Otras publicaciones:

9789877230970_frontcover1

9789871867493-frontcover

Otras publicaciones:

frontcover1

9789877230147-frontcover1

Anexos

Protocolo de encuesta

 

Fecha 

 

Encuesta sobre el musical El Rey León, 2017

Sexo: 

 

Mujer  Hombre

¿Qué te ha parecido el espectáculo? (1- Malo / 5- Muy bueno)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿En relación con el precio?  (1- Mal / 5- Muy bien)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿En relación con sus expectativas? (1- Mal / 5 – Muy bien)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿Qué es lo que más le ha gustado? (hasta 2 opciones)

  • La música
  • La escenografía
  • El vestuario
  • Los actores y actrices
  • Otros

¿Por qué ha venido a ver el musical? (puede marcar 2 opciones)

  • Recomendación de un conocido (familiar, amigos, etc.)
  • Publicidad
    • Dónde_______
    • Me gustan los musicales
    • Me gusta el teatro
    • Me gusta la película animada de Disney: El Rey León
    • Me lo han regalado
    • Otro________________

¿Cuántos musicales has visto entre 2016-17?

  • Es el primero
  • 2
  • 3
  • 4
  • Más de 4

¿Con qué frecuencia asiste al teatro?

  • No suelo ir, salvo casos excepcionales
  • 1 vez al año
  • 2 o 3 veces al año
  • 1 vez al mes
  • Más de 2 veces al mes

En el caso de las dos últimas respuestas, ¿en qué tipo de teatro estás más interesado?

  • Alternativo
  • Mainstream
  • Ambos

¿Qué otro tipo de espectáculos musicales te gustan y cuántos has visto entre 2016-2017?

  • Zarzuela
    • Entre 1-3
    • Entre 4-6
    • Más de 6
  • o Ópera
    • Entre 1-3
    • Entre 4-6
    • Más de 6
  • Conciertos rock, pop, indie…
    • Entre 1-3
    • Entre 4-6
    • Más de 6
  • Conciertos de música clásica
    • Entre 1-3
    • Entre 4-6
    • Más de 6

Localidad de residencia:

  • Madrid
  • Fuera de Madrid
    • Pueblo
    • Ciudad

¿Qué edad tiene?

  • Menos de 20 años de edad
  • Entre 21 y 40
  • Entre 41 y 60
  • Más de 61

¿Cuál es su nivel de estudios?

  • Primaria
  • Secundaria
  • Ciclo de formación profesional
  • Grado universitario
  • Posgrado (Máster o Doctorado) universitario

¿Trabaja actualmente?

  • No
  • Estudiante
    • ¿En relación con el mundo del arte? (pintura, música, literatura, teatro…)
      • No

      • Manual
      • Intelectual
        • ¿En relación con el mundo del arte? (pintura, música, literatura, teatro…)
          • No

Entrevista a Cristina Llorente, actriz y cantante en el papel de Nala

15/03/2017, 20:00h. Sala Teatro Lope de Vega, Madrid

¿Cómo fue el proceso de pertenecer al coro femenino y pasar a ser una de las protagonistas del musical?

Pues, todo ha sido un proceso bastante largo. Primero, para entrar en el musical, este musical desde el inicio ha habido varios intentos de traerlo a España, y ya cuando se trajo en 2011, previo a eso tuvimos un año-año y medio de castings. Cada dos meses teníamos una prueba y otra prueba e íbamos pasando porque se presentaron miles y miles de personas, y ahí iban haciendo criba hasta ya las últimas tres personas que estábamos para el personaje de Nala. Yo al principio no entré como titular, sino que entré en el coro. Entonces, durante esos tres años hasta que fui titular que llevo ya dos, porque aquí del equipo de Disney vienen mucho a revisar a hacer audiciones, a cambiar gente, a tener ensayos para modificar pequeñas cositas que van variando y dan vida al musical, pues iban haciendo audiciones. Entonces yo iba presentándome, presentándome, hasta… siempre he estado de cover eso sí, siempre era cover de la titular, y pues eso, hace dos años conseguí ya el papel titular. (…)

Fui swing también, que suples varios personajes, a siete, siempre sustituía a Nala eso sí. (…)

¿Cuál es la principal diferencia entre trabajar en un musical a gran escala, en una producción menor y como artista individual?

Es que no tiene nada que ver, yo creo que en el mundo del espectáculo es tan amplio y hay tantos palos pues eso puedes trabajar en tu disco, en tus canciones, puedes trabajar en la tele, en el teatro, puedes trabajar en un musical de Broadway como es este y cada espectáculo, cada compañía, cada producción no tiene nada que ver porque los medios de trabajo son diferentes, los horarios, la entrega es diferente, la plataforma donde te ven también es diferente. No tiene nada que ver. Yo aquí, nadie me ve como Cristina, normalmente me ven como Nala, es raro que te reconozcan, aquí no eres tú, tú eres un personaje. Sin embargo, cuando yo estaba haciendo mi disco, yo daba los conciertos, yo hablaba con el público, yo era yo. (…) Cuando tu estás en la tele, haces un personaje pero eres muy reconocible también (…)

Pero un musical como El Rey León es otra movida, también requiere mucho esfuerzo porque físicamente, es bastante más duro que todos los musicales que yo haya podido hacer. También estas interpretando a un animal entonces la fisicalidad, las peleas, los saltos, todas estas cosas, son muy diferentes a hacer un Blancanieves Boulevard donde eres una chica y ya está.

