Otras publicaciones:

DT_Chartier_Burucua_13x20_OK-final

Book cover

Otras publicaciones:

Book cover

12-3046t

19 Las relaciones de la República de Corea y América Latina

El rol de KOTRA como agente promotor del comercio

Natalia de María y Eugenia Pereira (Universidad Católica de Uruguay)

La estrategia económica y comercial de la República de Corea

a. Los orígenes del desarrollo coreano

La transformación económica de la República de Corea, en adelante Corea, se ha tomado como modelo de estrategia de desarrollo e inserción en numerosas ocasiones. En el país asiático el papel del Estado en las políticas comerciales y de inserción externa jugaron un rol fundamental.

El primer intento por la reconstrucción de la economía, luego de la Guerra de Corea y la repartición de la península, se basó en la aplicación de un modelo de industrialización por sustitución de importaciones (ISI), que junto con la urbanización y la reforma agraria tuvo resultados positivos, si bien el gran crecimiento se da a partir de la década de los 60 (León Manríquez, 2009: 150). De esta manera comienza la transformación coreana, pasando de ser una economía agrícola a una industrializada en pocas décadas.

A partir de 1961 las fuerzas militares se hacen del poder, iniciando una profunda reforma y modernización del aparato estatal basado en la reorganización burocrática, el crecimiento económico y el anticomunismo. Por otro lado, se brindó a las empresas privadas incentivos fiscales para promover las inversiones en sectores identificados como de interés. Se dio un fuerte apoyo al desarrollo de los sectores intensivos en capital, lo que permitió alcanzar un cambio en la estructura productiva y contribuyó al desarrollo del sector tecnológico. Además, se reestructuraron instituciones gubernamentales y crearon nuevas, entre ellas KOTRA en el año 1962.

Como se observa en el Gráfico 1, el PIB de Corea creció significativamente a partir de la década de los 60, siendo de US$ 3.958 millones en 1960 y alcanzando los US$ 1.530.751 millones en 2017, según datos del Banco Mundial. En cuanto a las tasas de crecimiento del PIB, se alcanzaron cifras de dos dígitos durante varios años, incluso superiores a un 14% durante los 70, como se observa en el Gráfico 2. En promedio, el crecimiento en la década de los 60 fue de 9,5% y de 10,5% entre 1970 y 1979.

Gráfico 1: Evolución del PIB de Corea

graf1cap19

Fuente: elaboración propia con base en Banco Mundial.

Gráfico 2: Tasa de crecimiento del PIB de Corea

graf2cap19

Fuente: elaboración propia con base en Banco Mundial.

Ya en la década de los 80, y con el asesinato del general Park Chung-Hee, se produjo una fuerte inestabilidad política y social que golpeó la economía coreana, registrando luego de décadas un crecimiento negativo. Una vez superada la inestabilidad a través de una serie de medidas de ajuste y estabilización, el gobierno continuó con su estrategia de crecimiento e inserción internacional, promoviendo la movilidad de factores productivos y liberalización comercial en forma progresiva (León Manríquez, 2009: 163). Entre otras medidas, se promovió la inversión extranjera directa (IED) y se fomentó la investigación y desarrollo. A mediados de la década, y como resultado de los programas para reflotar la economía, el crecimiento volvió a alcanzar las altas tasas de los años 70, encontrándose nuevamente saneada la economía.

Hacia fines de la década de los 80 comenzaron las demandas de la sociedad por democratizar el sistema político, desembocando en la “Promesa de Democratización” anunciada en 1987 que concluyó con la celebración de elecciones directas al año siguiente, pero no fue hasta 1993 que Corea tuvo su primer presidente de origen civil, Kim Young-Sam. Su política apuntó a una profunda reforma del Estado y sus instituciones, enfocándose en cambios estructurales y apoyando la idea de Corea como economía de mercado. Sin embargo, los cambios económicos, la apertura y la diversificación generaron vulnerabilidades a nivel económico y financiero que, sumadas a las externalidades de los mercados internacionales y la crisis asiática de 1997, derivaron en una profunda crisis. Esta situación finalizó en un rescate negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la aplicación de nuevas políticas de ajuste y reformas internas para activar nuevamente la economía, algunas de ellas vinculadas al sector bancario, la liberalización de la IED, reformas estructurales de los conglomerados coreanos llamados chaebols, y la erradicación de barreras a las importaciones (Gutiérrez, 2001: 70).

Las décadas siguientes presentaron reveses políticos, económicos y reclamos sociales, sumados a la amenaza de Corea del Norte, pero esto no opacó la trasformación que se dio en un relativo corto período de tiempo. El caso de Corea, que pasó de una economía principalmente agrícola a una industrializada y de exportación de bienes con alto contenido tecnológico y de servicios, constituye uno de los casos de procesos de crecimiento más acelerado a nivel mundial.

b. La economía coreana en la actualidad

La economía coreana creció a una tasa de 3,6% en 2017. Como se mencionó anteriormente, la transformación de la estructura productiva derivó en que se convirtiese en un país de alto desarrollo y predominio de la industria y los servicios, destacándose sectores de alto valor agregado como el de tecnología. Es así como la composición de la estructura productiva de Corea pasó de estar formada en un 39% por sector de la agricultura, 18% la industria y 43% los servicios en 1960 a un 2% la agricultura, 39% la industria y 59% los servicios, en 2017, como se observa en el Gráfico 3.

Gráfico 3: Estructura productiva de Corea (% del PIB)

image

Fuente: elaboración propia con base en Banco Mundial.

Estrategia de inserción comercial de Corea

a. La relación con el mundo

Desde los años 60 Corea ha pasado por diferentes estrategias y modelos de industrialización e inserción internacional. En la actualidad ha logrado posicionarse como proveedor de determinados productos, particularmente de alta tecnología y sector automotriz, así como de servicios.

