En la misma colección

9789871867691_frontcover

9789871867806_frontcover

En la misma colección

9789871867516_frontcover1

Book cover

5 La innovación educativa no es sólo tecnológica: la relación tecnología – educación – territorio

Susana Finquelievich y Patricio Feldman

Resumen

Este trabajo documenta los resultados finales de investigación del proyecto “Observatorio del desarrollo e impactos de las Escuelas Públicas Digitales” en la provincia de San Luis. Su objetivo fundamental fue efectuar un seguimiento y documentación de la creación y la consiguiente evolución de las Escuelas Públicas Digitales (EPD) y Escuelas Públicas Digitales para Adultos (EPDA) en la provincia, en relación con dos factores: las políticas públicas provinciales y su relación con el territorio geográfico y socio-político.

Las EPD y las EPDA son una iniciativa provincial, una experiencia piloto que busca ofrecer una opción de educación alternativa a la tradicional o convencional, a partir de la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y de la presencia de una estructura modular de enseñanza/aprendizaje. Si bien las EPD no serían posibles sin el soporte de las TIC, el capítulo sostiene que lo innovador, en ese caso, no es (sólo) el uso de tecnologías, sino la concepción modular de la enseñanza / aprendizaje y la atención personalizada de los alumnos.

La investigación ha relevado y analizado el proceso y los canales de difusión de este tipo de enseñanza / aprendizaje y las razones de su elección por alumnos y padres; las diferencias existentes en los impactos educativos de las EPD comparadas con las escuelas tradicionales, fundamentalmente en la apropiación de saberes de las áreas de Ciencia y Tecnología, Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Lengua, Juego, Arte y Deporte.

La investigación realizada abarcó el evento San Luis Digital 2011 e incluyó el evento SLD 2012, con el fin de analizar la percepción de docentes, alumnos, padres y comunidad con respecto a las EPD entre los dos eventos.

El capítulo se estructura de la siguiente manera: en “Introducción” se describen la problemática analizada y la metodología empleada. El punto siguiente estudia la creación y desarrollo de las EPD y EPDA, desde su creación hasta el año 2012 y se analizan las particularidades de esta modalidad de enseñanza. Posteriormente, se realiza un análisis cuanti-cualitativo de la información acopiada por medio de entrevistas a alumnos de escolaridad primaria, secundaria y adultos, docentes, coordinadores de EPD y EPDA, padres de alumnos de primaria y secundaria, y miembros de las comunidades en las que están localizados los establecimientos educativos estudiados. En las conclusiones extraídas de la investigación se señala que en las EPD, si bien se utilizan intensivamente las TIC, lo innovador no son las tecnologías, sino su enfoque pedagógico y los cambios en la organización de los tiempos y el espacio escolar, que las transformó en una experiencia revolucionaria, al menos en sus inicios. En el punto “La post-investigación” se describe brevemente la evolución de las EPD y EPDA desde el año 2012 hasta el presente. El capítulo finaliza con propuestas para optimizar los resultados ya logrados.

Introducción

Este trabajo documenta los resultados finales de investigación del proyecto “Observatorio del desarrollo e impactos de las Escuelas Públicas Digitales” en la provincia de San Luis. El objetivo fundamental fue efectuar un seguimiento y documentación de la creación y la consiguiente evolución de las Escuelas Públicas Digitales (EPD) y Escuelas Públicas Digitales para Adultos (EPDA) en la provincia. Se documentó la implementación de esta forma innovadora de educación y sus impactos en los siguientes actores: responsables por la iniciativa (Universidad de La Punta, Ministerio de Educación de la provincia); coordinadores de EPD; docentes de EPD; alumnos de educación primaria, secundaria y adultos; padres y miembros de la comunidad en general.[1]

Las EPD y EPDA representan un sistema pedagógico-educativo innovador en Argentina. Sus características principales son buscar la excelencia educativa y usar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como instrumento principal para la construcción del aprendizaje. No se trata de un modelo 1:1 propiamente dicho, puesto que no implica la entrega de una computadora para cada alumno, sino que utiliza la capacidad instalada de otros programas (Todos los Chicos En La Red, y las computadoras que ya tenían los CID –Centros de Inclusión Digital–). Sin embargo, utiliza las TIC como herramientas de aprendizaje, y se vale ellas para desarrollar un enfoque pedagógico diferente: organización del currículo en módulos, enseñanza personalizada, otra concepción del tiempo escolar, etcétera.

Las EPD son la experiencia piloto de una opción de educación pública que en el momento de la investigación contaba con siete instituciones en diversas localidades de la provincia. Tres de estas instituciones se encuentran en localidades rurales del interior de la provincia, dos en comunidades de pueblos originarios (Ranqueles y Huarpes) y dos en la ciudad de San Luis.

Se ha analizado la apropiación social (estudiantes, docentes y comunidad) de esta propuesta pedagógica. También se identificaron y analizaron: el proceso y los canales de difusión de este tipo de enseñanza / aprendizaje y las razones de su elección por alumnos y padres; las diferencias existentes en los impactos educativos de las EPD comparadas con las escuelas tradicionales, fundamentalmente en la apropiación de saberes de las áreas de Ciencia y Tecnología, Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Lengua, Juego, Arte y Deporte, teniendo en cuenta que la utilización de las TIC es transversal a todas las áreas; y los impactos causados por las EPD sobre los habitantes de las localidades donde éstas se implementan. También se han identificado y analizado los procesos sociales emergentes originados en esta metodología educativa.

El estudio fue de carácter exploratorio y cuali-cuantitativo. Se centró en la evaluación y el análisis, a lo largo de quince meses (octubre 2010 – enero 2013) de la implementación y evolución del sistema de EPD en la provincia, la transformación de Centros de Inclusión Digital en EPD y EPDA, los cambios en la formación docente, y los impactos sobre alumnos, docentes y padres. La investigación abarcó desde el evento San Luis Digital 2011 hasta el evento SLD 2012, con el fin de analizar la percepción de docentes, alumnos, padres y comunidad con respecto a las EPD entre los dos eventos.

La metodología de recolección de información consistió en un cuestionario diseñado específicamente para responder a las preocupaciones centrales de este estudio. Este cuestionario fue aplicado a coordinadores, docentes, alumnos de diversos niveles, padres y miembros de las comunidades de las EPD y EPDA en cinco establecimientos educativos ubicados en tres localidades de la provincia de San Luis: San Luis Capital (EPD Albert Einstein, EPD Isaac Newton), Villa Mercedes (EPDA Centro Cívico y EPDA Ex-Instituto Industrial del Barrio La Estación) y la EPD XUMUCPE en Pueblo Huarpe. Se realizaron 162 entrevistas en profundidad.

