Otras publicaciones:

12-3301t

9789871867257-frontcover1

 

BANNER AUSTRAL

6 La Universidad y su compromiso socialmente responsable

Mg. María Belén Arias Valle, Lic. Ana María Lillo Murcia, Cra. Mayra Navarro, Lic. Paula Perez y Cra. Emilce Valdivieso[1]

1. Resumen

Las conclusiones del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible se basan

“en la visión de un mundo en el que todos tengan la oportunidad de recibir una educación y aprender los valores, comportamientos y modos de vida necesarios para el advenimiento de un futuro sostenible y una transformación positiva de la sociedad”[2].

Cada vez más, las organizaciones y sus partes interesadas reconocen que adoptar un comportamiento sostenible socialmente responsable es tan necesario como beneficioso. Un comportamiento socialmente responsable puede producir mejoras en aspectos clave de la organización: su ventaja competitiva, su reputación, su capacidad para atraer y retener trabajadores, clientes y usuarios, así como su productividad y la percepción por parte de los inversores de la organización, y sus relaciones con las partes interesadas.

La Responsabilidad Social Corporativa es el conjunto de prácticas y sistemas de gestión que persiguen de forma voluntaria la sostenibilidad económica, social y medioambiental de la institución y la interacción con los stakeholders que operan en el ámbito de las operaciones de la misma de una manera ética.

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Católica de Cuyo, ha tomado los mencionados conceptos de ética, desarrollo sostenible y responsabilidad social universitaria como desafío para realizar una contribución a la sociedad en la que se encuentra inmersa.

En el presente trabajo se analiza a la Responsabilidad Social Universitaria como una herramienta integradora que contribuye al desarrollo sostenible, a la excelencia organizacional, su responsabilidad institucional ante la sociedad, su cultura y la de las personas que la dirigen.

Palabras claves:

Educación, Desarrollo Sostenible, Responsabilidad Social Corporativa.


2. La Universidad y su papel frente a la ética

Kliksberg en su libro Más Ética, más desarrollo cita al Premio Nobel de Economía Amartya Sen (1997) quien subraya que:

“Los valores éticos de los empresarios, los profesionales de un país y otros actores sociales clave, son parte de sus recursos productivos; si son a favor de la inversión, la honestidad, el progreso tecnológico, la inclusión social, serán verdaderos activos; si, en cambio, predominan la ganancia rápida y fácil, la corrupción, la falta de escrúpulos, bloquearán el avance”[3].

Las universidades y la sociedad en la que operan atraviesan un proceso de transformación global. Hoy la Universidad se encuentra interpelada, uno de los ejemplos son los grandes casos de corrupción que han implicado a profesionales formados en las mejores instituciones. La ciudadanía exige cada vez más profesionales comprometidos con el desarrollo equitativo y sostenible de su país, más líderes políticos que sostengan su función sobre bases éticas, más organizaciones públicas y privadas que sean socialmente responsables, son todos factores que animan esta preocupación.

Algunas de las más reputadas universidades como Harvard, MIT y la London School of Economics, ya tienen varios reclamos de fondo a la economía convencional. Dicen que la misma se concentra solo en el “gran cuadro” y no tiene en cuenta lo que sucede en la realidad. Por otra parte ofrece recetas universales, “y los problemas son diferentes país por país y aun región por región dentro de los países”. Así las recetas que ayudaron a algunos en ciertos momentos, no funcionaron en África, la ex Unión Soviética, en diferentes partes del Sudeste Asiático y en América Latina. Varios profesionales en su mayoría economistas jóvenes “están insatisfechos por la educación recibida que no ayuda al desarrollo de los pueblos”[4].

La generalizada sed de ética que se expresa hoy a lo largo de América Latina y del mundo es contrastante con la insuficiencia de las propuestas de enseñanza ética que se ofrecen en nuestros claustros universitarios.

El rol de las universidades determinará el sitio del conocimiento para afrontar los retos del mundo de hoy. La universidad debe crear y distribuir conocimiento socialmente relevante anticipándose en desempeñar un rol proactivo y comprometido en la transformación y el cambio positivo de la sociedad. Para afrontar estos desafíos se necesita de una reforma en la política de la universidad desde la perspectiva del servicio público, pertinencia y responsabilidad social.

Las universidades en América Latina vienen desde hace años preguntándose cómo recuperar el papel social que les corresponde en cuanto constructoras de conocimiento y formadoras de profesionales hacia nuevas formas y concepciones de la sociedad con características de mayor justicia, equidad, fraternidad entre otras todas ellas con un claro componente moral explícito.

La importancia del estudio de la ética no sólo debe destacarse en los programas de las carreras de Política o de Administración Pública, sino en los planes de estudio de todas las carreras universitarias. Los sistemas políticos contemporáneos se caracterizan por el hecho de que quienes participan en política provienen de las más diversas disciplinas: ingenieros, médicos, juristas, contadores, psicólogos, entre otros. Un buen profesional domina las técnicas y lo hace acompañándose de valores que benefician su actividad. Los conocimientos sin valores pueden conducir al desastre. Por ejemplo, un historiador sin ética puede falsear datos en sus investigaciones; un ingeniero sin ética podría emplear material de mala calidad o insuficiente en una construcción; un contable sin ética puede alterar las cuentas en su propio beneficio y así sucesivamente en cada actividad profesional, por lo tanto Es criminal que se elimine la enseñanza de la ética de los programas de estudio, es a través de ésta como el individuo puede reconocerse como un sujeto con dignidad.

Esto demuestra que la Educación en todos sus niveles tiene que ser la precursora de conductas éticas. Se propone la formación de profesionales líderes, comprometidos con la sociedad, capaces de asumir cambios sociales tendientes a la ética, que guíen las transformaciones sin perder su independencia y que trabajen proactivamente para recuperar la confianza como valor vital de la convivencia. La economía debería verse entonces como una herramienta poderosa para lograr el bien común, y su destino, pensarse desde esos nuevos paradigmas. Por su parte, la formación para ese liderazgo requiere de instituciones educativas preocupadas por su rol social, comprometidas con su comunidad. De esta manera enseñando conductas éticas se logrará adquirir hábitos éticos.

3. La responsabilidad social universitaria

El concepto de “Responsabilidad Social Corporativa” o “Responsabilidad Social Empresarial” llega también al mundo universitario, entendiendo por Responsabilidad Social Universitaria la capacidad que tiene la Universidad de difundir y poner en práctica un conjunto de principios y valores generales y específicos, por medio de cuatro procesos claves: Gestión, Docencia, Investigación y Extensión, indica María Jesús Domínguez Pachón.

Eduardo González Mazo (2014), rector de la Universidad de Cádiz, España en la Apertura de las Iº Jornadas Internacionales de Responsabilidad Social Universitaria en Febrero de 2014 exponía:

“Las universidades tienen un papel fundamental tanto por el impacto que pudiera tener la incorporación de la Responsabilidad Social Corporativa en el diseño de su oferta formativa e investigadora, como también por incorporarla en su misión, visión y estrategia corporativa”. Mazo (2014).[5]

La Universidad debe tener una conciencia social y contribuir con la sociedad a solucionar los problemas que afectan a los grupos de interés generando nuevas ideas y recursos que se puedan aplicar en beneficio de toda la sociedad. Por tanto, las universidades tienen una responsabilidad con la sociedad.

La importancia de la Responsabilidad Social Universitaria radica en que ayuda a la universidad a reconectarse con el contexto social y a reencontrar su identidad, por el cual actualmente se impulsa la toma de conciencia de la Responsabilidad Social Universitaria, es decir la manera en que la Universidad responde a las necesidades de su sociedad a través de su misión. Para acelerar la incorporación de este paradigma en la Universidad es necesario promover desde la Universidad, estudios, investigaciones y/o experiencias que coadyuven a favorecer su sustentabilidad y sostenibilidad con nuevas propuestas y medidas.

La Responsabilidad Social Universitaria, se fundamenta en la responsabilidad ética, y propone que hay que difundir y consolidar la Responsabilidad Social como referente de la identidad de las universidades latinoamericanas e iberoamericanas. Las universidades responsables generan un impacto sobre la sociedad y su desarrollo económico, social, político y ambiental. Estos impactos definen los ejes de gestión socialmente responsable de la Universidad:

  1. La gestión socialmente responsable de la organización misma, y en particular de sus recursos humanos y ambientales.
  2. La gestión socialmente responsable de la formación académica y la pedagogía.
  3. La gestión socialmente responsable de la producción del saber y los modelos epistemológicos promovidos.
  4. La gestión socialmente responsable de la participación en el desarrollo.

