Otras publicaciones:

9789871867639_frontcover

9789877230758-frontcover

Otras publicaciones:

9789871867714_frontcover

Book cover

8 Abordaje metodológico

Abordaje metodológico

Describir la metodología de una investigación implica transparentar, y fundamentar, el conjunto de decisiones que el investigador va tomando en el desarrollo de su trabajo en función de la articulación de los paradigmas a los que se adscribe y a la naturaleza del fenómeno a investigar. Tal como señala Silvina Casablancas en su tesis doctoral: “El modo de abordaje del problema se relaciona con concepciones previas e implícitas que han de ser explicitadas en el desarrollo de la investigación, en la toma de posición por parte del investigador” (Casablancas, S., 2008: 45). Es por ello que a continuación se propone en esta tesis la delimitación del objeto de estudio y el método de investigación utilizado.

El concepto de material didáctico existe desde Comenio a mediados del siglo XVII. Desde entonces, numerosas e importantes investigaciones se han realizado en torno a los mismos y su función en el ámbito educativo. Se trata ahora de ir más allá y, a partir de la observación de experiencias, describir las nuevas variables que intervienen en el diseño de los materiales didácticos en un contexto de alta mediación tecnológica.

Las características del objeto de estudio hacen que su abordaje tenga múltiples vertientes disciplinares: la comunicación; la semiología; el diseño gráfico; la multimodalidad y la educación, que permiten ir construyendo una mirada compleja sobre el mismo. Por tal motivo, esta investigación se enmarca dentro del paradigma cualitativo.

La investigación cualitativa se interesa por la comprensión de los fenómenos sociales: explica, describe, construye y descubre a partir de los registros empíricos (Vasilachis, I., 1996:1). Pero, como la misma autora sostiene, se encuentra fragmentada constituyendo un “mosaico de perspectivas” (Vasilachis, I., 1996:4). Se vuelve un elemento fundamental, entonces, la capacidad del investigador para seleccionar entre las diferentes perspectivas y sus diferentes instrumentos, aquellas que se presenten más adecuadas para sus objetos de estudio. En este caso, la perspectiva desde la cual se aborda la investigación es interpretativa ya que, según Erickson (1989) involucra una intensa participación en el contexto investigado, registros de los que ocurre en dicho contexto y análisis reflexivo de todos esos registros y evidencias así como una descripción detallada.

El objetivo de este tipo de perspectivas es generar una teoría fundamentada, “es decir, fundamentada en el propio proceso de investigación o fundamentada en los datos. Dicha teoría que fue desarrollada de manera inductiva probablemente generará hipótesis útiles para guiar, inicialmente, nuevas observaciones, participativas” (Moreira, M., 2000:7). Como señala Uwe Flick, en esta perspectiva, los supuestos teóricos se descubren al relacionarse con los datos y el campo de estudio, y esto permite ampliar la complejización del caso incluyendo su contexto (Flick, U., 2004:56).

Volviendo al objeto de estudio, los materiales didácticos hipermediales, son definidos como productos en formato hipermedia, espacio caracterizado por la no-linealidad, la interconexión e integración y la descentralización de la autoría (Tomas i Puig, C., 2001), que poseen fines didácticos, es decir que respondan a una secuencia y a los objetivos pedagógicos previstos para enseñar un contenido a un destinatario (Landau, M., 2007).

Por lo incipiente de este tipo de experiencias, la presente investigación se constituye como un estudio de casos, que, como señala Stake (1999:15) ofrece “descripciones abiertas” y “comprensión mediante la experiencia”, más que la elaboración de un mapa sobre la temática seleccionada. La elección de esta metodología está dada por los propósitos que Ruth Sautu le atribuye: análisis de estructuras complejas, la reconstrucción de las trayectorias de las mismas y la incorporación de la interpretación y evaluación de los actores (Sautu, R., 2003:81).

