Otras publicaciones:

9789871354894_frontcover

12-4283t

 

BANNER AUSTRAL

14 Colegio Buen Consejo (Barracas)

Trabajo en redes, desarrollo interorganizacional y educación en contexto vulnerable[1]

Juan Martín Fernández y Raúl Gómez Álzaga[2]

Introducción

En esta ponencia se intentará mostrar que para lograr el objetivo de la inclusión social a través de la educación equitativa y de calidad es esencial el trabajo en redes con diversos actores de la comunidad local, complementando esfuerzos, recursos y saberes. Este trabajo en conjunto redunda en beneficios directos e indirectos para todos los actores involucrados en la tarea de superar las barreras socio-económicas y brindar a los estudiantes efectivas oportunidades de movilidad social.

El Colegio Buen Consejo fue fundado a principios del siglo XX en Barracas. Desde principios de la década de los 90 desarrolla un proyecto de inclusión e integración destinado 960 alumnas y alumnos de los ciclos inicial, primario y secundario. Un 65% de los estudiantes provienen de la Villa 21-24 y el otro 35% de los barrios vecinos (Barracas, La Boca, Constitución) y de los partidos linderos del conurbano sur (Avellaneda, Lanús y Lomas de Zamora). Actualmente el Colegio cuenta con dos sedes y en los últimos seis años ha logrado que el 100% de sus egresados realicen estudios superiores con posibilidad de acceso a empleos de calidad.

1. Marco teórico

Para este trabajo se utiliza la conceptualización teórica propuesta en distintos trabajos por el equipo de investigación liderado por Pablo Forni para las Organizaciones del Sector Civil de base del conurbano bonaerense, que entendemos es aplicable a instituciones educativas en condiciones de exclusión.

Desde una mirada de la filosofía política nos ha sido muy útil la conceptualización de las comunidades locales propuestas por Alasdair MacIntyre. La importancia de las comunidades locales trazadas por valores y virtudes esenciales a las prácticas compartidas internamente en cada comunidad local, poniendo la mirada en cada persona y en la importancia de trabajar mancomunadamente con otras comunidades locales.

2. Comunidades locales y redes comunitarias

Para el inicio de un trabajo social en red es necesaria la pre-existencia de comunidades locales con fines u objetivos sociales similares especialmente de ámbito local pero sin excluir a comunidades aledañas.

En orden con el pensamiento de Alasdair MacIntyre las comunidades locales se conforman desde la base misma de la sociedad. Por ejemplo: las escuelas, los hospitales, las universidades, los clubs, las instituciones benéficas, las ongs, los grupos religiosos, etc., son típicas comunidades locales mediante las cuales se puede desarrollar el bien intrínseco de cada comunidad y el desarrollo personal de sus integrantes. Además, las personas participan en diversas comunidades locales generando una red de reciprocidad interna y externa. Por tal motivo vemos oportuno especificar que cuando MacIntyre habla de comunidad no se refiere exclusivamente a una sola comunidad sino a todas las comunidades en las que se halle involucrado un individuo por las actividades sociales que desempeña en su vida cotidiana. La pertenencia a una comunidad o a varias comunidades permite que los individuos florezcan aprendiendo de la experiencia del lugar que ocupan en dichas comunidades.[3]

“Éste es un proyecto de inclusión entre la villa y el barrio, y una integración entre lo público y lo privado, cosas que a veces en Argentina se ven como antagónicas. Lo que buscamos es tender puentes. Una de las mejores apuestas que se puede hacer por el país es la educación. Este país sale adelante con educación y con cultura. Estamos apostando a eso a nivel comunitario, a nivel Barracas, Villa 21. Ojalá pueda replicarse esto en otros lados”.[4]

Para alcanzar estas ambiciosas metas el Colegio Buen Consejo desde el comienzo se encontró con evidentes limitaciones individuales, por lo que en forma inmediata se priorizó el trabajo en redes en distintos niveles (sacerdotes de la Villa 21, sector público, fundaciones, ONGs, empresas y donantes particulares).

Cuando el Colegio Buen Consejo comenzó a recibir en sus aulas un alto porcentaje de alumnos de la vecina Villa 21-24, se estableció un vínculo estrecho con las organizaciones barriales y en especial con la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé. Dicha parroquia fue fundada a fines de la década de 1970 y el complejo poblacional hoy alberga a aproximadamente 50.000 personas.