Dado que El Rey León es una copia exacta del original de Broadway, ¿de qué manera intervino la productora internacional al gestionar el espectáculo durante los ensayos iniciales?

La central es Londres, pero el musical viene de Broadway, pero bueno la central de Disney está en Londres. Y son franquicias, se abren en todo el mundo (…) franquicias donde una empresa privada se encarga de la gestión, de ponerlo en un escenario, pero Disney siempre viene como a hacer un control de calidad como si dijéramos. Viene dos veces al año y ahí es cuando nos matamos a ensayar, porque hacen cambios, entra gente nueva, o por eso, porque es el control de calidad de Disney. Viene marcado así. Pero la que hace la explotación es una empresa española, bueno, filial de una holandesa que es Stage.

Cuando entran al elenco actores o bailarines nuevos, ¿quién lidera este proceso, la productora internacional original o Stage Entertainment?

Stage se encarga de hacer las convocatorias de castings, Disney se encarga de elegirlos y una vez que ya están elegidos por Disney, los directores residentes encargados de coreografías y demás departamentos se encargan de hacer los ensayos.

¿Cómo se organizan los ensayos tras estas nuevas incorporaciones?

Ellos ensayan, normalmente suele durar como un mes bastante intenso. Nosotros estuvimos en el inicio, fueron dos meses de ensayo porque era toda la gente nueva. Pero cuando entran personas nuevas (…) que van entrando bastante gente porque hay mucho movimiento y somos muchos, ensayan por su parte más o menos un mes y luego ya tienen lo que se llama un put in, que es donde les pones a esas personas nuevas junto con toda la compañía para hacer un ensayo general, es decir, una función sin público, donde todo es con vestuario, como una función normal, pero sin público. (…)

A la hora de atraer al público, ¿existen diferencias entre los musicales a gran escala importados, por ejemplo, de EE.UU., y los creados en España?

Creo que este musical cuenta con ese punto que primero es de Disney, y que está probado que lleva 18 años en Broadway, la historia todo el mundo la conoce, es una de las películas favoritas de prácticamente todo el mundo de Disney, la historia también es universal. Las cosas que cuenta este musical pues yo creo que todo el mundo que viene a verlo al final le gusta. Y luego que esta contado de una forma muy artística que gusta tanto a niño como a mayores. Entonces claro, tiene todas estas cosas que vienen de fuera que es un punto muy positivo pues que con las historias de musicales de aquí. Yo he hecho por ejemplo Blancanieves Boulevard o La Infanta Carlota o Antígona tiene un plan que son musicales de creación propia española no tienen ese punto, pues eso, no están tan probados, no tienen tanta promoción y la gente no tiene ese conocimiento del musical como puede ser de El Rey León que ya lo tienes asegurado. Y lo bueno es que todo el mundo que sale habla maravillas, el boca a boca. Que si fuera malo, la gente haría que no vinieran a verlo otras personas. Pero cuando sales encantado lo que quieres es que tu primo venga a verlo, volver a verlo con tu sobrino, volver a verlo con tus amigos y todo el mundo es lo que dice, que sale quiere volver.

Entrevista a Fernando Olives, productor (Stage Entertainment España)

21/03/2017, 12:00h. Teatro Lope de Vega, Madrid

¿Ha trabajado anteriormente en la producción de otros musicales?

Sí, yo empecé en Stage Entertainment en 2011 para montar El Rey León, yo venía de producción de espectáculos de ópera, estaba en el Gran Teatro Liceo de Barcelona. Me llamaron para montar El Rey León. Después ya empecé a producir otros musicales: My Fair Lady, Sister Act, Mamma Mia! Y ahora estamos preparando El guardaespaldas que se estrena en septiembre en el Teatro Coliseum.

¿Cuál es la principal diferencia entre producir un musical de gran escala y otras producciones de menor envergadura?

Pues básicamente, producir un musical tan grande como es El Rey León es un reto. O sea, la diferencia principal es la envergadura de todo. Estamos hablando de que El Rey León –esto se publicó en prensa, no es nada confidencial – para ponerlo en marcha tuvimos que invertir diez millones de euros; para el montaje hubo doscientas personas implicadas; a día de hoy para mantener la producción en marcha hay 175 personas trabajando cada noche. O sea, la principal diferencia es que organizar departamentos tan grandes y unas estructuras técnicas también tan grandes no tiene nada que ver con un espectáculo más pequeño en el que solo haya diez actores, tres músicos, y… dos técnicos. (…)

Básicamente la diferencia es gestionar todo el personal, el mantenimiento, reposición de elementos de escenografía…todo es más grande. (…)

El Rey León se considera la producción más grande teatral que se ha hecho en España nunca. (…)

¿Cuáles son los principales elementos que contribuyen al éxito de El Rey León?

Si tuviéramos la pócima mágica para saber qué es lo que le gusta al público pues funcionarían todos los espectáculos como El Rey León pero esa pócima por desgracia no existe. Lo emocionante de este negocio es que nunca sabes cómo va a reaccionar el público a un musical y, además, en cada país funciona diferente. El Rey León, por ejemplo, es un éxito en Alemania, en EE.UU., en España o en Londres pero también ha habido casos de países en los que se ha estrenado el espectáculo y no ha durado mucho tiempo. Francia es un ejemplo, Brasil… (…). Entonces es un poco un misterio porque funciona. Para mi es que la historia conecta mucho con el público, la historia de Simba y de su recorrido vital; aparte de que la película ya fue un éxito de por sí, es algo que tenemos todos en nuestra memoria. Pero es una historia que conecta mucho…como diría…con nuestros instintos bajos de la persona. (…)

También yo creo que la música juega un papel muy importante, los ritmos africanos y esa mezcla con música como la de Elton John conecta muy bien con el público y por ejemplo para mí la primera escena del ciclo vital te hace conectar con algo incluso animal, de lo que es nuestra naturaleza; porque esos ritmos y esas percusiones y esa llamada de Rafiki te hace conectar con una parte muy instintiva.