Para realizar una investigación con estudio de caso, para poder comprender cómo y por qué ocurren las cosas en un único ejemplo, es necesario un análisis en profundidad de la interdependencia de las partes y de los patrones que emergen. Marco Antonio Moreira recupera a Gloria Pérez Serrano al señalar que:

“Las propiedades esenciales de un estudio de casos cualitativo son la particularización (se centran en una situación, evento, programa o fenómeno particular), la descripción (el producto final es una descripción rica y densa del objeto de estudio) la heurística (iluminan la comprensión del lector respecto del objeto de estudio) y la inducción (se basan en el razonamiento inductivo; las teorías, los conceptos o las hipótesis surgen de un examen de los datos fundados en el contexto mismo)” (Moreira, M., 2000:11).

A fin de lograr esta comprensión la recolección de la información se efectúa mediante los métodos de observación de los referentes empíricos que están constituidos por los productos diseñados (a través de registros de incidentes críticos y notas de campo) y entrevistas en profundidad a los integrantes del equipo de diseño, por un lado, y a los estudiantes que trabajaron con esos materiales, por el otro.

A través de la observación planificada y sistemática se elabora un mapa de las variables que intervienen en el diseño de los materiales didácticos hipermediales y las características y particularidades de cada una de ellas. Por su parte, la entrevista semiestructurada a los actores involucrados permite indagar acerca de la relación entre estas variables con el proceso de diseño y con el posterior proceso de recepción que realizan los estudiantes. El objetivo de esta técnica es obtener información de aspectos más profundos vinculados al proceso de diseño (Pérez Serrano, G., 2002:41). No se trata de indagar solamente en los procedimientos realizados para llegar a los productos construidos sino fundamentalmente comprender los propósitos y sentidos profundos que lo llevaron a tomar esos caminos. Mediante esta técnica se puede ver, por ejemplo, si alguna característica que surge de la observación fue producto de decisiones de diseño o estaban determinadas por las herramientas con las que produjeron el material. Así también se sabrá si esas características influyen o no en el tipo de recepción que los estudiantes realizan cuando, en el análisis final de los datos, se efectúa la triangulación.

Los ejes de mayor interés para esta tesis y sobre los que se centrará la observación serán: el formato hipermedial en los materiales didácticos por un lado, y el tipo de autor y lector que el material propone, por otro.

De tal modo, por el grado de involucramiento con el objeto y su modalidad perceptiva, la observación es directa y no-participante.

La recogida, el análisis y la interpretación de los datos está condicionada por el paradigma en el que se enmarca la investigación. En este sentido, las investigaciones en estudio de casos utilizan el método de muestras como método fundamental para profundizar en el caso en forma extensiva e intensiva (Stake, R., 1999: 42). Esta metodología contempla la utilización de dos estrategias para el análisis de la información a la interpretación directa de los ejemplos individuales y la suma categórica de ejemplos hasta que se pueda decir algo de ellos (Stake, R., 1999:69). El objetivo de ambas técnicas es poder producir generalizaciones naturalistas que aporten luz sobre el fenómeno estudiado.

Los materiales didácticos hipermediales han sido analizados en función de una serie de matrices diseñadas (ver Anexo) para sistematizar las siguientes dimensiones:

  • Materiales didácticos hipermediales
  • Formas de organización de la información
  • Estructura narrativa hipermedial
  • Lenguajes semióticos
  • Modelos de autoría
  • Estrategias de lectura

Por su parte, las entrevistas realizadas tanto a los diseñadores como a los estudiantes fueron analizadas mediante la segmentación en áreas temáticas y la construcción, a partir de ellas, de categorías que permitieron establecer relaciones entre éstas y las dimensiones de los materiales didácticos hipermediales. En esta tarea fue valiosa la utilización de una aplicación de software libre llamada Saturatte app que permite establecer perfiles de entrevistados y categorías y dimensiones sobre las entrevistas que se convierten en etiquetas y permiten ir cruzando la información.