Una innovación educativa: las Escuelas Públicas Digitales

Las Escuelas Públicas Digitales (EPD) fueron implementadas en la provincia de San Luis mediante la Ley Nº II-0738-2010. El Senado y la Cámara de Diputados de la provincia de San Luis sancionaron con fuerza de Ley la Escuela Pública Digital, creando un nuevo sistema pedagógico-educativo. Su fin es la excelencia educativa y utiliza como herramienta principal las TIC para la construcción del aprendizaje.

La EPD es un sistema organizativo y curricular de educación en todos los niveles del sistema educativo provincial. Su modelo pedagógico se basa en la educación personalizada de niños, jóvenes y adultos, en el que cada alumno avanza de acuerdo a sus propios procesos y ritmos de desarrollo del aprendizaje. Para ello, la EPD funciona durante todo el año.

Los contenidos mínimos de cada área de conocimiento (Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Lengua, Juego, Arte y Deporte) son los adoptados por el Ministerio de Educación, pero están organizados por módulos. Aprobando estos módulos, los alumnos van completando el plan de estudio correspondiente a cada nivel. El título otorgado es registrado en el Ministerio Nacional de Educación.

Las particularidades de esta modalidad de enseñanza fueron diseñadas, planificadas, realizadas y evaluadas por la Universidad de La Punta (ULP), con el criterio de personalizar el proceso de enseñanza / aprendizaje. La entonces rectora de la ULP tomó la iniciativa de implementar las EPD basándose en experiencias de Estados Unidos, Finlandia y las escuelas Fontán de Colombia.

La educación personalizada se diferencia notablemente de todos aquellos programas educativos que facilitan tutorías u horas extras de acompañamiento y ayuda para los alumnos que manifiestan dificultades en el aprendizaje. Se trata de una modalidad que no se focaliza sólo en los alumnos con mayores dificultades, sino que asegura acompañamiento y seguimiento de todos los alumnos, estimulando las capacidades y habilidades de cada uno, aceptando la diferencia en el ritmo de aprendizaje, y favoreciendo el avance en los campos de conocimiento donde el alumno se encuentra más motivado y tiene mayor facilidad.

Las EPD difieren notablemente entre sí, tanto por su población estudiantil, sus diversos contextos socioeconómicos y culturales, como por el personal y la infraestructura con la que cuentan.

El siguiente cuadro describe sintéticamente las EPD analizadas: 

Nombre de la escuela

Albert Einstein

Isaac Newton

Pueblo Huarpe

Centro Cívico

EPD Barrio Estación

Localización

San Luis, centro

San Luis, barrio 9 de Julio

Comunidad Huarpe, límite con San Juan

Villa Mercedes, centro

Villa Mercedes, barrio Estación (Escuela ex Industrial)

Apertura

2011

2011

2011

2011

2011

Matrícula

300

60

40

300 (700 más están en lista de espera)

60

Contexto socio-económico de los alumnos

Recibe alumnos de variados orígenes socio-económicos y culturales

Recibe alumnos del barrio 9 de Julio y de barrios aledaños, en situación de vulnerabilidad socio-económica

Única escuela de la comunidad Huarpe. Todos los alumnos pertenecen a la comunidad

Localizada en el centro de Villa Mercedes, al interior del Centro Cívico. Recibe alumnos jóvenes, con sobre edad y adultos

Recibe alumnos adultos y jóvenes con sobre edad

Coordinación

dos coordinadoras

una coordinadora / docente

una coordinadora / docente

dos coordinadoras / docentes

una coordinadora / docente

Equipo docente

un docente por área de conocimiento

un docente por área de conocimiento

una coordinadora / docente

dos coordinadoras / docentes

una coordinadora / docente

Visita de campo. Entrevistas realizadas

dos coordinadoras, 
tres docentes,
seis alumnos,
un padre,
dos miembros comunidad

una coordinadora,
tres docentes,
cinco alumnos,
dos padres,
dos miembros comunidad

una coordinadora / docente,
seis alumnos,
dos padres,
dos miembros comunidad

dos coordinadoras / docentes,
cuatro alumnos,
dos padres,
dos miembros comunidad

una coordinadora / docente,
cuatro alumnos,
dos miembros comunidad

Fuente: datos colectados durante la investigación.

La apropiación de las innovaciones educativas en la provincia de San Luis

En este punto se realiza un análisis cuanti-cualitativo de la información recogida por medio de entrevistas a alumnos de escolaridad primaria, secundaria y adultos, docentes, coordinadores de EPD y EPDA, padres de alumnos de primaria y secundaria, y miembros de las comunidades en las que están localizados los establecimientos educativos estudiados.

Alumnos

Si bien la mayor parte de los alumnos niños y jóvenes señalan que la razón de haber ingresado a las EPD ha sido la decisión de sus padres, el 56% de los entrevistados menciona como principal motivo la predilección sobre ciertas características de estas escuelas: su flexibilidad, que permite organizar mejor los horarios y la posibilidad de terminar más rápidamente la secundaria que en la escuela tradicional, o bien efectivamente poder terminarla. El 31% de los alumnos señala como factor de atracción la utilización intensiva de TIC, así como el mayor grado de diversión durante el proceso de aprendizaje.

En lo que se refiere a la percepción de los alumnos sobre las diferencias entre las EPD y EPDA y la escuela tradicional, en un 100% de los casos se ha valorado en primer lugar la atención personalizada, y luego la rapidez del aprendizaje (78,12%), la utilización de TIC (75%), la autonomía en el aprendizaje (71,85%) y la motivación y el entretenimiento (68,75%). El sentido lúdico de la modalidad de enseñanza / aprendizaje es significativo, al igual que los factores relacionados a la agilidad, flexibilidad y educación personalizada.

Un 80% de los alumnos señalan haber conocido estas experiencias a través de sus padres, familiares, amigos, vecinos u otros conocidos. Sólo un 16% lo ha hecho a través de los medios de comunicación, y menos de un 5% a través de municipalidades y Centros de Inclusión Digital (CID), lo que muestra que estas instituciones no juegan un rol significativo en la difusión de las actividades de las EPD y EPDA, aun cuando estas últimas funcionan en dependencias municipales.