Después ya hay otros elementos, lo que es la escenografía, el vestuario y toda la idea que tuvo Julie Taymor para trasladar la película de Disney al escenario que tiene muy poco que ver, o sea no es una traslación exacta, no es una caricatura de la película, sino que Julie Taymor añadió muchos elementos que lo hacen muy especial.

¿Cuáles fueron las principales preocupaciones y retos a la hora de producir El Rey León y alcanzar un público amplio?

Son muchos. Principal reto para mi… a ver estamos teniendo mucho éxito, o sea que el reto al final lo estamos superando, pero para mantener el interés del público por El Rey León tienes que estar continuamente haciendo una labor comercial muy fuerte. Si te fijas, El Rey León está muy presente tanto en publicidad, como en medios de comunicación que se tiene que mantener para recordar al público que estamos aquí. (…) yo creo que ese es el principal reto, mantener ese nivel de promoción.

El otro reto ya más relacionado con la producción es asegurarse de que el nivel artístico no disminuya. En otras producciones pasa que cuando llevan un tiempo, o porque los actores se cansan o por lo que sea el nivel artístico disminuye y eso el público lo detecta. Entonces nosotros le damos mucha importancia a que se mantenga ese nivel artístico. Siempre estamos ensayando. Cada cierto tiempo cambiamos a algunos actores por diferentes motivos. Tenemos visitas continuas de Disney que también nos ayudan a controlar que esa calidad se mantenga. Este es otro reto que implica mucho trabajo y mucha inversión.

¿Cuál es la principal diferencia entre trabajar con un musical importado y definido a una producción originaria de España?

La principal diferencia es que con una producción importada no tienes la misma libertad que con una que se crea desde cero en España. Cuando decides hacer El Rey León sabes que lo tienes que hacer con todas las pautas y condicionantes. Y esto no es bueno ni malo; es lo que es. Y nosotros somos los primeros que colaboramos con Disney para que el espectáculo sea igual aquí que en Londres, Nueva York o Hamburgo; y, además, sabemos que tiene que ser así porque es el secreto del éxito. Si de repente nosotros quisiésemos cambiar algún elemento por cualquier motivo pues ya entrarías en un riesgo de que por lo que sea no funcione.

Cuando haces una producción original española, como por ejemplo My Fair Lady, tiene el aliciente de que lo creas tú. Entonces tú eliges cuál va a ser tu director, cuál va ser el diseñador de vestuario, de coreografía y entonces tienes ese plus de creación.

Pero para mí los dos formatos son igual de emocionantes.

Ahora, una vez que El Rey León lleva más de cinco años en cartelera, ¿cuáles son las estrategias futuras para llegar a nuevos públicos?

La estrategia es seguir como estamos (risas). A ver… nuevos públicos. Lo bueno de llevar seis temporadas es que estamos renovando público, gente que vino la primera temporada ahora tienen hijos y quiere volver, o ellos mismos quieren volver a ver el show porque les gustó mucho y entonces quieren volver. Al final la estrategia en este sentido es que la gente vuelva porque después de que hayan venido tres millones de personas digamos que en ese sentido queremos que la gente repita y que venga con alguien más o ha cambiado su situación familiar y quieren venir con la gente que les rodea. Y yo creo que también hemos conseguido una cosa con El Rey León que seguimos insistiendo en ello y es que mucha gente nunca ha visto un musical, ha acabado viendo El Rey León. Entonces sí que hacemos una labor muy fuerte a nivel de CRM, que es toda la gestión de bases de datos de clientes o de redes sociales y siempre intentamos llegar a gente que nunca ha visto un musical; pero que para ellos, ver este espectáculo puede ser algo muy especial y además es una forma de crear nuevo público para otros musicales. Es decir, alguien se puede sentirse atraído por El Rey León, se da cuenta que le gustan los musicales y acaba viendo Mamma Mia! o el espectáculo que sea.

¿Cada cuánto tiempo se supervisa el musical por parte de los productores externos y qué supone?

Personal de Walt Disney Theatrical viene tres veces al año. Una visita es de evaluación; es decir, ellos vienen, nos avisan y ven el espectáculo entre el público en una función normal y nos hacen una lista de cosas que tenemos que corregir, tanto a nivel de la producción física en sí, luces, escenografía, vestuario, máscaras, todo como para la parte de actores. Después de esa visita, hay otra que es de audiciones, es decir, como tenemos que renovar a ciertas personas cada temporada, ellos vienen, hacemos unas audiciones previas locales, les hacemos una selección de gente que creemos que puede funcionar, ellos vuelven y hacen su audición final y deciden que actores son aptos para sustituir a determinada gente. Y la tercera visita sería el ensayo: esos actores nuevos que hemos contratado, acaban los ensayos con Disney, Disney los acaba de preparar. Estas son las tres visitas básicas, después entre medias puede haber una visita específica según lo que se necesite. Por ejemplo, estas nubes las cambiamos hace poco, entonces viene el escenógrafo y cuando las instalamos se encarga de supervisar que todo vaya bien, acaba de recortar las nubes como tengan que estar… o sea dependiendo de lo que cambiemos hay otras visitas.