Con la llegada del Padre Pepe Di Paola como párroco en 1997, la relación con la villa 21-24 se afianzó con una mirada integral compartida que no se limitaba a la contención. La meta era alcanzar mejor educación posible para lograr una efectiva promoción social, de modo que cada alumno tuviera la oportunidad de crecer y salir de la situación de marginación estructural.

Luego el círculo de influencias se fue ampliando cada vez más. A partir de la crisis del 2001 surgieron en las villas y asentamientos del AMBA innumerables organizaciones de la sociedad civil para atender problemas acuciantes. Lentamente comenzó a surgir una natural relación entre dichas asociaciones civiles y el colegio Buen Consejo.

En el área de influencia de la Villa 21-24, además del trabajo con el equipo de curas villeros el Buen Consejo actúa en forma complementaria con una diversidad de entidades: Centros de apoyo escolar (Uniendo Caminos, Pilares), Parroquia de la Natividad (apoyo de gabinete psicológicos), desarrollo de la mujer (Mujeres 2001), acceso a la educación superior (Futuros Profesionales-Integrar), Centro Metropolitano de Diseño (dependiente del gobierno de la Ciudad), Fundación Contemporánea (liderazgo social y participación ciudadana)

También se han realizados trabajos con diversas ONGs como Alameda, Universitarios para el desarrollo y el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la UCA. Algunos colegios secundarios colaboran con trabajos manuales de refacción del establecimiento (Los Molinos y Bosque del Plata).

Como explica claramente Rupert Chisholm:

La red surge de necesidades mutuamente complementarias, puntos de acuerdo o áreas de interés conjuntas. Las organizaciones desarrollan redes a fin de enfrentar meta-problemas que no pueden ser siquiera apreciados adecuadamente desde cada organización en forma aislada.[5]

La tarea del Colegio no acaba cuando los estudiantes reciben el título secundario pues desean continuar con estudios superiores Para hacer posible estos estudios universitarios buscamos becas en diversas universidades: UCA, El Salvador, UADE, Cemic, Fundación Barceló, Austral, etc.

Por otro lado, algunos estudiantes del colegio asumen posiciones de liderazgo en el grupo de Exploradores que funciona en la órbita de la Parroquia Caacupé y -algo que produce una especial satisfacción- entre el plantel de profesoras haya varias egresadas del Colegio Bueno Consejo.

Pero el objetivo del proyecto educativo en Barracas no se agota en brindar educación con equidad y calidad, sino también en superar las barreras sociales y espaciales, que convierten a las villas en virtuales ghettos aislados del tejido urbano. Para alcanzar esta meta ambiciosa es imprescindible un esfuerzo conjunto entre múltiples sectores. El proyecto educativo refleja un sistema novedoso de integración entre el ámbito estatal y el privado al servicio de una mejor educación de los niños, niñas y adolescentes en Barracas que permite alcanzar una estructura económica sostenible.

En el Buen Consejo existe un sistema de financiamiento integrado en la que a través del aporte estatal, de capitales privados, de una accesible cuota de los alumnos y de un sistema de padrinazgo se busca lograr la sustentabilidad económica.

Aplicando la teoría de dependencia de recursos (Resource Dependency Theory) para los centros educativos de inclusión social se puede decir que:

“Las organizaciones no son capaces de generar internamente los recursos, o bien las funciones requeridas para su mantenimiento, y por lo tanto deben iniciar transacciones y relaciones con elementos en su medio ambiente, que puedan proveerle los recursos y servicios que necesita”.[6]

Para el sostenimiento de becas, para los proyectos importantes de mantenimiento que demanda un edificio centenario y para la construcción de la nueva sede de la calle Río Cuarto buscamos el apoyo de particulares, en primer lugar de las pymes y grandes empresas radicadas en el entorno del Colegio. Barracas es una zona donde tienen sus oficinas o depósitos una gran cantidad de entidades de este tipo por lo que apelamos a su responsabilidad social. La red de padrinos y donantes se extiende a personas de todo el AMBA, que colaboran en la medida de sus posibilidades según sus recursos económicos.