Respecto al “contagio” en el uso de herramientas TIC, el 46,87% de los entrevistados señaló haber “contagiado” a sus padres.

El 72% de los alumnos mantiene comunicación con la escuela, a través de la plataforma SAKAI[2] y fuera del horario escolar, fundamentalmente para realizar tareas y mantener la comunicación con compañeros y docentes. Esto refleja el aporte de esta plataforma, que permite un vínculo constante entre los alumnos y los recursos educativos digitales, así como una comunicación fluida con sus docentes y compañeros de escuela. Casi la totalidad del 28% de los alumnos que señaló no mantener contacto con la escuela fuera del horario escolar, habita en localidades que aún no disponen de conectividad en sus hogares (por ejemplo Pueblo Huarpe).

Entre las actividades que se realizan con TIC mencionadas por los alumnos se destacan buscar información (81,3%), comunicarse por vía electrónica (62,5%), utilizar procesadores de texto (62,5%) y reproducir contenidos multimediales (50%). El 50% de los entrevistados afirmó utilizar vídeos, música y contenidos multimediales dentro de la escuela.

En cuanto al manejo de la información obtenida de Internet, un 56,25% de los alumnos copia y pega la información obtenida, un 53,12% sintetiza la información y consulta las fuentes, tan sólo el 25% arma un mapa conceptual. Del porcentaje de alumnos que copian y pegan, aproximadamente la mitad sintetiza la información y consulta las fuentes, mientras que un 28,12% del total de alumnos, únicamente copia y pega.

En lo que concierne a la comunicación con el mundo exterior, tal como se explica en un trabajo anterior (Finquelievich, Prince, Jolías, Feldman y Fischnaller, 2012), en relación al uso de las TIC, los vínculos limitados de un sistema comunitario restringido se perciben en las observaciones (redes sociales y familiares con un firme anclaje local) y se manifiestan de la misma forma en el mundo virtual: la mayoría de los entrevistados mantienen vínculos casi exclusivamente con familiares y conocidos cercanos (amigos, compañeros de trabajo o referentes), y no manifiestan participar de entramados más extensos y complejos que trasciendan los límites de su ciudad o comunidad. El 50% de los alumnos manifestaron no mantener ningún vínculo virtual fuera de su localidad. Sólo un 15,6% mencionó mantener comunicación con personas que viven en otros países y un 15,6%, con personas que viven en otras ciudades de San Luis. Esta subutilización del potencial de Internet para fortalecer y promover la comunicación intra e intercultural podría resolverse a partir de iniciativas de las EPD y EPDA.

En lo que se refiere a la valoración de los aportes de la EPD al aprendizaje de los alumnos, el 84,37% de los alumnos señala que el nuevo sistema educativo fomenta el trabajo en equipo, los ayuda a tomar mejores decisiones para solucionar problemas que se les presentan, y agiliza el aprendizaje. Un 78,12% afirma que desde que ingresó a la EPD, entiende y utiliza mejor la PC; un 75% se interesa más por la Ciencia y Tecnología y un 71,87% rescata la autonomía e independencia para realizar las tareas demandadas, y el uso con responsabilidad de la información.

Los datos recogidos no revelan una relación directa entre la modalidad de enseñanza / aprendizaje de las EPD y el ausentismo. Aquellos alumnos que solían faltar mientras cursaban escuelas tradicionales manifestaron que aún continúan haciéndolo; una gran parte de los alumnos afirmó no faltar cuando estudiaba en la escuela tradicional, ni ausentarse ahora.

En términos generales, el 87,5% de los alumnos entrevistados evalúa de manera muy positiva a las EPD y EPDA; no se han registrado valoraciones negativas.

Coordinadores y coordinadoras de EPD y EPDA

El análisis de la información brindada por los coordinadores de EPD y EPDA es de tipo cualitativo, dado el reducido universo que integran (se entrevistó a dos coordinadoras y a un coordinador en la EPD Albert Einstein, una en la EPD Isaac Newton, una en la EPD XUMUCPE, dos en la EPDA Centro Cívico y una en la EPDA ex Instituto Industrial).

Con respecto al uso de las TIC en la escuela, los conceptos vertidos por los coordinadores coinciden: las TIC no son el corazón de este modo de enseñanza, sino que son una herramienta más, transversal a todas las materias, tanto con niños y adolescentes como con los adultos. También acuerdan en que las TIC mejoran los logros de aprendizaje de los estudiantes, dado que adquieren nuevas destrezas y nuevas formas de aprender y de razonar. Existe unanimidad de criterios en cuanto a que la aplicación de TIC en usos tangibles (por ejemplo en Matemáticas mediante juegos interactivos) ayuda a mejorar los niveles de aprendizaje.

Con respecto a la flexibilidad del programa de enseñanza, cada coordinador puede adaptarlo al menos parcialmente al contexto en el que trabaja, considerando las características sociales de la localidad y los rasgos personales de sus alumnos. En casos de alumnos con dificultades importantes de aprendizaje los docentes consultan con la ULP o con el Centro de Salud local. Las EPD y EPDA carecen de gabinetes psicopedagógicos, algo que los coordinadores plantean como una propuesta en el mediano plazo.

Los coordinadores también realizan el seguimiento y evaluación de los docentes. Semanalmente, solicitan a los docentes informes sobre los logros y la planificación de actividades de cada alumno. Las actividades futuras se planifican en forma conjunta. Si el alumno ha superado las expectativas fijadas para esa semana, se planifican actividades extras. Por su parte los coordinadores son evaluados por la Secretaría Académica de la ULP.

Docentes de EPD y EPDA

El progreso en la carrera docente es el motivo prioritario por el cual los docentes (50%) eligieron a las EPD como ámbito de trabajo. La segunda opción es “interés en el sistema” (33%). Entre estas dos opciones, suman un 83% de los casos. El salario y la formación docente no son el estímulo para el ingreso a las EPD.

Un 33% de los docentes evalúa que la capacitación docente recibida en la ULP ha sido excelente; el 50% la califica como muy buena y un 17% como buena. Nuevamente, no hay valores negativos. Sin embargo, los docentes señalaron algunos aspectos que habría que atender y mejorar en relación a la capacitación y formación docente: mayor capacitación en el uso de la plataforma SAKAI, profundización de la metodología pedagógica en cada área, capacitación específica de cada área, capacitación docente permanente, entre otros.