Luís Carrizo y François Vallaeys, profesor de la Pontificia Universidad Católica de Perú, han definido la Responsabilidad Social Universitaria como un:

“modo de gestión integral de la universidad, que podemos caracterizar como gestión de impactos (humanos, sociales y ambientales), que la actividad de la organización genera, en un esfuerzo constante por abarcar y satisfacer los intereses de todos los afectados potenciales” [6]

Mónica Jiménez, Líder de la Universidad Construye País afirma,

“La Responsabilidad Social Universitaria se vive en la universidad a través de sus procesos claves, de la docencia, de la investigación, de la extensión, y que no sea algo ‘extra’ o solamente de extensión. Nosotros pensamos que la Responsabilidad Social no puede ser como ‘extra’ programática, ‘extra curricular’, sino que al ser una forma de ser, una forma de vivir la universidad, estos valores atraviesen toda la vida de la universidad, todos los procesos de toma de decisiones”.[7]

“La Responsabilidad Social Universitaria exige, desde una visión holística, articular las diversas partes de la institución en un proyecto de promoción social de principios éticos y de desarrollo social equitativo y sostenible, para la producción y transmisión de ‘saberes’ responsables y la formación de profesionales ciudadanos igualmente responsables” (Magdalena S. Gil Ureta).

La Responsabilidad Social Universitaria es un enfoque para la toma de decisiones de la organización, y por lo tanto es pertinente a todos los procesos de decisión, a saber; gestión, docencia, investigación y extensión.

“Describir la incorporación de medidas que la Universidad Católica de Cuyo realiza para orientar la gestión interna hacia un modelo de desarrollo sostenible”.

A continuación se describen Orientaciones Estratégicas Generales de Responsabilidad Social Universitaria, tomadas por la Universidad Católica de Cuyo como lineamientos para la planificación, organización, dirección y control.

François Vallaeys al escribir para la Revista PALESTRA de la Pontificia Universidad Católica del Perú, precisa “Orientaciones Estratégicas Generales de Responsabilización Social Universitaria” es provechoso enfocar cuatro líneas de acción institucional:

  1. “En lo que concierne a LA GESTIÓN INTERNA de la Universidad: La meta es orientarla hacia la transformación de la Universidad en una pequeña comunidad ejemplar de democracia, equidad (supresión de las segregaciones y corrección de los privilegios), transparencia (política y económica), y hacer de ella, un modelo de desarrollo sostenible.

  2. En relación a la DOCENCIA: La meta es capacitar a los docentes en el enfoque de la Responsabilidad Social Universitaria y promover en las especialidades el Aprendizaje Basado en Proyectos de carácter social, abriendo el salón de clase hacia la comunidad social como fuente de enseñanza significativa y práctica aplicada a la solución de problemas reales.

  3. Con respecto a la INVESTIGACIÓN: Favorece la inter y transdiciplina. La meta es promover la investigación para el desarrollo, bajo todas las formas posibles, donde investigadores y docentes se encontrarían en el mismo lugar, trabajando sobre la misma problemática, desde sus especialidades respectivas, creando una sinergia de conocimientos….

  4. Sobre la línea de acción de la PROYECCIÓN SOCIAL: La meta es trabajar en interfaz con los departamentos de investigación y los docentes de las diversas facultades para implementar y administrar proyectos de desarrollo que puedan ser fuente de investigación aplicada y recursos didácticos para la comunidad universitaria”[8].

4. Los impactos de responsabilidad social universitaria: El caso de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Católicas de Cuyo

La Universidad Católica de Cuyo, específicamente la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, tiene un camino recorrido en la implementación de políticas de Responsabilidad Social Universitaria, se puede analizar sus resultados bajo la perspectiva de sus impactos que produce la Responsabilidad Social Universitaria en los aspectos de Gestión, Docencia, Extensión Investigación y Medio Ambiente.

4.1 Impactos en la gestión o campus responsable:

4.1.1 Adhesión al Pacto Global de Naciones Unidas

El fin del Pacto Global de Naciones Unidas es promover el diálogo social para la creación de una ciudadanía corporativa global, que permita conciliar los intereses empresarios con los valores y el mandato de Naciones Unidas demandados por la sociedad civil, los sindicatos y los gobiernos.

Los principios del Pacto Global y sus áreas de aplicación, están inspirados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre Principios Fundamentales y Derechos Laborales y la Declaración de Río de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

El Pacto Mundial representa un doble camino: generar cambios organizacionales que penetren en la cultura de la universidad a fin de alinearla a los valores universales propuestos por Naciones Unidas y es, también, una invitación a generar acciones colectivas que cristalicen estos valores en proyectos de alianza público-privado o privado-privado que contribuyan a la generación de espacios inclusivos, combatir la pobreza y contribuir a los objetivos de Desarrollo del Milenio.

Estar adherido al Pacto Global de Naciones Unidas implica ser reconocido mundialmente como una universidad responsable que se interesa tanto por el medio ambiente en el que trabaja, como en aquellas personas que le dan vida a la universidad, desde los profesores, alumnos, administrativos, proveedores, comunidad y medioambiente. Conlleva también un crecimiento como universidad, el cual debe ir acompañado del desarrollo y crecimiento de todas las personas con las que interactúa, incluso con las generaciones venideras.

4.1.2 Planificación e implementación del Plan de Responsabilidad Social Universitaria

La responsabilidad social universitaria promueve la reflexión integral y analítica de cada universidad sobre la manera en que responde a las necesidades de su sociedad a través de su misión. A partir de esta reflexión, se identifican las medidas para mejorar su contribución al desarrollo económico, político y social. En otras palabras, la Responsabilidad Social Universitaria ayuda a la Universidad a reconectarse con el contexto social y a reencontrar su identidad.

Esta identidad se encuentra inmersa en la comunidad que sirve. Es un desafío constante poder alcanzar su fin favoreciendo y propiciando por el desarrollo e inclusión de la sociedad.

Es un compromiso de todos los actores trabajar conjuntamente, donde de antemano se conocen los logros positivos, para el desarrollo de la comunidad, es necesario juntar los actores y conjuntamente planificar la sustentabilidad entendida desde los diferentes ángulo, posiciones y situaciones actuales atendiendo a su historia e idiosincrasia.

Estos procesos significan repensar diferentes cuestiones estratégicas para la implementación de las políticas, programas o acciones: ¿qué tipo de cambio se pretenden lograr? ¿Hacia dónde se dirigen las instituciones actuantes? ¿Qué tipo de desarrollo se persigue? ¿Existen capacidades de gestión instaladas para este tipo de procesos inclusivos? Frente a esto se barajan diversas opciones posibles a seguir donde serán las instituciones y actores intervinientes las que decidan.

Pasar de una mirada cortoplacista (independientemente del tiempo que se lleven realizando las acciones) a plantear procesos de cooperación más estratégicos y un accionar con continuidad, con metas de mediano y largo plazo. Pasar de la labor individual (en la que cada empresa hace lo suyo) a un trabajo en colaboración con otras empresas y a generar un movimiento más colectivos, compartiendo causas comunes, complementando acciones, que sume y potencie esfuerzos para lograr impactos más significativos y un cambio de escala.

Existen distintas visiones sobre el desarrollo, responsabilidad social empresaria y la responsabilidad social universitaria, unas más integradoras que otras, las cuales permiten un accionar más eficaz para promover el desarrollo local a través de la acción empresarial, universitaria y la cooperación público-privada.

Esto permite procesos más eficientes generando calidad de servicios educativos, reduciendo el uso de recursos, residuos y contaminación. Crear valor con menos impacto en la naturaleza. La tendencia actual es concebir a la Responsabilidad Social Universitaria, como una responsabilidad que tiene en cuenta el concepto de sustentabilidad como paradigma en el modo de enseñar, investigar y transferir conocimiento.

Tanto la proyección social y la extensión universitaria, como el voluntariado estudiantil y los cursos de ética durante la carrera forman parte de la propuesta institucional practicada por la Universidad Católica de Cuyo. Sin embargo, aún así, la formación ética y socialmente responsable ya no puede ser entendida como un “complemento deseable” a la formación profesional, sino como un eje de las competencias especializadas del egresado universitario y una condición de posibilidad de la pericia del nuevo profesional.

