Otras publicaciones:

9789877230031_frontcover

12-3864t

Otras publicaciones:

9789877230024-frontcover

silentchange

12 Producción audiovisual cordobesa

Representación y valorización del espacio propio

María Sol Baliosian

El presente trabajo tiene como objetivo realizar una aproximación a los contenidos que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual hizo posible en la provincia de Córdoba durante el periodo que estuvo vigente, específicamente a través del Plan Operativo de Fomento y Promoción de Contenidos Audiovisuales Digitales para TV. Este plan tenía por objeto la pluralización de contenidos audiovisuales para TV, el fortalecimiento de las capacidades productivas en todo el país y la generación de puestos de trabajo. Considerando estos propósitos, nos preguntamos por las particularidades de los relatos propios de Córdoba, puntualmente, cómo se ve representado este espacio en relación a otros espacios, como Buenos Aires y el extranjero.

Para este análisis, tomamos como objeto dos series locales, ambas de la serie Ficción Federal: Corazón de Vinilo, dirigida por Luciano Delprato y Pablo Spollansky (2010), y Córdoba Castings, de Javier Correa Cáceres (2011).[1]

Ambas series están compuestas por ocho capítulos de 26 minutos cada uno y comparten ciertos elementos narrativos como: la edad de los personajes, la búsqueda del éxito profesional, el escenario donde ocurren los acontecimientos (Córdoba) y una mirada hacia el exterior (Buenos Aires o el extranjero) como el lugar de la realización y las oportunidades. Comparten, además, personajes con objetivos similares: lograr producciones artísticas locales (de carácter musical en el caso de Corazón de Vinilo, de tipo audiovisual en Córdoba Castings).

Tomando en cuenta las características del corpus, indagaremos en el conflicto entre “querer hacer” y “poder hacer” y las dimensiones de espacialidad que esta tensión hace visible, en la oposición Interior vs Exterior, en dos sentidos: la capital vs el interior del país, por un lado, y por otro, Argentina vs otros países.

A tal fin observaremos: la caracterización de los personajes que habitan en los distintos espacios y la apreciación y configuración valorativa que se hace de los mismos. Además, analizaremos el plan narrativo de los personajes protagonistas y dentro de ese plan, qué obstáculos se interponen entre ellos y sus objetivos, como así también, las relaciones que se presentan entre espacios y obstáculos.

Finalmente, intentaremos señalar algunas características que surjan como propias de la producción cordobesa en los casos considerados.

Las historias

Corazón de Vinilo narra la historia de una banda de música infantil exitosa en los 80 y de alcance internacional: Los Ludomatic. Sus integrantes, Toni, Becca, Marco, Lupe y René se reúnen luego de veinte años y tras tomar conciencia de que el éxito y la fama los abandonaron hace mucho tiempo, buscan la manera de formar nuevamente la banda. Para ello necesitan un productor, un representante, alguien que logre lanzarlos nuevamente al mercado. Contextualizada y con referencias explícitas a la ciudad de Córdoba, la historia avanza, en tono de comedia, a través de los obstáculos que deben sortear los protagonistas para producir música con recursos locales.

Por su parte, Córdoba Castings cuenta la historia de Nelson, quien trabaja en una empresa cordobesa que hace castings para diferentes producciones publicitarias y sueña con filmar su ópera prima, titulada “El tiempo y la vida en el sur del mundo”. Luego de presentarse a un concurso español de guiones y no salir ganador, decide junto a Sergio, Atilio, Ludmila y Pilar, sus compañeros de trabajo, filmar la película en la empresa a espaldas de la dueña.

En clave de comedia, el relato narra las vicisitudes que atraviesan los protagonistas para poder producir el film. La clandestinidad del desafío hace que la aventura rompa con el tedio de la vida cotidiana que domina a los personajes.

Corazón de Vinilo

Los personajes

Como ya mencionamos, Corazón de Vinilo cuenta la historia de Los Ludomatic, una banda infantil de los 80 que en su momento de esplendor alcanzó el top 40 de España y Latinoamérica. “Niños con éxito precoz, adultos desconocidos”, así los describe la conductora de Ídolos del ayer, programa que reúne frente al televisor a los integrantes de la banda en el primer capítulo.

Allí, podemos ver cómo los protagonistas esperan ansiosos ser mencionados y volver a ver sus nombres brillar en la pantalla, pero nada de esto sucede. Andy Paul es el único de los integrantes del grupo que fue invitado al programa y sólo se habla sobre él: una pedante estrella pop que triunfó en el mundo de la música como solista. Este es el único integrante de la banda que consiguió continuar con su carrera y alardea sobre sus viajes al exterior y lo difícil de combinar la vida con la fama. Cuando le preguntan sobre sus ex compañeros, no logra recordar los nombres de todos y desacredita sus aportes en el pasado a la banda infantil.