En relación a la capacitación realizada por la ULP, el 100% de los docentes señala como positivo el aprendizaje en el manejo de las TIC, el 83% resalta la formación para una utilización más eficaz de los recursos digitales educativos y el 67% pondera el desarrollo del trabajo colaborativo. El 17% de los docentes manifestó como positiva la creación de contenido y el 33%, la formación pedagógica. Puede inferirse que estos tipos de actividades son las que necesitan más refuerzo en la capacitación.

En el caso de los alumnos con capacidades diferentes, la modalidad planteada en las EPD contempla su inclusión. Sin embargo, algunos de los docentes entrevistados manifestaron no haber recibido formación específica para tratar estos casos.

Cuando se interroga a los docentes sobre el criterio del uso de TIC en las EPD y EPDA, el 67% sostiene que potencian la capacidad de aprendizaje de los alumnos. El 33% sostiene que impulsan el trabajo colaborativo, brindan la posibilidad de mejorar los conocimientos en Ciencia y Tecnología y mejoran la posibilidad de la futura inserción laboral de los alumnos.

El uso de las TIC para incentivar la innovación pedagógica es priorizado sólo por un 17% de los entrevistados, quienes también opinan que estas tecnologías permiten la actualización permanente del sistema educativo. Si bien la mayoría de los docentes reconoce el potencial de las TIC para incrementar la calidad educativa, les resulta más difícil identificar de qué modo se pueden utilizar estas herramientas con fines educativos. Por esta razón, la mayoría de los docentes demandan una mayor capacitación en el uso pedagógico de las TIC y un mayor acompañamiento de este proceso por parte de los coordinadores y la Secretaría Académica de la ULP.

La percepción de los docentes respecto a cómo responden los alumnos a esta nueva modalidad de enseñanza / aprendizaje es sumamente positiva. El 100% manifiesta que los alumnos están más motivados, se sienten menos presionados y trabajan mejor en equipo. El 83% sostiene que hay mayor presentismo (aquí existe una diferencia de percepción entre los alumnos y los docentes, puesto que los primeros afirmaron que las EPD no afectaron el nivel de ausentismo, y los segundos respondieron lo contrario), y un 67% remarca que los alumnos continúan con sus actividades fuera del horario escolar, mejoran su rendimiento en áreas específicas, incrementan su autoestima en lo que respecta al aprendizaje y no se desilusionan o frustran a causa de malos desempeños. Los docentes señalan que las EPD logran crear una atmósfera de tranquilidad que repercute en la motivación y entusiasmo de los alumnos.

Con respecto a la utilización que hacen los alumnos de los métodos o herramientas de participación, el 83% de los docentes declaró que las tecnologías multimediales son el canal principal de participación de los alumnos. El 67% mencionó las wikis, blogs y la propia plataforma SAKAI. El 50% mencionó las redes sociales. En cambio, el uso de otras herramientas colaborativas es aún incipiente: el 33% remarcó la utilización de Google Docs y el 17%, de los foros. Todavía falta profundizar la utilización del Docs o Dropbox para el trabajo colaborativo, y la participación en foros de debate, en términos de promover la participación y formación ciudadana, así como también la comunicación con otras ciudades y países.

En relación a la participación de los padres y de la comunidad en actividades escolares y en proyectos impulsados por la escuela, el 67% de los docentes manifestó una percepción positiva. Los docentes expresan que el uso de las TIC en la escuela, adecuadamente planificado, puede convertirse en un canal de difusión y contagio hacia el resto de la comunidad, incluyendo a los padres. Sin embargo, no se registraron proyectos escolares puntuales que promuevan la participación de la comunidad y/o sociedad civil, sobre todo en el caso de las EPDA Centro Cívico y EPDA ex Instituto Industrial del Barrio La Estación.

En cuanto al nivel de conocimiento sobre programas específicos, según la autoevaluación de los propios docentes, los datos revelan, en líneas generales, que la mayoría se considera de nivel intermedio (caracterizado como “saber instalar y usar aplicaciones”). El conocimiento respecto de Linux es nulo en el 67% de los casos, de 17% entre los docentes que poseen conocimientos básicos, y de 17% entre los docentes que poseen conocimientos avanzados (caracterizado por el uso e instalación de software y hardware). Con respecto a Windows, 67% de los docentes considera que posee un nivel intermedio, y 33%, avanzado.

En el caso del procesador de texto, el creador de presentaciones y los editores multimediales, el 67% de los docentes considera que tiene un nivel intermedio de conocimientos, y un 33% nivel avanzado El 50% de los docentes tiene un nivel intermedio en el manejo de las hojas de cálculo, y un 33% estima que posee un nivel avanzado. El nivel más bajo se registra en el caso de la base de datos y el diseño de páginas web: el 50% de los docentes tiene un nivel nulo y un 33% nivel básico. Son las áreas de formación más débiles, pero las más complejas.

El 83% de los docentes de las EPD (sobre todo las de la ciudad de San Luis), afirmó contar con horas disponibles para perfeccionar el aprendizaje en el uso de las TIC en el aula. Esta disponibilidad de tiempo de aprendizaje representa un avance notable respecto a la escuela tradicional. En el caso concreto de las EPD, los docentes tienen una relación más estrecha con la escuela y trabajan con dedicación exclusiva, lo que les permite utilizar parte del tiempo de trabajo para fortalecer las herramientas de enseñanza.

Los docentes evalúan muy positivamente el sistema de EPD y EPDA. El 33% lo calificó como “excelente”, el 50% como “muy bueno”, y un 17% como “bueno”. No se registran valores negativos. La categoría “muy bueno” refleja el grado de satisfacción de los docentes respecto a la EPD, pero también indica la existencia de algunas mejoras posibles, como mayor capacitación, ampliación en el tiempo de la formación docente, capacitación permanente, provisión de asesoría pedagógica para docentes y profundización de técnicas y metodologías pedagógicas.

Padres

El 50% de los padres entrevistados afirmó elegir la EPD porque está enfocada en desarrollar el aprendizaje en Ciencia y Tecnología; un 40% sostuvo que estimula más a los alumnos y mejora su rendimiento; el 30% señaló que incentiva el trabajo en equipo, y que el sistema les garantiza un mejor futuro. La categoría “otros” registró un valor alto (40%), dado que en algunos casos, como en el de Pueblo Huarpe, la escuela representa la única posibilidad de comenzar o continuar los estudios. La confianza en el sistema, su estímulo hacia el trabajo colaborativo y el énfasis puesto en el desarrollo del aprendizaje en Ciencia y Tecnología a partir del uso de las TIC, la dedicación personalizada de los docentes, explican la motivación de los padres y el interés de enviar a sus hijos a una EPD.

