Otras publicaciones:

DT_Chartier_Burucua_13x20_OK-final

12-3899t

Otras publicaciones:

Book cover

9789877230550-frontcover

62 Valor

Nahuel Oddone

Analizar el valor de la frontera no es tarea sencilla. 驴Qu茅 dimensi贸n de la frontera se estudiar谩? 驴Qu茅 se entender谩 por valor? Etimol贸gicamente, el valor (del lat铆n val艒rem, y este de val膿re del protoindoeuropeo wal) significa ser fuerte. En tiempos medievales, se produjo la asociaci贸n (y utilizaci贸n como sin贸nimo) entre valor y precio. El marxismo contribuy贸 con la distinci贸n clave entre la sustancia del valor y la magnitud de ese valor (definida por el mercado), es decir, puso de relieve la incongruencia cuantitativa entre valor y precio.

Axiol贸gicamente, un valor es una cualidad asignada a un sujeto u objeto. Los valores son caracter铆sticas agregadas que se sintetizan en las cualidades, tangibles o no, del sujeto u objeto. Algunos especialistas, sugieren la separaci贸n entre los supuestos valores asignados a los sujetos de los objetos ya que, en todo caso, los valores no son cosas, ni elementos de las cosas鈥 sino 鈥渋mpresiones subjetivas de agrado o desagrado (Garc铆a, 1992) construidas por las personas.

En una investigaci贸n sobre las fronteras desde la perspectiva de la cooperaci贸n internacional al desarrollo se asigna un valor espec铆fico a los elementos que han permitido estructurar la agenda de cooperaci贸n. Cooperaci贸n es tambi茅n una palabra del lat铆n cooperari que significa 鈥渙brar juntos鈥. La cooperaci贸n transfronteriza es un instrumento pol铆tico para el desarrollo econ贸mico y social, la gobernabilidad democr谩tica y la inserci贸n internacional de regiones que, generalmente y en la mayor铆a de los casos, han sido consideradas perif茅ricas por sus propios estados centrales (Oddone, 2016).

La cooperaci贸n transfronteriza, siguiendo a Perkmann (2003), es una colaboraci贸n entre autoridades subnacionales, es decir, gobiernos locales o intermedios, m谩s all谩 de sus l铆mites fronterizos nacionales. 脡sta permite la participaci贸n y actuaci贸n conjunta y en forma de red de los actores p煤blicos y privados del territorio que se encuentran a uno y otro lado de la frontera. La cooperaci贸n transfronteriza es una herramienta que contribuye a trav茅s del comercio, la inversi贸n y los servicios complementarios al fortalecimiento de cadenas de valor que refuerzan la integraci贸n regional productiva.

Valor agregado generado por la cooperaci贸n transfronteriza

Para la Asociaci贸n Europea de Regiones Fronterizas (ARFE, 2008) el valor agregado de la cooperaci贸n transfronteriza puede analizarse desde la perspectiva de pol铆tica p煤blica. Como pol铆tica p煤blica contribuye al desarrollo regional y la integraci贸n territorial; el conocimiento de las comunidades, su acercamiento y entendimiento y la construcci贸n de confianza con un mayor di谩logo entre los actores locales fronterizos; la implementaci贸n de la subsidiariedad y los partenariados; un crecimiento econ贸mico, de la cohesi贸n social y la cooperaci贸n; la aplicaci贸n de estrategias de diplomacia preventiva as铆 como construcci贸n y consolidaci贸n de los procesos de paz; el desarrollo de esquemas de cofinanciamiento nacional y regional; y, una planificaci贸n estrat茅gica con objetivos de medio a largo plazo, pasando de proyectos puntuales a pol铆ticas p煤blicas.

El valor socio-econ贸mico agregado en la cooperaci贸n transfronteriza, se hace presente en diferentes formas en las regiones colindantes a trav茅s de la movilizaci贸n del potencial end贸geno y de las contrapartes; la participaci贸n de actores que provienen de diferentes sectores econ贸micos (por ejemplo, c谩maras de comercio, asociaciones, empresas, sindicatos, otros); la apertura del mercado de trabajo, la creaci贸n de empleo y la armonizaci贸n en la calificaci贸n profesional; el desarrollo conjunto en infraestructura, transporte, medioambiente e investigaci贸n y desarrollo; y, la inserci贸n de PYMES en cadenas de valor transfronterizas. El valor sociocultural agregado se ve reflejado en la difusi贸n de conocimientos geogr谩ficos, culturales e hist贸ricos de la regi贸n fronteriza; su visibilidad apoyada en mapas, publicaciones y otros materiales pedag贸gicos; y, una igualdad de oportunidades y conocimiento de los idiomas de la zona.