En cuanto al resto de los integrantes, al término del programa se dan cuenta de que sus vidas fueron por caminos que no esperaban: desilusionados y enojados, son “adultos desconocidos” que viven sus vidas en el anonimato.

imagen corazon de vinilo

corazondevinilov

Corazón de vinilo, Luciano Delprato y Pablo Spollansky (2011)

De Lupe, no se sabe si trabaja o no en algo. Está por publicar un libro que cuenta su relación amorosa en la infancia con Andy. Este se publicará como autobiografía, pero ella no la escribió, ni la leyó. Por otro lado, está obnubilada por el mundo de la moda, parece no entender nada en las conversaciones grupales, sus intereses son superficiales y sus comentarios poco inteligentes. Es el estereotipo de la “chica tonta”.

Becca trabaja en un call center. Odia su trabajo, pero lleva adelante su vida de tedio con sarcasmo e ironía. Hace gala de un humor ácido y pesimista, desconfía de la humanidad toda y es una excelente observadora de las miserias humanas. Al igual que Lupe, está desvinculada del mundo de la música.

René compone jingles, ringtones y música para ascensores. Es retraído, tímido y por sus gestos y tono de voz despierta en sus compañeros dudas sobre su sexualidad. Su pasatiempo principal es jugar al bingo y al chinchón con su mamá y su grupo de amigas. En momentos de caos, le brota una personalidad opuesta, de voz gruesa, masculina, de riendas tomar en post del orden y la disipación del caos.

Marco es dueño de un bar que lleva el mismo nombre que la canción que lanzó al grupo a la fama: “Corazón de vinilo”. El bar es un fracaso, está fundido, no tiene ningún cliente. Marcos es ludópata, algo depresivo y al igual que Becca tiene un costado sarcástico e irónico que lo caracteriza.

Tony hace shows de canto y desopilantes performances (estatua viviente, policía, carnaval carioca, stripper, etc.) en bautismos, despedidas, bar mitzvah, cumpleaños, etc. Habla con acento español que adquirió en una gira de una semana que hizo por España con la banda. Ama su acento español. Es quien más expresa sus añoranzas por los tiempos pasados. No pierde la esperanza de regresar al top 40. Entusiasta, efusivo, infantil y algo violento, Tony es quien incita al resto de los integrantes a retomar su sueño: volver a formar la banda y grabar un nuevo disco.

El conflicto

En el primer capítulo de la serie se desata la polémica: Becca, Marco, Lupe y René, se enojan con Tony por hacerles ver de forma agresiva que todos están descontentos con la vida que llevan, pero terminan aceptando que abandonaron su sueño. Finalmente, algo enojados, dubitativos, descreídos de las reales posibilidades de relanzar la banda sin dinero, deciden intentar regresar al mundo de la música. Aquí se puede leer el inicio del conflicto y los agentes: Lupe, Marco, René, Becca y Tony, los ex Ludomatic, como grupo, encarnan un protagonista colectivo cuyo propósito queda planteado al finalizar el primer capítulo de la serie: volver a formar la banda y lanzar un disco.

Ante este propósito surgen diferentes obstáculos a lo largo de los diferentes capítulos:

En primer lugar, los protagonistas deben enfrentar a su propio escepticismo respecto de las posibilidades reales de llevar adelante su plan. Cuando Tony les hace ver al resto del grupo que tienen vidas patéticas y los incita a volver a formar la banda y retornar el camino de sus sueños, se desata una discusión sobre si es posible o no hacerlo. Marcos señala el obstáculo económico y aporta irónico: “Buenísimo, podemos secuestrar al Papa y con la plata del rescate financiamos el disco.” René, ante el caos pone fin a los gritos y resume:

“Bueno ¡Basta! Volver, no volver, ¿cómo van a estar discutiendo eso? ¿Cómo vamos a volver a armar una banda infantil si ya somos adultos? En el fondo nos gustaría a todos volver el tiempo atrás, cambiar algunas cosas para no tener esta vida patética. ¡Ese teléfono no va a sonar nunca! ¿No se dan cuenta? Ningún productor va a llamar para darnos un contrato nunca.”

No obstante, deciden llevar adelante la idea de Tony, aparece un productor y con él otro obstáculo: firman un contrato desfavorable para ellos, donde la discográfica tiene siempre todas las de ganar. René advierte: “Según el contrato que firmamos sólo podés decidir sobre si donás o no tus órganos… Ah no, no, no había leído esta última clausulita.” Sobre el final del segundo capítulo, el representante sufre un accidente de tránsito intentando llegar al bar para reunirse con ellos, pero éste resulta un obstáculo menor, les aguardan muchos más.