El 50% de los padres tomaron conocimiento sobre las EPD a través de amigos, conocidos, vecinos y familiares, confirmando la importancia de la difusión entre miembros de la comunidad. Un 25% mencionó a los medios de comunicación como canal de información. Tan solo el 12,5% mencionó a la Municipalidad. Estos datos indican la importancia de la transmisión entre miembros de la comunidad, y el rol que ocupan los medios de comunicación. También muestran la poca participación de la Municipalidad y los Centros de Inclusión Digital en la difusión y convocatoria. No existe un portal de Internet específico de las EPD ni se actualiza permanentemente la información referida a esta experiencia en la página de la ULP.

En relación al vínculo entre los padres y los establecimientos educativos, el 80% de los docentes mencionó que su relación con la escuela se explica a partir del seguimiento del aprendizaje de los hijos, y un 70% afirmó que sólo asiste a reuniones con maestros y autoridades. Sólo el 40% de los padres entrevistados declara ayudar con las actividades de la escuela o participar en proyectos impulsados por los alumnos.

El 80% de los padres respondió que se acerca a la PC “para ver qué está haciendo su hijo”, lo que muestra que comparten la responsabilidad de la escuela respecto de los contenidos consumidos y producidos por los niños y jóvenes; en muchos casos representa una puerta de entrada de estos adultos a la sociedad de la información. El 100% de los padres entrevistados respondió que se acercan a la computadora “para saber qué es lo que hace mi hijo en la PC”. En muchos casos, la necesidad de controlar las actividades de sus hijos en el ciberespacio impulsa a los padres para familiarizarse con el uso de las herramientas TIC. El 60% de los padres, para “acompañar el aprendizaje de sus hijos”. Un 50% de los padres lo hace para “aprender más sobre TIC”. Este dato refuerza el contagio de hijos a padres mencionado anteriormente.

El 70% de los padres afirmó que el hecho de que sus hijos hayan ingresado a una EPD influyó para que comiencen a aprender cómo utilizar una PC, o perfeccionen su aprendizaje. En relación a la satisfacción de los padres en torno a la EPD, el 70% mencionó la agilidad en el aprendizaje y el enfoque en CyT. Un 60% resaltó el aprendizaje enfocado en la PC e Internet, el 50% remarcó la atención personalizada y la pertinencia de la propuesta de cara al futuro. El 40% señaló que la EPD tiende a evitar la repitencia, resulta más entretenida y promueve el trabajo colaborativo. En resumen, las valoraciones más positivas de la comunidad de padres respecto de las EPD, son su contribución al aprendizaje en CyT, la atención personalizada, la promoción del trabajo colaborativo y la pertinencia de la propuesta pedagógica.

Un 40% de los padres evalúa al sistema de las EPD como “excelente”; 30% como “muy bueno”, y 20% como “bueno”. No se han registrado evaluaciones negativas.

Referentes comunitarios

Entendemos como “referente comunitario” al habitante de una comunidad que ejerce un rol de influencia sobre sus conciudadanos, como ocurre en pequeñas localidades con el médico, el sacerdote, comerciantes relevantes, la directora de una escuela, el locutor de la radio local, etcétera. El objetivo de entrevistarlos ha sido relevar qué grado de conocimiento tienen sobre las EPD, y qué vínculos mantienen con ellas. La fuente principal de información han sido los medios de comunicación. Un 45% de los entrevistados conocieron a las EPD a través de diarios provinciales y locales e Internet. Sólo un 20% de los referentes comunitarios se enteró de la existencia de las EPD a través del CID. Ningún entrevistado mencionó a la Municipalidad.

El 60% de los referentes comunitarios que conocían las EPD estaban al tanto sobre sus diferencias respecto de la escuela tradicional. Sin embargo, un 40% todavía no conocía a fondo el nuevo sistema. En muchos casos las diferencias señaladas han sido vagas e imprecisas. Muchas de ellas se corresponden con mitos o percepciones construidos alrededor de estas propuestas. En otros casos, existe un conocimiento más profundo de las características fundamentales de las EPD, como la estructura no graduada, la agilidad en el aprendizaje, la atención personalizada, entre otras.

Un 23% de los entrevistados afirmó ayudar con las actividades de la escuela y un 15% sigue los proyectos que se impulsan desde la EPD. Sin embargo, el 39% de los entrevistados sostuvo que no tiene relación con la escuela. Ningún entrevistado participa en proyectos impulsados por ella, y sólo el 8% ha asistido a los actos escolares, lo que evidencia la escasa participación e inclusión de la comunidad en los proyectos que la escuela implementa.

En cuanto a la opinión de los referentes comunitarios respecto de la necesidad de una instancia de participación en proyectos impulsados por la EPD, el 100% opina que deberían implementarse los medios para que las comunidades puedan participar en proyectos impulsados por la EPD.

El 70% de los referentes comunitarios evaluaron positivamente las EPD. No se registran valoraciones negativas, pero un 30% prefirió no escoger ninguna opción (Ns/Nc), al considerar que le faltaban datos e información más precisa para efectuar una evaluación seria de la EPD.

Síntesis, conclusiones y propuestas

El programa educativo que generó las EPD y las EPDA se ha implementado a través de la articulación de dos actores fundamentales: el Ministerio Provincial de Educación y la Universidad de La Punta. La ULP muestra un fuerte compromiso con las EPD y EPDA, ya que proporciona y financia la formación y capacitación permanente de los coordinadores y docentes que trabajan en ellas, y el funcionamiento de algunas EPD piloto, como la Albert Einstein y la Isaac Newton.

El resto de las escuelas están financiadas por el Ministerio Provincial de Educación y por gobiernos locales, quienes aportan el espacio físico. La ULP designa directamente a coordinadores y docentes. Son una excepción las comunidades originarias como Pueblo Huarpe o Ranqueles, donde la propia comunidad (cacique, Coordinadora de Actividades con Pueblos Originarios) participa de la designación de coordinadores, docentes y celadores. Todas las EPD se inscriben en el marco legal provincial y nacional. Forman parte de la gestión educativa estatal de la provincia, por lo que son públicas y gratuitas.