Otra de sus particularidades es la suscripción de acuerdos comerciales con economías de todos los continentes. Según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Corea tiene acuerdos con: Acuerdo comercial Asia-Pacífico (APTA); Asociación Europea de Libre Comercio (AELC); Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN); Canadá; China; Australia; Chile; Colombia; Estados Unidos; India; Nueva Zelanda; Singapur; Turquía; Vietnam; Perú; Unión Europea.

Asimismo, se encuentran notificados ante el organismo regulador del comercio mundial los acuerdos con México y Japón. Con Centroamérica (Panamá, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica) cerró un acuerdo comercial en febrero de 2018, cuyas negociaciones se iniciaron en 2015, y que se espera eliminará los gravámenes de más del 95% de bienes y abrirá, además, los mercados de servicios e inversión. Por otro lado, en mayo de 2018 se anunció el lanzamiento de las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con el Mercado Común del Sur (Mercosur), con el objetivo principal de liberalizar el comercio y las inversiones.

Si se analiza lo sucedido en el comercio, como se muestra en el Gráfico 4, tanto las exportaciones como las importaciones han crecido sustancialmente entre 1971 y 2017. Las colocaciones coreanas hacia el mundo pasaron de US$ 1.068 millones a US$ 573.694 millones en el mencionado período, mientras que las adquisiciones pasaron de US$ 2.394 millones a superar los US$ 478.478 millones. En el desempeño exportador coreano, KOTRA ha cumplido un rol fundamental como promotor de los productos coreanos en el mundo. En cuanto al saldo comercial, ya desde mediados de los años 80 ha sido favorable para Corea, si bien en algunos años y sobre todo debido a las crisis financieras internacionales la situación se ha revertido, sin embargo, ya desde 2009 continúa siendo positivo para el país asiático.

Gráfico 4: Balanza comercial de Corea (1971-2017)

graf4cap19

Fuente: elaboración propia con base en Korean Statistical Information Servicies (KOSIS).

China es el principal socio comercial de Corea, tanto en exportaciones como en importaciones. En el caso de las colocaciones coreanas, le siguen en importancia Estados Unidos y Vietnam. Estos tres destinos representaron el 45% del total de las ventas de Corea al mundo en 2017. El único país de América Latina que aparece entre los diez principales destinos de las exportaciones coreanas es México, como se observa en el Cuadro 1. En el caso de las importaciones, Japón, Estados Unidos y Alemania siguen a China entre los principales orígenes de las adquisiciones desde el mundo, representando estos cuatro países el 46,7% del total de las compras coreanas de bienes.

Corea participa de las cadenas globales de valor (CGV) asiáticas que tienen a China como epicentro. Varios países asiáticos han visto los beneficios de participar en ellas, lo cual se ha manifestado en un crecimiento económico y desarrollo industrial, como es el caso de Vietnam.

Cuadro 1: Principales socios comerciales de Corea (2017)
País de destino de las exportaciones coreanas Participación 2017 País de origen de las importaciones coreanas Participación 2017
China 24,8% China 20,5%
EE.UU. 12,0% Japón 11,5%
Vietnam 8,3% EE.UU. 10,6%
Hong Kong 6,8% Alemania 4,1%
Japón 4,7% Arabia Saudita 4,1%
Australia 3,5% Australia 4,0%
India 2,6% Taiwán 3,8%
Taiwán 2,6% Vietnam 3,4%
Singapur 2,0% Rusia 2,5%
México 1,9% Qatar 2,4%
Resto 30,8% Resto 33,2%

Fuente: Elaboración propia con fuente en KOSIS.

En cuanto al desempeño comercial de Corea, se destaca su cuarto lugar en el ranking Doing Business 2018, elaborado por el Banco Mundial, que analiza distintos indicadores respecto a la facilidad para hacer negocios. Por otra parte, el país asiático se sitúa en la posición 26 del Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, que evalúa 12 pilares que determinan la competitividad de los países. En el Índice de Desempeño Logístico, también elaborado por el Banco Mundial, Corea del Sur se encuentra en la posición 24. Este ranking mide la eficiencia de las cadenas de suministro de los países y su desempeño con sus socios comerciales.

Cuadro 2: Corea en los rankings internacionales

Doing Business 2018

Índice de Competitividad Global 2017-2018

 Índice de Desempeño Logístico 2016

4

26

24

Fuente: elaboración propia con base en Banco Mundial y Foro Económico Mundial.

La relación de Corea con América Latina

Parte de la política comercial de Corea se ha enfocado en la apertura de mercados, donde América Latina juega un papel relevante, debido a sus recursos naturales y producción de alimentos. Por dicho motivo, el gobierno coreano, se ha enfocado en potenciar la relación comercial bilateral. Los países latinoamericanos son importantes importadores de bienes intermedios y finales coreanos (Balderrama, 2016: 55).

A partir de los años 80 Corea comienza a tener interés por América Latina, generándose una corriente comercial que se ha incrementado paulatinamente, dinamizándose en la década de los 90, ya luego de la Guerra Fría y con la democratización latinoamericana. Adicionalmente, el interés político y de las empresas privadas también aumentó. Esto quedó demostrado con la visita en 1996 del presidente coreano a Argentina, Brasil, Chile, Perú y Guatemala, que derivó en la creación de una oficina para atender Latinoamérica en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea. Al año siguiente el presidente coreano realizó una segunda visita a América Latina, en dicha oportunidad a México (Won-Ho, 1998: 2).