4.1.3 Grupos de interés de la Universidad

Kliksberg relaciona la Responsabilidad Social Universitaria con la realización de esfuerzos institucionales que van más allá del simple cumplimiento legal o administrativo que le compete a las universidades, relativa a su quehacer docente o investigador más tradicional y lo vincula además con un fuerte compromiso ético con la sociedad, expresado en acciones que involucren como sus beneficiarios directos no sólo a los estudiantes universitarios, sino que se extiendan al resto de la sociedad.

Para realizar un análisis del impacto del quehacer universitario en la sociedad, sobretodo mediante la rendición de cuentas de sus acciones y decisiones hacia sus stakeholders, la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, es la primera Unidad Académica en comenzar a adoptar un plan de implementación de Responsabilidad Social Universitaria. El mismo se encuentra en ejecución. Esto muestra un fuerte compromiso con el Desarrollo Sostenible.

Los stakeholders son aquellos interesados en la gestión de la organización. Según Freeman (1994), los stakeholders (grupos de interés) son

“grupos e individuos que influyen – o que son influidos por – la actividad de una organización y, por lo tanto, tienen ciertas demandas o expectativas con respecto a ella”.[9]

Por lo cual, los grupos de interés que deben ser considerados como un elemento esencial en la planificación estratégica de la Universidad.

Se procede a identificar a todos los stakeholders internos y externos, procurando ser inclusivos y abarcar el mayor número posible.

Internos:

  • Personal Administrativo
  • Profesores
  • Personal de Maestranza
  • Autoridades
  • Alumnos
  • Familia de los Alumnos

Externos:

  • Proveedores
  • Comunidad
  • Estado
  • Empresas y Sector Empresario
  • Medio Ambiente

4.1.4 Creación del Instituto de Desarrollo Sostenible IDS

El Instituto de Desarrollo Sostenible se crea en el año 2006. Actualmente depende de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. El IDS es la nueva visión de desarrollo que contempla los procesos sociales, económicos y ambientales  como un sistema complejo. Social en cuanto a que el desarrollo sea inclusivo y equitativo con las personas y sus instituciones. Económicas porque se requiere de eco eficiencia y eco sostenibilidad creciente y no solo eficiencia. Ambiental en cuanto es necesario preservar las condiciones ambientales mediante la identificación los impactos sobre la biosfera de las actividades humanas principalmente las económicas, su mitigación y remediación.

Su misión es:

“El IDS es un centro de investigación, docencia y extensión del desarrollo sostenible que trabaja, desde el ámbito regional, en las problemáticas globales, promoviendo el bien común y la dignidad de la persona humana.”

Desde este punto de vista estudia el desarrollo sostenible (económico, social y medioambiental), vinculándose con organismos provinciales, nacionales e Internacionales. Para esto prioriza la formación de docentes-investigadores que, trabajando de manera colegial, promuevan la responsabilidad social universitaria.

Su visión es:

“Es un centro de referencia que aporta al Desarrollo Sostenible en la región de Cuyo, con tres características:

• Estar a la vanguardia del conocimiento,

• Asociado a los centros internacionales más avanzados y

• Ser creíble para todos los actores sociales”

Sus valores son:

Estos son los valores que nos proponemos desarrollar y defender para alcanzar nuestra misión, y que forman parte de nuestra cultura corporativa:

• Valoración de la persona humana: Valoramos la dignidad de la persona humana generando un ámbito en el que se respeten y se promuevan sus derechos.

• Integridad: Obramos siempre de modo transparente, honesto y coherente con la misión y visión del IDS.

• Responsabilidad: Actuamos de modo comprometido con la sociedad, respondiendo a las necesidades que plantea el desarrollo sostenible, asumiendo el compromiso inherente al propio rol de servir al bien común.

• Compromiso: Promovemos una actitud positiva y responsable para el logro de los objetivos comunes, donde cada uno aporte su máxima capacidad con gran sentido de pertenencia al Instituto.

• Trabajo en Equipo: Trabajamos de modo colaborativo, respetando y valorando la opinión de los demás, fomentando la interdisciplinariedad.

• Aprender y emprender: Creamos un ambiente que permita un efectivo aprendizaje de los problemas que plantea el desarrollo sostenible, de manera de emprender soluciones creativas e innovadoras de las que se puedan beneficiar todos nuestros grupos de interés.

Investigaciones y Actividades:
  • Plan Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo
  • Plan de Responsabilidad Social Universitaria (PRSU)
  • Participación en la CEMAM y en la CIEAM
  • Huella de Carbono

4.2 Docencia y formación profesional y ciudadana

Alberto Barbieri expresa

“Todos tenemos responsabilidades sociales que nos obligan a proceder con ética; en este caso el deber se concentra en impulsar la comprensión de la complejidad promoviendo respuestas críticas, formando a las personas como seres humanos, nunca como instrumentos”.[10]

La formación de ciudadanos responsables, contribuye a la transformación social. La gestión de las personas es una de las áreas más sensible de una organización, ya que sus empleados se comprometen íntegramente con el crecimiento humano en el desarrollo del trabajo.

Formar bien a un especialista en algún campo tecnológico o científico es un problema pedagógico que se puede resolver. Sin embargo, formar a una persona sensible a los problemas de los demás, comprometidas con el desarrollo de su pueblo y la inclusión social de los más vulnerables, entusiasta y creativa en la articulación de su profesión con la promoción del desarrollo participativo de su comunidad es todo un desafío, que tiene las siguientes respuestas.

Bernardo Kliksberg –director de la Iniciativa Interamericana de Capital Social, Ética y Desarrollo– preside la cátedra de honor de Gerencia Social para el Desarrollo Humano. Desde ésta, manifiesta que la enseñanza de la ética ha de ser tratada de la siguiente forma:

“No se trata de dictar una materia más que se llame ética para calmar la conciencia. La enseñanza de la ética debe transversalizarse. En cada área temática deben examinarse dilemas e implicancias éticas”.[11]

Además, parece necesario completar la educación moral y en responsabilidad social a través de la reflexión. La formación del juicio moral de los alumnos y el desarrollo de su autonomía moral han de estar presentes en las diferentes materias que se imparten en las Universidades, y además parecería importante que exista un tiempo o una materia en la currícula específica para ello. La idea sería que esta materia, unida al trabajo que se realiza en cada materia de la carrera, sea una especie de cierre o integración conceptual y práctica sobre estos aspectos. Es necesario que se dé la reflexión y la deliberación moral, pues son elementos imprescindibles de la educación ética y ciudadana. Pero el conocimiento de los principios morales y de su adecuación a los contextos en los que se desarrolla la conducta humana no puede estar desligado de la educación de los sentimientos y de las emociones morales. La culpa y la vergüenza, la empatía y el altruismo son algunos de los sentimientos que contribuyen a que las personas controlen sus comportamientos, para evitar hacer daño a los otros o para solidarizarse con ellos y ayudarles.

Se propone la formación de profesionales líderes, comprometidos con la sociedad, capaces de asumir cambios sociales, que guíen las transformaciones sin perder su independencia, y que trabajen proactivamente para recuperar la confianza como valor vital de la convivencia. La economía, la administración deberían verse entonces como herramientas poderosas para lograr el bien común, y su destino, pensarse desde esos nuevos paradigmas.

Kliksberg sostiene que hay que construir un modelo de desarrollo integral, productivo y equitativo, orientado por los valores éticos básicos; movilizar como uno de sus ejes una política social de nuevo cuño basada en alianzas entre políticas públicas, sociedad civil, y organizaciones de los desfavorecidos, instrumentada de modo descentralizado, transparente, y bien gerenciada; plantear la superación de la pobreza y la inequidad como prioridades fundamentales parece ser el gran desafío que tiene por delante este continente.

Otra consideración que hace Klisberg es que hay sectores de nuestras sociedades que, sin intención, están empezando a perder sensibilidad frente a los males de la pobreza; corrupción: acostumbrarse sin rebelión alguna al espectáculo de los niños viviendo en las calles, los ancianos abandonados, los jóvenes sin salida, a ver todo ello como una especie de hecho de la naturaleza, “como si lloviera”. Están perdiendo la capacidad de indignación ante la injusticia, uno de los dones centrales del ser humano. Recuperar esa capacidad será la base para dar la lucha por un desarrollo que incluya a todos con principios éticos.