3. Hacia una nueva etapa de construcción de redes y desarrollo comunitario.

Luego de trabajar en la inclusión social educativa, hemos podido avanzar en el establecimiento de lazos comunitarios, se está consiguiendo una estructura sustentable en lo económico (a partir del esfuerzo conjunto comunidad, Estado, padrinos y donantes particulares). Esto ha permitido que las últimas cinco promociones de estudiantes egresados en su mayoría estén realizando estudios superiores y cuente con la posibilidad de acceder a buenos empleos.

En los últimos años distintos medios de comunicación de alcance nacional se han hecho eco de la tarea silenciosa pero eficaz de nuestros docentes, visibilizando los logros que se han ido alcanzando.

De la relación con innumerables instituciones relacionadas con la educación y la inclusión surgió una nueva demanda: armar una Red colaborativa de centros educativos: Centros de apoyo Escolar, Universidades, Parroquias, Organizaciones de la Sociedad Civil vinculadas a la educación. En fin, todos aquellos actores que tuvieran la inquietud de crecer a través de compartir experiencias, logros, noticias, búsquedas laborales, etc.

Para ello el Colegio Buen Consejo, junto con el Colegio María de Guadalupe (del Barrio Las Tunas, Tigre), lanzó la página de Facebook MULTIPLICAR – Red Educativa para la Inclusión Social, que en menos de un año ya cuenta con más de 160 miembros, tanto del AMBA como de otras provincias de la República Argentina. Esta página funciona en forma horizontal y tiene un impacto contagioso, ya que permite replicar experiencias de otros centros educativos y sirve como estímulo para avanzar en la misión educativa.

En el mismo sentido, para promover la práctica de compartir experiencias, el Buen Consejo realizó en 2014 la 1ra Jornada para Centros Educativos de Inclusión Social, a la que asistieron cerca de cien personas, en su mayoría del AMBA. Se contó con la asistencia del Padre Pepe di Paola, funcionarios de la cartera educativa del gobierno de la Ciudad, de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Argentina. Y miembros de distintos colegios que compartieron sus experiencias como por ejemplo: uso de tecnologías en el aula y desarrollo de fondos. El 23 de octubre de 2015 el Colegio Buen Consejo organizará la 2da edición de la Jornada, con la colaboración del Centro Metropolitano de Diseño que cederá el uso del Auditorio con capacidad para 200 personas.

A lo largo de este camino, donde ha habido un número de pequeño de dificultades a superar, se han ido acumulando competencias y saberes que también pueden ser aprovechados por otras entidades educativas que trabajan en la inclusión social. Esto ha despertado el interés académico; en la actualidad están en desarrollo dos investigaciones de posgrado sobre educación e inclusión en contextos de pobreza y otro sobre educación diferenciada e inclusión social.

Finalmente, aprovechando la oportunidad que en 2018 se cumplirán los cien años de la fundación del colegio Buen Consejo, nos hemos puesto como objetivo la publicación de un libro donde se describa de un modo didáctico la historia del Colegio y cómo éste lleva a cabo su tarea educativa, de modo que puedan ser replicados por otras instituciones similares aquellos ejemplos que puedan ser útiles.

4. Conclusión

Las comunidades locales son esenciales para la educación en contexto vulnerable partiendo de la escuela como principal comunidad educativa. El trabajo en redes entre diversas comunidades locales no sólo favorece la tarea educativa para la inclusión social sino que es un requisito indispensable para pasar del rol pasivo de la “escuela contenedora” a una institución que estimule a que sus alumnos desplieguen su máximo potencial, puedan superar las barrera socio-económicas, accedan a estudios superiores y empleos bien pagos.

A lo largo de esta ponencia se ha visto la influencia sumamente positiva de comunidades locales trabajando en red junto con otras comunidades locales afines que permitan potenciar la educación de sus alumnos y de fortalecer el sentido y la existencia de otras comunidades locales afines.

Bibliografía

Alasdair MacIntyre, Tras la virtud, Barcelona, Crítica, 2004.

Alasdair MacIntyre, Animales racionales y dependientes, Barcelona, Paidós, 2001.

Pablo Forni, Luciana Castronuovo, Mariana Nardone, Las organizaciones en red y la generación de capital social. Implicancias para el desarrollo comunitario, Miríada, Vol 4, Nº 8 (2012).

