Agradecimientos

Este libro me permite difundir mi tesis de Maestría en Ciencias Sociales del Trabajo de la Universidad de Buenos Aires: agradezco a todos quienes hacen posible maestrías públicas de calidad como la que he cursado, y agradezco a la editorial Teseo la posibilidad de difusión que nos brinda.

La tesis significó para mi un proceso artesanal de búsquedas de sentido (qué se hace, cómo, para qué), sin tener claro a priori qué resultados darían esas búsquedas. Las incertidumbres y angustias propias de este camino emprendido fueron aliviadas de diversas formas. Me gustaría mencionar a quienes me han acompañado en el viaje, lo han hecho posible y vivible.

Mi directora Marta Panaia, quien me guió en mis primeros tanteos con la investigación y me sumó a su grupo de investigación. Sus consejos e ideas sobre cómo iniciar este proceso, sus lecturas de mis primeros artículos, la posibilidad de publicar algunos de ellos, fueron de una ayuda inestimable para mi formación y la confianza en lo que hacía. Siempre estuvo, en estos años, dispuesta a leerme y orientarme. Y al grupo de investigación: Ariel, Laura, Lucila, Vanina, Bárbara, María Eugenia, entre otros, gracias por su ayuda, su aliento, sus sugerencias, su apoyo.

También Marta me abrió la posibilidad de conseguir una beca de estudios. Mi agradecimiento al Conicet, y el voto para que se mantengan este tipo de becas sin las cuales quizás uno no se planteara –o no podría- seguir por este camino.

Mi codirector Osvaldo López Ruiz, quien me recibió cuando me trasladé de Buenos Aires a Mendoza: gracias a él pude ver las cosas desde nuevas perspectivas que me permitieron superar momentos de bloqueos en las formas de pensar y escribir. Además me transmitió su pasión y voluntad por hacer investigación: sin ambos componentes hacer trabajos artesanales como el aquí propuesto se volvería casi imposible. Junto con Osvaldo, tuve la suerte de conocer a nuevos compañeros que también me ayudaron a elaborar mi tesis, ya sea por nuestras charlas “académicas”, ya sea por hacer más divertido el día a día: entre otros, Fernando, Emiliano, Robin, Natalia, Victoria.

A todos quienes entrevisté para mi tesis, por darme su tiempo y por contarme una parte de sus vidas, lo que valoro mucho.

Agradecer también a familiares y amigos. A todos los conozco y quiero desde hace años.

A mis viejos, Norma y Ricardo, siempre presentes y con ánimo de ayudarme para seguir en esto, les debo mucho. A ellos les he dedicado mi tesis.

A mi hermano Axel, mi cuñada Laura y mis sobrinas, Indi y Joaqui. A mis primos y primas, tías y tíos más cercanos. A mis amigos de toda la vida, Eze, Lucky, Fede, Fer. A mi familia y amigos mendocinos (Mari ¡gracias por las traducciones!). Les agradezco a todos por estar siempre.

Finalmente agradecer a Luciana, mi compañera de la vida, la más presente en los esfuerzos, angustias y logros cotidianos. Si mi tesis supuso una transformación personal en mi forma de actuar y de ver las cosas, su compañía hizo posible transitar en mayor armonía y amor los caminos sinuosos (no siempre fáciles) que trajo esta etapa. También a ella le he dedicado mi tesis.



Deja un comentario