Las características centrales de las EPD son las siguientes:

a. Características innovadoras

Los rasgos más innovadores de este sistema de enseñanza no son la utilización de TIC, sino la estructura no graduada de la escolaridad, la enseñanza personalizada y la flexibilidad del sistema. Se ha observado que cada establecimiento educativo presenta particularidades que se corresponden con el contexto específico en el cual está inserto, la comunidad educativa con la que se relaciona, y el tipo de sujetos pedagógicos con los cuales trabajan.

En las EPD y EPDA no existen grados: los alumnos se agrupan por edades, de modo de facilitar las relaciones entre ellos. El trabajo es individual y también por equipos. Si bien el objetivo es llegar a la excelencia en el aprendizaje, el tiempo que emplee cada alumno en lograrlo es flexible. El estudiante avanza siempre a su propio paso, no al de otros. Emplea el tiempo que necesita para su rendimiento óptimo.

Este sistema pedagógico está acompañado necesariamente por la tecnología informática. En cada EPD, niños, adolescentes y adultos trabajan con una netbook y (en la mayoría de los casos) con una plataforma e-learning (SAKAI) en la cual docentes y tutores (y si lo desean, también los padres) efectúan el seguimiento del proceso de aprendizaje de cada alumno. Aunque su uso no es una necesidad imprescindible para el funcionamiento de estas escuelas, resulta una herramienta fundamental para el desarrollo de la modalidad promovida por las EPD. Además de permitir el enlace con la comunidad académica internacional, la plataforma parte de una estructura nodal que promueve el trabajo colaborativo y la formación de comunidades de práctica docente o redes sociales al interior de las escuelas. Brinda un conjunto de herramientas y recursos digitales que pueden utilizarse en el sistema educativo para potenciar el rendimiento y aprendizaje de los alumnos, así como también mejorar la formación docente y el vínculo entre ambos con la comunidad.

En todas las escuelas se acompaña de manera personalizada a todos los alumnos. Para posibilitarlo, la EPD funciona todo el año. Una de las características más relevantes del sistema es su flexibilidad. Si bien se utiliza una currícula única de acuerdo a los requisitos del Ministerio Nacional de Educación y del Ministerio de Educación de la provincia de San Luis, cada coordinador/a de las EPD puede adaptar la enseñanza al contexto particular en que se desenvuelve, en acuerdo con la ULP, ya sea incorporando contenidos o actividades o desarrollando proyectos escolares y comunitarios específicos. Se advierte una gran diversidad de propuestas entre las EPD estudiadas, relacionadas con diversidad de contextos y condiciones en las que funcionan estas escuelas.

Cada escuela presenta características específicas. Por ejemplo, en la ciudad de San Luis, la EPD Albert Einstein ha sido la primera escuela fundada con esta modalidad de enseñanza, por lo que se ha convertido en caso piloto y referente de las demás EPD. Trabaja únicamente con niños y adolescentes, y está físicamente desdoblada en dos edificios, respectivamente para educación primaria y secundaria. El origen socio-económico de los estudiantes es heterogéneo, con un fuerte componente de clase media urbana capitalina y de las inmediaciones. En el año 2013, esta escuela fue reconocida como Escuela Mentora por Microsoft, lo que la coloca como una de las 80 escuelas más innovadoras del mundo.[3] Junto con docentes y alumnos de la Escuela Newton, han realizado a lo largo de 2011 y especialmente de 2012, proyectos “hacia afuera” de la escuela, como la proyección de stands en los eventos de San Luis Digital 2011 y 2012, y la cobertura periodística de este último evento.

En la misma ciudad, la EPD Isaac Newton está localizada en el barrio 9 de Julio, una zona de bajos recursos en la periferia de San Luis. A partir del año 2012 se han integrado alumnos provenientes del centro de la capital y de otros barrios, lo que contribuyó a dar más heterogeneidad al grupo. Estos jóvenes presentan características particulares, relacionadas con su edad y con su situación de vulnerabilidad social: repitentes de otras escuelas, embarazos adolescentes, necesidad de trabajar tempranamente, etcétera. En este contexto, la personalización de la enseñanza y el seguimiento de cada estudiante por los docentes adquieren una dimensión especial.

b. Infraestructura edilicia

El sistema de EPD aplica en forma creciente, en la medida en que el espacio provisto por las diversas localidades lo permite, una nueva concepción del espacio físico: se promueven aulas amplias con bancos y mesas móviles, que facilitan la autonomía e independencia de los alumnos, y su movilidad a través del espacio de la escuela. Esta característica es más visible en las EPD Albert Einstein, Isaac Newton y Pueblo Huarpe. Se tiende en el futuro a una “escuela sin aulas”.

La infraestructura edilicia adaptada al sistema de EPD no es actualmente una condición previa para el funcionamiento de estas escuelas. De hecho, tres escuelas de las cinco entrevistadas han funcionado en locales provisorios o no propios, y dos todavía lo hacen. Sin embargo es evidente que aquellas que pueden llevar adelante de manera más completa la modalidad de enseñanza / aprendizaje que se proponen las EPD como experiencia innovadora, son las que cuentan con edificios espaciosos y modernos que disponen de recursos materiales como computadoras, conectividad en la escuela y en los hogares, disponibilidad de la plataforma, etcétera.

c. Equipo de coordinadores y docentes

El rol de los coordinadores / mentores es clave: son los referentes pedagógicos y tecnológicos de cada escuela y deciden cómo adaptar el método general de enseñanza a cada contexto y cada alumno en particular. Todos los docentes y coordinadores se encuentran bien preparados y motivados para llevar adelante su tarea en las escuelas. En el caso de las escuelas que tienen la posibilidad de tener coordinadores que exclusivamente se dediquen a la tarea de coordinación pedagógica, y no a dar clases, las condiciones mejoran. En general los docentes manifiestan usar productivamente el tiempo del que disponen fuera de los horarios de clase para reunirse con sus compañeros, intercambiar información y compartir la planificación de las actividades. En el caso de coordinadores-docentes únicos, manifiestan mantener correspondencia por medios electrónicos con asesores de la ULP y con colegas.

Con respecto a la formación de coordinadores y docentes, la ULP ha elegido al primer equipo de coordinadores, los iniciadores de la experiencia, a profesionales formados en la enseñanza, la mayoría de ellos con especializaciones o postgrados. A esta formación se le ha añadido la formación especializada proporcionada por la ULP en cursos de verano y actualizaciones permanentes. Estos cursos están abiertos a todos los docentes de la provincia.