Algunos de los aspectos mencionados en la dimensi贸n de pol铆tica p煤blica, socioecon贸mica y cultural se vinculan con el concepto de cadenas de valor. Dentro de la literatura econ贸mica moderna, probablemente sea el concepto de cadena de valor uno de los que ha cobrado mayor fuerza y uso. Las cadenas de valor juegan un papel estructural en la econom铆a global y en las diferentes regiones a partir del intercambio de insumos y bienes intermedios para la producci贸n de otros bienes o servicios de igual car谩cter o final.

Desde la perspectiva socioecon贸mica aqu铆 priorizada, como sugiere Kearney (2008), es conveniente concebir una forma de examinar el valor que contemple por igual sus expresiones material, monetaria, social y simb贸lica, as铆 como su distribuci贸n, interconexi贸n y convertibilidad en el territorio transfronterizo. Las cadenas de valor transfronterizas pueden ser una oportunidad para llevar a cabo este tipo de ex谩menes.

Cadenas de valor transfronterizas

Los espacios de frontera juegan un nuevo papel en las din谩micas econ贸micas, sociales, culturales, migratorias, ambientales y de seguridad, en la medida que la funci贸n del territorio se transforma y adquiere una mayor relevancia. El territorio ya no es s贸lo un elemento de contenci贸n y delimitaci贸n de los pa铆ses, ahora forma parte de esas 鈥渘uevas regiones transfronterizas鈥 (Boisier, 1997) que se crean entre los l铆mites de dos o m谩s estados nacionales. Las interacciones socioecon贸micas de este espacio ampliado se extienden instaurando nuevas din谩micas de desarrollo econ贸mico, ya sea bajo procesos de escalamiento del territorio (Jessop, 2002) o de mayor interdependencia (Keohane y Nye, 1988) entre los v铆nculos constituidos por los eslabones de diferentes cadenas de valor (Figura 1).

Figura 1
Eslabones de una cadena de valor

Fuente: Padilla y Oddone (2016, p. 20).

La integraci贸n productiva transfronteriza puede ser entendida como el proceso que otorga mayor densidad a los flujos de producci贸n y comercio, a partir de la ampliaci贸n del mercado regional. Esta ampliaci贸n suele estar impulsada por la construcci贸n de infraestructura y la reducci贸n de los costos del transporte, as铆 como por el aumento consecuente de la complementariedad comercial y la especializaci贸n.

La integraci贸n productiva (鈥) requiere de la superaci贸n de trabas de naturaleza f铆sica, burocr谩tica e institucional. El proceso demanda, adem谩s de las mejoras en dotaci贸n de infraestructura, de otros factores tales como la reducci贸n de barreras no arancelarias, la mejora de los temas institucionales y la compatibilidad de los reg铆menes macroecon贸micos (BID-INTAL, 2012, p. 12).

La integraci贸n productiva transfronteriza se consigue por medio de la creaci贸n y fortalecimiento de v铆nculos y encadenamientos productivos 鈥渉acia atr谩s鈥 y 鈥渉acia adelante鈥 en cadenas de valor cuyos eslabones se encuentran situados a ambos lados de la frontera. El desarrollo de una infraestructura que aumente o facilite el contacto entre las zonas adyacentes, estimula la articulaci贸n productiva porque aproxima espacios econ贸micos, reduce barreras f铆sicas al comercio, disminuye los costos de transporte y ampl铆a la dimensi贸n de los mercados, favoreciendo la incorporaci贸n de nuevos actores.