Luego de la firma del contrato, y habiendo contraído el compromiso con la discográfica, aparece un tercer inconveniente: el tiempo, o mejor dicho la falta del mismo. Una vez rearmado el grupo, necesitan juntarse a ensayar y componer, tienen un contrato y con él la obligación de presentarle al productor un corte de difusión y realizar actividades relacionadas a su relanzamiento como banda. Sin embargo, debido a sus otros trabajos, de los que viven hasta el momento, se ven obligados a hacer malabares para poder reunirse y cumplir el objetivo. Distintas aseveraciones de ellos dan cuenta de esta situación: Marcos reprocha a Becca: “Si no fuera por tu trabajo no tendríamos que ensayar a las 2:30 de la mañana”; Becca en la conferencia de prensa: “Apuremos con las preguntas que tengo turno doble en el call center”; René: “Yo me tengo que ir a componer, un nuevo jingle de un laxante”; Tony: “Estoy así vestido porque estoy en una fiesta acá cerca y me quedan dos horitas al medio entre la murga y la entrega del carnaval carioca.”

Surgen nuevas complicaciones cuando se dan cuenta de que a los medios de prensa no les interesa hablar sobre el relanzamiento de una banda de desconocidos. Cuando en la conferencia de prensa para anunciar el relanzamiento de la banda, se deja en claro que Andy no va a ser parte del grupo, los periodistas se levantan y se van del salón. Así, es como queda claro que a la prensa no le interesa la noticia si Andy Paul, la reconocida estrella pop del momento, no está en el proyecto.

Un nuevo obstáculo aparece ante la falta de inspiración y presión por parte de la discográfica para componer los temas para el disco: no se les ocurre nada, el productor los presiona, firmaron un contrato que deben cumplir. Sienten que tocaron fondo “sólo te resta subir”, dice la canción que entonan. Finalmente, la inspiración aparece y deciden grabar el disco en el bar con Tony como técnico de sonido. Reaparece Andy Paul a recuperar el amor de Lupe y eso desata una nueva crisis. Lupe, confundida no sabe si quedarse con Tony o irse con Andy, su amor de la infancia. A su vez, René y Becca se encuentran distanciados; Marcos y la asistente del director del video clip, truncan el avance de la historia de amor entre Becca y René. Con la suma de estos conflictos amorosos termina el capítulo 7. Cuando parece que ya están cerca de lograr el objetivo, apenas llega Tony de Uruguay, a donde viajó a mezclar el disco, terminan todos peleados y la banda se disuelve nuevamente. En ese momento de la historia, aparece Kata, socia fundadora y presidenta del club de fans de Los Ludomatic. Ella, entusiasmada desde el primer día con el regreso de la banda y alertada por los conflictos para el regreso, elabora un plan llamado “la conspiración” para reunirlos nuevamente. En el último capítulo, Kata logra unir nuevamente a los enamorados Becca y René, Tony y Lupe; y conquistar el amor de Marcos, de quien está enamorada hace 20 años. La banda está reunida nuevamente, tienen un disco para lanzar y lo festejan tocando en una fiesta sorpresa que organizó Kata en el “Corazón de Vinilo disquería bar”.

Ahora bien, analizando el desglose de obstáculos que hicimos hasta el momento, podemos señalar que la mayoría de estos, se centran sobre la tensión entre querer hacer y poder hacer. A la vez, sobre la base de estos, surgen consideraciones sobre lo propio que abonan la tensión y configuran tanto el tiempo como el espacio.

El tiempo y el espacio: configuraciones valorativas

Partimos del tiempo presente descrito en el capítulo 1: los protagonistas viven en Córdoba, en un presente anclado al anonimato, el tedio, el aburrimiento, lo patético de ser quienes no quieren ser. El pasado se representa como la luz, el éxito, la fama, vinculado a España y el top 40 como su máximo logro. Tony lleva en su exagerado acento español, la marca imborrable de ese pasado que creyeron prometedor pero que los depositó en este presente que desprecian. El futuro se presenta, en un primer momento, cómo la irremediable continuidad del presente. Esa figura ronda siempre, incluso cuando deciden poner manos a la obra para relanzarse como banda: la posibilidad del futuro patético asecha con la aparición de cada obstáculo hacia la meta. Pretenden un cambio de estado, que en un primer momento pareciera ser la búsqueda de la vuelta a un estado anterior y en un segundo momento la salida de un estado presente, que guarda características tanto del pasado como del presente mismo pero que no es la copia de ninguno de los dos. De esto último, nos ocuparemos más adelante.

