Otras publicaciones:

Book cover

12-3876t

Otras publicaciones:

12-2769t1

Book cover

Desde los ojos de les practicantes en el contexto escolar

Un enfoque cuantitativo

Fabián de Marziani y Matías Durruty

Durante el año 2016 en la ciudad de La Plata y Berazategui, se realizó un total de 470 encuestas a practicantes de 1.º, 2.º, 3.º, 4.º, 5.º y 6.º año de secundaria en distintas instituciones educativas sobre sus clases de educación física. Los datos que se fueron registrando se llevaron a cabo para el proyecto de investigación “Educación Física y escuela: ¿Que enseña la Educación Física en perspectiva de profesores y alumnos?”, los cuales derivaron en la obtención de distintas categorías sociales próximas a desarrollar en futuras investigaciones.

Tomando como referencia a Marradi, Archenti y Piovani, se define la encuesta como “una técnica que permite recolectar datos sobre actitudes, creencias y opiniones de los individuos estudiados e indagar sobre múltiples temas” (Marradi, Archenti y Piovani, 2007, p. 203).

Esta técnica de recolección de datos fue utilizada para la realización de este trabajo con el objetivo de investigar la opinión que les alumnes tienen sobre las clases de educación física en la escuela secundaria.

Analizando los datos

El proceso para realizar las encuestas se podría denominar, según el criterio de les autores mencionades anteriormente, como autoadministradas, ya que se les entregó a diches practicantes el cuestionario en formato papel para que completaran con los datos requeridos (Marradi, Archenti y Piovani, 2007, p. 209), con la divergencia de que se esperó a que terminaran de completarla para retirar las encuestas.

Dentro de esos 470 practicantes encuestades, un 69 % son hombres (326) y un 31 % son mujeres (144). Estos mismos resultados se dieron cuando se les preguntó cuántas veces por semana tenían educación física, a lo que un 69 % respondió que tenían una vez por semana (326) y el otro 31 %, dos veces por semana (144), haciendo la salvedad de que en secundaria normalmente tienen dos módulos (equivalen a dos horas reloj) semanales de educación física; en este caso, les estudiantes que tienen una vez por semana tienen dos horas en el mismo día, y les estudiantes que tienen dos veces por semana tienen una hora por día.

Con relación al lugar donde realizan las clases de educación física, se pudieron encontrar dos respuestas: la primera fue que en un gimnasio, con un 10 % (46), y la segunda fue que en la escuela, con un 90 % (424).

La siguiente pregunta que se les hizo fue si les gustaría tener más horas de educación física o si creían que era suficiente; esto derivó en tres respuestas: un 30 % (140) dijo que era suficiente la cantidad de horas que tienen de educación física, un 24 % (112) expresó que no quieren tener más horas, y un 46 % (218) de les practicantes encuestades demostró su “gusto” por la materia diciendo que sí les interesaría tener más horas durante la semana.

Cuando se les preguntó cómo son sus clases de educación física, comenzó a surgir una mayor variedad de respuestas, entre las cuales se encuentra que solo un 7 % (30) cree que son aburridas, un 46% (218) dice que hacen vóleibol y actividades funcionales, un 22 % (102) piensa que son divertidas y un 25 % (120) responde que son normales o son cortas.

Se pudo hallar que un 16 % (78) de estes practicantes dice no saber para qué se encuentra la materia Educación Física en el colegio, pero el otro 84 % (392) restante se dividió en tres respuestas: 42 % (194) del total de practicantes piensa que está para realizar actividad física, un 18 % (86) piensa que se encuentra solo para realizar deportes, mientras que un 24 % (112) lo entiende más por el lado de las ciencias biológicas, dado que piensa que estas clases son para mejorar la salud.

A partir de la quinta pregunta, las respuestas empezaron a ser más variadas debido a que pueden expresarse con lo que desean hacer en las clases de educación física. Un 16 % (76) explica que las clases como las realizan están bien, que no agregarían nada más; un 17 % (82) dice que quiere hacer más vóleibol; un 34 % (160) expresa su deseo por hacer fútbol; dos respuestas tuvieron un 0,5 % (2) cada una, las que piden rugbi y tenis, mientras que otras dos tuvieron un 1 % (4) cada una, y son las correspondientes a les estudiantes que quieren softbol y hockey; pidiendo clases de hándbol hubo un 13 % (60), y de básquetbol, solo un 4 % (18); por último, un 13 % (62) dice querer clases de entrenamiento de las capacidades físicas y corporales. De esta manera, nos encontramos con un alto porcentaje de practicantes que pide distintos tipos de deportes (71 %).

Al preguntarles a les practicantes qué diferencias encuentran entre las clases de educación física y las demás materias, respondieron en un 4 % (20) que tenían más relación con sus compañeres, otra de sus respuestas fue que hay más libertad en las clases de educación física con un 1,5 % (6), otro 4 % (20) dice que las clases son más exigentes, así como un 23 % (108) expresa que hay más diversión. Un 59,5 % (278) dice que se encuentran al aire libre y que realizan actividad física, la diferencia que encuentra un 5,5 % (26) es que hacen deportes, y el 2,5 % (12) restante decidió no responder o decir que no sabía.

La séptima pregunta estaba relacionada a la diferencia que encontraban entre las clases de educación física en primaria y en secundaria. Sus respuestas fueron en un 35 % (164) que en secundaria las clases son más exigentes, un 4 % (18) decía que son menos divertidas que en primaria, mientras que otro 4 % (20) expresaba lo contrario diciendo que son más entretenidas; un 24 % (112) dijo que en secundaria realizan más actividad física, un 11 % (54), que realizan más deporte, mientras que un 9 % (42) creía que en primaria jugaban más. Por último, un 13 % (60) dio respuestas varias o no respondió.

Se les realizó una pregunta final relacionada a si tenían experiencia en educación física fuera de la escuela. La respuesta llamativa fue del 39,5 % (186) que dijo que no realizan educación física por fuera de la escuela. El 60,5 % fue diverso en sus respuestas, y se separa en un 23 % (108) que realiza fútbol, un 7 % (34) que realiza voleibol, otro 4,5 % (22) que realiza básquetbol, un 2,5 % (10) que juega al hockey, un 2 % (8) que hace natación, un 1,5 % (6) que juega al hándbol, y un 1 % que se dividió a la mitad en andar en patineta (2) y hacer rugbi (2). El restante 19 % (92) realiza otras actividades físicas, como correr, trotar o hacer gimnasio.

Conclusiones

Podemos resaltar, a modo de conclusión, que al ver los datos obtenidos la mayoría de les practicantes no les restan importancia a las clases de educación física, y dejan la materia a la misma altura que el resto, haciendo hincapié en que les gusta la materia y que desean tener más horas semanales de ella.

También sienten, en algunos casos, que favorece la relación con sus compañeres, a diferencia de otras materias. Creen también que estas clases son más exigentes con relación a las de primaria, por lo que se puede interpretar que, como respuesta a esa pregunta, hacían más juegos y en secundaria más deporte y actividad física.

Referencia bibliográfica

Marradi, A., Archenti, N. y Piovani, J. I. (2007). Metodología de las Ciencias Sociales. Buenos Aires: Emecé.



Deja un comentario