El an谩lisis de cadenas transfronterizas de valor enfrenta el desaf铆o de la comparabilidad de los datos entre los pa铆ses socios que en ciertos casos pueden diferir en funci贸n de los contextos socio-institucionales de cada pa铆s. La diversidad contrastante en t茅rminos de contexto econ贸mico general, mercado de trabajo y migraciones, r茅gimen fiscal, disponibilidad de bienes de consumo, y hasta por la disponibilidad del suelo edificable, fueron algunas de las variables introducidas por Dell鈥橝gnese (2003) para tomar en cuenta en t茅rminos de comparabilidad. Un elemento que suele favorecer el intercambio fronterizo es la diversidad regulatoria y legislativa de las que son objeto los territorios que pueden limitar o auspiciar la articulaci贸n y complementariedad (Figura 2). A esto Sohn (2014) lo denomin贸 modelo geoecon贸mico de explotaci贸n de ganancias diferenciales al analizar las regiones transfronterizas. En s铆ntesis, como menciona Kearney (2008), las pol铆ticas y las pr谩cticas fronterizas de un estado nacional pueden considerarse un recurso para obtener un flujo neto de valor econ贸mico a trav茅s de su frontera. Esta cuesti贸n impacta directamente sobre la naturaleza y postura de los gobiernos subnacionales frente a los beneficios (鈥渆l valor鈥) de la articulaci贸n transfronteriza.

Figura 2
Contexto socio-institucional transfronterizo

p. 363

Fuente: Elaboraci贸n propia sobre Alburquerque y Dini (2008).

El valor agregado transfronterizo circula entre sectores, territorios y actores a partir de la funci贸n de clasificaci贸n/filtro que desarrolla la frontera. Por ello, es fundamental comprender los procesos de clasificaci贸n de factores (y de filtro, por ejemplo, con el trabajo migrante), de agregaci贸n de valor, y de distribuci贸n de los beneficios de ese valor agregado entre los actores de un territorio y entre los territorios, as铆 como los sistemas de fijaci贸n de precios entre los diferentes actores que conforman los eslabones de una cadena transfronteriza de valor. Algunos autores mencionan que el valor agregado transfronterizo circula entre los territorios y los sectores de manera descentralizada tal como sostuviera Gallardo (2007), lo que se ve reflejado en la fragmentaci贸n de las distintas etapas de la cadena productiva que pueden desenvolverse de manera complementaria y con 茅xito en territorios a uno y otro lado de la frontera.

Estudiar la gobernanza de una cadena de valor transfronteriza implica revisar las caracter铆sticas y diferentes capacidades de los actores que componen cada eslab贸n, las formas de compartir y diseminar la informaci贸n a lo largo de la cadena, los costes de transacci贸n que implican las diferentes formas de di谩logo, colaboraci贸n o competencia, el dise帽o institucional de las intervenciones e inversiones del gobierno y de otras entidades de apoyo. En este sentido, se hace necesario fortalecer capacidades para el dise帽o, la prestaci贸n y la gesti贸n de servicios empresariales transfronterizos desde la institucionalidad p煤blica local para el escalamiento de las cadenas regionales de valor (Oddone, 2019).

Los avances llevados a cabo en el fortalecimiento de cadenas de valor transfronterizas alcanzados en el marco de algunos procesos de integraci贸n regional en Am茅rica Latina han contribuido al desarrollo de metodolog铆as que incentivan el di谩logo p煤blico-privado entre instituciones y empresarios. De particular inter茅s son las experiencias desarrolladas por el Sistema de la Integraci贸n Centroamericana (SICA) para la implementaci贸n de su Estrategia Regional de Articulaci贸n Productiva MIPYME, que busca mejorar 鈥渓a competitividad, inclusi贸n y el aumento de participaci贸n en los mercados por parte de las MIPYMES de la regi贸n SICA a trav茅s de cadenas regionales de valor鈥 (Oddone, 2017, p. 15).

Valor de las regiones transfronterizas

La reestructuraci贸n de la econom铆a pol铆tica global ha generado nuevos ordenamientos socioespaciales e institucionales, como las cadenas de valor, que han afectado fuertemente las din谩micas fronterizas. Por ello, Cornago (2006) propone una aproximaci贸n desde los enfoques de la Econom铆a Pol铆tica y la Econom铆a Simb贸lica que, en el marco de la cooperaci贸n transfronteriza, ayude a explicar la continua reestructuraci贸n del esquema pol铆tico internacional.