En un primer momento la economía dirigida de Corea y el modelo de sustitución de importaciones aplicado por varios países latinoamericanos limitaba el intercambio, sin embargo, esta situación se vio revertida con los cambios en los modelos de desarrollo e inserción internacional de las dos partes. Asimismo, el tipo de comercio complementario e interindustrial fomentó la profundización de los lazos. De la misma manera, la cooperación cumple un rol fundamental en la relación del país asiático con el continente latinoamericano. La entidad de cooperación coreana Korea International Cooperation Agency (KOICA) desarrolla programas en América Latina y el Caribe como forma de contribuir a la reducción de la pobreza y la desigualdad en el continente. Según datos de KOIKA, en 2017 se destinaron US$ 38.000 millones a los programas de cooperación con América Latina (KOIKA, 2018). Además, tiene ocho oficinas en el continente.

Desde 2008, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea organiza el Foro de Alto Nivel de Colaboración entre América Latina y Corea, ámbito de intercambio entre las dos regiones. El objetivo de este es servir de espacio de intercambio para el diálogo interregional en temas de interés mutuo y delinear la ruta a seguir en la cooperación. Dicho espacio ha servido para que los representantes de las economías latinoamericanas en el ámbito de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) busquen alcanzar una relación política profunda y de largo plazo con Corea, enfocada en el desarrollo. También se han realizado reuniones de alto nivel con los miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM). Por su parte, la migración coreana hacia América Latina desde comienzos del siglo XX contribuyó a fortalecer la relación. Los migrantes coreanos instalados en diferentes países latinoamericanos han propiciado una profundización de los lazos comerciales con su país de origen.

En el ámbito comercial, Corea cuenta con acuerdos comerciales con Chile, Colombia y Perú, además se lanzaron las negociaciones con el Mercosur y ha cerrado un acuerdo con Centroamérica. Asimismo, busca cerrar un acuerdo con México y se propone ser miembro asociado de la Alianza del Pacífico, proceso del que ya participa como observador. México constituye un interesante mercado para Corea, por su ubicación cercana a Estados Unidos y como puerta de entrada a América Latina. El Embajador coreano en México, Kim Sang-il, aseguró en conferencia de prensa a principios de 2018 que existen más de 800 empresas mexicanas que cuentan con capital coreano.

Si se analiza el intercambio comercial se observa que se ha dado un importante aumento. Las exportaciones coreanas hacia América Latina alcanzaban US$ 9.526 millones en 2001 y superaron los US$ 26.963 millones en 2017, lo que representa un crecimiento de 183%. En lo que respecta a las importaciones coreanas desde Latinoamérica, en 2001 eran de US$ 3.389 millones, aumentando a US$ 16.901 millones en 2017, lo que constituye una variación positiva de 399%. En cuanto a los mercados, las exportaciones coreanas se encuentran concentradas en las dos principales economías latinoamericanas: México y Brasil, si bien su participación en el total de las colocaciones coreanas es aún baja.

Gráfico 5: Comercio de bienes entre Corea del Sur y América Latina

graf5cap19

Fuente: elaboración propia con base en Trade Map.

Como se muestra en el Gráfico 6, la participación de América Latina en las exportaciones coreanas pasó de ser 6,3% en el año 2001 a 4,7% en 2017, alcanzando su punto más alto de 7,7% en 2008. Por otra parte, la participación del continente latinoamericano en las importaciones coreanas aumentó de un 2,4% en 2001 a un 3,5% en 2017, llegando a representar un 3,8% en el año 2008. Si bien el comercio total ha aumentado en valores, la relación aún se encuentra muy por debajo de su potencial.

Gráfico 6: Participación de América Latina en las exportaciones e importaciones coreanas

graf6cap19

Fuente: elaboración propia con base en Trade Map y KOSIS.

El intercambio de productos básicos por manufacturados es la característica del comercio entre Corea y América Latina, siendo un comercio de tipo complementario. Entre los principales bienes exportados por Corea hacia América Latina se destacan aquellos con mayor contenido tecnológico, situándose en primer lugar los productos correspondientes al capítulo 87 del Sistema Armonizado (SA), vehículos automóviles. Le siguen en importancia las máquinas, aparatos y material eléctrico (capítulo 85), barcos (capítulo 89) y máquinas, aparatos y artefactos mecánicos (capítulo 84). Estos cuatro capítulos representan el 66% de las colocaciones coreanas en la región.

Gráfico 7: Principales capítulos exportados por Corea hacia América Latina (2017)

image

Fuente: elaboración propia con base en Trade Map.

Por su parte, las adquisiciones coreanas provenientes de Latinoamérica se centran en productos básicos. En 2017, el principal bien importado por Corea fue minerales metalíferos que representaron el 34% del total de las compras desde América Latina. Le siguen en importancia los combustibles minerales y el cobre, constituyendo estos tres capítulos el 55% de las adquisiciones coreanas provenientes de América Latina.

Gráfico 8: Principales capítulos importados por Corea desde América Latina (2017)

image

Fuente: elaboración propia con base en Trade Map.

Además de las barreras arancelarias y no arancelarias existentes, una de las dificultades que presenta el comercio entre Corea y América Latina es el relativo a los costos de transporte. Estos constituyen una barrera importante en el comercio bilateral, considerando la distancia existente, que el comercio se basa principalmente en bienes “pesados” (minería y agricultura), y que el costo del flete es parte importante del precio, reduciendo así los márgenes de utilidades (Mesquita Moreira, et al., 2015: 16).

El rol de las agencias de promoción de comercio

El proceso de ingreso a un nuevo mercado suele ser un camino con muchas dificultades para las empresas. Entre otras razones, debido a los altos costos que supone la internacionalización, en donde la adaptación del producto a ser exportado y la elección del mercado de destino constituye un gran esfuerzo. A su vez, esta situación se ve potenciada en las pequeñas y medianas empresas (PYMES), las que encuentran aún más obstáculos a la hora de enfrentar las barreras que presenta el comercio internacional y el proceso de internacionalización.