4.2.1 La Formación Moral y Ética en la Universidad. Transversalidad

La incorporación de cuestiones éticas y la modificación o creación de condiciones que hagan posible que el escenario de aprendizaje universitario también lo sea de aprendizaje ético, requerirá sin duda el establecimiento de pautas o marco normativo. Avanzar hacia un modelo de universidad que comparta la conveniencia de incorporar en sus programas de formación contenidos de aprendizaje relacionados con valores y actitudes, requiere que en los programas de las carreras, en cada una de las materias que conforman la malla curricular, se establezcan objetivos terminales referentes a lo ético y lo moral en sus diferentes etapas.

Para desarrollar la formación moral y ética primero se hará referencia a qué se entiende por formación en la universidad. Se llama formación al proceso de sacar al hombre de su encierro, en sí mismo, típicamente del animal, a la objetivación y a la diferenciación de sus intereses, y, con ello, el aumento de su capacidad de dolor y de gozo.

“Hoy se escucha (…) que la educación tiene como tarea el que los jóvenes aprendan a defender sus intereses. Pero hay una tarea mucho más fundamental: la de ensenar a los hombres a tener intereses, a interesarse por alguien, pues quien ha aprendido a defender sus intereses, pero en realidad no se interesa nada más que por él, no puede ser ya, nunca más feliz. Por eso la formación, la creación de intereses objetivos, el conocimiento de los valores de la realidad, es un elemento esencial para una vida lograda” [12]

Los profesores son fundamentales, ya que son uno de los principales pilares para educar, enseñar, y capacitar a los alumnos pero además debería ayudar a formar la conciencia de los mismos, para que ellos puedan juzgar adecuadamente en cada situación y elegir libremente el bien en que encierra sus acciones. En consecuencia la educación no será solo la transmisión de conocimientos técnicos y éticos sino desarrollar aptitudes como actitudes.

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales implementó en sus carreras cátedras de Ética y Responsabilidad Social Empresarial.

La cátedra ha brindado resultados tangibles. Un 30% de los trabajos finales de investigación que deben proponer los alumnos para alcanzar su título de grado corresponden a temáticas como: Responsabilidad Social Empresarial, Pacto Global de Naciones Unidas, Desarrollo Sostenible, entre otros. En los mencionados trabajos los alumnos expresan que han comenzado a aplicar la Responsabilidad Social Empresarial en lugares investigados. Numerosos docentes han participado de Congresos Nacionales e Internacionales sobre temas de Responsabilidad Social, Sostenibilidad.

Así mismo alumnos bajo la supervisión de profesores presentaron ponencias en Congresos Internacionales sobre Desarrollo Sostenible.

5. Investigación o gestión social del conocimiento

La UNESCO 1998 reconoce el importante papel de la producción y difusión del conocimiento en el progreso y desarrollo individual y colectivo como una responsabilidad social relevante de la universidad, dentro del contexto de los cambios sociales generados a raíz de la mundialización de la economía y el desarrollo tecnológico.

En el año 2009 UNESCO sostiene que la Responsabilidad Social Universitaria radica en trabajar para que la sociedad pueda comprender, problemas que la afectan, y que tienen repercusiones en dimensiones sociales, económicas, científicas y culturales, señalando además que las instituciones de educación superior deben asumir un liderazgo social en la creación de conocimiento en base al fortalecimiento de aspectos interdisciplinarios promoviendo el pensamiento crítico y la ciudadanía activa.

Algunas de las Investigaciones sobre la Temática son:

  • “Responsabilidad Social Universitaria”,
  • “Plan de Desarrollo Sostenible de la Regional de los municipios con minería metalífera de San Juan”
  • “Investigación e impacto en las Instituciones Educativas de nivel universitario de la Responsabilidad Social Universitaria (Pacto Global) y su relación con los principios cristianos.
  • Plan Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo
  • Cálculo de la Huella de Carbono en la Industria Vitivinícola

Además se han organizado en la Universidad Congresos Internacionales sobre el “Aporte de la Universidad al Desarrollo Sostenible” y la Cátedra del Pacto Global de Naciones Unidas.

5.1 Extensión o participación social

La universidad en el contexto de la cooperación al desarrollo posee algunas responsabilidades de importancia, como dar importancia a la investigación y el debate sobre las condiciones del desarrollo, la proyección y transferencia de las capacidades y conocimientos de la universidad hacia la sociedad vinculada a la solidaridad y la cooperación al desarrollo como parte de sus desafíos para contribuir a la transformación social.

5.1.1 Proyecto Capacitar

Con respecto a Extensión o Participación Social la Universidad Católica de Cuyo ha firmado un convenio con la Fundación Loma Negra, el Consejo de Desarrollo Comunitario de la localidad, junto con otras instituciones como el Municipio de Rivadavia.

El Proyecto consistía en capacitar, su finalidad fue acrecentar las posibilidades de crecimiento personal y laboral, específicamente de jóvenes de la localidad, integrándolos con el departamento. En el mismo participaron docentes de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales en los talleres relacionados a desarrollo de emprendimientos y microemprendimientos.

La realización del proyecto buscó afrontar y minimizar las problemáticas sociales, laborales y culturales que afectan a los Jóvenes de entre 15 y 29 años residentes en la localidad del Departamento Rivadavia ya que éstas tienen un fuerte impacto en las posibilidades de crecimiento personal y laboral de dichos jóvenes y por ende del desarrollo endógeno del departamento.

5.1.2 Plan de la Reserva Biosfera

Por un acta complementaria del convenio de asistencia y cooperación entre las Secretarías de Estado de Minería y de Turismo, Cultura y Medio Ambiente; la Subsecretaría de Medio Ambiente y la Universidad Católica de Cuyo, a través de su Instituto de Desarrollo Sostenible, para la elaboración de un plan de manejo de la Reserva de Biosfera de San Guillermo.

Los estudios que realizaron con estos tres organismos se articulan con la Administración de Parques Nacionales y la Fundación Ambientalista Sanjuanina, tal como lo establece la Ley Nacional 25077, se definió el Plan Maestro de Manejo de la Reserva.

Los objetivos y metodología de trabajo consistieron en la conservación y desarrollo, generando un documento que posibilite conservar la diversidad biológica, fomentar el desarrollo económico y social y conservar los valores culturales vinculados.

En el estudio se hizo un planteo de un escenario de conservación y desarrollo, identificando mejor el área y su potencialidad.

5.1.3 Comercio Justo

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, junto al Ministerio de Producción y Desarrollo Económico y la Fundación Fortalecer han llevado a cabo el proyecto de Implementación y Certificación de Comercio Justo. El mismo consistió en implementar las normas de Comercio Justo a 10 empresas locales pertenecientes a las cadenas productivas vino diferenciado, pasas de uva, uva en fresco y uva para vinificar. Para ello desde la Facultad se aportó el conocimiento de docentes y trabajo tutorial de alumnos que se encontraban cursando el último año de la carrera y cuyo promedio fuese superior a 7, desde el Ministerio el apoyo económico para llevar adelante el proyecto y desde la Fundación Fortalecer el apoyo técnico y logístico.

5.1.4 Mujeres emprendedoras

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, la Facultad de Ciencias de la Alimentación y la Facultad de Educación han diseñado un proyecto para promover la inclusión social y mejorar la calidad de vida de mujeres y sus grupos familiares en situación de riesgo. En el mismo se diseñan estrategias de abordaje de la pobreza estructural y la exclusión social, con acciones de capacitación de mujeres para que produzcan dulces y conservas, panificación y repostería y su posterior comercialización en microemprendimientos productivos y sostenibles.

Con el proyecto se intenta fortalecer la cultura del trabajo, que puedan lograr un autovalimiento económico y mejorar los ingresos familiares, para que no dependan exclusivamente de las ayudas económicas del estado. Asimismo, se planea también realizar un abordaje familiar integral con la atención de los niños mientras las madres se capacitan o producen. Los niños entre 3 y 5 años recibirán atención temprana en el Centro de Estimulación.

Participan profesores y alumnos de Gastronomía y Ciencias de la Alimentación (para la producción e higiene en la producción de alimentos), Administradores de Empresas para capacitar en la formación de un microemprendimiento de modo que sea productivo y sostenible, Psicopedagogos y Lic. en Ciencias de la Educación atienden al aprendizaje laboral de las capacitadas y a la estimulación temprana de sus hijos.

Asimismo, este proyecto se articula con el gobierno del Municipio de Zonda para gestionar a través Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, becas para las capacitadas y la Parroquia de Zonda.