Que este musical no vaya de gira frente a otros que si lo hacen, ¿lo visteis como un problema al comienzo de la producción?

No porque ya teníamos claro desde un principio que este musical no puede ir de gira porque es obvio que técnicamente no sale a cuenta, el montaje sería muy largo, tienes que invertir muchísimo más dinero que en otras producciones, tienes que viajar con una compañía mucho más grande que eso también influye mucho en el resultado de una gira (hoteles, dietas, viajes…) es impensable.

No lo planteamos como un problema porque la pauta es decirle al público: ven a Madrid a ver el espectáculo, aprovecha a ver la ciudad y ves El Rey León. Y nos está funcionando.

¿Qué papel ocupa Stage Entertainment España en el diagnóstico actual sobre las artes escénicas en España?

Stage Entertainment España es ahora mismo líder en teatro musical y creo que marcamos un poco la tendencia del papel del musical en España. Más ahora que hemos cerrado la explotación del Teatro Coliseum entonces sí que vemos que hemos afianzado la presencia de los musicales en la Gran Vía, “el Broadway madrileño”.

En cuanto a diagnóstico, nosotros, por ejemplo, hemos afianzado mucho la parte de estudio de mercado, o sea, antes de tomar la decisión de qué musical vamos a estrenar ya no depende tanto de la opinión de los que somos responsables de la empresa sino que hacemos estudios de mercado muy profundo con paneles de consumidores, tanto de clientes habituales de musical como de gente que no ha visto uno nunca; y estudiamos con mucho detalle cuál es el interés del público, si prefiere ver un determinado espectáculo u otro. Un cambio que creo que hemos liderado y que es importante. Siendo por sí un negocio de riesgo, es importante que tú hables con tu consumidor y que sepas qué es lo que quieren (…)

Y en cuanto a futuro, hemos trabajado todo el tema de tecnologías por ejemplo El guardaespaldas que vamos a estrenar en septiembre es un espectáculo que da un paso más en ese sentido. Vamos a tener mucha parte de video, pantallas de led gigantes, plataformas de mucho más movimiento escénico. O sea, yo creo que la gente ahora cuando viene a ver un musical también pide que se le sorprenda y cada vez es más difícil, entonces esa parte tecnológica nos ayuda a ofrecerle al público algo diferente.

Entrevista a Enrique Cuesta, Departamento de financiación y gestión de Stage Entertainment España

17/04/2017, 18:25h. Llamada telefónica

Antes de poner en marcha este musical, ¿qué valoración se hizo del contexto y el mercado para atreveros con una producción tan grande?

Yo soy del departamento de finanzas, entonces eso lo lleva el departamento de marketing. Se valoró el estudio de mercado, la valoración en otros países, se analizó que precio medio de tickets podía soportar el mercado y demás.

¿Cuáles fueron las principales preocupaciones y retos a la hora de producir El Rey León con objeto de alcanzar un público amplio?

Sobre todo el lanzamiento, todo el tema de la pre-producción, que había que hacer un lanzamiento del producto. (…) Hubo que hacer reforma del teatro, tanto en platea como en todo el teatro, lo cual eso fue el mayor reto cuando hicimos el lanzamiento desde el punto de vista financiero. 

¿Cuál es la principal diferencia entre la gestión financiera de un musical de gran escala y otras producciones de menor envergadura?

Sobre todo el nivel de presupuesto inicial, que era mucho más elevado. En este en concreto hubo que hacer frente a una reforma del teatro, probablemente en otros casos no es necesario. Pero en este hubo que tocar todo el tema de la platea y demás y ya se aprovechó para hacer una reforma de mantenimiento y acceso al teatro.

¿Cuáles son los principales motivos para reponer un musical en España? (Mamma Mia!, Los miserables)

Es una decisión comercial básicamente. Luego en el business case se hacen números, pero sobre todo ver si el mercado puede aceptar o no el proyecto. (…) Al final de todos los business case es hablar con marketing, producción, analizas que precios puedes meter y al final analizar la rentabilidad que puedas llegar a alcanzar.

¿Cuáles son los principales elementos que contribuyen al éxito de El Rey León en la actualidad?

Yo creo que la gran calidad que tiene, básicamente. Y el esfuerzo que se hace con esa calidad, tanto económico como por parte de la producción. Pero para mí yo creo que es la calidad que tiene.

¿Qué futuro anticipas para El Rey León en los próximos dos o tres años?

¿Solo dos o tres años? Yo le echo más. Tal y como va yo creo que seguiremos así, ojalá. Es difícil saber dónde tiene el límite.

Entrevista a Daniel Mejía, actor y cantante, interpreta a Simba

07/04/2017, 17:30h. Teatro Lope de Vega, Madrid

¿Cuál es la principal diferencia entre El Rey León y otros musicales en los que has participado, como Hairspray o West Side Story?