Las mayores dificultades asociadas a la exportación de una empresa se encuentran directamente relacionadas al acceso a la información. En otras palabras, el conocimiento que se obtiene sobre el mercado de destino, asociado a las preferencias y gustos de los consumidores, las barreras arancelarias y no arancelarias, así como los usos y costumbres (por ejemplo, si es necesario contar con intermediarios), entre otros. Estos factores suelen ser determinantes en la competitividad del negocio y evitan desperdiciar esfuerzos y recursos en el proceso de internacionalización.

Es así como las fallas en los mercados en los que no existe información perfecta pueden derivar en complicaciones en las operaciones de una compañía y entorpecer los flujos de comercio, lo que genera fricciones entre compradores y vendedores (Gil Pareja, et al, 2017: 36). Por estos motivos los gobiernos tienen la necesidad de generar estrategias que contribuyan a disminuir las distorsiones. Entre ellas, los países pueden optar por reforzar las representaciones diplomáticas para atender asuntos comerciales, realizar misiones oficiales de autoridades gubernamentales y/o del sector privado, así como crear agencias de promoción de exportaciones (APE). Las APE son parte de las políticas de inserción comercial internacional de los países, las que deben ser planificadas estratégicamente con una visión integral incluyendo a todos los actores participantes.

En este sentido, las agencias de promoción de exportaciones e inversiones han jugado un rol destacado incentivando el comercio exterior y fomentando la atracción de inversiones, contribuyendo a través de sus servicios a que las empresas se conecten con sus potenciales consumidores en otros mercados. Existen distintos tipos de agencias que varían según sus objetivos (algunas se dedican exclusivamente a la promoción de exportaciones y otras incluyen la atracción de IED), o su estructura funcional (dependientes del Estado, semi dependientes o privadas), y el relacionamiento que tengan entre sí (cooperativo o de competencia). Es decir, que pueden existir diversos tipos de agencias coexistiendo en un mismo país con el fin de lograr desarrollar nuevos mercados. Jordana, et al. (2010: 5-6) clasifica a los distintos tipos de agencias en los siguientes modelos, que si bien no son exhaustivos cubren gran parte de las posibilidades:

  • Modelo de jerarquía público: existe una única agencia de carácter público y que concentra el poder y los recursos para la elaboración y puesta en práctica de la política de promoción de exportaciones. Cualquier otra institución que exista en el país (que serían de carácter privado) se subordina a esta.
  • Modelo público descentralizado: puede existir más de una agencia (pública o semi pública) no siendo ninguna la predominante. No compiten la una con la otra, ya que poseen funciones y delimitaciones territoriales claramente establecidas, pudiendo cooperar entre ellas cuando sea necesario.
  • Modelo plural: existen diversas agencias que pueden ser públicas o privadas. Pueden competir o rivalizar dependiendo del momento y acorde a su estrategia para conseguir recursos y poder, aunque también pueden asociarse para lograr acciones específicas.
  • Modelo privado: en este tipo predominan las organizaciones de índole privada, siendo algunas de ellas incluso reconocidas por el Estado mediante aportes a su presupuesto y reconocimiento a la hora de formulación de políticas comerciales.

Diferentes autores señalan que existe una relación directa entre el aumento de las colocaciones en el exterior de un país y las agencias de promoción de las exportaciones. Hayakama et al. (2011: 243) demuestra en su estudio que este tipo de instituciones ayudan también a desarrollar el mercado de productos manufacturados por sobre los productos que no se encuentran en esa categoría, ya que los primeros requieren más información para su inserción en un mercado exterior. Por otra parte, el autor en su trabajo demuestra que las APE han manifestado mayores resultados en aquellos países con ingresos más bajos. Por otra parte, Gil Pareja et al. (2017: 41) menciona que la entrada de una empresa a un nuevo mercado funciona como motivación para el acercamiento de otras a ese país, y son un motor de apoyo para las PYMES que buscan internacionalizarse.

Si bien las agencias de promoción de exportaciones e inversiones pueden tener diferentes objetivos, la práctica demuestra que al menos deben cumplir con la función de ser un nexo entre las empresas nacionales y los mercados exteriores. Para el presente artículo se pondrá énfasis en el estudio del rol como promotoras de las exportaciones, especialmente con la región, dejando la política de captación de inversiones para un futuro estudio. Giovannucci (2000: 2) menciona que las actividades desarrolladas por estas agencias pueden ser clasificadas en cuatro categorías: a) Identificación de productos y mercados para su potencial desarrollo; b) Servicios de información de comercio; c) Servicios de apoyo especializados y d) Participación en actividades de promoción en el exterior.

El autor señala que para que estas agencias tengan éxito es necesario que cuenten con el apoyo y el reconocimiento del sector exportador del país; asimismo tener un presupuesto que le permita actuar, emplear profesionales capacitados (principalmente en comercio internacional, marketing internacional, promoción comercial, economía internacional, comunicación, estadística, y que cuenten con idiomas), así como poseer cierta independencia del gobierno (Giovannucci, 2000: 3).

Es fundamental que este tipo de agencias funcionen en el marco de una estrategia de posicionamiento internacional de las exportaciones del país. En un inicio, la política de promoción de exportaciones era instrumentada mediante subsidios, así como estímulos fiscales y financieros (Jordana, 2010: 2-3). No obstante, se ha demostrado que los mismos son insuficientes para poder lograr superar todas las barreras que la falta de información puede llegar a ocasionar a las empresas, por lo que la creación de este tipo de organismos se vuelve fundamental para darle un impulso al sector exportador.