Existen, actualmente, diversos agentes que han comenzado a elaborar materiales que articulan distintos lenguajes semióticos y propician diferentes tipos de interacciones a partir de ellos. El portal argentino de educación Educ.ar, algunas universidades nacionales y ciertas editoriales cuentan con una experiencia incipiente interesante para indagar con el propósito de encontrar estrategias e ideas fuerza que permitan ir construyendo un mapeo en el campo de los materiales didácticos hipermediales.

Sin embargo, me interesaba indagar sobre lo que Marta Libedinsky llama innovaciones didácticas emergentes, ya que creo que constituyen una oportunidad para documentar prácticas concretas que puedan inspirar a otros docentes. La autora define la innovación como:

“La idea de innovación que nos interesa especialmente responde a una concepción de ruptura con una propuesta didáctica preexistente, una ruptura a partir de la cual puede marcarse un antes y un después. Se trata de innovaciones emergentes, no institucionales, ya que son los actores quienes las conciben y ellos mismos quienes experimentan sus efectos. Son los docentes quienes producen perturbaciones en su propia práctica cotidiana de manera voluntaria. Es un proceso que se forma desde el interior, desde la historia cultural y generacional de sus actores. es una forma prudente, en el buen sentido pedagógico, de mejorar la enseñanza, y supone cambios de valores relativamente sutiles en la cultura institucional” (Libedinsky, M., 2001:59).

Documentar una experiencia de este tipo implica un valor fundamental para diseminar sus ideas, para inspirar a otros, para reflexionar y repensar la propia experiencia y también para sentar las bases de futuras innovaciones. Como la misma autora señala:

“Nosotros estamos convencidos de que la documentación de experiencias educativas permitirá acceder de una manera innovadora al conocimiento pedagógico por efecto de la transparencia de la enseñanza” (Libedinsky, M., 2001:109).

Es por ello que he decidido centrarme en el análisis de los cuatro materiales didácticos que desarrolló entre 2010 y 2012 el Proyecto de Educación y Nuevas Tecnologías de Flacso Argentina en el marco del Diploma Superior en Educación y Nuevas Tecnologías que fueron diseñados especialmente por el equipo docente.

El PENT lleva adelante una propuesta de formación de posgrado: la Especialización en Educación y Nuevas Tecnologías, de dos años de duración, con opción a un título intermedio al finalizar el primer año, el Diploma Superior en Educación y Nuevas Tecnologías. Durante el período 2010-2012, como se mencionó, desarrollaron cuatro materiales didácticos hipermediales para este primer tramo de su propuesta académica.

Este proyecto reúne dos características que son básicas para esta investigación: la primera es la concepción de que lo central en una propuesta de aprendizaje es aquello que el estudiante hace en relación con los contenidos, con el entorno, con el grupo de pares y con el docente. En segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, su modelo de enseñanza supone una revisión constante de los materiales didácticos, de las actividades y de las estrategias docentes que hace que ninguna cohorte sea exactamente igual a otra.

Elegir los materiales didácticos hipermediales del PENT como caso me ofrece la posibilidad de historizar sobre el rol de los materiales en la educación presencial superior y en el primer pasaje de escenario a la Educación en Línea, ya que el posgrado comenzó siendo presencial para pasar, en el 2005, a dictarse totalmente en línea. Esto permite repensar la relación de los mismos con la tradicional Educación a Distancia, para luego centrarme en las actuales búsquedas en un contexto donde la banda ancha, las aplicaciones tecnológicas y los entornos de aprendizaje han tenido un amplio desarrollo.

Si la primera decisión metodológica fue centrarme exclusivamente en un proyecto en particular, la segunda fue escribir este informe en primera persona del singular tal como señalaba en el capítulo uno. Yo pertenezco al proyecto que tomaré como objeto de estudio y, además, he sido parte del equipo de diseño de dos de las cuatro experiencias que analizo en esta investigación, por lo que el uso de la primera persona del plural está asociado a lo que hicimos como equipo y no me es funcional para tomar distancia y poder, desde este rol de investigadora, dar cuenta de mi punto de vista respecto de estas experiencias.



Deja un comentario