Atendiendo a la configuración témporo-espacial, la oposición extranjero/propio es reforzada en varios momentos y asociada a distintos valores (el éxito, lo atractivo, lo deseable, la mayor calidad): Como ejemplo de la asociación con éxito, Andy Paul, quien triunfó como solista y es una reconocida estrella pop, vive en Miami. La asociación con lo deseable y atractivo es clara cuando Andy vuelve a buscar y recuperar el amor de Lupe y la invita a ir de viaje a Rio de Janeiro. También cuando, Lupe, quien no sabe si quedarse con Tony o con Andy, pide consejos a sus amigos y ellos resaltan lo buen partido q es Andy al invitarla a viajar al exterior. Este valor aparece igualmente en el acento español de Tony. La asociación con una mayor calidad, aparece cuando ante la necesidad de grabar el disco en el bar, con ellos mismos como técnicos de sonido, Marco se pregunta por qué es mejor hacerlo ahí que en un estudio en Nueva York, y Tony propone ir a mezclar el disco a Uruguay.

Estas apreciaciones y el fuerte anclaje del presente de los personajes en Córdoba Capital, implican la desvalorización del interior y su inferioridad frente a lo foráneo. Ahora bien, ¿cómo sabemos que la acción en el presente se desarrolla en Córdoba Capital? El texto es claro en esta ubicación a través de nombrar espacios emblemáticos de la ciudad como el Parque Sarmiento, Rubén Libros, la Cripta Jesuítica, el barrio José Ignacio Díaz. También se muestran lugares como el Súper Park y las galerías céntricas, a la vez que se nombra al Trole, transporte público característico de la ciudad de Córdoba.

La resolución del conflicto

En cuanto a la resolución del conflicto, encontramos dos momentos. El primer momento, cuando el propósito del grupo se encuentra ligado a la recuperación del pasado, esto es, cuando el objetivo es volver a un estado anterior de fama, éxito, giras por el exterior y el top 40 de España, ahí el plan se resuelve en fracaso. No es posible volver a ese estado anterior, como plantea René (“nos gustaría a todos volver el tiempo atrás, cambiar algunas cosas para no tener esta vida patética”), dado que ya son adultos, pasaron 20 años, y no son los mismos que cuando eran niños. Este presente, plantea otras posibilidades y ahí aparece el segundo momento.

En este segundo momento, el propósito se desprende del anterior y pretende ir hacia un futuro, que comparte algunas características con el pasado, pero revalorizando y conservando aquellas cosas del presente que sí se desean. En este caso, podemos hablar de una resolución exitosa.

En el final de la historia prevalecen, en ese futuro inmediato, algunos elementos del pasado que se añoraba. Esto es, de nuevo son una banda de música, están unidos, y tienen un disco para promocionarse. Ahora bien, hay elementos del presente, que continúan existiendo en ese futuro pero que lejos de ser valoradas como algo negativo, son vistas como positivas: Andy Paul no forma parte de la banda, las historias de amor de la vida adulta prevalecen y se celebran, no se van de gira al exterior, pero son reconocidos en su propio lugar en una fiesta, al final del capítulo 8, en el Corazón de Vinilo Disquería Bar.

Esta revalorización de los aspectos del presente, re-significados de forma positiva, comienza con una frase de Tony. Éste, al ser indagado sobre por qué es mejor grabar el disco en el Corazón de Vinilo Disquería Bar y no en un estudio en Nueva York contesta: “Porque en este lugar se guarda nuestra esencia”. También lo vemos cuando Lupe elige quedarse con Tony y no con Andy. Esta no es sólo una elección casual entre dos posibles novios, sino que simbólicamente está eligiendo entre dos posibilidades: Andy representa la vuelta al pasado, a su amor platónico de la infancia, Los Ludomatic de los 90 y sus aspiraciones al mercado internacional y una vida en el exterior, más puntualmente Andy encarna la posibilidad de retomar el proyecto de su niñez; en cambio Tony constituye una apuesta a un futuro que tiene que ver con su presente, un amor real de la adultez, vinculado al momento actual de la banda.

Por otra parte, esta idea se ve reforzada en las placas que aparecen al final de la serie, las cuales cuentas algunos pormenores de la vida de los personajes en ese futuro inmediato donde la banda es relanzada. En todas ellas, ya sea por las declaraciones o las actividades que afirman que los personajes realizan en la actualidad, se leen guiños de continuidad con ese presente que, aunque con aspectos negativos, les otorga, tanto en el presente como en el futuro, elementos distintivos que los caracterizan: “Tony: tiene compuestos más de 185 temas para el próximo disco de Ludomatic y sostiene que son más grandes que Jesucristo, Buda y Maradona” (claro guiño a la característica del personaje de siempre exagerar todo); “Lupe: prepara su programa de TV para chicos Preguntale a Lupe, donde si ella sabe la respuesta el colegio completo gana un viaje a Cruz del Eje” (referencia explícita, en clave de comedia, al espacio de Cruz del Eje, pueblo del norte cordobés); “Marco: su bar fue clausurado y se encadenó a la puerta hace una semana. Se desencadena para ir a los recitales y vuelve” (referencia a los continuos problemas con la ley de este personaje); “Becca: continúa trabajando en el call center no por necesidad sino como acto de resistencia punk” (al igual que el anterior es una referencia a una característica permanente del personaje, en este caso, su espíritu rebelde); “René sigue su carrera como compositor de jingles pero sólo para productos relacionados con el amor, la pareja estable y las artes marciales” (en este caso, el particular lado sensible del personaje).