La primera APE data de 1919 en Finlandia y se ha popularizado gracias al apoyo brindado por el International Trade Center de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, según su sigla en inglés). Si bien las agencias de promoción del comercio hoy en día son consideradas un importante instrumento de desarrollo comercial, no siempre se les ha reconocido su éxito en cuanto a su objetivo de aumentar las exportaciones de un país. En algunos casos las críticas que se le realizan suelen estar relacionadas al bajo presupuesto que manejan, la falta de personal capacitado en negocios internacionales que emplean y la incapacidad de estar conectados con el sector empresarial (Gil Pareja, et al., 2017: 39). De todas formas, existen ejemplos de agencias que se han vuelto modelos a seguir en cuestión de buenas prácticas de promoción comercial, como por ejemplo la agencia ICEX España Exportación e Inversiones, Japan External Trade Organization (JETRO), ProChile o KOTRA, entre otras.

Las agencias de promoción comercial tienen dos funciones fundamentales: en primer lugar, deben proporcionar información a las empresas que ya se encuentran exportando a determinado mercado, así como a aquellas que pretenden hacerlo en un futuro. Los exportadores deben comprender el funcionamiento del mercado objetivo, estar actualizados en cuanto a los cambios normativos que pudiesen afectar sus operaciones, como cualquier otro aspecto coyuntural que pueda comprometer su estrategia de inserción al país de destino (Olaru, 2014: 167-169).

En segundo lugar, deben proporcionar información al sector exportador sobre las oportunidades existentes en el exterior y que aún no han sido aprovechadas por empresas nacionales. Esto se realiza a través de la participación en ferias internacionales sectoriales, la organización de misiones empresariales y la facilitación de información necesaria para que sea posible comenzar a operar en ese mercado. En muchas ocasiones, la propia agencia participa de las ferias a través de un pabellón país en el cual las empresas nacionales pueden exponer sus productos. La concreción de estas dos funciones de las APE debería derivar en un aumento del volumen total de las exportaciones nacionales, así como en la diversificación de los bienes que componen la canasta exportadora de forma tal que se vuelva menos sensible a los cambios del entorno que pudiesen ocurrir.

En Latinoamérica se cuenta con varios ejemplos de agencias de promoción del comercio e inversiones como CEPROBOL (Bolivia), APEX (Brasil), PROCHILE (Chile), PROEXPORT (Colombia), PROMPEX (Perú) y Uruguay xxi (Uruguay), entre otras.

El caso de KOTRA

KOTRA fue creada en el año 1962 como agencia de promoción de las exportaciones coreanas, dependiente del Ministerio de Comercio, Industria y Energía. En el año 1992 integra como función la atracción de inversiones. En sus orígenes, la principal función de la agencia consistía en el apoyo a las empresas que buscaban expandirse fuera de fronteras, especialmente las PYMES. Posteriormente se incorporó la atracción de IED como otra de sus funciones al crearse el programa Invest Korea (IK).

En el año 1969 KOTRA firmó un acuerdo con JETRO que le permitió a la coreana aprender sobre el modelo japonés de promoción comercial, además de promover el intercambio de información, participar en proyectos conjuntos para mejorar el comercio bilateral y contar con fondos para el apoyo a la movilidad de investigadores, entre otros.

Asimismo, KOTRA da apoyo a las empresas extranjeras que deseen incursionar en el mercado coreano mediante la realización de consultorías, asistencia en la apertura de filiales, así como también en el contacto con proveedores y clientes coreanos (BID, 2015). Para la realización de contactos con potenciales proveedores, el organismo ha desarrollado el programa BuyKorea que con la lógica Business to Business (B2B) se vuelve una plataforma para el contacto entre posibles clientes. Entre las acciones de la agencia se encuentra la participación en ferias internacionales, la organización de misiones empresariales, apoyo a través de la realización de investigaciones de mercado y proveer de diferentes herramientas de apoyo a las empresas coreanas en el exterior.

Cuadro 3: Funciones de KOTRA. País: Corea
ESTRATEGIAS
POLÍTICAS
INSTRUMENTOS
  • Incrementar la cantidad de productos exportados y la productividad en el mercado internacional.
  • Mejorar la calidad de los productos y servicios ya exportados.
  • Transnacionalización de la empresa local.
  • Estímulo a la innovación.
  • Diversificación horizontal basada en ventajas comparativas.
  • Incrementar productos de mediana y alta tecnología, promoviendo innovación en sectores clave.
  • Promover la imagen país.
  • Generación de información de mercados.
  • Desarrollo de “Inteligencia de mercado”, potenciando la información sobre mercados exteriores.
  • Estimular el proceso de internacionalización de las empresas locales.
  • Realización de misiones comerciales y exhibiciones.
  • Proyectos de desarrollo de marca global de negocios.
  • Incubadora de exportación.
  • Korea Trade Centres: centros de negocios en locaciones clave.
  • Portales para los exportadores.
  • Financiamiento para créditos de exportación y seguro de riesgo.
  • Programa de seguros especial para riesgos cambiarios.
  • Programa que apoya las primeras exportaciones.
  • Incentivos fiscales.
  • Programas de fomento de la innovación colaborativa.
  • Subsidios en: consultorías, asesorías, desarrollo de nuevos proyectos, etc.
  • Fondos de investigación para aglomeraciones o consorcios.
  • Programas de capacitación para la exportación y la inversión en el exterior especialmente para PYMES.

Fuente: extraído de Di Paula, Paladino Plottier y Silveira (2009) “Políticas activas para la promoción de exportaciones”.