Desde la Econom铆a Pol铆tica, la actual etapa del capitalismo se entiende como

una reestructuraci贸n que -a grandes rasgos- se caracteriza por la compleja transici贸n de una econom铆a pol铆tica internacional basada fundamentalmente en las relaciones entre Estados, y en los intercambios entre empresas sometidas diferentes regulaciones de car谩cter estatal, en una nueva econom铆a pol铆tica de alcance global (鈥) que plantea desaf铆os econ贸micos, pol铆ticos y sociales de primer orden, e impone, no sin importantes problemas de legitimaci贸n, y sin haber definido plenamente su relevo, la transformaci贸n del Estado como instancia privilegiada de regulaci贸n y gesti贸n (Cornago, 2006, p. 35).

Al mismo tiempo, la toma de decisi贸n soberana de los gobiernos, que ha sido la forma hist贸rica de construir la estructura de econom铆a pol铆tica global, se enfrenta cada vez m谩s con un creciente activismo de los gobiernos subnacionales y, es en este contexto, que las regiones de frontera son 鈥渦n nuevo espacio funcional y operativo, como nuevas unidades o circunscripciones territoriales suprafronterizas y supraestatales [que implican] una nueva identidad y realidad social y simb贸lica鈥 (Rojo, 2010, p. 143). El poder econ贸mico (y pol铆tico) de algunas regiones transfronterizas es innegable, por lo que hay una articulaci贸n compleja de aspectos materiales y simb贸licos que se genera 鈥渃omo resultado de la localizaci贸n de la crisis en unas coordenadas espaciales y socioculturales espec铆ficas que acabar谩n configurando los rasgos singulares de cada respuesta regional鈥 (Cornago, 2006, p. 38). Esa crisis es, a su vez, responsable de nuevas configuraciones que permitir谩n la construcci贸n de la identidad regional de la frontera.

El concepto de Econom铆a Simb贸lica fue usado para hacer referencia a la compleja relaci贸n entre la econom铆a y los s铆mbolos culturales dentro de un territorio dado. Esta muestra dos sistemas de producci贸n paralelos que son cruciales para la econom铆a de un territorio, 鈥渓a producci贸n de espacio, con su sinergia en la inversi贸n de capital y de significados culturales, y la producci贸n de s铆mbolos, los cuales construyen una aceptaci贸n de intercambio comercial y un lenguaje de identidad social鈥 (Padr贸, 2003, p. 118).

Con la econom铆a simb贸lica聽se聽hace referencia a la influencia que pueden llegar a tener las estructuras subnacionales debido a su peso productivo y cultural, y que influye de alg煤n modo en la toma de decisiones pol铆tica nacional multinivel. Existe tambi茅n una dimensi贸n simb贸lica de los gobiernos subnacionales en su acci贸n al exterior, ya que 茅stos pueden tener un devenir sociohist贸rico alejado del gobierno central, pero que se han conformado en un estado por cuestiones geogr谩ficas y/o de viabilidad pol铆tica. La misma situaci贸n puede extenderse a regiones transfronterizas que cuentan con una historia com煤n pero que ha sido, de alguna manera, cortada por el propio devenir de la construcci贸n de los estados nacionales.

Esta dimensio虂n es relevante frente al argumento de que la economi虂a poli虂tica tradicional esta虂 transforma虂ndose para dar lugar al reconocimiento de las acciones internacionales y la influencia global de actores poli虂ticos y econo虂micos que no son necesariamente nuevos en el sistema internacional. En este sentido, es necesario que las influencias surgidas desde los 谩mbitos subnacionales sean formalizadas y teorizadas con el fin de entender qu茅 ocurre dentro de los esquemas de cooperaci贸n trasfronteriza. En 煤ltima instancia, permite reflexionar sobre c贸mo una transformaci贸n pol铆tica tiene un impacto en lo econ贸mico, lo cual eventualmente se traducir谩 en cambios en las pr谩cticas productivas. La econom铆a simb贸lica puede ser una forma de darle visibilidad institucional, darle valor, a una serie de din谩micas que vienen ocurriendo de manera local pero que a煤n no tienen cabida formal.