Yo creo que la exigencia a nivel físico es enorme sobre todo el tener que desdoblarte porque en El Rey León, en el caso de Simba, es un león. Los demás personajes que he hecho en otros musicales eran seres humanos, obviamente. Aquí hay que ser animal, pero a la vez ser humano porque Simba no deja de ser un león, pero a la vez se ve en el escenario esta parte humana y yo creo que lo más complicado es esto trabajar la parte humana y la parte animal a la vez y toda la complejidad a nivel físico porque son movimientos a los que no estamos acostumbrados en nuestro día a día hacer, el movimiento de caminar, andar, las miradas a un lado y otro. (…)

Dado sus conocimientos en danza, interpretación y música, ¿cuál es la faceta que más le ayuda para interpretar a Simba?

Yo creo que todo, a mi Simba me llena muchísimo porque es un personaje en el que no tengo que decidir si canto más, bailo más o actúo más, tengo que hacer las tres disciplinas con la misma calidad y el mismo rendimiento; y yo creo que toda la preparación que yo he recibido en teatro, danza y canto me han venido de maravilla para poder ejecutarlas y aunarlas en una sola manera para hacer el personaje de Simba como tal y yo creo que cuantas más herramientas tienes, mayor es el desarrollo que vas a tener en el personaje.

¿Puede describirme su proceso de incorporación al El Rey León?

Yo vine con esta idea desde el 2010 que es cuando estaban haciendo las audiciones aquí (…). Vengo desde Santo Domingo (…) me plantee desde allí hacer las audiciones, pero era muy difícil pero se estaban haciendo a la par unas audiciones para hacer una licenciatura aquí de danza. Y pensé, me voy a estudiar para España hago la audición para la beca, me la van a dar, muy confiado yo, y así audiciono para el El Rey León. Y así fue, me dieron la beca, vine a España, audicioné para El Rey León. Audicioné la primera vez que no entre, audicioné la segunda y a las dos semanas estaba dentro como parte del elenco, pero desde un principio yo quería ser Simba. Entonces después de tantas audiciones, audicioné para ser Simba, primero cover y dos años más tarde ya pasé a ser Simba titular. (…)

El sistema de audiciones es que la primera instancia es que tu audicionas según tu perfil (…) tú puedes audicionar para el papel de Rafiki, pero si los directores te ven y dicen esta chica me viene bien para Shenzi o me viene bien como…porque me falta una chica para el elenco femenino y en este caso, yo por  ejemplo cuando audicioné la primera vez, mi perfil directamente fue para swing, yo fui suplemente de los cantantes masculinos por el rango de voz (…) y ya al año pedí audicionar para Simba.

La escena en la que peligra la vida de Timón y Simba se bloquea al intentar ayudarlo (porque revive su experiencia traumática con su padre) no aparece en la película. Por lo tanto, a la hora de ensayar y preparar esta escena, ¿supone un cambio frente al resto de escenas?

Yo creo que independientemente de estar o no en la película, yo creo que el trabajo que haces como actor y de todo lo que acontece en el proceso del personaje y todo lo que pasa después, te ayuda a recibir todas estas informaciones que independientemente que no estén en la película, es algo que va muy aplicado a lo que es en sí el personaje. (…) independientemente de no tener un patrón dentro de la película para seguir, yo creo que como actor el trabajo es hacer nuestras las vivencias que, aunque no tengamos un ejemplo dado, hacerlas parte del personaje. (…)

¿Qué supone para usted la supervisión del montaje en España por parte de los productores de Disney?

Yo creo que es un control de calidad maravilloso, pero entiendo que también es un musical en el que no se nos permite equivocarnos, tenemos un patrón dentro de la calidad Disney y la ventaja de esto es que mantiene una calidad del espectáculo muy bueno. Y yo creo que se vela por que el espectáculo tenga el rendimiento igual en cada parte del mundo velando porque es marca Disney. De esta manera se saca nuestro mayor potencial a la hora de subirse a un escenario. (…)

¿Cuáles son los principales elementos que contribuyen al éxito de El Rey León en la actualidad?

Yo creo que es un trabajo en equipo de muchísima gente, no solo de actores sino también de técnicos, de marketing… de toda la gente que hay detrás. Lo que pasa que solamente se ve las caras del escenario, pero yo creo que es un trabajo de una familia enorme trabajando en equipo. Además de que el musical yo creo que ha roto esquemas a nivel estético. Yo creo que la puesta en escena es impresionante y yo creo que como dice la publicidad: es más que un musical. Artísticamente ofrece mucho al público. Imagínate si en Broadway hace veinte años ya y aquí en Madrid está rompiendo esquemas. También hay una conexión con el público y es esa magia de plasmar la película de una manera tal cual que hace que te traslades a cuando eras niño.

Entrevista a Yolanda Pérez, directora de marketing y ventas de Stage Entertainment

10/05/2017, 17:00h. Oficinas de Stage Entertainment, Madrid

Antes de poner en marcha este musical, ¿qué valoración se hizo del contexto y el mercado para atreveros con una producción tan grande?

Cuando empezamos con El Rey León y empezamos a planteárnoslo justo era en mitad de todo el proceso de la crisis. Entonces teníamos muy claro que o hacíamos algo que tuviera muchísimo valor añadido, que interesara, porque si no, no iba a funcionar. O sea, cuando empezó la crisis lo que hizo la gente fue dejar de gastar dinero en cosas superfluas y lo que se vio en el mercado es que al final, al gastar en ocio, lo que hacías era seleccionar mejor. Igual con las vacaciones, en vez de viajar tres o cuatro veces al año, lo que haces es una vez, pero te vas a un sitio chulo. Entonces, debido a eso, teníamos muy claro que tenía que ser El Rey León porque es el mejor musical y que si lo llevas bien y lo haces bien pues te garantiza un éxito. Entonces como teníamos muy claro que lo íbamos a hacer bien y que íbamos a poner todo de nuestra parte pues nos enfocamos en El Rey León que al final es un éxito bastante seguro.