Las PYMES representan una parte sustancial del tejido empresarial coreano, representando el 99% de las compañías totales, sin embargo, son responsables de un tercio de las exportaciones (Lin, 2017). Es por este motivo que desde sus inicios KOTRA ha tenido un especial interés en impulsar la internacionalización de este tipo de empresas. En la actualidad, el organismo de promoción comercial coreano se enfoca, además de que las PYMES logren un mayor y mejor acceso al comercio internacional, en la creación de empleos globales, aspecto prioritario para el gobierno coreano, de cara a la realidad actual que enfrenta la economía del país como lo señala el CEO y presidente de KOTRA Kwon Pyung-oh.

Para la concreción de sus objetivos, KOTRA cuenta con nueve centros de apoyo situados en Corea y una oficina en el aeropuerto y 127 oficinas de representación ubicadas en 86 países, denominadas Korea Trade Center, logrando así una gran cobertura internacional, tal y como se demuestra en la Figura 1. En la misma se observa que en China se encuentra la mayor cantidad de oficinas, lo que tiene sentido si se tiene en cuenta el flujo comercial existente entre estas dos economías. India cuenta con cinco oficinas, mientras que Japón y Rusia tienen cuatro. En América del Norte, existen seis oficinas ubicadas en suelo estadounidense y dos en Canadá. En lo que respecta a América Latina, KOTRA cuenta con oficinas de representación en Brasil (una en San Pablo y otra en Río de Janeiro), Argentina, Paraguay, Venezuela, Chile, Colombia, Perú, Guatemala, Cuba, México, República Dominicana, Panamá y Ecuador.

Figura 1: Ubicación de las oficinas de KOTRA en el mundo

image

Fuente: extraído de KOTRA.

Dentro de los instrumentos que ha llevado adelante KOTRA para posicionar su país en el exterior se encuentra la creación de la marca global. Para las empresas que deseen acceder a la misma se debe pasar por un riguroso proceso de selección que, de obtener la aprobación, habilita a la empresa a utilizar la marca Korea en sus operaciones en el exterior. Entre otros beneficios que brinda el uso de la marca país se encuentra la realización de consultorías especializadas, cursos especiales y asesoramiento continuo. Según el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Analysis of Experiences in Trade and Investment between LAC and Korea: Lessons Learned in Development, en el año 2013 KOTRA brindó servicios a 2.250 firmas coreanas alrededor del mundo, en el mismo se presentaron 160 casos de nuevas exportaciones hacia América Latina con la ayuda de la agencia (BID, 2015: 11).

Entre las acciones de promoción de la agencia gubernamental coreana de promoción de las exportaciones e inversiones se encuentra la revista KOTRA Express, publicación mensual realizada en inglés que busca dar a conocer las oportunidades de negocios con la República de Corea. Del resultado obtenido por este medio de divulgación se ha publicado en 2017 el libro Foreign Investment Success Casebook en el cual se recogen los casos exitosos de empresas extranjeras que apostaron por el mercado coreano como base para establecer sus operaciones.

El trabajo de KOTRA ha sido reconocido con un premio entregado por el International Trade Center en el 2004 como mejor oficina de promoción de comercio. Este premio se entrega cada dos años y busca reconocer los esfuerzos de los países en el desarrollo de agencias de promoción eficientes y que tengan un impacto positivo en las estrategias de inserción de sus respectivos países.

KOTRA en América Latina

Desde hace varias décadas ha quedado demostrado el interés de Corea en la región de América Latina. El acercamiento se ha dado en varios ámbitos y a través de distintos organismos gubernamentales, uno de ellos la agencia KOTRA.

En el plano comercial, como se mencionó anteriormente, Corea presenta acuerdos comerciales con varios países latinoamericanos y se encuentra negociando con otros, tanto de la región de Sudamérica como de Centroamérica. En cuanto a los procesos de integración latinoamericanos, cabe resaltar el lanzamiento de las negociaciones con el Mercosur y el interés coreano de ser Estado Asociado a la Alianza del Pacífico, proceso de integración con el cual cuenta con un acuerdo comercial bilateral con tres de sus miembros y con el cuarto se encuentra en negociaciones.

La agencia cuenta con 14 centros en diferentes países latinoamericanos, es decir, la misma cantidad de oficinas que tiene por ejemplo en el Sudeste Asiático, teniendo en cuenta la importancia de los países de esta región en el comercio con Corea a partir de las CGV. Asimismo, tiene más oficinas en América Latina que en África (diez centros), siendo relevante destacar que lo mismo sucede con Oriente Medio donde tiene 15 oficinas comerciales y con Norteamérica en donde posee ocho, a pesar de ser Estados Unidos uno de sus principales socios comerciales.

El rol de KOTRA en el acercamiento entre empresas coreanas y latinoamericanas ha sido fundamental en la profundización de los lazos, contribuyendo al acercamiento entre ambas culturas y haciendo más atractivo el mercado de su país a los importadores e inversores extranjeros. A su vez, sus tareas han servido también a la facilitación del comercio.

Respecto al trabajo entre agencias de promoción, al ser KOTRA un caso ejemplar en el desarrollo de su función como agencia promotora del comercio y las inversiones, ha llevado a cabo un intercambio de colaboración con las agencias de promoción latinoamericanas, a partir de compartir su experiencia, por ejemplo, a través de la creación de capacidad comercial brindando capacitación al personal de las agencias.