Pablo Forni, Marcelo Siles y Lucrecia Barreiro, ¿Qué es el Capital Social y cómo Analizarlo en contextos de Exclusión Social y Pobreza? Estudios de Caso en Buenos Aires, Argentina, Research Report Nº 35, diciembre 2004.

Pablo Forni, Las Redes Inter-Organizacionales y el Desarrollo de las ONGs de Base. Estudios de Caso en el Gran Buenos Aires durante la década del ´90, Organizacoes & Sociedade, Bahia, Salvador, v.8 – n.20, Enero-abril, 2001.

Fuentes bibliográficas y periodísticas sobre el Colegio Buen Consejo

Diario Clarín, De la villa a la universidad, 6 de marzo de 2011.

Diario Infobae, Un colegio privado de Barracas, puerta de inclusión para los chicos de la Villa 21, 7 de diciembre de 2012, http://goo.gl/XVz0cc

Diario La Nación, Los jóvenes, más positivos que los adultos, 6 de octubre de 2012.

http://goo.gl/zu5Hck, Escuelas todo terreno, Vaso Medio Lleno, La Nación, 5 de julio de 2011.

http://goo.gl/BPJJfY, Primeros universitarios, La Nación, 3 de marzo de 2012. En:

http://goo.gl/2OTpkB, Atreverse a lograr lo que se creía imposible, La Nación, 2 de septiembre de 2013.

Silvina Premat, Pepe. El cura de la villa, Sudamericana, Buenos Aires, 2013.

Enlaces de interés

Colegio Buen Consejo. http://goo.gl/B17p4t, Facebook: Buen Consejo/AESES.

MULTIPLICAR – Red Educativa para la Inclusión Social (Facebook)

Fundación Uniendo Caminos, http://goo.gl/7wGfih

Ashoka, http://goo.gl/DIcB47

Fundación Contemporánea, http://goo.gl/gB9Xub

Centro de Apoyo Escolar San Francisco, http://goo.gl/aMRTZy

Futuros Profesionales – Integrar, http://goo.gl/1kdvZW

Centro Educativo Los Pinos, http://goo.gl/TDMvE

Creer Hacer, http://goo.gl/CBMPlq

Junior Achievement, http://goo.gl/4KZ0y0

Escuela de Música Caacupé, http://goo.gl/0laCHw

Colegio María de Guadalupe (Barrio Las Tunas, General Pacheco), http://goo.gl/0xgK16

Enseñá por Argentina, http://goo.gl/w2Iazu

Colegio Madre Teresa (Virreyes), http://goo.gl/bR0YN


  1. Working with Inter-organizational networks and education at poverty environments.
  2. Juan Martín Fernández (Dr. Ciencia Política, Universidad de Granada; Desarrollo Institucional Colegio Buen Consejo, Barracas, CABA), jmartinfz@gmail.com. Raúl Gómez Álzaga (Abogado, UBA; Coordinador de red de instituciones educativas inclusivas MULTIPLICAR), rgomezalzaga@yahoo.com.ar.
  3. Cfr. Alasdair MacIntyre, Tras la virtud, Barcelona, Crítica, 2004, pp. 190, 191 y 322; Cfr. Alasdair MacIntyre, Animales racionales y dependientes, Barcelona, Paidós, 2001, pp. 128-130, 158 y 159.
  4. Cfr. Diario Infobae, “Un colegio privado de Barracas, puerta de inclusión para los chicos de la Villa 21”, 7 de diciembre de 2012.
  5. Cfr. Chisholm, Rupert F., On the Meaning of Networks, Group & Organization Management, vol. 21, Nº. 2, pp. 216-236, 1996; Cfr. Pablo Forni, Luciana Castronuovo y Mariana Nardone, “Las organizaciones en red y la generación de capital social. Implicancias para el desarrollo comunitario”, Miríada, Vol 4, Nº 8, 2012.
  6. Cfr. Aldrich H. Pfeffer, “Environments of Organizations”. Annual Review of Sociology, Vol. 2, 1976, pp. 79-105.


1 comentario

  1. Foto de perfil de Facebook Paty Canché Ortega 28/04/2018 5:46 pm

    me parece interesante la información encontrada

Deja un comentario