¿Cuáles fueron las principales estrategias a la hora de publicitar El Rey León con objeto de alcanzar un público amplio?

Al final El Rey León tiene una ventaja y es que está en Broadway, en el West End y en muchos países con lo cual, una de las cosas que contamos es que efectivamente era el mismo que se podía ver en otras ciudades del mundo. Por otro lado no queríamos apalancarnos mucho en la película porque la película tiene un posicionamiento mucho más infantil y queríamos un posicionamiento mucho más adulto y para ello, lo que hicimos fue hacer mucho branding, es decir, enseñar mucho más lo que es la marca, los valores que están detrás del musical; es un musical que va más allá de las canciones que son de Elton John y todo que es muy espectacular, es un musical que tiene unos valores muy profundos, muy unido a la tierra, a lo afro (nosotros tenemos, como habrás visto, actores africanos en el reparto). Entonces al final lo que está dando es una lección de vida y entonces esos valores que son unos valores al final muy humanos y muy esenciales para el ser humano, son en los que nos apalancamos para publicitar el musical y hablar de él hacia el público adulto que es el que puede ver el musical. Es un musical que también lo puede ver un niño, pero el musical son casi tres horas, entonces necesita que sea algo más ligero cuando estás hablando de niños. En nuestro caso lo teníamos muy claro y nos apalancamos en estos valores.

¿Cuáles son los principales motivos para reponer un musical en España? (Mamma Mia!, Los miserables)

Pues que la gente nos lo pide, nosotros escuchamos mucho a la gente. Las empresas que no miran lo que los consumidores les cuentan son las que fracasan. Entonces nosotros escuchamos mucho a nuestros fans, tenemos un grupo aquí en España muy afín a los musicales, muy fan, que entienden mucho y nosotros les escuchamos mucho. Y tanto en el caso de Los miserables como en el de Mamma Mia! es que nos llamaban permanentemente pidiendo que repusiéramos esos musicales.

¿Qué razones suelen conducir a dejar de programar un musical en la cartelera?

Que no se venda, que no esté funcionando como esperábamos. Al final producir un musical es carísimo, nosotros tenemos unos costes súper elevados – esa es la razón por la que los tickets no son precisamente baratos, al final el precio del ticket es consecuencia directa de la calidad que estemos ofreciendo, de la música en directo, etcétera. Entonces si no se vende como considerábamos se pierde muchísimo dinero, entonces, antes de seguir perdiendo, que esto es una empresa que emplea a mucha gente y no podemos poner en riesgo estos puestos de trabajo, pues se decide cortar y pensar en otra cosa.

¿Cuáles son los principales elementos que contribuyen al éxito de El Rey León en la actualidad?

Si lo supiéramos haríamos un montón del “reyes leones” más. Pero nadie lo sabe, es imposible saberlo. En Broadway que lleva veintitantos años no lo saben. Es imposible saberlo. Yo creo que al final es mucho más que un musical. Creo que cuando hablas de musicales, hay musicales buenos, hay musicales buenísimos y luego, muy por encima de todo eso, está El Rey León.

El Rey León se ha convertido en un fenómeno al final, es gente que no ha visto nunca un musical y que probablemente después de haber visto El Rey León no lo volverá a ver. Ve El Rey León porque es una cosa que hay que ver. Una de las cosas que sabemos de nuestros clientes es que para ellos venir a ver El Rey León, tienes que reservar con tanta antelación el ticket, tienes que hacer un proceso, entonces la mayoría de gente cuando viene a ver El Rey León no vive en Madrid, entonces tienes que preparar todo el viaje, tienes que preparar una experiencia en sí misma, para ellos es un evento especial en su vida, es para celebrar un cumpleaños, es para celebrar un aniversario… Entonces El Rey León se ha convertido en muchísimo más que un musical. La clave del éxito yo creo que es una combinación de todo de lo que te hablaba, de los valores, la música, la coreografía, la escenografía, la energía de los actores en el escenario, lo que transmite, cómo te hace sentir… Es una historia universal, todos más tarde más pronto acabamos perdiendo a nuestro padre, acabamos convirtiéndonos en adulto que nos vemos reflejados en él.

¿Qué futuro anticipas para El Rey León en los próximos dos o tres años?

Pues seguiremos aquí y esperemos que sigamos muchos más con tanto éxito. Por ejemplo, si nos fijamos en Alemania, que está producido por nosotros también, llevamos casi quince años, Broadway, West End… bueno, hay ejemplos, miles. Al final yo creo que es, lo que te decía, un fenómeno, entonces las generaciones futuras seguirán queriendo verlo, esperemos.

Respecto al merchandising que acompaña al espectáculo dentro del Teatro, ¿forma parte del contrato con la Compañía Disney, o es decisión propia de Stage?