Capítulo 7 / La asistente del director

El capítulo 7 merece una mención aparte ya que deja al desnudo algo que resulta sumamente interesante: muestra el hacer de la producción audiovisual, en una especie de meta-discurso, a través del recurso de narrar la filmación de un video clip para la banda.

En este caso se apela a numerosos estereotipos del ambiente. Se presenta a un director gritón, que tiene una asistente que casi no habla. Los personajes se mueven en un escenario montado en el mismo bar, con una tela verde de fondo (para el croma), luces, maquillaje, vestuario. Se habla del guion, de tomas, de un plan de rodaje al que hay que ajustarse, de lo difícil del rubro: “Empecé desde abajo”- dice el director, en alusión a sus comienzos vinculado a la industria pornográfica.

Este capítulo es el claro ejemplo de este empeño por mostrar el propio hacer desde un lugar cómico, acompañando el tono de la serie toda.

A modo de síntesis

Podemos destacar entonces que el propósito y los obstáculos que se presentan al proyecto de los protagonistas son los propios del querer hacer en el ámbito de la producción audiovisual. Si bien el propósito principal es el de la producción musical, con la propuesta del capítulo 7, podemos ver como los obstáculos pueden aparecer tanto en lo audiovisual como en lo musical. La narración de estos obstáculos funciona como metonimia de la realidad de los productores cordobeses.

Por otro lado, nos parece importante destacar la mostración que se hace de los lugares propios, tanto desde la palabra como desde las imágenes y la revalorización de los espacios que se hace a medida que avanza la narración, tal como mencionamos en párrafos anteriores cuando los personajes re significan sus lugares de pertenencia.

Córdoba Castings

La segunda serie objeto de nuestro análisis es Córdoba Castings. Ésta cuenta la historia de Nelson, un joven director de cine que sueña con la realización de su opera prima “El tiempo y la vida en el sur del mundo”. La historia comienza cuando Nelson recibe un llamado desde España en el que le comunican que su guion salió premiado y debe por lo tanto viajar al país europeo de inmediato para llevar adelante el rodaje del mismo. Le pagarán como director y como guionista la prometedora suma de 40 mil euros.

Ante esta noticia, Nelson decide renunciar a su trabajo en la agencia “Córdoba Castings”, despedirse de sus compañeros y vivir su sueño. Ya presentada la renuncia y habiéndose despedido de Sergio, su amigo más cercano, recibe un segundo llamado desde España en el cual le informan que hubo un error: no es él el ganador del concurso de guiones si no otro Nelson Medina que también participó.

Allí queda planteado un primer conflicto: Nelson que creía ya inminente el cumplimiento de su objetivo, se ve contrariado por la situación, no sólo no va a viajar a realizar su film, sino que ahora también está sin trabajo. Abatido por la situación, habla con Sergio y éste le aconseja hablar con Graciela, la dueña de la empresa quién está enamorada de Nelson, para recuperar su trabajo. Acto seguido, Sergio le hace una pregunta clave: “¿Tenés ganas de hacer la película? ¿Tenés muchas ganas de hacer la película?”, ante lo que él mismo propone “la hacemos acá”. Así, en el minuto 22 del capítulo 1, queda planteado el conflicto: Nelson ve truncado su sueño, pero es incitado por Sergio a realizar en film allí en la empresa de casting. Sergio le hace ver que tienen todo para hacerlo: cámaras, luces, actores, y ante esto, deciden llevar adelante el cometido a espaldas de Graciela, la dueña.

Una vez planteada la negativa del viaje a España, rápidamente son presentados los ayudantes de la historia: Pilar y Ludmila, recepcionistas de la empresa, Atilio, editor y sereno y Sergio, quien realiza los castings junto a Nelson. Ellos son los compañeros de trabajo de Nelson y quienes luego de ser convocados a una reunión, deciden embarcarse en ésta experiencia de llevar adelante el film clandestinamente.