Uno de los desafíos que presenta el acercamiento bilateral es la falta de conocimiento mutuo y los altos costos logísticos. En tal sentido, KOTRA contribuye en ambos aspectos, tanto brindando información y acercando a las partes como en lo referente a la facilitación del comercio. Cabe destacar que el organismo coreano cuenta con un Centro de Negocios Cibernéticos en Seúl por el cual se fomenta el comercio electrónico, se busca acercar a las partes y reducir por ejemplo los costos de traslado, promoviendo el conocimiento mutuo entre las partes de una transacción comercial internacional a través del uso de videoconferencias. Por otro lado, la agencia se ha encargado de generar un acercamiento a través del conocimiento de las formas de hacer negocios, generando espacios para ello y reduciendo la brecha cultural a la cual se podría enfrentar una PYME en su proceso de internacionalización.

Si bien el aumento del comercio bilateral no puede atribuirse exclusivamente a la presencia y actuación de KOTRA, sí puede afirmarse que ha contribuido a ello. Como se mencionó anteriormente, las agencias de promoción de exportaciones son parte de una estrategia que implica otras variables para una exitosa inserción internacional del país. KOTRA no escapa a ello, desde el momento que se aprecia la apertura de oficinas regionales desde la década del 70.

Gráfico 9: Exportaciones coreanas hacia miembros del Mercosur y Alianza del Pacífico (1970 y 2017)

graf9cap19

Fuente: elaboración propia con base en KOSIS.

Gráfico 10: Importaciones coreanas desde los miembros del Mercosur y la Alianza del Pacífico (1970 y 2017)

graf10cap19

Fuente: elaboración propia con base en KOSIS.

Para el análisis cuantitativo del comercio se decidió utilizar a modo de ejemplo los países miembros del Mercosur y de la Alianza del Pacífico ya que ambos son los principales procesos de integración de América Latina y que además tienen modelos de inserción internacional distintos entre sí. Como se aprecia en los gráficos 9 y 10, el comercio bilateral aumentó sustancialmente, tanto las exportaciones coreanas con destino a los mencionados países, como las adquisiciones del país asiático procedentes de estos.

Cuadro 4: Ejemplos de actividades de KOTRA en América Latina
Países Oficina de Kotra Principales actividades Principales productos importados desde Corea 2017 Principales productos exportados hacia Corea 2017 TLC
Argentina Matchmaking de negocios. Exposiciones internacionales. E-commerce. Negocios Estratégicos. Mercadotecnia de la industria cultural. Teléfonos celulares, Automóviles Maíz, Minerales de plata y aceite de soja. Lanzamiento Negociaciones en 2018
Brasil Búsqueda de proveedores. Ayuda a empresas coreanas para instalarse en Brasil, Eventos y rondas de negocios. Circuitos electrónicos, Teléfonos celulares. Residuos alimenticios de soja, minerales de hierro. Lanzamiento Negociaciones en 2018
Chile Representación de empresas coreanas. Misiones comerciales de las empresas coreanas en Chile. Misiones comerciales de las empresas chilenas en Corea. Estudios de mercado. Promoción, asesoramiento y apoyo a la inversión extranjera en Corea. Búsqueda de empresas y productos coreanos. Reuniones con empresas coreanas mediante nuestro sistema de videoconferencia. Rueda de negocios con fabricantes coreanos. Promoción de las ferias de Corea. Automóviles, aceites medios y preparaciones de petróleo, y barcos Minerales de cobre, Cobre refinado y sin refinar, litio. Sí (Año 2004)
Colombia Creación de oportunidades comerciales para empresarios coreanos en Colombia. Facilitación del comercio para las partes. Automóviles, neumáticos. Hulla bituminosa, Café, desperdicios de cobre. Sí (Año 2015)
Perú Búsqueda y promoción de empresas peruanas y adecuados socios coreanos. Organización de ruedas de negocios y misiones empresariales. Acceso virtual al mercado coreano mediante web especializadas, representación en el mercado boliviano, investigación de mercado. Automóviles, Aceites medios y sus preparaciones de petróleos. Minerales de cobre, minerales de plomo, minerales de cinc. Sí (Año 2011)
Paraguay Acercamiento entre proveedores y clientes potenciales entre ambos países. Automóviles, Aparatos eléctricos. Soja, maíz, desperdicios de cobre. No
México Asesoramiento a empresas. Acceso virtual al mercado coreano, investigación de mercado, asistencia a ferias, organización de misiones empresariales. Circuitos electrónicos, dispositivos de cristal líquido. Aceites crudos de petróleo, minerales de plomo, minarles de cinc. En negociación
Uruguay No N-A Partes de automóviles, productos laminados de acero inoxidable. Carne de bovino deshuesada, madera aserrada. Lanzamiento Negociaciones en 2018
Venezuela Búsqueda de proveedores coreanos. Caber reuniones, Promoción de Ferias coreanas, apoyo en la organización de viajes de negocios a Corea, apoyo a empresas coreanas en participación de ferias en Venezuela, investigación de mercados, organización de misiones empresariales, promoción y asesoramiento sobre inversión en Corea. No se registraron datos No se registraron datos No

Fuente: elaboración propia con base en KOTRA, Trade Map y SICE.

De los países seleccionados, el único que no cuenta con una oficina de KOTRA en su territorio es Uruguay, quedando bajo la jurisdicción de Argentina. Por otro lado, la agencia más reciente es la instalada en Paraguay en el año 2012. En todos los casos, se puede apreciar que las actividades de las agencias se concentran principalmente en la conexión de potenciales clientes y proveedores, asistencia a empresas coreanas que deseen instalarse en esos mercados, apoyo en la participación en ferias sectoriales en Corea y organización de misiones empresariales, como se muestra en el Cuadro 4. Resulta interesante que, si bien todos los países cuentan con alguna agencia que preste estos servicios a sus nacionales, KOTRA ha internacionalizado su sistema de trabajo, logrando una verdadera red de recolección de información que aporta a la inteligencia comercial del país. De esta forma, logra vencer una de las principales fallas del mercado a la hora de salir fuera de frontera como lo es el acceso a la información.