Es una mezcla de las dos cosas. Disney pone a nuestra disposición un catálogo de merchandising, la exposición de todos los países, digamos que ellos son de alguna manera inventan o crean el merchandising y nosotros decidimos lo que puede encajar en España y lo que no. En otras ocasiones, hay cosas que hacemos directamente nosotros porque no existe en su catálogo, por ejemplo, los vasos grandes de palomitas que la gente se lleva como recuerdo. Vimos cómo la gente se lo estaba llevando cuando se hacían los de cartón, entonces pensamos en hacer uno de plástico duro para que la gente se lleve. O la bolsa, vimos que también la gente llevaba las bolsas de papel entonces hicimos una que la gente la pudiese usar para llevar su comida todos los días a la oficina. Entonces al final siempre tenemos que seguir la aprobación de Disney, pero al final es una relación bidireccional.  (…)

¿Es importante crear este vínculo con la gente más allá del espectáculo?

Totalmente. La pena nuestra es que tenemos un teatro muy pequeño, o sea, es un grande, pero el lobby es muy pequeño, entonces la tienda de merchandising debería ser más grande para toda la demanda que tenemos. (…) Pero sí, es una parte súper importante para prolongar la experiencia, para generar fidelidad. Por ejemplo, hay muchos niños que de repente vienen a verlo cuando tienen ya catorce años y nos dicen que hace cuatro años le regalaron un peluche de El Rey León y que siempre había querido ir a verlo.

Listado completo de orquesta, reparto y equipo, 2017

Orquesta (programa de mano, pág. 14)

Director musical: Sergi Cuenca. 2º director: Borja Barrigüete. 3º director: Antonio Palmer.

Flautas: Federico Ibáñez.

Flautas: J. Carlos Giménez.

Trompa: Santiago Calonge. Suplente: Marcos Garrido.

Guitarras: Gabriel Szternsztejn. Suplente: Guillermo Álvarez.

Bajo: Miguel Lozano. Suplente: Ernesto la Peña.

Batería: Raúl Rodríguez. Suplente: Miguel Gonzalo, Alberto Cobo.

Marimba: Juan Carlos Pelufo.

Marimba: Juan Carlos Gómez.

Percusión 1: Alberto Cobo. Suplente: Juan Viera.

Percusión 2: Ibrahima Seck. Suplente: Miguel Gonzalo.

Teclado 1: Borja Barrigüete. Suplente: Carlos Pérez.

Teclado 2: Borja Arias, Rostislav Studonov.

Supervisores de percusión: Dave Mancuso, Thomas Akuru (España).

Profesoras de dicción: Susana Galmes, Nuria Mendoza (España).

Producción de sonido: David Patridge (España).

Programación de teclados: Christoph Buskies, Matthias Gros (España).

Reparto (programa de mano, pág. 13)

RAFIKI: Zama Maguduleta.

MUFASA: David Comrie.

SARABI: Yelena Lafargue.

ZAZÚ: Esteban Oliver.

SCAR: Sergi Albert.

JOVEN SIMBA: Diego Poch, Jean-Yves Thiemele, Cristian López, Zamnillo, Jorge Lohoba, Guillén Sanz.

JOVEN NALA: Carla Pozos, Lucía Martínez, Paula Castellote, Paula González, Luna Herranz.

SHENZI: Damaris Martínez.

BANZAI: Rafael Granados.

ED: Jaume Giró.

TIMÓN: Antonio Curros.

PUMBAA: Ramón Balasch.

SIMBA: Daniel Mejía.

NALA: Cristina Llorente.

COVER SCAR/PUMBA: Beltrán Iraburu.

COVER TIMÓN/ZAZÚ/ED: Alberto Frías, Alejandro de los Santos.

Cantantes: Dariel Ventura, Eduardo Lupo, Roy Ávalos, Khayaloxolo Minki, Estefanía Correira, Phindile Ndlovu, Keri Sankoh, Pearl Khwezi, Nhlanhla Ndlovu, Tiago Barbosa, Geniri Mena, Sbongiseni Zulu.

Bailarines: Julio Joseph, Nicolo Marchionni, Leticia Cardoso, Vivec Llera, Dámaris Ruiz, Iliuska Rodríguez, Yoanki Matos, Jean Salomao, Rosa Concert, Suramy Suarez, Axel Amores.

Cantantes swing: María Ayo, Miorela Cabero, Lieta Molinet, Yanneris Sewer, Msizi Njapha, Lwando Dennis, Ricardo Nkosi.

Bailarines swing: Javier Toca Juara, Karel H. Neninger, Kristine Lindmark, Nelson Pará, Ana Francy, Raphaella de Souza, Odeymis Torres, Peter Obon, Sergi Terns.

Equipo (programa de mano, pág. 48)

EQUIPO DE PRODUCCIÓN

Productor ejecutivo: Rijk Brouwer.

Productor ejecutivo: Fernando Olives.

Gerente de compañía: Marcel Bosch.

Gerente de compañía asistente: René Marco.

Jefe técnico: Juan Rey.

Asistente técnica: Rose Palombo.

Director musical: Sergi Cuenca.

Director residente: Zenón Recalde.

Coreógrafo residente: Giovanni Napoli.

Director residente niños: Alejandro de los Santos.

Producción eléctrica: Gerry Amies, Carlos Torrijos.

Supervisor de vestuario: Jack Galloway.

Coordinadores de vestuario: Kjeld Anderson, Rebecca Hodgson, Sari Rutherford.

Asistente de máscaras y puppets: Mike Grimm.

Producción de maquinaria: Mike Carey.

Supervisor de vuelos: Nick Porter.

Fisioterapia: Amaia Carnicer, Cuidate artista.

Capitanes de baile: Javier Toca, Kristine Lindmark.

EQUIPO TÉCNICO (programa de mano, pág. 49)

Jefe regiduría: Fernando Daubler.