5.2 Gestión medio ambiente

El Pacto Global de Naciones Unidas en su Principio Nº 7 establece:

  • Apoyar un enfoque preventivo de los problemas ambientales.
  • Adoptar iniciativas para promover la responsabilidad ambiental.
  • Fomentar el desarrollo y la difusión de tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

La Declaración de Río expresa que

“para proteger el medio ambiente, el enfoque preventivo deberá ser aplicado por cada uno de los estados en función de sus posibilidades. Cuando exista la amenaza de que se produzcan daños serios o irreversibles, no se podrá alegar falta de conocimientos científicos como razón para aplazar la adopción de medidas eficaces que impidan la degradación medioambiental”.[13]

5.2.1. Plan de Reserva de Biosfera San Guillermo

El Plan de Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo (RBSG) fue encargado al Instituto de Desarrollo Sostenible, por el Gobierno de San Juan según Acta Complementaria del Convenio Marco de Asistencia y Cooperación entre la Secretaría de Estado de Minería, Secretaría de Cultura, Turismo y Medio Ambiente de la Provincia de San Juan y la UCC, mayo de 2008.

Las reservas de biosfera ofrecen este modelo. En lugar de convertirse en islas en un mundo cada vez más amenazado por el impacto de las actividades humanas, pueden ser el teatro de la reconciliación entre los seres humanos y la naturaleza y permitir la revalorización del conocimiento acumulado para responder a las necesidades de las generaciones futuras. Pueden, además, contribuir a superar las dificultades derivadas de la índole sectorial de nuestras instituciones. En resumen, las reservas de biosfera son mucho más que simples zonas protegidas.

Así, las reservas de biosfera están a punto de poder asumir una nueva función. No sólo constituirán, para la gente que vive en ellas y sus alrededores, un contexto para desarrollarse plenamente en equilibrio con el medio natural, sino que también contribuirán a responder a las necesidades de la sociedad en su conjunto mostrando el camino hacia un futuro más sostenible.

El plan recomienda

“velar que la Reserva de Biosfera disponga de una política o un plan de administración operacional y tenga una autoridad o un mecanismo para aplicarlos” para “lograr un ajuste armonioso entre las distintas zonas de la reserva de biosfera y sus interacciones”.

En resumen, la Reserva de Biosfera debe contribuir a preservar y mantener valores naturales y culturales merced a una gestión sostenible, apoyada en bases científicas correctas y en la creatividad cultural. La Red Mundial de Reservas de Biosfera, tal y como funciona según los principios de la Estrategia de Sevilla, es un instrumento integrador que puede contribuir a crear una mayor solidaridad entre los pueblos y naciones del mundo.

5.2.2. Programa de Medio Ambiente Sano

La Universidad Católica de Cuyo ha generado un programa para tomar conciencia del impacto ambiental que genera la institución en el medio ambiente. Es por ello que necesita ser responsable. Por ello desde la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales se ha comenzado a concientizar a sus grupos de interés sobre el cuidado de medio ambiente, el mismo se materializa con la recolección y clasificación de residuos.

Por medio del Ministerio de Medio Ambiente se ha comenzado la recolección de pilas y baterías en desuso. Se han colocado recolectores en diferentes unidades académicas.

Junto a SAHNI (Sociedad Amigos Hospital de Niños) se ha iniciado la recolección de papel para su posterior reciclado.

6. Los beneficios de la responsabilidad social universitaria

Klisberg[14] asegura que

“la Universidad debe extender su acción educativa a la sociedad en su conjunto mediante una tarea sistemática que coloque su potencial docente y de investigación al servicio de empresas, sindicatos, organizaciones de la sociedad civil, y muchas otras instituciones. Especialmente importante es la labor que puede hacer capacitando y empoderando a los desfavorecidos”.

Además enfatiza que la Universidad al estar integrada por jóvenes que tienen un potencial de voluntariado muy importante; este punto lo debe promover y apoyar.

6.1 Gestión

La gestión provee de servicios internos de excelencia orientados a satisfacer los requerimientos de la comunidad universitaria; contando con equipos, redes y estructuras que reconozcan la necesidad de una mayor autonomía y responsabilidad de sus actores y el cambio de quienes tienen responsabilidad directiva, de jefes a facilitadores

Algunas de las actividades transferidas a la comunidad son:

• La implementación del Plan de Responsabilidad Social Universitaria.

• La adhesión de la Universidad al Pacto Global de Naciones Unidas.

• La creación del Instituto de Desarrollo Sostenible.

• Firma de convenios de colaboración con diferentes instituciones públicos y privadas para fortalecer los lineamientos establecidos.

6.2 Docencia

La docencia está basada en la excelencia y apunta a la formación ética de profesionales que sean capaces de ejercer sus disciplinas laborales desde una perspectiva personalista, para lograr este cometido se incluye en todas sus carreras de grado y posgrado materias de formación humana con alto contenido en ética.

Formar a una persona sensible a los problemas de los demás, comprometido con el desarrollo de su pueblo y la inclusión social de los más vulnerables, entusiasta y creativo en la articulación de su profesión con la promoción del desarrollo participativo de su comunidad es todo desafío, y se logra con la formación ética y socialmente responsable. La ética es el eje de las competencias especializadas del egresado universitario.

Las materias de formación humana tienen como objetivo fundamental lograr que los estudiantes reflexionen acerca de los problemas sociales, el rol que corresponde a los profesionales en la búsqueda de soluciones a esos problemas y en la generación de condiciones de equidad para el desarrollo. Proporciona a los alumnos los elementos teórico – prácticos necesarios para formular proyectos socialmente responsables, desde sus respectivas profesiones.

Algunos de los indicadores de aprendizaje de Responsabilidad Social son:

• Los temas de tesis de grado o posgrado sobre Desarrollo Sostenible o Responsabilidad Social. Estos trabajos son en su mayoría Planes de Responsabilidad Social Corporativa que han sido propuestos a empresas, colegios ONG por los alumnos.

• Trabajos de Investigación presentados por los alumnos en Congresos.

• Participación de los docentes y alumnos en las actividades de voluntariado propuestas por la Universidad.

6.3 Investigación

La investigación en la Universidad Católica de Cuyo está orientada al estudio de los problemas de actuales. Prestando especial atención a sus dimensiones éticas y religiosas, en orden a un mejor servicio a la comunidad, promoviendo la integración del saber bajo la guía de las aportaciones específicas de las distintas disciplinas. (Autoevaluación Institucional UCC 1953-2010 pág. 147). Se definen cinco Áreas Problemas Estratégicas para la Investigación que permiten y promueven el desarrollo de la investigación con enfoque multidisciplinar, entre ellas encontramos al Desarrollo Sostenible. Teniendo al Desarrollo Sostenible como un Área Problema Estratégico definido en la ordenanza de investigación n° 116

La investigación se orienta a la búsqueda de solución a los problemas reales de la sociedad desde una perspectiva interdisciplinaria. Algunos proyectos de investigación sobre Responsabilidad Social son:

• Plan Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo

• Plan de Responsabilidad Social Universitaria (PRSU)

• Lanzamiento de la Revista del Instituto de Desarrollo Sostenible

• Participación en la CEMAM y en la CIEAM

6.4 Extensión

El objetivo de la extensión es vincular y potenciar las capacidades de los de los grupos de interés y de la Universidad para ofrecer, por un lado, una posibilidad real de aplicación de los conocimientos profesionales adquiridos en el marco universitario, y, por otro, la satisfacción de diversos requerimientos y necesidades municipales. Los recursos universitarios corresponden a trabajos de cursos, prácticas, memorias, tesis e investigaciones, mientras que las necesidades del municipio son multidisciplinarias y multisectoriales. La Universidad se beneficia al tener un campo práctico donde aterrizar la teoría, adquiriendo mayores conocimientos sobre el sector público y asumiendo mayores desafíos académicos; mientras que los municipios obtienen mayor capacidad de análisis, innovación en la gestión y una mayor capacidad ejecutiva.

La extensión se realiza con interdependencia con el entorno regional, mediante programas y servicios tanto de actualización y perfeccionamiento, como a través de diversas modalidades de foros y diálogos que permitan aprender de los actores sociales y hacer pública la producción académica.

1) Plan de Responsabilidad Social Universitaria.

Las principales fases de trabajo se pueden agrupar en:

Fase I: Recopilación de información para realizar el diagnóstico interno y externo.

Fase II: Análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

Fase III: Establecimiento de conceptos fundamentales (Misión, Visión, Filosofía, Políticas y Objetivos Estratégicos).

Fase IV: Definición de ejes estratégicos y logísticos. Cronograma de actividades.

Fase V: Definición de Planes y Programas.

Fase VI: Reformulación presupuestaria.