Conclusión

Corea constituye un modelo tomado como ejemplo de transformación económica a nivel internacional, pasando de ser un país principalmente agrícola a una economía desarrollada, enfocada en las manufacturas con niveles altos de tecnología y servicios especializados, en un período relativamente corto de tiempo. La estrategia de desarrollo de Corea se enfocó tanto en el plano político, como económico y comercial, realizando profundas reformas a nivel interno y creando tanto políticas como una institucionalidad acorde a los objetivos establecidos.

Para ello se identificaron determinados sectores a los cuales se apuntaba a fortalecer y se creó la capacidad necesaria para desarrollarlos, lo que derivó en la creación y fortalecimiento de sectores como los de tecnología, automóviles, barcos o medicamentos, entre otros. Asimismo, la aplicación del modelo ISI combinado con la promoción de exportaciones otorgó los resultados esperados, desarrollando la industria coreana y colocando sus productos en el mundo.

Desde hace varias décadas, Corea ha identificado a América Latina como una región de importancia con la cual presenta un especial interés en profundizar los lazos políticos, económicos y comerciales. Esto se ve reflejado en la firma de acuerdos comerciales y negociaciones en curso. Además, la cooperación juega un rol sustancial en la relación bilateral, siendo Corea un importante socio en ayuda para el desarrollo y reducción de la pobreza.

En dicha estrategia KOTRA jugó un rol fundamental, apoyando a las empresas coreanas a insertarse en el mundo y posteriormente incluyendo la atracción de IED entre sus funciones. El modelo de KOTRA ha servido de ejemplo para muchas agencias de promoción comercial, entre ellas las latinoamericanas. Incluso a través del apoyo de la agencia coreana a sus pares latinas en capacitación e intercambio de información y buenas prácticas.

Ya desde la década del 70 ha sido destacado el trabajo de KOTRA en América Latina, evidenciándose un aumento del comercio bilateral. La agencia del país asiático ha aportado en la reducción de la distancia cultural y aumento del conocimiento mutuo a la hora de hacer negocios. A su vez, la presencia en 13 países de América Latina logra segmentar las realidades de cada mercado para poder lograr un entendimiento profundo del consumidor.

Desde Latinoamérica se debería trabajar más en el desarrollo de oficinas de este tipo en el exterior, e incluso pensar en esfuerzos conjuntos por ejemplo entre los miembros de los distintos procesos de integración. Además, esto podría contribuir a diversificar la oferta exportadora de los países de América Latina hacia el mercado asiático. En el caso del Mercosur, el impulso del posible TLC podría ser el punto de partida para mejorar su presencia comercial en esa región, epicentro del comercio mundial en la actualidad.

Referencias bibliográficas

Balderrama, Renato. Velázquez, Ana: “La política exterior y comercial de Corea del Sur en el marco de la Alianza del Pacífico: una visión desde México”, Universidad del Salvador, 2016, consultado en mayo 2018 https://bit.ly/2mobHFD.

Banco Interamericano de Desarrollo: “Analysis of Experiences in Trade and Investment between LAC and Korea: Lessons Learned in Development”, Korean Institute of International Economic Policy,  2015, consultado en mayo 2018, https://bit.ly/2pnYGNS.

CEPAL: “Relaciones económicas entre América Latina y el Caribe y la República de Corea: avances y oportunidades”, https://bit.ly/2lt1k35.

Di Paula, Carla, Paladino, Plottier, Cecilia, Silvera, Luis: “Políticas activas para la promoción de exportaciones”, Universidad Católica del Uruguay, 2009, consultado en junio 2018, https://bit.ly/2lqLJ44.

Hayakama, Kazunobu, LEE, Hyun-Hoon, PARK, Donghyun: “Do export promotion agencies increase exports?”, The Developing Economies 52, N.º3, septiembre 2014: 241-261.

KOIKA: “Latin America”, junio 2018, https://bit.ly/2A28r86.

Gil Pareja, Salvador, Llorca, Rafael, Martínez, José: “Las agencias de promoción de las exportaciones: una visión panorámica”, Cuadernos de Información Económica N.º 258, 2017, consultado en mayo 2018, https://bit.ly/2msEf0H.

Giovannucci, Daniele: “National Trade Promotion Organizations, the rol and functions”, World Bank Group, 2000, consultado en junio 2018, https://bit.ly/2lqVvmV.

Gutiérrez, Hernán: “Corea en los 90: Las estrategias de las economías asiáticas industrializadas ante la globalización”, Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, abril 2001, consultado en mayo 2018, https://bit.ly/2oCERBR.

Jordana, Jacint, Volpe, Christian, Gallo, Andrés: “Export Promotion Organization in Latin America and the Caribbean: and Institutional Portrait”, Interamerican Development Bank, 2010, junio 2018, http://bit.ly/2popVYF.

Lin, Howard: “Branding-Focused Initiative: Korea’s Global Brand Program 2017”, Asia Pacific Foundation of Canada”, enero 2017, consultado en junio 2018, https://bit.ly/2lqWjbr.

Mesquita Moreira, Mauricio; Estevadeordal, Antoni: “Corea y América Latina y el Caribe: hacia una relación diversa y dinámica”, BID, 2015, consultado en junio 2018, https://bit.ly/2lho9qJ.

OCDE, Korea – Economic forecast summary (May 2018), https://bit.ly/1FMkYU8.

Won-Ho, Kim: “Korean-Latin American Relations: Trends and Prospects”, Asian Journal of Latin America Studies, 1996, consultado en mayo 2018, https://bit.ly/2mswgke.



Deja un comentario