Regidores: José Luis Pereda, Nines Eguíluz, Diana García, María Rey.

Jefe de sonido: Germán Schlatter.

Sonido: Efrén Sánchez, Rodrigo García.

Jefe maquinaria: Miguel Ángel Relaño.

Maquinaria: Simón Ngomo, Ángel López, Marian Pérez, Raúl Campano, Alberto Huerta, Nicolás Yarussi, Begoña Hernando, Manuel Álvarez, Raúl Carazo, Daniel Jiménez, Iván Jiménez, Maravilla Chenoll, Roberto Díaz.

Jefe de automatización: Alfredo del Castillo.

Automatización: Daniel Molinero, Miguel Ángel Jiménez.

Jefa utilería y puppets: Mª Eugenia Domínguez.

Utilería y puppets: Rocío Muñoz, Juanjo del Castillo, Almudena Sánchez, Sara Roldán, David Pizarro, Irene Herrarte.

Jefe iluminación: Israel Ag. López.

Iluminación: Ignacio González, Óscar López, Miguel Cáceres, Alberto Gómez, Noelia Jiménez, José Gil, Raúl Gómez, Eduardo Carrera, Antonio Guisado, Alfonso Sánchez.

Jefa sastrería: Lola Trives.

Sastrería: Rosa Mª Carrascosa, Eva María Escribano, Fátima Nieto, Ana Ortega, Pilar Pareja, Patricia Díez, Mª del Carmen Castro, Garazi González, Mónica Royo, Raquel de Matías, Elena Gómez, Carmen Carreño, Pilar García, Silvia de Santiago, Lorena Marrodán, Ayla Granados, Mari Cruz Esteban, Belén San Segundo, Carmen Saenz, Sabina González.

Jefe maquillaje y peluquería: Feliciano San Román.

Maquillaje y peluquería: Gema Amor, Laura García, Enea Valiente, Teresa Orduñez.

Responsable de niños y niñas: Laura Hernández, Emma Fernández, Estrella Álvarez.

Estructura de los actos del  musical

ACTO 1 (programa de mano, pág.15)

  1. La gran roca – El ciclo vital
  2. La cueva de Scar
  3. El árbol de Rafiki
  4. La llanura
  5. La cueva de Scar
  6. La llanura – Yo voy a ser rey león
  7. El cementerio de los elefantes – Comer
  8. Bajo las estrellas – Están en ti
  9. El cementerio de los elefantes – Conspirar
  10. El desfiladero – La estampida
  11. La gran roca – Conspirar (vuelta)
  12. El árbol de Rafiki – Lamento de Rafiki
  13. El desierto / La jungla – Hakuna Matata

ACTO 2

Prólogo – One by one

  1. La cueva de Scar / La locura del rey Scar
  2. La llanura / Nuestra Hogar
  3. La jungla / Wim-a-wep
  4. Bajo las estrellas – Noche sin fin
  5. El árbol de Rafiki
  6. La jungla – Siento un nuevo amor en mi / Él vive en ti
  7. Confrontación
  8. La gran roca – El nuevo rey, El ciclo vital

Argumento de El Rey León

  ACTO 1

Comienza con la presentación por parte del rey león Mufasa y la reina Sarabi de su hijo y heredero Simba ante todos los animales; mientras que Scar, hermano del rey, no asiste a la ceremonia y se lamenta de este acontecimiento. Simba crece y Mufasa le enseña las responsabilidades de un rey. Scar alimenta la curiosidad en Simba por adentrarse en el cementerio de los elefantes, prohibido por su padre, y decide ir con su amiga Nala. Estos son vigilados por Zazú, el mayordomo del rey, pero no consigue impedir que entren y sean acorralados por tres hienas: Shenzi, Banzai y Ed, del que les salvará Mufasa.

No contento con esta situación, Scar planea una estrategia para acabar con las vidas de Mufasa y Simba contando con la ayuda de las hienas. Tras este horrible suceso en el que Simba es salvado por su padre, este muere y Simba creyéndose culpable huye, aconsejado por su tio Scar.

Scar reclama el trono y permite que las hienas entren en las tierras del reino y vivan con las leonas. Lejos, Simba es ayudado por el suricato Timón y el jabalí Pumba y comienza a vivir con ellos en la jungla.

ACTO 2

El segundo acto comienza con un reino gobernado por Scar en el cual hay hambre. El ciclo vital ha perdido su equilibrio y una sequía asola las tierras del reino. Pero Scar solo se preocupa de sí mismo y de por qué no es amado por nadie e intenta que Nala sea su compañera para así asegurar un heredero. Esta, decide abandonar el reino en busca de ayuda.

Mientras, en la jungla, peligra la vida Timón tras caer a un río, pero este es salvado por Simba después de sufrir un bloqueo al acordarse del miedo que paso en el suceso con su padre. Nala encuentra a Simba en la jungla y pasan una noche romántica. Ella le cuenta los problemas en el reino para que Simba vuelva, pero este no puede, hasta que recapacita con Rafiki, el viejo babuino sabio.

Simba se enfrenta a Scar y a las hienas con la ayuda de sus amigos, Timón y Pumba, y de las leonas y Nala, pues les confiesa la verdad sobre la muerte de Mufasa. Scar huye y todo poco a poco vuelve a la normalidad. El musical finaliza con la presentación del recién nacido hijo de Simba y Nala.



Deja un comentario