Fase VII: Generación de indicadores de gestión.

Fase VIII: Elaboración del documento del PDI.

2) Proyecto de Extensión que a continuación se describe puntos sobresalientes del proyecto.

La entidad administradora del Proyecto fue la Universidad Católica de Cuyo. Dicho proyecto de extensión se ejecutó a través por la Secretaría de Extensión y Relaciones Institucionales a cargo del Técnico Lic. Mariano Carrizo.

La realización del proyecto estuvo a cargo de 6 entidades instituciones públicas y grupos integrantes del Consejo de Desarrollo Comunitario (C.D.C.) La Bebida constituidos en un Grupo Coordinador de la Red CAPACITAR (GCRC).

El Consejo de Desarrollo Comunitario está integrado por la Unión Vecinal, el Club de la localidad, la Municipalidad de Rivadavia, la Universidad Nacional de San Juan y la Universidad Católica de Cuyo, coordinado por la Fundación Loma Negra.

Fases de Ejecución

1. Ejecución de 4 (cuatro) Cursos-Talleres de formación personal: autocuidado de la salud, promoción de autoestima, derechos humanos, ciudadanía, prevención de conductas sociales riesgosas. El total de 200 plazas, 50 jóvenes en cada uno.

2. La realización de 4 (cuatro) cursos de formación para el autoempleo con rápida salida laboral: cuidadores domiciliarios de adultos mayores, cuidadores de niños para casas particulares, idóneo en servicios de limpieza, cuidadores de espacios verdes, jardines. El total de 200 plazas, 50 jóvenes en cada uno.

3. Dictado de 2 (dos) Cursos Integrales de Micro – emprendimiento, debido a que cada vez más jóvenes eligen la actividad empresarial como alternativa de vida profesional, como carrera, independientemente de su nivel educativo, lo que contribuye a consolidar las bases de una estructura productiva zonal. Asimismo, muchos jóvenes entienden la actividad empresarial no solo como un negocio, como una forma de asegurar su futuro personal, sino también como una forma de contribuir a la sociedad. Para jóvenes con capacidad emprendedora. Para 50 jóvenes cada uno.

La ejecución del Proyecto Capacitar logró cumplir los objetivos con gran impacto positivo en la Comunidad.

Este proyecto al Capacitar promueve que esta brecha de desigualdad se reduzca. Los beneficiarios del Proyecto Capacitar fueron:

• Total de beneficiarios: 655

• Asistentes a Talleres: 494

• Egresados de los cursos de Servicios Urbanos: 161

3) Proyecto de Comercio Justo

El proyecto ha consistido en la implementación de los criterios de comercio a empresas locales con el fin de aumentar su ventaja competitiva atendiendo al desarrollo sustentable y sostenible de sus actividades.

• Total de empresas implementadas: 12

• Docentes intervinientes de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales: 6

• Estudiantes alumnos: 6

6.5 Medio Ambiente

6.5.1 Plan Manejo de la Reserva Biosfera San Guillermo

El concepto de reserva de biosfera fue elaborado en 1974 por un grupo de trabajo del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO. La red de reservas de biosfera se inició en 1976 y en marzo de 1995 comprendía 324 reservas en 82 países. La red es un elemento esencial para alcanzar el objetivo del MAB, a saber, lograr un equilibrio sostenible entre las necesidades, a veces en conflicto, conservar la diversidad biológica, fomentar el desarrollo económico y conservar los valores culturales a éste vinculados. Las reservas de biosfera son lugares donde se ensaya, afina, aplica y divulga este objetivo.

Las reservas de biosfera han sido concebidas para responder a una de las preguntas más esenciales que se plantean al mundo en la actualidad: ¿Cómo conciliar la preservación de la diversidad biológica y de los recursos biológicos con su uso sostenible? La eficacia de una reserva de biosfera exige que los especialistas en ciencias naturales y sociales, los grupos involucrados en la conservación y el desarrollo, las autoridades administrativas y las comunidades locales trabajen juntos en esta compleja cuestión.

El Plan de Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo (RBSG) fue encargado a la Universidad Católica de Cuyo a su Instituto de Desarrollo Sostenible, por el Gobierno de San Juan según Acta Complementaria del Convenio Marco de Asistencia y Cooperación entre la Secretaría de Estado de Minería, Secretaría de Cultura, Turismo y Medio Ambiente de la Provincia de San Juan y la Universidad Católica de Cuyo, mayo de 2008.

El trabajo tiene como objetivo el diseño de un plan cuya ejecución cumpla tres funciones.

a) función de conservación: en virtud de la cual, se protege los paisajes, los ecosistemas, las especies y la variación genética.

b) función de desarrollo: en virtud de la cual, se busca que las área de biosfera sean usadas como modelos de desarrollo sustentable.

c) función de apoyo logístico: en virtud de la cual, se busca que las reservas de biosfera sean usadas para prestar apoyo a proyectos de investigación, observación, educación y entrenamiento

Como estrategia deja planteada la tendencia de crecimiento y la distribución espacial de la población, la mundialización de la economía de mercado en las zonas rurales, la erosión de la identidad cultural, la creciente demanda de energía y recursos, el acceso centralizado a la información y la desigualdad frente a las innovaciones tecnológicas, nos obligan a considerar con realismo las perspectivas del medio ambiente y el desarrollo en el futuro próximo.

7. Detalle de los beneficiados por implementar la responsabilidad social universitaria

La Universidad, por sus características especiales, está llamada a ser actor relevante en el desarrollo, aportando sus capacidades profesionales, su posibilidad articuladora y su mirada no sujeta a intereses particulares y contingentes para ser un espacio de reflexión esencialmente vinculante y transformarse en efectiva agente de desarrollo.

El Plan de Responsabilidad Social Universitaria es una manera de colaborar al reposicionamiento de la universidad en el ejercicio de su Responsabilidad Social. Los Beneficiarios del Plan de Responsabilidad Social Universitaria son entre otros:

7.1 Docentes

La implementación de un Responsabilidad Social Universitaria, trae beneficios para los docentes, ya que lo primero que genera el plan son políticas para cada grupo de interés. Uno de los programas propuestos son las políticas de conciliación trabajo y familia; la flexibilización horaria.

En el caso de los proyectos de extensión para los docentes, es una oportunidad para poner la teoría en práctica, en la medida que la materia de los cursos son aplicados a las situaciones del mundo real. Como una aproximación pedagógica, el Aprendizaje Servicio Académico proporciona una oportunidad única de llegar a los estudiantes, tanto en el nivel intelectual como en el emocional, favoreciendo la comprensión y retención de los contenidos del curso.

7.2. Alumnos

Los estudiantes ya que mejoran la comprensión de los contenidos dados en las materias específicas de su área de conocimiento y las de formación humana de los cursos; de esta manera desarrollan habilidades de pensamiento y de resolución de problemas; motivación en su carrera; desarrollo de la autoestima, la percepción de autoeficacia, y habilidades de liderazgo, emprendimiento, trabajo en equipo; desarrollo de valores solidarios y de la capacidad de tomar compromisos haciéndose responsable de las consecuencias de sus actos; tomar conciencia de las problemáticas sociales.

7.3 Comunidad

La comunidad se ve beneficiada en general por la calidad de alumnos que se forman en la Universidad, sensibles y comprometidos con el lugar en donde fueron educados.

Para que las personas puedan lograr un nivel de vida que satisfaga sus necesidades de salud, alimentación, educación, recreación y empleo, los procesos de desarrollo económico y social deben centrarse en los seres humanos y ser compatibles con la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica.

Para la comunidad, el municipio y la empresa, les permite adquirir conocimientos y herramientas para ser agentes de su propio desarrollo; activar redes con las universidades; entregar conocimientos y ser legitimados en el mundo académico; obtener un servicio a bajo costo; y difundir su gestión. Fomenta la construcción de una sociedad más justa y solidaria. El proyecto al Capacitar promueve la disminución de la brecha de desigualdad. Los beneficiarios del Proyecto Capacitar fueron 655 personas entre las que se cuentan los asistentes a los talleres y los egresados.

7.4 Empresas

Con respecto a las empresas, las mismas se benefician por el compromiso de la Universidad con el Desarrollo Sostenible, en el cual se encuentran las empresas como grupo de interés, además de integrarlas en la elaboración de actividades de voluntariado.

Otra manera que se benefician las empresas es con el Programa de Comercio Justo que se lleva adelante en la implementación de los criterios en 12 empresas locales pertenecientes a las cadenas productivas apalancadas por el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico.