Tanto Nelson como sus compañeros comparten algo con los protagonistas de la serie anterior: su vida presente no los satisface. Profesionalmente desean estar en otro lugar, comparten este presente de tedio y monotonía trabajando en la empresa. Esto es lo que los impulsa a apoyar a Nelson en su proyecto: la sensación de aventura y ruptura con la rutina. Además, sus profesiones/vocaciones están ligadas al mundo de la cinematografía: Ludmila quiere ser actriz, Pilar es maquilladora, Atilio es montajista/editor y Sergio tiene una banda musical, es quien va ser la mano derecha de Nelson en la historia, hará las veces de productor y desarrollará diferentes actividades y roles cruciales a la hora de realizar el film. Hacia el final de la reunión inicial, Nelson los arenga: “Todo el cansancio no aplacó las ganas de hacer cine”.

Sin embargo, irán apareciendo a lo largo de la historia diversos obstáculos que deberán sortear:

En primer lugar, enfrentan el problema del financiamiento. Realizar un film, requiere dinero y esto es algo de lo que Nelson no dispone. Ante esto, necesitan abaratar los costos para poder hacer la película, lo cual implica, como dice Sergio, “unos cambios al guion”. Nelson duda ante los cambios propuestos, como modificar algunas locaciones para abaratar la puesta (pasar una escena originalmente propuesta en una cancha de fútbol a un living donde se está viendo el partido en la televisión; una escena en la pista de un boliche trasladada a un pasillo de un boliche). Sergio se excusa: “hay que abaratar costos para poder hacerla nosotros”; Nelson duda: “No sé si es buena idea que la hagamos nosotros”. De todas maneras, siguen adelante.

Otro obstáculo es el tiempo: el grupo sólo tiene 15 días para realizar el film, que son los días en que Graciela, la dueña, no va a estar en la empresa. Por otra parte, tienen que realizarlo en horarios no laborales y además de todo eso, combinarlo con sus otras actividades, otros trabajos y el cuidado de la familia en el caso de Pilar que tiene dos hijos. El casting para la película comienza un domingo, Nelson llega de traje y corbata, viene de una fiesta de 15 a la que fue convocado para filmar el evento. Le entrega a Atilio el crudo y las indicaciones para la edición, y le recuerda que ése día comienzan con el casting para la película ya que al ser domingo la dueña no va a la oficina. Empiezan demorados, ni Ludmila, ni Pilar, ni Sergio llegan a la empresa. Nelson intenta sin éxito comunicarse por teléfono con las chicas. Al llamar a Sergio se entera de que éste fue detenido por la policía, situación en la que lo metió su primo, Leo, quien compra y vende productos de procedencia dudosa. Nelson se ve obligado a abandonar la empresa y salir a buscar a Sergio a la comisaría. El tiempo corre, sólo tienen el domingo. Ludmila llega tarde después de una noche de fiesta y Pilar llega aún más tarde, dado que al ser domingo tenía que pasar tiempo con los chicos y llevarlos de paseo.

Un tercer obstáculo es la poca convocatoria que tiene el casting, al que sólo se presentan dos actores. Toman a esos dos, no por buenos sino, porque como afirma Sergio: “Son los únicos que se presentaron”. Los papeles restantes los interpretarán Leo y Ludmila, “Es lo que hay”, dice Pilar. El equipo acuerda en que necesitan un actor conocido que se ofrezca para interpretar a uno de los personajes. Un papel pequeño, “Eso en un día de rodaje lo salvamos. El tema es que tendría que ser alguien famoso que nos ayude de onda”, explica Nelson. Larralde, el actor conocido es el quinto inconveniente. Larralde trabajaba con Sergio y Pilar cuando la empresa era un canal de televisión local, TeleCor, y no una empresa de casting para publicidades. Tras un cómico accidente en el que un mate apoyado por equivocación en una escalera cae sobre Larralde, éste desaparece tras proferir miles de insultos al aire. El canal se viene a pique y cierra, cambia de rubro y se transforma en Córdoba Castings, empresa de castings para publicidades. Larralde por su parte, huye al extranjero luego del incidente y se convierte en un actor estrella de novelas venezolanas. Vive ahora en Miami y está muy agradecido a sus ex compañeros ya que gracias al accidente logró triunfar en el extranjero. Por fortuna, justo tiene un viaje programado a Córdoba y acepta el papel, pero con él llegan algunos inconvenientes. Además de tener ínfulas de grandeza debido a su fama, coquetea con Ludmila e interrumpe el rodaje de otras escenas por estar cuchichiando a los arrumacos fuera de cámara. Por otra parte, no puede ser visto por Graciela bajo ningún punto de vista, el accidente de Larralde en TeleCor es un pasado oscuro que la atormenta.

