Otras publicaciones:

12-4260t

9789877230192-frontcover

Otras publicaciones:

Book cover

9789877230741-frontcover

8 El Rey León en España

Uno de los países a donde se ha llevado el espectáculo de El Rey León es España, donde ha batido récords, no solo a nivel de audiencia, sino que también es considerada la producción más grande realizada en España. La principal diferencia frente a producciones de menor tamaño es la organización de departamentos más grandes, pues actualmente se necesitan más de 100 personas trabajando en cada actuación (consultar Anexo 7: Listado completo de orquesta, reparto y equipo de El Rey León), y las estructuras técnicas necesarias son también de mayor tamaño (Fernando Olives, entrevista personal, 21/03/2017).

La producción de los musicales está fuertemente unida a grandes empresas multinacionales; en España se encuentra Stage Entertainment España desde 2003, dirigida por Julia Gómez Cora y constituida por cerca de 400 personas. Creada por Johannes Adrianus Van den Ende y John de Mol, esta empresa es originaria de Holanda y tiene ramificaciones en Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido, Italia, EE.UU., Rusia y Bélgica. Esto hace que los espectáculos más destacados puedan viajar más fácilmente. Entró al fusionarse con CIE España, empresa mexicana que anteriormente había estrenado musicales en Madrid y Barcelona. La primera función de Stage fue Cabaret en 2003 continuando con otros musicales[1] (Romera Castillo, 2016a). Cuando se entrevistó a Fernando Olives, productor de Stage (21/03/2017), el proyecto a punto de ver la luz era El guardaespaldas, que buscaba potenciar y experimentar la parte tecnológica en cuanto a imagen y video se refiere.

Madrid, considerada “el Broadway hispanohablante”, es la tercera ciudad europea, junto con Londres y Hamburgo, con mayor público y turismo de musicales. Otras ciudades españolas como Barcelona se han sumado. Esto se ha debido, en gran medida, a las producciones de Stage, que suponen más del 75 por ciento de cuota de mercado en España en este ámbito (Romera Castillo, 2016a).

Las producciones llevadas a cabo por Stage Entertainment en España cuentan con dos tipos de presupuesto. El primero es el del lanzamiento, el cual sólo supone una inversión, y el segundo es el de mantenimiento, que conlleva un presupuesto mensual. Una de las claves para crear y mantener el interés entre el público durante estos años es una labor comercial muy fuerte. Stage apostó desde el comienzo por la publicidad y la presencia en medios de comunicación. Para ello, el marketing supuso entre el 15 y 20 por ciento del presupuesto de lanzamiento y el 10 por ciento del presupuesto mensual (Prnoticias, 2014).

Otro punto importante fue la elección de Madrid como lugar de representación pues supone un punto centralizado en el país. Este musical no podía salir de gira ya que técnicamente es inviable. Por lo tanto, se planteó desde el principio el reclamo al público para que viajara a ver el musical y aprovechase para conocer la ciudad (Fernando Olives, entrevista personal, 21/03/2017). Esta estrategia continúa funcionando ya que según los estudios de la promotora Stage Entertainment, basados en encuestas a espectadores, el turismo de musicales reporta entre 200 y 250 millones de euros anuales a Madrid, gracias al gasto de los casi tres millones que acuden a la capital desde fuera y que representan el 50 por ciento del público. Las ciudades que más turismo musical generan son las conectadas con el tren de alta velocidad (Ortega, 2011).

Para que fuera posible realizar una producción de tales dimensiones en Madrid fue necesario remodelar el Teatro Lope de Vega[2], el cual Stage Entertainment compró –junto al Teatro Coliseum– por 58 millones de euros en 2016, que hasta entonces estaba alquilado. Los teatros pertenecían a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), y, según explicaba el que era presidente de su fundación, Antonio Onetti, la entidad de gestión había pagado en 2009 un valor muy superior (RTVE.es/EFE, 2016).

La restauración y remodelación del teatro se produjo en 2011, con el objetivo de poder expresar los valores de calidad de El Rey León en el teatro. Esto supuso triplicar la inversión de otras producciones, como señala Jaime Tato, director financiero y de operaciones de Stage Entertainment España. Gonzalo García fue el decorador del teatro Lope de Vega y David Barreña, director de operaciones del teatro, se encargó de la transformación (El Rey León el musical, 2011). El trabajo del primero abarcó desde la colocación de una colección de arte donada por el fundador de Stage Entertainment, Joop van den Ende y su esposa Janine, hasta la elección de las luces y la pintura y mobiliario interno del teatro. Para la transformación del espectáculo se cambiaron todas las butacas y suelos, se colocó en varias zonas una moqueta nueva y se reformó la parte interna del teatro para obtener una estructura mayor y añadir camerinos.

 


  1. Cats (2003–2005), Mamma Mia! (2004–2011) –que se repone actualmente–, El gran ducado (2005), Victor/Victoria (2005–2006), Los productores (2006–2007), Jesucristo Superstar (2007–2010), La Bella y la Bestia (2007–2010), High School Musical (2008–2009), Fiebre del sábado noche (2009–2010), Chicago (2009–2012), Los miserables (2010–2012)- que se vuelve a reponer: 2013–5, El Rey León (2011– ) y Sister Act (2014–2016).
  2. Inaugurado en 1946 por Concha Piquer. En 1999 experimentó su primera remodelación para poder albergar grandes producciones y estrenó su nueva etapa de musicales con La Bella y la Bestia.


Deja un comentario