Cabe mencionar el beneficio implícito obtenido por las empresas con los planes de Responsabilidad Social Empresarial propuestos por los alumnos que investigan dicha temática en sus trabajos finales.

Estado

El Estado es un gran beneficiado de las políticas de la Universidad, en primer lugar por el compromiso de la Institución con el Desarrollo Sostenible, ya que la Universidad es el principal referente en estos temas y la colaboración de trabajo mancomunado con diferentes actores.

También el Estado se beneficia con los alumnos y egresados de la Universidad quienes son formados bajo esta ética personalista propuesta de forma transversal en todas sus carreras de grado y posgrado.

7.5 Medio Ambiente

Usar la biodiversidad de una manera sustentable significa usar los recursos naturales a una velocidad tal, que la tierra pueda renovarlos. Es una manera de asegurar que se cumplan con las necesidades presentes y futuras.

Con el proyecto de clasificación de residuos, el principal beneficiario será el medio ambiente.

El plan Manejo de la Reserva Biosfera San Guillermo toma como concepto de reserva de biosfera (RB) ha demostrado su valor más allá de áreas protegidas y, como tal, se está convirtiendo en una herramienta que aprovechan científicos, planificadores y responsables de formular políticas para generar una variedad de conocimiento, investigaciones científicas y experiencias que vinculen la conservación de la biodiversidad y el desarrollo socioeconómico para el bienestar de la humanidad. Por lo tanto, la atención se centra en desarrollar modelos para la sostenibilidad mundial, nacional y local, y para que las reservas de biosfera sirvan de lugares de aprendizaje donde los decisores políticos, las comunidades científicas y de investigación, los profesionales de la gestión y los colectivos implicados trabajen en conjunto para convertir los principios globales de desarrollo sostenible en prácticas locales apropiadas. Las reservas de biosfera siguen siendo jurisdicción de los Estados en que se ubican, que adoptarán las medidas que consideren necesarias para mejorar su funcionamiento.

8. Resultados de la implementación

Uno de los mayores resultados es la comprensión del concepto de Responsabilidad social como la vinculación íntima a las prácticas éticas en el horizonte de los valores humanos universales, los cuales deben ser concretados y vinculados a la originalidad y especificidad de cada Universidad. En concreto la Universidad como Católica, está vinculada a los valores del Evangelio y sobre todo, a la opción preferencial por los pobres, en el marco de la tarea de un desarrollo regional humano y sustentable.

Kliksberg sostiene que hay sectores de nuestras sociedades que, sin intención, están comenzando a perder sensibilidad frente a los males de la pobreza, corrupción, acostumbrarse sin rebelión alguna al espectáculo de los niños viviendo en las calles, los ancianos abandonados, los jóvenes sin salida, a ver todo ello como una especie de hecho de la naturaleza, “como si lloviera”. Están perdiendo la capacidad de indignación ante la injusticia, uno de los dones centrales del ser humano. Recuperar esa capacidad será la base para dar la lucha por un desarrollo que incluya a todos con principios éticos[15].

La Universidad Católica ha decidido comprometerse con su organización procurando un triple resultado materializados en beneficios para sus grupos de interés. Bajo este concepto de administración se engloban un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión socialmente responsable que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental.

La Universidad promueve una visión en donde todos tengan la oportunidad de recibir una educación y aprender los valores, comportamientos y modos de vida necesarios para el advenimiento de un futuro sostenible y una transformación positiva de la sociedad.

Gestión:

Como resultado de la gestión se puede realzar la adhesión de la Universidad al Pacto Global de Naciones Unidas. La creación del Instituto de Desarrollo Sostenible. Y la implementación del Plan de Responsabilidad Social Universitaria.

8.1 Docencia

Como resultado de la Formación se puede mencionar la educación integral de los alumnos. Para concretar este compromiso la Universidad genera condiciones institucionales y personales que estimulan y aseguran el desarrollo de los estudiantes como personas integrales, con sólidos principios, conocimientos, habilidades y hábitos, y con vocación de servicio y sentido de solidaridad y justicia.

Ello se encuentra materializado en las materias de formación humana que reciben los alumnos. Como resultado de esta formación son los trabajos de tesis de grado y posgrado de los alumnos sobre tema de desarrollo sostenible, responsabilidad social empresarial, educativa, entre otros; otro resultado es la participación activa de los alumnos en los voluntariados y actividades de extensión. Como consecuencia los alumnos tienen un compromiso con los problemas sociales.

8.2 Investigación

De la Investigación sobre “Responsabilidad Social Universitaria”, se investigó en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales un Plan de Responsabilidad Social Universitaria. Docentes de la Universidad fueron invitados a exponer en las I° Jornadas Internacionales sobre Responsabilidad Social Universitaria en Cádiz España.

De la Investigación de sobre El Desarrollo Sostenible de los municipios mineros se propuso para el gobierno de la Provincia de San Juan un “Plan de Desarrollo Sostenible de la Regional de los municipios con minería metalífera de San Juan”.

8.3 Extensión

El Programa Capacitar desarrollado por la Universidad en el cual trabajaron mancomunadamente la comunidad de Rivadavia, la Industrial Loma Negra y la Municipalidad de Rivadavia.

Implementación a empresas locales de los criterios de Comercio Justo.

Proyecto de mujeres emprendedoras desarrollado por la Universidad en el cual trabajaron mancomunadamente la comunidad de Zonda, la Municipalidad de Zonda y la Parroquia de Zonda.

8.4 Medio Ambiente

De la Investigación sobre la “Reserva Biosfera San Guillermo se propuso al gobierno de la Provincia de San Juan un “Plan Manejo de la Reserva de Biosfera San Guillermo”

La presentación del Instituto de Desarrollo Sostenible del Plan al Gobierno planteó cómo se puede hacer compatible el desarrollo sostenible en una región con la conservación de la biodiversidad.

9. Conclusión

La educación y la formación afrontan nuevos retos en un mundo cada vez más globalizado y desigual. Ambas son, en la actualidad, factores clave para avanzar en la mejora del desarrollo económico y la cohesión social de las sociedades.

Se debe tener en cuenta que la ONU está embarcada en la promoción de la sostenibilidad, como su principal objetivo al comienzo de este milenio, y que la Educación para el Desarrollo Sostenible es su instrumento más valorado. Todos los recursos de la ONU y todos sus programas deben coordinarse en pos de estas metas.

Una educación de calidad exige retos constantes y cada vez más exigentes. Una educación de calidad promueve movilidad social, es el vehículo para romper con el círculo vicioso de la pobreza y es el instrumento más poderoso para lograr la sostenibilidad.

Visto en el caso de la FCE de la UCCuyo, que la RSU es una herramienta de gestión la cual se encuentra en vías de desarrollo ya que todavía no se termina la redacción del Plan de RSU; los resultados son muy favorables y medibles en mediano y largo plazo.

Es un continuo desafío para la Universidad Católica de Cuyo continuar transitando como precursora en la investigación de la Responsabilidad Social Universitaria y extensionista de su propia generación de conocimiento. El compromiso de la Universidad con la responsabilidad social, le permite devolver a la sociedad lo que reciben de ella, contribuyendo con ello a una verdadera inclusión social.

El camino aún continúa siendo arduo pero las satisfacciones alcanzadas hacen realidad una misión que contempla el desarrollo sostenible atendiendo las problemáticas globales, promoviendo para ello, el bien común y la dignidad de la persona humana.

“Para lograr el desarrollo sostenible, no bastan la tecnología, los reglamentos y los incentivos financieros”, declaró Bokova, la Directora General de la UNESCO en la conferencia mundial sobre Educación para el Desarrollo celebrada en Noviembre de 2014.

“Debemos modificar nuestro modo de pensar y de actuar como individuos y como sociedad, y ese es precisamente el objetivo de la educación para el desarrollo sostenible”.

10. Bibliografía

Argandoña (2008). Cuadernos de la Cátedra “la Caixa” de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo. IESE Business School. Nº 1.

Argandoña (1998). Cuadernos de la Cátedra “la Caixa” de La teoria de los stakeholders y el bien común. IESE Business School. Nº 355 Enero 1998.

Barbieri, A (2014). La Universidad como misión. Revista FORNES Edición Nº 25 febrero 2014. Argentina.

Benedicto XVI (2011). Mensaje en la XLV Jornada Mundial de la Paz.

Benedicto XVI (2009). “Caritas in Veritate” Carta Encíclica “sobre el desarrollo humano integral en la caridad y en la verdad”.

