Otras publicaciones:

9789871867523-frontcover

relaciones-flacso

Otras publicaciones:

Book cover

12-2853t1

Avances en Argentina

En cuanto a aplicaciones en el ámbito privado en Argentina, Fuentes (2018) cita el caso de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), que ya recuperó las primeras 1.000 toneladas de plástico de su planta de recupero de residuos inaugurada en 2017 en Cañada de Gómez, Santa Fe. El objetivo de la planta es recuperar el 100% de los envases fitosanitarios, como insecticidas, herbicidas y fungicidas, y silo bolsas que la cooperativa envía al mercado a través de sus 150 cooperativas y 46 centros de desarrollo cooperativos que están integrados a la red.

De las 70.000 toneladas de residuos plásticos que se generan en el país, ACA representa el 10%. Por lo tanto, las 7.000 toneladas (6.000 toneladas de silo bolsa y 1.000 toneladas de bidones) que originan los más de 50.000 productores que integran ACA, vía una logística inversa, las cooperativas tienen que devolverlas una vez usadas para que lleguen a la planta y procesarlas en la búsqueda de un balance neutro. Pero también trabajan con recuperadores o acopiadores de plásticos que trabajan por fuera de la cooperativa. Los fitosanitarios producen una materia prima de alta densidad que se puede reutilizar para el armado de nuevos bidones. Además, se pueden emplear para postes, varillas, durmientes y separadores de obras viales. Por el contrario, la materia prima generada por el silo bolsa se utiliza para las bolsas de consorcios, las bolsas industriales y las mangueras, entre otros (Fuentes, 2018).

La empresa Lafarge Holcim busca crear más valor de la basura, transformándola en recursos para todos los procesos de producción y soluciones sostenibles de tratamiento de residuos. Para el año 2030 la compañía quiere utilizar 80 millones de toneladas de recursos de los residuos. En las zonas urbanas, desarrolla el uso de la construcción y reciclado de residuos de demolición para producir agregados reciclados. Específicamente en Argentina, la empresa está abocada al aumento de las reservas de cantera utilizando material estéril en la fabricación del Hercal. También reemplaza caliza útil por material estéril en cemento de albañilería, y realiza análisis y ensayos con diferentes materiales para garantizar su calidad (Holcim, 2019).

La Gerencia de Sustentabilidad de Natura, la empresa que produce y comercializa artículos de cosmética y perfumería, tiene varios retos por delante, entre ellos desarrollar el circuito de reciclado del vidrio en Argentina. Para trabajar en el proyecto, se le solicitó al proveedor Rigolleau que fabricara los productos con material virgen. Natura intentó implementar una logística inversa, pero no funcionó. Por ello ahora trabajan con diversidad de actores, como cooperativas de recuperadores urbanos, municipios, ONG, etc. El objetivo para 2020 es que el 30 % de los envases de perfumería sea reciclado posconsumo.

Pulpo S.A. es una empresa que surge en 2011 como respuesta a diversas problemáticas. La precariedad de los recolectores de basura, la plena saturación del relleno sanitario en Ushuaia, donde se localiza este proyecto, y la necesidad de trabajar sobre una gestión responsable de los residuos para las empresas. Brinda el tratamiento y disposición final responsable de materiales reciclables y no reciclables garantizando la reinserción de la materia prima tratada al circuito productivo.

Gracias al desarrollo de este modelo de innovación se logró descomprimir el relleno sanitario de la ciudad de Ushuaia: se alcanzó una reducción de su uso en un 39 %. Los productos de pulpa moldeada, a través de su marca Pulpak, representan una opción saludable para el medio ambiente, ya que su proceso de biodegradación no supera los 8 meses. Es un excelente reemplazo del EPS (poliestireno expandido), material que demora más de 100 años en degradarse. La capacidad de encastrarse que tiene este material permite ganar en eficiencia logística, de modo que se consigue una significativa reducción en costos y en huella de carbono.

Dos pymes salteñas decidieron dar el puntapié inicial para que la provincia sea modelo en economía circular. Salta Plast y Soda Ideal reciclarán cientos de kilos de plástico, bajo el concepto de “Tus residuos son mis recursos”. A partir de este acuerdo de revalorización de residuos, la empresa Soda Ideal se comprometió a entregarle a Salta Plast material plástico en desuso, que será reciclado y posteriormente reutilizado para la confección de bolsas de residuos.

Fiat Chrysler tiene una planta en la localidad de Ferreyra, provincia de Córdoba, donde recicla el 90 % de sus materiales de rechazo derivados de la producción de automóviles: chapas, paneles, volantes y plásticos. También cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, que actualmente está tratando entre 70 y 80 metros cúbicos por hora (Velázquez, 2017).

Minidest busca la mayor eficiencia productiva del etanol, eliminando el factor de los costosos fletes y simplificando la logística. El proyecto fue reconocido con Medalla Dorada a la innovación agroindustrial en la Expoagro de Argentina. Minidest construye minidestilerías automatizadas a las que operan de manera remota. Hay cuatro funcionando en el país. La idea es la siguiente: una planta procesa unas 1.500 ha de maíz por año y da alimento para unos 10.000 animales al año. Según estudios del INTA, con estas plantas en el campo, se ahorra con cada camión de etanol producido, tres fletes de maíz y tres fletes de burlanda (proteína del maíz) (Infonegocios, 2017).

Según el informe de la Fundación Los Verdes (2016), Argentina cuenta con una matriz eléctrica altamente dependiente de los combustibles fósiles, fundamentalmente gas y petróleo, que llega al 72 % del total. Por su parte, en la producción de energía primaria los combustibles fósiles han alcanzado el 88 % del total. Frente a este contexto y ante la necesidad de una disminución drástica de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el país enfrenta un gran desafío en la incorporación de fuentes limpias y renovables. Argentina se encuentra en un escenario prometedor para el desarrollo de las renovables a gran escala, pero se encuentra muy demorada en la promoción de la generación distribuida (microgeneración conectada a la red), también necesaria para desplegar el potencial existente en todo el país.

Iezzi (s.f.) reflexiona que comenzar a transitar el camino de la economía circular en Argentina permitirá dar los saltos de calidad y productividad que la economía tanto necesita. Trabajar en establecer nuevas infraestructuras, tanto físicas como organizativas, en el fomento de la innovación a gran escala y no solo en una solución en particular, generar y poner a disposición de la población en general información robusta, confiable y transparente que sirva para encontrar nuevas oportunidades de circularidad integrando actividades hoy desconexas son algunas de las medidas en las que el argentino debe poner su esfuerzo.

El Pacto Global de Naciones Unidas realiza anualmente un encuentro del cual participan autoridades de Naciones Unidas, de la sociedad civil y del sector privado comprometidos en alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la Agenda 2030. El “Making Global Goals Local Business” tuvo su sede en Argentina en abril de 2018 y reunió a líderes locales y globales centrándose en cómo, a través de la innovación, las empresas pueden crear soluciones para abordar los desafíos del desarrollo sostenible, promover prácticas comerciales responsables y aprovechar las nuevas oportunidades que se encuentran dentro de los ODS. El Pacto Global de Naciones Unidas reúne a más de 9.,000 participantes empresariales de todo el mundo, y tiene como misión generar un movimiento global en favor del desarrollo sostenible con el liderazgo del sector empresarial.

Figura 27: The Global Goals

D:EscribimosEconomía circularODS.png

Fuente: The Global Goals. http://www.globalgoals.org/Public Domain.  



Deja un comentario