En medio del caos del rodaje y la presión por no retrasarse y evitar que Graciela los descubra, se repite el accidente del mate, Larralde se va enojado y no termina de hacer las escenas comprometidas. Es aquí donde aparece Sergio nuevamente como ayudante. Por su excelente dominio de la tonada de Larralde en castellano neutro, se pone una peluca y las escenas faltantes se hacen con Sergio como su doble.

Finalmente, el último obstáculo está dado por el regreso anticipado de Graciela quien vuelve antes de lo planeado. Sin previo aviso, circula por la oficina, nota algunos comportamientos extraños y decide poner cámaras en la empresa. Nadie se da cuenta de ello, lo que lleva a que sean descubiertos y todos despedidos.

Resolución del conflicto

Luego de ser todos despedidos, llega la resolución del conflicto. Atilio cuenta que Nelson se le presentó en sueños y le dijo cómo terminar de editar la película con el material que tienen filmado. Graciela decide despedir a Atilio como editor pero no como sereno, y le pide que le muestre el material; tras verlo, convoca a todos a una reunión y les informa que, si bien considera que se comportaron mal como empleados, le interesa el material que produjeron, y que si aceptan una co-producción con ella, todos serán reincorporados.

Así, todos recuperan su trabajo, se organiza una fiesta para celebrar que el material va a ser enviado a diversos festivales, Graciela anuncia el regreso de TeleCor, un canal de cable provincial con contenidos propios y una grilla totalmente renovada y ofrece a cada integrante de la empresa, un programa relacionado con sus intereses: “Un noticiero, un programa infantil, un musical, un programa sobre fenómenos paranormales, y también incursionaremos en los terrenos de la ficción con una mini serie dramática de alto contenido humano: El tiempo y la vida en el sur del mundo, basada en una película con el mismo nombre que éste año va a dar que hablar. ¿Te interesa Nelson?”, cierra Graciela su discurso.

La serie sin duda, se resuelve con un éxito. Hay una revalorización del momento presente y de las capacidades e intereses de cada uno de los personajes: la realización del noticiero para Ludmila, quien soñaba con ser la chica del clima y que grabó durante años los micros para enviarle a su familia y que estos creyeran que ese era su real trabajo; el programa infantil para Leo que está vestido en la fiesta como el payaso Mario; el musical para Sergio que tiene una banda y se lo ve durante toda la serie ir en busca de oportunidades para la misma; el programa de fenómenos paranormales para Atilio a quien siempre vemos hablar sobre temas relacionados y la serie de ficción basada en su propia película, para Nelson. Pilar se va a despeñar como maquilladora y el resto de los actores participarán de la ficción. Por su parte, Graciela relanza su añorado TeleCor.

Nelson, sobre el final, subraya estos logros: “Al final costó, pero salió todo bien”, y Atilio sintetiza el espíritu con esta frase: “Al final no, no estamos en el final, esto recién empieza. Acá estamos en el comienzo de algo, no en el final de nada”.

Tiempo y espacio

En cuanto a cómo se plantean el tiempo y el espacio, podemos hacer varias observaciones.

El pasado, aunque mucho más inmediato que en Corazón de Vinilo, también se vincula a una posibilidad de éxito y a lo extranjero. Esto es, Nelson cree que ganó un concurso de guiones y que va a viajar a España para filmar su ópera prima. Esto, que por un momento es presente y promesa de futuro, se convierte en pasado inmediato al recibir la llamada en la que le informan que hubo una equivocación y que no ha ganado el concurso.

Entonces, el presente vuelve a ser tedio e insatisfacción. Nelson ya no va a ser director de una película, seguirá trabajando haciendo castings publicitarios en una empresa local. Este presente tiene un fuerte anclaje en Córdoba ya que se mencionan, en reiteradas oportunidades, sitios, personajes, equipos de fútbol, propios de la ciudad: El Chori del Dante, el Parque Sarmiento, el CPC de ruta 20, el CPC de Arguello, el CPC Colón, el Teatro María Castaña, el Súper Park, la sala Medida por medida, el barrio de Alberdi, los personajes de Piñón Fijo y el payaso Mario, el club Belgrano. En cuanto a la caracterización de los personajes, hay una fuerte apuesta a representar al cordobés tipo. La tonada de Sergio y de Leo y algunas de sus ocurrencias, su simpatía, sus chistes, la personalidad entradora, “chamuyera”, forman parte del estereotipo del cordobés.

Estos elementos permiten, en cuanto a lo espacial, rescatar valorizaciones de lo propio y de lo ajeno. Al igual que en Corazón de Vinilo, lo foráneo adquiere un mayor valor frente a lo propio: Nelson ante la imposibilidad de filmar en España, duda de si es buena idea hacerlo en Córdoba con los recursos que disponen; Larralde, el actor famoso y exitoso, triunfa en novelas latinoamericanas y vive en Miami; uno de los actores que se presenta para el casting de la película, comenta en un pasillo: “La tonada cordobesa no tiene nada de malo, pero afuera se te ríen un montón. Yo hice Macbeth en Buenos Aires y la gente se cagaba de risa. Parecía el Negro Álvarez. Ahí empecé a trabajar en neutro”; el máximo sueño de Pilar es conocer las Islas Galápagos.