Carranza (2006). El Balance Social como nueva herramienta de gestión. Universidad Fasta.

CEPAL (2010). Panorama social de América Latina es preparado anualmente por la División de Desarrollo Social y la División de Estadística y Proyecciones Económicas de la CEPAL.

Comisión Europea (2008). Higher Education Governance in Europe. Policies, structures, funding and academic staff. Brussels: Eurydice.

Comisión Técnica de la Estrategia Universidad (2015). Responsabilidad social y sostenibilidad de las universidades. Ministerio de Educación. Disponible en: https://goo.gl/LZOnBM.

Conferencia Mundial sobre la Educación Superior (1998). La Educación Superior en el siglo XXI: Visión y Acción. Sede de la UNESCO, París 5-9 de Octubre de 1998 Disponible en: http://goo.gl/Cgz2yr.

Conferencia Mundial sobre la Educación Superior (2009). La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo. Sede de la UNESCO, París, 5-8 de julio de 2009. Disponible en: http://goo.gl/6KNqfS.

Consejo Europeo De Lisboa (2000). Estrategia de Lisboa. Disponible en http://goo.gl/XRgT.

Debljuh, P. (2009). “Ética Empresarial. En el núcleo de la Estrategia Corporativa”. Editorial Cencage Learning. 2009.

Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014) Año de publicación (2006).

Declaración de Talloires (2005). Sobre las responsabilidades cívicas sociales y las funciones cívicas de la educación superior. Talloires, Francia, septiembre 2005. Disponible en: http://goo.gl/ea0qwL.

De la Cuesta, M.; De la Cruz, C.; y Rodríguez, J. M. (2010). La responsabilidad de la universidad en la sociedad que la acoge: ¿complementariedad o antagonismo?, pp. 25-45.

De la Cuesta, M., Porras, A., Saavedra, I. y Sánchez, D. (2010). El compromiso social de la UNED, 233-272.

Domínguez Pachón (2008) Nuevas modalidades del compromiso social de las Universidades: de la extensión a la proyección social Eco. Claudio Rama (Dr.) Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) – Programa de las Nacionales Unidas para el Desarrollo (PNUD) – II Congreso Internacional de Voluntariado Universitario: “Universidades y voluntariado: Hacia una nueva agenda social en América Latina y el Caribe”. Santo Domingo, 4 – 5 diciembre 2008.

Domínguez Pachón, M (2009). Responsabilidad social universitaria. Humanismo y Trabajo Social, vol.8.

Domínguez Pachón, M (2009). Responsabilidad social universitaria. Humanismo y Trabajo Social, vol.8.

Francisco Papa (2014). Discurso del santo padre Francisco a los participantes en la plenaria de la Congregación para la Educación Católica. Febrero 2014 Roma, Italia.

Freeman, R. E. (1984). Strategic Management: A stakeholder approach. Massachusetts: Pitman.

Freeman, R.E. (1994). “The Politics of Stakeholder Theory: Some Future Directions”, Business Ethics Quarterly 4(4).

Freeman, R. E. (1984). Strategic Management: A stakeholder approach. Massachusetts: Pitman.

Gaete, R. (2012). “Responsabilidad Social Universitaria: Una nueva mirada a la relación de la universidad con la sociedad desde la perspectiva de las partes interesadas. Un estudio de caso”. Tesis Doctoral. Universidad de Valladolid.

Garriga, E. Y Melé, D. (2004). Corporate social responsibility theories: mapping the territory. Business Ethics, vol. 53: (1-2), pp. 51-71.

Gil, M. (2007). Responsabilidad Social y Universidad ¿Han incorporado el enfoque RS las universidades chilenas? Tesis, Centro de Investigación Social (CIS), Un Techo para Chile.

Global Compact (2007). Principios para una educación responsable en gestión. Naciones Unidas. Disponible en: http://goo.gl/gohlgc.

Informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Comisión Brundtland): Nuestro Futuro Común ONU (11/12/1987).

Kliksberg, B. (2003). Hacia una Nueva Visión de la Política Social en América Latina: Desmontando Mitos. Revista Venezolana.

Kliksberg, B. (2009). Los desafíos éticos en un mundo paradojal: el rol de la universidad. Reforma y Democracia, 43. Disponible en: http://goo.gl/mBE0oF.

Kliksberg, B. (2002). Hacia una nueva visión de la política social en América Latina. Revista Sociedad y Economía. Número 3. Octubre 2002.

Kliksberg, B. (2004). Más ética más desarrollo. Disponible en: http://goo.gl/CVhPB5.

Larrán M., López, A. y Andrades, F. J. (2010). Barriers and drivers for the implementation of the social responsibility in the Public Spanish Universities Comunicación presentada en el 33rd Congreso Annual de la European Accounting Association, Estambul, Turkey.

Larrán, M., López. A. y Márquez, C. (2010): La comunidad universitaria andaluza ante la responsabilidad social: Un estudio de opinión. Foro de los Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía.

Larrán, M.; Andrades F. (2013): El marco conceptual de la responsabilidad social universitaria. Foro de Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía.

Larrán, M.; López Hernández, A. (2014). “Pasado, Presente y Futuro de la RSU en España: propuestas de un observatorio. I Jornadas Internacionales sobre Responsabilidad Social Universitaria”. Cádiz, España 2014.

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2010). Estrategia Universidad 2015. Disponible en:

http://goo.gl/GW3u07.

Morin, E., “Estamos en un Titanic”. Disponible en: http://goo.gl/2dvyIv.

Naciones Unidas (2002). Decenio de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005- 2014). Disponible en: http://goo.gl/SwLViW.

Naciones Unidas (2007). Principios para una Educación Responsable en Gestión. Disponible en: http://goo.gl/XPgQ1z.

Pujadas, C. (2008). II Congreso Internacional el Aporte de la Universidad al Desarrollo Sostenible. Universidad Católica de Cuyo, San Juan Argentina.

Pujadas, C. (2010). III Congreso Internacional el Aporte de la Universidad al Desarrollo Sostenible. Universidad Católica de Cuyo, San Juan Argentina.

Rocha, H.; Paladino M. (2013). De la responsabilidad social empresaria al desarrollo integral local. Buenos Aires, 2013.

Spaemann, C. (1987). Ética: cuestiones fundamentales. Pamplona: Eunsa.

UNESCO (1998). Autonomía, responsabilidad social y libertad académica, VII Conferencia Mundial de Educación. Disponible en: http://goo.gl/VHRfZR.

UNESCO (2009). Conferencia Mundial sobre la Educación Superior 2009: La nueva dinámica de la Educación Superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo, Comunicado de Prensa. Disponible en: http://goo.gl/6KNqfS.

Vallaeys, F., De la Cruz, C. y Sasia, P. (2009). Responsabilidad Social Universitaria. Manual primeros pasos. México D.F.: McGraw Hill.

Vallaeys, F. (2006) La responsabilidad social de las organizaciones. Disponible en: http://goo.gl/vFHbE5.

Vallaeys, F. (2014). ¿Qué es la Responsabilidad Social Universitaria? Revista del Instituto de Desarrollo Sostenible de la Universidad Católica de Cuyo. San Juan, Argentina. Disponible en: http://goo.gl/8y4rpd.

Villar Angulo, L. M. y Alegre, O. M. (2004). Manual para la excelencia en la enseñanza superior. McGraw-Hill, Madrid.

Zicari, Adrián (2007). Responsabilidad Social Empresaria, una visión financiera. Buenos Aires, Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2007. Edicon.


  1. Universidad Católica de Cuyo, mariabelenariasvalle@gmail.com.
  2. UNESCO, 2006 (pág. 6).
  3. Kliksberg, 2004 (Pág. 18).
  4. Kliksberg, 2002. (Pág. 26)
  5. Discurso de Apertura de las Iº Jornadas Internacionales de Responsabilidad Social Universitaria. Febrero de 2014, Cádiz, España.
  6. F. Vallaeys, 2006.
  7. Jimenez (2007). Pág 44.
  8. Vallaeys, 2013 (Págs. 4-5)
  9. Freeman, 1994 (Págs. 409-429).
  10. Barbieri, A (2014).
  11. Kliskberg, 2004.
  12. Spaemann, 1987, p. 48.
  13. Guía pacto global de Naciones Unidas 2004. Pág 85.
  14. Kliksberg, B. (2009) Pág. 9.
  15. Kliksberg, 2003 (Pág. 23).


Deja un comentario