La post-investigación

Con una superficie total de 76.748 km2, una población de 367.933 habitantes (datos del INDEC) y una densidad de 4,8 habitantes por km2, la provincia de San Luis ofrece un contexto ideal para la prueba piloto de las EPD y las EPDA: la población es relativamente reducida, aunque desigualmente distribuida en el territorio (las ciudades más importantes en número de población son San Luis, Mercedes y Merlo). Las negociaciones entre el Gobierno de la provincia y los intendentes de las localidades son en general fluidas y aptas para los acuerdos en lo que se refiere a la educación pública.

Pero el territorio no es sólo geográfico: es también y sobre todo, socio-político. El elemento que posibilitó tanto la aplicación de la Agenda Digital de San Luis, como el Programa San Luis Digital y sus productos, los planes Todos los Chicos en la Red y las Escuelas Públicas Digitales, fue la sostenida continuidad política, el compromiso del gobierno de Alberto Rodríguez Saá, y la intervención de la ULP como agencia planificadora y ejecutora de estos proyectos. En el año 2012 se produjo un importante cambio de gestión en la provincia de San Luis: el gobernador Alberto Rodríguez Saá fue sucedido por el gobernador Claudio Poggi. Este cambio tuvo como consecuencia una discontinuidad en los objetivos de la gestión que se manifestó en la disminución del interés del Poder Ejecutivo provincial en las innovaciones educativas. La rectora de la ULP, Dra. Alicia Bañuelos, quien con gran visión había sido la gestora del proyecto de las EPD, renunció a su cargo y fue sucedida por dos rectores sucesivos. Estos cambios marcaron un cambio de rumbo en las EPD y las EPDA, que según se infiere de declaraciones de informantes clave, han perdido su impulso inicial. Si bien se ha continuado con la distribución de computadoras a los alumnos, no se habrían introducido innovaciones en el sistema educativo.

Las Escuelas Públicas Digitales se han creado en el año 2010, como producto de la Agenda Digital de San Luis, e implementado en el año 2011. Son por lo tanto un proyecto joven, con una serie de desafíos y potencialidades por desarrollar. En el evento de San Luis Digital de septiembre – octubre de 2012 y sólo en la ciudad de San Luis, ya se registraban 361 alumnos estudiando en estas escuelas.

Aunque nuestra investigación terminó en enero de 2013, en mayo de 2014 hemos consultado el poco material de prensa publicado al respecto y realizado en línea algunas entrevistas a informantes clave para verificar la continuidad del plan de EPD y EPDA.

Como resultados posteriores a nuestra investigación, puede mencionarse que en diciembre del año 2013 más de 550 alumnos de las EPDA, de distintas localidades de la provincia, recibieron sus diplomas.[4]

También recibieron sus certificados los alumnos de las siguientes EPD: EPD Albert Einstein (nivel inicial, primario y secundario); EPD Isaac Newton (ciclo superior); EPD N° 2 Estancia Grande (nivel inicial y primario); El Durazno (nivel secundario); EPD Xumucpe – Hijos del Sol de la Comunidad Huarpe (nivel inicial, primario, secundario y EPDA); EPD Feliciana Saá de la Comunidad Ranquel (nivel inicial, primaria y secundario); EPD Terminalidad Rural: Balde, Pencoso, La Carolina, Zanjita, La Florida, Potrerillo, La Vertiente, Villa de Praga, La Maroma y Paraje Puertas del Sol.

Una informante clave, la actual Jefa del Sub Programa Escuelas Públicas Digitales dependientes de la ULP, manifiesta que hasta mayo de 2014 se han implementado en la provincia de San Luis 64 EPDA, 232 aulas 20/30, 15 escuelas llamadas EPD, dependientes de la Universidad de la Punta, además de una EPD de gestión compartida. Desde el año 2013 el Ministerio de Educación de la provincia está implementando escuelas públicas de modalidad digital bilingües o multilingües de autogestión.

Resulta significativo que ni los sitios web del Ministerio de Educación de la provincia[5] ni el de la ULP[6] presenten una página dedicada a las EPD y EPDA, aunque algunas informaciones sobre ellas se muestran en el apartado “Novedades”. No se publican estudios ni evaluaciones al respecto. Las únicas informaciones relativas a este tipo de escuelas se encuentran en la prensa cotidiana de la provincia.

La ULP implementó en este lapso el Plan 20/30, un plan educativo cuyo objetivo es ofrecer a jóvenes de la provincia de San Luis, de entre 20 a 30 años de edad, la posibilidad de terminar sus estudios secundarios mediante el pago de una beca mensual de $800 (pesos ochocientos con 00/100)[7]. Este plan utiliza las EPD como espacio de formación de sus estudiantes.

Otra informante clave considera que si bien se han inaugurado nuevas escuelas llamadas EPD, bilingües o multilingües, éstas son meramente escuelas que utilizan tecnología informática, pero que no siguen los principios originales de atención personalizada de los alumnos. Tampoco se han producido innovaciones en las EPD existentes: continúan funcionando como en sus comienzos, sin incorporar las mejores prácticas de escuelas similares en Estados Unidos o Finlandia, como estaba previsto en sus inicios. “La experiencia que no avanza, retrocede”, afirma la informante.

Uno de los propósitos originales del proyecto de las EPD era extender este nuevo sistema educativo a toda la provincia. Esto ha producido conflictos con los docentes de las escuelas tradicionales. Como expresan Caracciolo y Zavala (2013):

En primer lugar se puede hablar del rechazo del sector docente y gremial, que se hizo evidente a través de distintos medios de comunicación y acciones llevadas a cabo por los representantes para manifestarse en contra de la implementación de un nuevo modelo de educación y a favor del aprendizaje bajo el enfoque tradicional. En particular, parte de la comunidad educativa provincial manifiesta ser la más agraviada por la nueva modalidad que introduce el nuevo sistema, dado que implica según la ley (art. 9º), una reducción de la planta docente asignada a las Escuelas Digitales, así como también diversas modificaciones en los contenidos curriculares, entre otras cosas. En este mismo ámbito, también ha sido parte de la controversia la falta de convocatoria a la Junta de Calificación para la selección de los docentes, así como tampoco se ha dado participación al Consejo de Educación provincial.

En consecuencia, al menos por el momento, las EPD constituyen una suerte de sistema de educación paralelo en la provincia.