A modo de síntesis

Podemos señalar que la naturaleza del conflicto y los obstáculos que plantea la historia son fuertemente auto-referenciales si tenemos en cuenta en este punto a los productores cordobeses. La tensión que se representa entre el querer hacer y el poder hacer son propias del campo y en este aspecto la serie comparte valores con Corazón de Vinilo.

También resulta interesante rescatar la mostración que se hace de los lugares propios, desde la palabra, generando un fuerte anclaje del aquí y ahora de la narración en Córdoba Capital. Finalmente, la resolución del conflicto es más que interesante: un canal de cable local con programación de contenidos propios, es una clara alusión al nuevo contexto que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual proponía.

Conclusiones

Nos parece importante rescatar en paralelo algunos aspectos interesantes del análisis a modo de conclusión final.

En ambas series se trata un tema auto referencial: los inconvenientes a la hora de producir contenidos audiovisuales propios. Los más destacados tienen que ver con el dinero y el tiempo, más específicamente, con la falta de ambos.

En cuanto a las referencias espaciales, ambas series transcurren en Córdoba Capital, la diferencia es que en Corazón de Vinilo se nombran los espacios y se los muestra con imágenes: vemos galerías céntricas, el Parque Sarmiento, etc., mientras que en Córdoba Castings sólo se hace referencia a estos espacios desde los diálogos, no se los muestra en imágenes ya que toda la historia transcurre al interior del espacio de la empresa de casting.

En ambos casos se plantean situaciones en las que los espacios propios poseen una importancia menor frente a los foráneos, pero en la resolución del conflicto, esto se invierte y lo propio se revaloriza por sobre lo extranjero. Los éxitos se dan en Córdoba, con el reconocimiento de los pares, produciendo desde el lugar propio y no desde otro.

En cuanto al formato y a la caracterización de los personajes, podemos señalar que en Córdoba Castings hay una apuesta más fuerte a la representación del cordobés tipo, lo vemos fuertemente en la tonada de los personajes Sergio y Leo y en la construcción de sus frases y las situaciones que se les plantean. En cambio, en Corazón de Vinilo se apuesta a personajes más neutros en cuanto al modo de hablar, no se percibe de manera evidente la tonada cordobesa. Este aspecto, se ve reforzado por el formato de sitcom en el que se desarrolla la serie, con sus reidores característicos que hacen que en cuanto genero resulte más ajena al medio cordobés.

Para cerrar, nos parece interesante señalar que en ambas series los finales se plantean como nuevos comienzos ligados a la actividad propia de cada uno y a la posibilidad de desarrollarla en el medio local. Específicamente, en Córdoba Castings, el final parece una cita directa de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: un canal de cable con contenidos propios y una grilla renovada, pluralización de los contenidos en las pantallas, más contenidos nacionales y locales.

Bibliografía

ILARDO C. y MOREIRAS, D. (2014), “Nuevos sentidos y representaciones en las series de ficción de la TV pública argentina: un análisis después del POFyPromCAD-TV 2010”, Proyecto de investigación B subsidiado por SeCyT – UNC período 2014-2015. R.R. Nº 1565/2014.

NICOLOSI, A. P. (2014) “La ficción televisiva a partir de la Ley SCA. “Des-centrando” la producción y la empleabilidad técnica” en Nicolosi, A. P. (comp.), La televisión en la década kirchnerista. Democracia audiovisual y batalla cultural, pp. 47 a 62.

TRIQUELL, Ximena y RUIZ, Santiago (2014), “La dimensión política de los discursos sociales”, en De signos y sentidos, Nº 15, Facultad de Humanidades y Ciencias, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, pp. 123-136.

TRIQUELL, Ximena et al. (2012), Contar con imágenes. Una introducción a la narrativa fílmica, Editorial Brujas, Córdoba.

VERÓN, Eliseo (1993), La semiosis social, Gedisa, Barcelona.

Corpus audiovisual

Corazón de Vinilo (Luciano Delprato y Pablo Spollansky, 2010).

Córdoba Castings (Javier Correa Cáceres, 2011).


  1. Ambas series estuvieron disponibles en el portal de CDA (Contenidos Digitales Abiertos) mientras estuvo en vigencia la ley. Hoy Corazón de Vinilo puede verse en Youtube. Córdoba Castings no está aún disponible.


Deja un comentario