Bibliograf铆a

Asociaci贸n de Regiones Fronterizas Europeas (ARFE). (2008). Cooperation between European Border Regions. Review and Perspectives. Munich: Nomos.

Alburquerque, F. y Dini, M. (2008). Gu铆a de Aprendizaje sobre integraci贸n productiva y desarrollo territorial. Washington DC. BID-FOMIN.

Banco Interamericano de Desarrollo 鈥 Instituto para la Integraci贸n de Am茅rica Latina y el Caribe (BID-INTAL). (2012). Metodolog铆a de an谩lisis del potencial de integraci贸n productiva y desarrollo de servicios log铆sticos de valor agregado. Buenos Aires: BID-INTAL.

Boisier, S. (1997). Conocimiento y gesti贸n territorial en la globalizaci贸n. Revista Estudios Internacionales, 30, (119-120). Santiago de Chile, IEI, 275-292.

Cornago, N. (2006). Un acercamiento al concepto de eurorregi贸n: dimensiones funcionales y econom铆a simb贸lica. En: Letamendia, F. (ed.). Acci贸n colectiva Iparralde-Hegoalde. Madrid: Fundamentos.

Dell鈥橝gnese, E. (2003). Geograf铆a Pol铆tica. Appunti critici. Milano: CUEM.

Gallardo, A. (2007). Paradiplomacia: La dimensi贸n subnacional de las relaciones internacionales. Diplomacia, (110), 40-57.

Garc铆a, M. (1992). Lecciones preliminares de Filosof铆a. M茅xico: Editores Mexicanos Unidos.

Jessop, B. (2002). The Political Economy of Scale. En: Pekermann, M. y Sum; N. (ed.). Globalization, Regionalization and Cross Border Regions. Basingstoke: Palgrave Macmillan.

Kearney, M. (2008). La doble misi贸n de las fronteras como clasificadoras y como filtros del valor. En: Velazco, L. (ed.). Migraci贸n, fronteras e identidades 茅tnicas transnacionales. Ciudad de M茅xico: Miguel 脕ngel Porr煤a.

Keohane, R. y Nye, J. (1988). Poder e interdependencia compleja. La pol铆tica mundial en transici贸n. Buenos Aires: GEL.

Oddone, N. (2016). La paradiplomacia transfronteriza de los gobiernos locales del MERCOSUR (2003-2013). Bilbao: UPV/EHU.

Oddone, N. (2017). La articulaci贸n productiva MIPYME en la regi贸n SICA: reposicionamiento estrat茅gico a partir de las cadenas de valor. Revista PUENTES, An谩lisis y Noticias sobre comercio internacional y desarrollo sustentable, 18(7), 15-19.

Oddone, N. (2019). Potencial de los territorios fronterizos para el fortalecimiento de cadenas regionales de valor. En: Bandelec Gordon, L. y Guillermo Ram铆rez, M. (coords.) La cooperaci贸n transfronteriza para el desarrollo. Madrid: Los Libros de la Catara e IUDC-UCM.

Padilla, R. y Oddone, N. (2016). Manual para el fortalecimiento de cadenas de valor. Ciudad de M茅xico: CEPAL y FIDA.

Padr贸, C. (2003). Barcelona, ciudad modernista, ciudad ficci贸n. En: Iglesias, J. (ed.). Actas de los XIV cursos monogr谩ficos sobre el patrimonio hist贸rico. Santander.

Perkmann, M. (2003). Cross Border Regions in Europe. Significance and drivers of regional cross-border cooperation. European Urban and Regional Studies, 10, 2, 153-171.

Rhi-Sausi, J. y Oddone, N. (2009). Fronteras y cooperaci贸n transfronteriza en Am茅rica Latina: introducci贸n al Proyecto Fronteras Abiertas. En: Rhi-Sausi, J. y Conato, D. (coord.). Cooperaci贸n Transfronteriza e Integraci贸n en Am茅rica Latina. Roma: CeSPI e IILA.

Rojo, A. (2010). La cooperaci贸n transfronteriza y sus consecuencias: hacia la reestructuraci贸n territorial en Europa. Investigaciones Regionales, 18, 141-154.

Sohn, C. (2014). Modelling Cross border integration: The role of borders as a resource. Geopolitics, 19 (3), 587-608.



Deja un comentario