material como relato, donde el autor se constituye en una figura central que le imprime al texto una impronta personal fuerte. Es su voz la que lleva adelante el relato y guía a los estudiantes a través de los conceptos. Se trata, en líneas generales, de un formato más cercano a los materiales didácticos clásicos. El segundo tipo de material, denominado como dialógico, se caracteriza por un autor central que dialoga con diferentes recursos externos al texto que construye. Si todos los textos están construidos por las múltiples lecturas previas que el autor tiene sobre el tema, en este caso, la diferencia sustantiva es que estos autores explicitan ese diálogo. Ofrecen al estudiante este texto paralelo y lo retoman en su recorrido personal. La figura del autor no se desdibuja, sigue siendo quien porta la secuencia interna, quien ofrece un recorrido posible a los estudiantes, pero explicita el conjunto de reflexiones que lo llevan a construirlo y, no solamente eso, sino que comparte con ellos esos diálogos, los invita a ir a esas lecturas o visionados y los vuelve fundamentales para poder comprender la totalidad de los contenidos (Schwartzman, G. y Odetti, V., 2014).

Evidentemente, en este segundo modelo, ya se comenzaba a pensar en un tipo de texto que abriera posibles nuevos caminos o miradas sobre un mismo tema.

9.3 Los nuevos materiales

Entre el 2010 y el 2012, como señalaba anteriormente, el equipo desarrolló cuatro materiales didácticos.

El primero de ellos, llamado Sistema solar, plantea la temática de la producción y circulación del conocimiento en la web. El desarrollo fue montado en una aplicación web llamada Prezi y se utilizó una imagen de fondo del sistema solar. Sobre esta imagen se fueron distribuyendo las temáticas en los diferentes planetas en distintos modos semióticos: hay información textual, icónica y audiovisual.

Imagen 2: Sistema solar

 

Aunque la herramienta permite ponerle una secuenciación al material para que los estudiantes lo recorran de determinada manera, se optó por dejar la exploración libre. Esto hace que, para recorrerlo, el estudiante tenga que ir haciendo zoom en las temáticas que le interesen.

Asimismo, la herramienta permite que otras personas puedan sumar aportes a ese material por lo que, desde el diseño mismo, algunos planetas están “vacíos” de contenido, disponibles para que los estudiantes lo completen.

En segundo lugar se desarrolló el Viaje a Polifonía, donde se aborda el tema de la enseñanza con TIC. En este caso se optó por un montaje en lenguaje html donde se observa una especie de graffiti, con un collage de imágenes de fondo. En el centro aparecen tres preguntas en formato textual: ¿Cómo nos damos cuenta que estamos ante un uso valioso/pertinente/rico de TIC en los procesos de enseñanza y de aprendizaje? ¿Cuáles serían las cuestiones más importantes a considerar en el diseño de propuestas de enseñanza que incluyan TIC? ¿Hay alguna situación/ ejemplo/contexto en que considera que no debería usarse una aplicación digital para la enseñanza? Alrededor de dichas preguntas se observan una serie de elementos distribuidos circularmente. Estos elementos están constituidos por una foto, un nombre y la imagen de una radio, un libro o una pantalla de PC. En algunos casos poseen, además, un título.

Imagen 3: Viaje a Polifonía

 

En tercer lugar, se desarrolló el Astrolabio dentro del módulo ”Líneas de profundización”. En este módulo los estudiantes eligen cursar una de dos temáticas propuestas: Construir conocimiento en las redes sociales, y Modelos 1 a 1 y aprendizaje ubicuo. Este material posee una estructura diferente al resto de los materiales, ya que no cuenta con una macroestructura como la antes descripta y, además, se diferencia también en que estructura todo el módulo completo y no solamente una sesión. En este caso, el material es solamente el instrumento de navegación, y los alumnos lo usan libremente durante el transcurso de tres semanas en las que manejan por completo la forma de recorrerlo y sus tiempos de estudio. Se les da el acceso acompañado de un documento sobre su forma de uso, pero no posee introducción, ni perspectivas. Las referencias, por su parte, constituyen el contenido del material didáctico.

Esta estructura es igual, en su funcionamiento, para las dos líneas de profundización, pero difieren las dimensiones y problemas que desarrollan.

Para la línea Construir conocimiento en las redes sociales, la parte central, en color amarillo, está constituida por tres dimensiones: aspectos básicos, mirada pedagógica y experiencias en la red. El aro verde plantea tres problemáticas específicas que, articuladas con las dimensiones, permiten al estudiante acceder al material. Estas problemáticas son: Redes sociales y procesos pedagógicos, Redes sociales y comunidades de práctica, y Redes sociales en internet.

Imagen 4: Astrolabio para Construir conocimiento en las Redes Sociales

En el caso de la otra línea de profundización –Modelo 1 a 1 y aprendizaje ubicuo– las dimensiones son: Pedagogía, Actores/Acciones y Dispositivos. Asimismo, las problemáticas planteadas son: ¿Qué aporta el modelo 1 a 1?, ¿El modelo 1 a 1 implica nuevas formas de enseñar? y ¿El modelo 1 a 1 contribuye a la calidad, inclusión y cobertura?

Imagen 5: Astrolabio para Modelo 1 a 1 y aprendizaje ubicuo

Cada una de las nueve combinaciones que el astrolabio les permite abordar se despliega con el problema y dimensión elegidos, con subtemas y algunas preguntas para profundizar ese eje. Debajo pueden acceder en forma directa a los recursos seleccionados, los que aportan respuestas a distintos aspectos de las preguntas planteadas.

De esta manera, en ambos instrumentos, seleccionando una dimensión y un problema el estudiante accede a este espacio:

Imagen 6: Segmento del Astrolabio articulando la dimensión “Aspectos básicos” y el problema “Redes sociales y procesos pedagógicos”

Alicia cae al pozo es el último material de esta serie desarrollada por el PENT. Constituye la tercera sesión del módulo de Análisis de Materiales Digitales y la temática específica que aborda es “El espacio hipermedial y los nuevos materiales”.

El material se presenta en forma vertical y, para poder observarlo completo, es necesario escrolear (del término inglés scroll, “rollo”, escrolear es desplazarse en la pantalla en forma vertical u horizontal para poder visualizar todo el contenido de una pantalla) la página hacia abajo.

Imagen 7: Alicia cae al pozo

 

Se observa la presencia de Alicia asomándose al pozo, sobre el margen superior izquierdo, el fondo tiene diversos colores y una textura similar a un material poroso. Sobre ese fondo pueden verse algunas imágenes difuminadas, como el Gato de Cheshire, palabras como remix, hipermedia, mashup. También, en los bordes externos, una guarda de ramas y hojas sugieren los límites de ese espacio acompañando la metáfora del pozo.

A medida que se lo recorre se encuentran grupos de elementos enlazados por una suerte de círculos violetas que tienen en su interior una frase que actuaría como organizador del agrupamiento. Además, la mayoría de los elementos poseen un círculo blanco con una huella de gato y una frase dentro.

Las cuatro experiencias descriptas representan estructuras diferentes signadas por la búsqueda del diseño de materiales donde la linealidad, la centralidad del autor y la preponderancia del texto escrito son puestas en cuestión para recuperar voces, formatos y formas de circulación de la información que se hacen cada vez más presentes en la vida cotidiana actual.



Deja un comentario