Desafíos y propuestas

Del trabajo de campo realizado, de las observaciones y entrevistas que se han recopilado, y de su posterior procesamiento, se infieren algunas propuestas para ser consideradas en el proyecto innovador de las EPD y EPDA:

  • La alta demanda de matrícula señala la necesidad de preparación de mayor número de docentes a corto plazo.
  • Incorporar a los docentes en la generación e implementación de EPD, para que no se trate sólo de una iniciativa “de arriba hacia abajo”, sino de una experiencia participativa, de modo de que los docentes puedan apropiarse mejor de esta nueva modalidad de enseñanza.
  • Incorporar a la comunidad en general y a los padres en particular a la vida cotidiana de la escuela mediante proyectos, actividades, formas innovadoras de comunicación, etcétera.
  • Mejorar la conectividad en los alrededores de las escuelas, fundamentalmente para que los alumnos puedan seguir en línea con la escuela desde sus hogares u otros espacios.
  • La demanda de los docentes señala la necesidad de capacitaciones más prolongadas y de la repetición de algunos cursos docentes.
  • Disponibilidad de edificios especiales para las escuelas que funcionan, hasta el momento, en otros edificios públicos.
  • Generar redes de escuelas EPD y EPDA que se planteen el intercambio de información y experiencias en línea tanto entre los alumnos como entre los docentes.
  • Fortalecer la difusión y comunicación de la experiencia ya sea hacia la sociedad en general (a través de los medios masivos de comunicación, de proyectos de difusión o de enlace con la comunidad promovidos desde las mismas escuelas, etc.), hacia las esferas académicas de expertos en educación y en TIC (a través de publicaciones, artículos, foros de debate, eventos científicos, etc.) y hacia funcionarios públicos de educación de otras provincias y regiones.
  • Reforzar la visibilidad de la experiencia mediante stands y tracks de conferencias y seminarios en los eventos anuales San Luis Digital.
  • Promover un diálogo con el resto de la comunidad educativa (docentes y funcionarios de escuelas tradicionales) de manera de difundir las bases del proyecto, y combatir los prejuicios y resistencias a estas nuevas escuelas. Incluso, sería interesante proponer proyectos y actividades que sean realizados por varias escuelas (tradicionales y EPD), con el sentido de que pueda visualizarse una cooperación allí donde se prejuzga una situación de competencia.
  • Fortalecer lazos de acompañamiento, cooperación y planificación conjunta entre coordinadores de diferentes EPD y EPDA, por medio de redes de docentes y comunidades de práctica.
  • Fortalecer a las escuelas con mayor matrícula de alumnos y menor cantidad de docentes y coordinadores a cargo, con acompañantes pedagógicos en TIC.
  • Proveer apoyo pedagógico y/o profundizar la formación docente en lo que refiere a la planificación e incorporación de herramientas TIC en la currícula.
  • Promover el registro de las culturas populares, fundamentalmente en las áreas rurales o en las localidades de pueblos originarios, por medio de la transmisión de la cultura local a través de contenidos producidos por los propios docentes y estudiantes y cargados en la plataforma SAKAI, para compartirlos con los demás alumnos, docentes y comunidades.

Bibliografía

Caracciolo, M. y Zavala, M. (2013). “La Digitalización de la Educación Pública”, en: KAIROS. Revista de Temas Sociales. ISSN 1514-9331. URL: http: //www.revistakairos.org. Proyecto Culturas Juveniles. Publicación de la Universidad Nacional de San Luís, Año 17, Nº 32, noviembre de 2013.

Engel, Paul (1997). “La organización social de la innovación. Enfocando en/sobre la interacción de los agentes involucrados”. Santiago de Chile, KIT Press, Royal Tropical Institute.

Finquelievich, S. (2007). La innovación ya no es lo que era: Impactos meta-tecnológicos en las áreas metropolitanas. Buenos Aires, Dunken.

——————— (2013). “The Emergence and Development of a Regional Living Lab. The case of San Luis, Argentina”. http: //www.ci-journal.net/index.php/ciej/issue/view/47 Special Issue: Community Informatics and the Co-Creation of Innovation, Journal of Community Informatics, Vancouver, Canada, vol. 9, Nº 3, mayo 2013.

Finquelievich, S.; Feldman, P. y Fischnaller C. (2013). “Los territorios urbano-regionales como medio de innovación. San Luis, ¿laboratorio ciudadano?”. Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad, Dossier Nº 23, mayo 2013.

Finquelievich, S. y Prince, A. (2010). “El desarrollo de una provincia digital”. Universidad de La Punta, San Luis. ­Accesible en: http://www.ulp.edu.ar/comunicacion/libros_ulp/desarrollo/files/­libro.pdf

Finquelievich, S.; Rozengardt, A.; Davidziuk, A. y Finquelievich, D. (2010). “National Information Society Policies: A Template”. UNESCO. Accesible en: http: //portal.unesco.org/ci/en/files/29360/12602731983IFAP_­Template_en.pdf/IFAP_Template_en.pdf

Hinostroza, J. E.; Labbé, C. (2012). “Políticas y prácticas de informática educativa en América Latina y El Caribe”. Santiago de Chile, CEPAL. Accesible en: http: //coleccion1a1.educ.ar/wp-content/uploads/2012/02/cepal_politicas-practicas-de-Tic.pdf

Robert, P. “La educación en Finlandia: Los secretos de un éxito asombroso”. Traducción: Manuel Valdivia Rodríguez. Disponible en: http: //www.otraescuel aesposible.es/pdf/secretos_finlandia.pdf


  1. Para facilitar la lectura, nos referiremos a estas instituciones educativas como EPD y en los casos en que se trate de Escuelas Públicas Digitales para Adultos como EPDA.
  2. La plataforma SAKAI es un software educativo de código abierto que permite realizar múltiples funciones: comunicación entre profesores y alumnos, lectura de noticias RSS, distribución de material docente, realización de exámenes, gestión de trabajos, etcétera.
  3. http://agenciasanluis.com/notas/2014/03/09/la-escuela-albert-einstein-entre-las-mas-innovadoras-del-mundo/
  4. Información de www.sanluistodo.com.ar, Enciclopedia Viva, consultada el 10/5/2014.
  5. http://www.sanluis.edu.ar/EducacionAsp/Index.asp
  6. www.ulp.edu.ar
  7. http://www.plan2030.sanluis.gov.ar/Plan2030Asp/paginas/pagina.asp?PaginaID=26


Deja un comentario